miércoles, 6 de noviembre de 2013

No Kobe... No Lakers?


 No podemos negarlo: Kobe Bryant le ha dado un montón de victorias a Lakers. Y cuando decimos un montón... significa un montón.

 Es un jugador capaz de, literalmente, todo, pero hay una cosa de la que, de momento (todo se puede "negociar"), no es capaz, y esa es de... ganar partidos en el banquillo.

 Probablemente ningún equipo de la NBA delegaría en un escolta con un amplio historial de lesiones y con ya 35 años, pero esque Kobe... Kobe es mucho Kobe. Demasiado Kobe.


 Pero la relación Lakers/ juventud no van de la mano. Y si no queremos creérnoslo, solo tenemos que mirar el roster y fijarnos en sus estrellas (sí; me refiero a Nash, Kobe y Pau, sus tres estrellas).

 Pero lo peor del tema no es la veteranía, la elevada media de edad o la falta de plantilla. Lo peor del tema es que The Black Mamba está lesionado. Y por mucho Superman que sea... así va a ser, cuanto menos, difícil.

 Mike D' Antoni, entrenador de Lakers, fue categórico, cuando se le preguntó por el posible debut de Bryant, en la noche inagural (ya hace 8 días de esto), ante L. A. Clippers: "No, por Dios! Todos sabemos que es Superman, pero por Dios. Aún no ha comenzado a correr. Un poco de tiro y un poco de acondicionamiento, pero aún no ha comenzado a correr". Mas claro... imposible.











 Por lo que la pregunta (o preguntas), ahora, son interesantes: Pueden estos Lakers alcanzar los Playoffs? Lo merecerían? Les interesa?

 Pero hay algo que va especialmente dirigido (y sin ningún ánimo de ofender), a los mayores fans de Lakers. Antes de decir que seguro que estos Lakers pueden llegar a los Playoffs, y que pueden sobrevivir sin Kobe... van a tener que morderse la lengua. Y van a tener que mordérsela fuerte... y bien.


 Simplemente, estos L. A. Lakers, ni en el mejor de sus sueños, podrían sobrevivir sin Kobe. Si alguien es vital para algo... ese lo es Kobe para Lakers. Él es Lakers.

 El General Manager de L. A. Lakers, Mitch Kupchak, ha intentado hacer algún que otro movimiento interesante, haciendo con gente joven, como Nick Young o Wesley Johnson (ambos agentes libres, tras terminar contratos con Sixers y Suns, respectivamente), pero... con esto, para competir, no da. Así de simple. Xavier Henry es otra de las piezas jóvenes que el equipo ha incorporado, pero... no, no y mas no. No es suficiente.











 Y luego está, para mas INRI, el tema del poste.

 Dwight Howard, cual Superman, hizo sus maletas y emigró de Los Ángeles por la vía mas rápida, rumbo a Houston, Texas, y en su lugar ha llegado Chris Kaman. Chris es un jugador que pelea, que trabaja y que aporta, pero... es suficiente, para hacer olvidar al interior mas dominante de la Liga? Porque todos sabemos que no.


 Y ahora pasamos a las dos estrellas que quedan: Pau Gasol y Steve Nash.

 Pau y Nashtradamus son dos jugadores con muchos galones en la Liga, y que a cualquier equipo les resultarían interesantes, pero... volvemos a las mismas: son viejos. Muy viejos. Pau ya está en los 33 años, y Nash cumplirá la friolera de 40 años en Febrero! El tema... es de escándalo.








 Pau comentó hace poco mas de una semana que Kobe "aún no ha podido competir en los entrenamientos. Está ahí, y lo está intentando, pero aún no está para jugar. Al menos, es lo que yo pienso".

 Y aún hay mas. Mucho mas (parece que esto no termina nunca).

 Steve Nash no está para demasiado trotes.


 Nash es un jugador increíble, pero... stop. En Febrero, cumplirá 40 primaveras (que se dice pronto), y además, ya se perdió 32 partidos la temporada pasada, debido a múltiples lesiones. Sus tobillos ya no son lo que eran y su espalda comienza a advertirle ya que necesita descanso. Malos síntomas, desde luego...

 Seamos honestos: Steve Nash no es un base con el 100% de garantías, para L. A. Lakers. Lo era... pero ya no lo será. La idea de perderse los partidos back-to-back esta temporada es algo que continuamente sobre vuela Los Ángeles.


 Y que Steve se pierda esos partidos... qué significa? Significa que gente como Steve Blake o Jordan Farmar ganarán protagonismo. Y seamos sinceros (y una vez mas, sin ánimo de ofender): con Blake o Farmar, de titulares, NO puedes ganar un anillo.











 Y tras hablar de Nash... pasemos a Pau Gasol. Nuestro Pau.

 Pau es un gladiador. Da exactamente igual lo que se diga y lo que se haya dicho de él. Siempre está, y siempre da lo máximo. Muchos van a tener que comerse sus palabras, cuando el mayor de los Gasol diga adiós. Muchos años pasarán, hasta que Lakers vuelva a tener a alguien que aporte tantísimo.


 Pero al igual que Steve... ya no es un niño.

 Pau ya tiene 33 años, y el año pasado jugó un total de 49 partidos (por cierto, su cifra mas baja como NBA), y ni su cuerpo ni, sobre todo, su fascitis plantar, van a resistir mucho mas. Esperamos que sí, pero... la realidad es que no.


 Si pretendemos que estos Lakers duren 10/ 12 partidos sin Kobe... estamos locos, pero puede que el "experimento" funcione (porque es un experimento). Pero si lo que pretendemos es que estos Lakers duren 20, 25 o 30 partidos sin la Mamba Negra... lo que estamos es locos.


 A corto plazo? Lakers jugará, los 10 primeros partidos, contra Clippers (victoria), Warriors (derrota), Spurs (derrota), Hawks (victoria), Mavericks (derrota), Rockets, Pelicans (dos veces contra ellos), Wolves y Nuggets. De estos 9 equipos, 7 alcanzaron los Playoffs el año pasado, y 8 de ellos alcanzaron, al menos, el 50% de victorias, la temporada pasada. Es de locos!

 Pero a medio plazo? Las cosas se complican (por lo menos), aún mucho mas.

 Equipos como Grizzlies, Thunder, e incluso Suns o Kings (considero a ambos contenders, para los Playoffs), esperan a Lakers con ganas, y Thunder, incluso, ya dispone de Russell Westbrook, lesionado en los Playoffs pasados.

 Pero puede que Lakers aún tenga un último plan.


 Kobe planea su regreso, por seguro, muy muy pronto. Es un ganador tan grande como el mismísimo Empire State Building, y ver los partidos desde el banquillo le mata. Planea volver, y planea volver muy pronto, pero aún es un enigma cuando podrá hacerlo. Su lesión no fue ninguna tontería.

 Y en el otro bando... Lakers podría asumir que esta no será su temporada (nos cuesta creerlo, aún así). Sería una idea algo conservadora... pero para nada sería descabellada.

 Una vez que Lakers asuma que no va a luchar por el campeonato... sería de locos "luchar" por una ronda alta del próximo Draft, en el que habrá jugadores del nivel de Andrew Wiggins, Julius Randle o Jabari Parker?


 Y luego está la última opción (personalmente, la considero INVIABLE): que Kobe Bryant, cual Derrick Rose, se pierda toda la temporada. Pero reconozcámoslo: es algo que no va a pasar. No, si tienes el "código Kobe" en tu sangre.


 Kobe va a jugar. Y lo sabemos. Y cuando vuelva, también sabemos que lo hará como siempre, pase lo que pase: al máximo.

 Hemos hablado anteriormente de 10 partidos; de los 10 primeros partidos de Liga Regular. Eso es todo lo que tienen de margen Lakers. Si Kobe no vuelve tras esos 10 partidos... Lakers estará tocado, hundido... y volatilizado.

 Kobe Bryant es la última esperanza de L. A. Lakers por no caer en picado.

 Sabemos que The Black Mamba nunca abandona a su equipo (él es el equipo), pero también sabemos (aunque nos pese reconocerlo), que es humano, y que todo lo bueno, por bueno que sea, llega a su fin.

 Kobe necesita un último esfuerzo; de esos que siempre él hace. Y Lakers necesita desesperadamente ese último esfuerzo de su gran capitán.


 Kobe = Lakers.

 No Kobe = No Lakers?

 Pronto lo sabremos.

 NBA. Where Amazing Happens.

 Señoras y señores, con ustedes... Mr. Kobe Bryant.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada