miércoles, 9 de octubre de 2013

Detroit Pistons 2013/ 2014. O lo que es lo mismo, Detroit Reloaded



 Si tenemos que nombrar a algunos de los equipos mas legendarios de este fantástico deporte, sin duda su nombre se nos viene a la cabeza en los primeros puestos.

 Son solo 3 campeonatos de la NBA en sus vitrinas (1989, 1990 y 2004), pero nadie puede negar que cuando hablamos de historia, hablamos de pasión y hablamos, sobre todo, de garra y ganas de pelea, ellos están entre los primeros. Son los chicos de Michigan, Detroit Pistons.

 Detroit ha tenido de todo. Para lo bueno... y para lo malo.


 Una de las ciudades mas acosadas por la recesión y por la falta de oportunidades, dentro de los EEUU, tiene a estos Pistons, desde hace décadas y décadas, como uno de sus mayores baluartes, y si alguien se siente orgulloso de su equipo, sin duda esa es la gente de Detroit. Aún recuerdo, personalmente, algunas de las palabras de Rasheed Wallace (hoy, técnico asistente), a su fichaje por los Pistons, cuando dijo que "desde el primer momento que aterrizas en esta ciudad te das cuenta que no firmas por un equipo mas. Aquí la gente te patea el culo si no lo haces bien. Eso me gusta".

 En Detroit. como decíamos, ha habido años muy buenos, años menos buenos... y años muy malos.

 Años buenos? Bueno, en Detroit han jugado algunos de los mas grandes. Esa camiseta azul, blanca y roja la han llevado leyendas como Isiah ThomasJoe Dumars (hoy, GM del equipo), un jovencísimo Dennis Rodman, el batallador Bill LaimbeerLindsay HunterRick Mahorn (una de las claves del anillo del '89), el legendario entrenador, Chuck Daly, o John, The Spider Salley.


 Estos jugadores bien han valido una entrada. Aquellos Bad Boys de finales de los '80 y principios de los '90 levantaron hasta dos veces seguidas el campeonato de la NBA, con gente como Thomas o Dumars a la cabeza. Aquellos chicos sí que daban miedo: patadas, puñetazos... todo lo que rozase la violencia extrema en un partido, era su pan de cada día, y su comida favorita.

 Pero tras aquellos años, llegó la sequía.

 Aquel equipo se deshizo, en muy poco tiempo, y en Detroit, como el desierto, se comenzó a vislumbrar el principio del fin. Nadie llegaba al equipo, todos se iban... aquello era su final (o al menos, eso parecía).

 Hasta que a principios del siglo XXI (esos primeros años), Detroit pareció, cual dragón dormido, despertar de su sueño.

 Comenzaron a llegar jugadores realmente importantes (Chauncey BillupsRichard HamiltonRasheed WallaceBen WallaceTayshaun Prince y un largo etcétera), y aquellos Pistons, con los que prácticamente nadie contaba, volvieron a conquistar la NBA y el corazón de todos los amantes de este deporte. En 2004, Detroit volvía, con un equipo impresionante, a ganar el Campeonato NBA, ante un excesivamente confiados L. A. Lakers. Como decimos, corría el año 2004, con un Chauncey, Mr. Big Shot Billups (hoy, aún en el equipo), que además fue MVP.


 Pero aquello eran otros tiempos. Parecía que eran los años en los que Detroit molaba.

 Tras aquello... de vuelta a la rutina. Solo que esta vez, esa rutina dura hasta días como este, en el que nos encontramos. Aunque puede que esa rutina, de nuevo, haya vuelto a su fin.

 Han sido muchos años en las sombras (otra vez), en los que Detroit solo ha podido sobrevivir por su nombre; por ese nombre que tantísimo pesa en la NBA.

 La crisis (por que no admitirlo), y la falta de expectativas, entre otras muchas cosas, han hecho que estos Pistons se convirtiesen, poco a poco, en ese equipo por el que nadie quería firmar.

 Hasta que su GM, el legendario Joe Dumars, se cansó del tema. Uno de los tipos mas aguerridos que la NBA ha tenido como jugador, desde luego que no iba a quedarse, cual mosquita muerta,, sentado en su silla, viendo el tiempo pasar.


 Detroit, desde hace unos 3 años, comenzó a planear algo.

 Primero, llegó uno de sus pilares, vía Georgetown. Ese pilar se llama Greg Monroe, y sin duda, el pivot era uno de los motivos de sonrisa de los aficionados.

 Evidentemente, un grano no hace granero, y con Monroe solo no se hace nada. Pero el año pasado, llego, vía Connecticut, otro de los grandes pilares. El jovencísmo y carismático pivot, Andre Drummond.

 Drummond aún es joven (tiene solo 20 años), pero lo que se espera de él es increíble. Él, junto a Monroe, es lo que Detroit estaba esperando.

 Y como todo lo que sube, baja... a veces, cuando comienza a subir, sigue subiendo.

 Rápidamente, a principios (y no tan a principios), de este verano, aprovechando la ola, Dumars se puso manos a la obra y firmó a un par de jugadores (sabemos quienes son), que han hecho que Detroit pase, casi de la inmundicia (que ningún aficionado Piston se lo tome a mal, por Dios), a ser uno de los principales candidatos, cuanto menos, a las Finales de Conferencia del Este. Falta equipo, pero de lo que había a lo que hay.... como del cielo a la tierra.

 Una temporada 2012/ 2013 para olvidar. Así de simple.


 Las 29 victorias y 53 derrotas del año pasado hicieron mucho daño a los aficionados, y Rodney Stuckey, uno de los veteranos del equipo, pese a sus 27 años, llegó a decir que "es una m..... salir cada noche e irte con una derrota. Todos sufrimos por ello, pero cuando te vas al túnel de vestuarios y ves las caras de la gente... duele el doble. Aquí la gente trabaja muy muy duro para comprar una entrada y no podemos seguir así". Estas palabras vienen de un tipo que lleva ya cumplidos 6 años en Michigan.

 Pero todo esto seguramente se ha terminado.

 A continuación, de principio a fin, haremos un análisis minucioso de toda la franquicia, desde le punto mas bajo al punto mas alto.

 Agarrémonos, porque parece que Detroit viene con velocidad:

PABELLÓN

Palace of Auburn Hills



 Sin duda alguna, El Palacio es uno de los grandes baluartes de la NBA.

 Esta arena, como muchos la llaman, ha sido escenario de algunas de las mas épicas batallas que se hayan librado en la NBA. Leyendas con mayúsculas, como Michael JordanLarry Bird o Magic Johnson, por solo nombrar a algunos, ya han dicho que jugar aquí era un infierno. "No me gusta este estadio", decía MJ. "Juega sucio, la gente está gritándote, encima de ti, y los árbitros van en tu contra. Definitivamente, no me gusta jugar en Detroit". Con eso... mucho ya queda claro.

 El pabellón, poco a poco y con la decadencia del equipo, ha sido como un coloso venido a menos.


 Desde que Pistons ingresase en la NBA, en 1948, este pabellón ha visto como en su pista e inmediaciones se han celebrado hasta 3 títulos (1989, 1990 y 2004), y ahora, y a gritos, reclama otro mas.

 Uno de sus puntos mas oscuros? La famosa batalla de Auburn Hills, en 2004, entre Pistons y Pacers, con Artest, Jackson y O' Neal como boxeadores de lujo.


DUEÑO

Tom Gores



 Magnate, dueño y mandamás del equipo.

 Tom Gores, nacido en 1964 (tiene 49 años en la actualidad), es el dueño del equipo, desde el 1 de Junio de 2011, y es uno de los grandes artífices del renacimiento de Pistons.

 Hijo de padre griego y madre libanesa, nació en Nazaret, Israel, hace 49 años, y actualmente, pese a ser propietario de los de Detroit, reside en Beverly Hills, junto a su familia.

 Licenciado por Michigan State, actualmente se dedica a la construcción, y el 1 de Junio de 2011, él y su grupo, Palace Sport Entertainment, compraba la franquicia.

 El año pasado, la prestigiosa Forbes le calificó, con su fortuna de 2'6 billones de dólares, como el 159º hombre mas rico del planeta.


GENERAL MANAGER

Joe Dumars



 Quién mejor que un hombre de la casa, para liderar este proyecto?

 Joe Dumars ha sido uno de los jugadores mas legendarios de la franquicia, y desde la temporada 2002/ 2003, es General Manager del equipo.


 Pero no todo ha sido un camino de rosas para Joe- D.

 Ha habido años buenos, como el de 2004, con el anillo... y luego han venido, como una plaga, 9 años que han ido... no como se esperaba.

 Desde la campaña 2003 hasta la campaña 2008/ 2009, Detroit logró llegar a PO en todas las ocasiones, pero desde 2009... no han levantado prácticamente cabeza.

 Recemos porque esta racha haya llegado a su fin.


CUERPO TÉCNICO

Entrenador Principal- Maurice Cheeks



 Maurice Cheeks, de 50 años, es el actual entrenador de los chicos de Michigan.

 La experiencia de este genial ex jugador como entrenador es corta... pero intensa.

 Desde la temporada 2001/ 2002 en los banquillos.

 En la temporada 2001/ 2002, tras años como asistente en Sixers, firmó como entrenador principal por Portland Trail Blazers (mejor dicho, aquellos Portland Jail Blazers), hasta que en 2005, tras múltiples peleas, fue despedido.

 Desde 2005 a 2008, regresó a Philadelphia, para entrenar a sus Sixers de nuevo, y, finalmente, en 2009, y hasta 2013, trabajó mano a mano con Scott Brooks, como entrenador asistente en Oklahoma City Thunder, y trabajó estrechamente con jugadores como Russell Westbrook o Kevin Durant (sobre todo, en el plano mental, que es tan importante como el técnico o físico).

 El ex jugador de Sixers es un tipo realmente inteligente, y que ha sabido manejar personalidades realmente difíciles. Ahora, la mas difícil la tendrá a su lado, con Wallace como asistente, e intentará llevar a este joven pero inexperto equipo a tierras, como suele decirse, mas fértiles.


Entrenador Asistente- John Loyer


 John Loyer ya llegó a la franquicia como ayudante del anterior entrenador, Lawrence Frank, y Cheeks ha pedido que por favor, siga en el equipo.

 El técnico, un experto en la D- League, y que además trabajó en Portland como analista de vídeos, en ataque, es un trabajador nato.

 Graduado por la universidad de Akron, en 1988, está casado con su mujer, Katie, y tiene 3 hijos, que religiosamente, acuden a cada partido, y, como él mismo dice, "son mis mayores críticos".


Entrenador Asistente- Rasheed Wallace



 Sin duda alguna, The Special One.

 Rasheed, jugador hasta el año pasado, con Knicks, puede presumir, sin duda de ningún tipo, de ser el tipo mas loco, gracioso y volátil de la historia del baloncesto. Así de claro.

 Su famoso ball don't lie jamás podrá ser olvidado por un árbitro.

 Rasheed, que ha sido jugador hasta el año pasado, llega al equipo con el que ganó un anillo como jugador, en 2004, para ser el 3º de a bordo.


 Firmó este mismo verano, casi por sorpresa, y a todos nos sorprendió, en la Summer League, al verle paseando por las pistas con un polo del staff técnico de Pistons. algo se cocía.

 Rasheed, de 39 años y con una experiencia como jugador de 18 temporadas, llega para darle carácter al equipo. "Estos chicos necesitan ser mas agresivos. No necesitan hacer las tonterías que yo hice, pero si necesitan que se les escuche. Y para que se te escuche, has de hacer ruido".

 Blanco y en botella...


Departamento Físico y de Acondicionamiento- Mike Abdenour



 Mike Abdenour ya es un perro viejo. Y la veteranía, dicen, es un grado.

 Mike lleva 35 años trabajando en la NBA como acondicionador de jugadores, y, atentos al dato 32 años en Detroit Pistons. Esos son muchos años.

 Licenciado por Wayne State, el entrenador, con 32 años en la franquicia, de experiencia, ha sufrido incluso un ataque al corazón, perteneciendo a los Pistons. Como él dice: "Imagínate lo que estos chicos me han dado".

 Abdenour dirige una parcela a la que nadie se acerca a decirle nada, como la parcela física, y el propio recién llegado, Rasheed Wallace, díscolo donde los haya, ha dicho de él que es el mejor. "Solo te das cuenta de quien te está hablando cuando los años han pasado", decía. "Es el mejor, el mas grande, y cuando él habla, mas vale que tu te calles y le escuches, porque lo que dice es oro puro".

 Lo ha ganado TODO con Detroit, desde 1975 que lleva en el equipo, y pese a que su mujer y sus dos hijos le han insinuado que puede que ya sea hora de descansar, él ha dicho que "esto es lo único que se hacer. Quiero hacer esto todo el tiempo que pueda. Disfruto con estos chicos, y para mi esto no es un trabajo. Es una pasión".


PLANTILLA

1. Chauncey Billups.  #1



 Mr. Big Shot, a sus 37 años, regresa a Detroit, tras unos años fuera, entre Denver, New York y Los Ángeles.

 Chauncey... sabe de que va esto. Eso sin duda.

 Llegó a la NBA en 1997, de la mano de Boston Celtics, y desde entonces está dando guerra.

 Es campeón, con los propios Pistons, en 2004 y en aquellas Finales fue el MVP.


 Billups llega, pese a su excesiva edad, procedente de Clippers, donde ni una importante lesión en el talón de Aquiles ha podido pararle.

 Él dice que llega para ser titular, y que de ninguna manera sopesa ser suplente, pero la intuición nos dice que, además de dar guerra en pista, Wallace será su voz en el vestuario y que ayudará a los mas jóvenes.


 Son 16 años de experiencia en la NBA y eso no lo tiene cualquiera. Ni eso ni un anillo y MVP.


2. Will Bynum.  #12



 El jugador de 30 años, natural de Chicago, Illinois, afrontará su 7ª temporada en la NBA, y desde 2008 está en Detroit, procedente de Irael, donde jugó para Maccabi Tel Aviv.

 Casi 19 minutos en pista, con casi 10 puntos, durante la temporada pasada. Ese es su balance.


 Will es un buen jugador, pero la llegada de gente como Billups, Silva, Cadwell- Pope y sobre todo, Jennings, va a cerrarle mucho el paso.

 No se espera que esos números se repitan, aunque Bynum es un superviviente.


3. Brandon Jennings.  #7



 Sin duda alguna, el fichaje estrella del equipo.

 Brandon, de 24 años, llega procedente de Milwaukee Bucks, donde amenazó, por activa y por pasiva, que, o era traspasado, o se iría gratis, en verano.

 Llega al equipo a cambio de, básicamente, el anterior base, Brandon Knight.


 Jennings, de 24 años y salido de Oak Hill Academy, es un base tan genial... como volátil.

 Se espera que sea el líder absoluto del equipo, como director de orquesta, para esta campaña, pero da algo de miedo. Ha firmado por 24 millones de dólares/ 3 años.

 Jennings lleva ya 4 temporadas completas en la NBA y debe de saber lo que se necesita para ser un líder, pero el año pasado, al lado de Monta Ellis... el experimento no salió demasiado bien.


 Él está ilusionado, y parece que Detroit es su equipo, por lo que sus promedios de 17'5 puntos, 6'5 asistencias y 3'1 rebotes deberían, incluso, de ascender para esta campaña.

 Será el líder del equipo.


4. Peyton Silva.  #34



 El primero de los rookies.

 Peyton, recién salido de Louisville, y de 23 años, será una de las piezas a observar en estos Pistons.

 Tras 4 años en la universidad, fue escogido en la 2ª Ronda, en la 56ª elección global.


 Es un jugador que, a opinión personal, puede engañar. Buen tirador, y con dotes de líder, aunque su 1'83 metros de altura van a jugar MUY en su contra, ya que, físicamente, no puede medirse a la gran mayoría de jugadores NBA.


5. Rodney Stuckey.  #3


 Stuckey es uno de los grandes veteranos del equipo, pese a tener, solo, 27 años.

 Rodney, natural de Seattle Washington, lleva en la franquicia la friolera de 6 años ya, desde que llegase, vía Draft, en 2007.

 Stuckey ha visto ya de todo en la franquicia, y ha tenido cientos de compañeros.


 Pese a no ser nunca titular, el año pasado promedió, en casi 29 minutos, casi 12 puntos, junto a 4 asistencias y 3 rebotes.

 Es un jugador que siempre es importante, por su juego, constancia y conocimiento de como funciona la franquicia, por lo que es de suponer que este año, la cosa, pese a la competencia, funcionará de forma parecida para él.


6. Kyle Singler.  #25



 El jugador, de Medford, Oregon, cumplirá, con este, su 2º año como NBA.

 Singler, que jugó en el Real Madrid durante el famoso lockout, es un jugador que, pese a no ser titular, es y será interesante.

 Con 28 minutos en pista el año pasado, promedió 8'8 puntos por noche, jugando entre las posiciones de escolta y alero, y es un jugador que no suele quejarse y que se adapta a lo que le pongan. Eso ya es un plus a su favor.


 El ex jugador de Duke, aún así, lo tendrá complicado, ya que el equipo se ha reforzado, sobre todo, en las posiciones en las que él suele jugar.

 Veremos a ver que sucede con el joven, de 25 años.


7. Kentavious Cadwell- Pope.  #5



 El rookie estrella de los Pistons, para este año.

 Kentavious llega procedente de University of Georgia, y tiene 20 añitos. Gran futuro le espera.

 El jugador llega con la vitola de ser un tirador compulsivo, y eso... tendrá que cambiar.

 Es, junto a Chauncey, el favorito para hacerse con el puesto de "2", toda vez que esté claro que Jennings será el base titular, y tendrá que aprender, y mucho de Billups.


 Es un buen tirador, pero la NBA no funciona como la NBA, y eso de llegar y tirar... se tendrá que acabar.

 Se espera mucho de él, aunque, como dijo el propio Cheeks, "preocupa la conexión que pueda tener con Brandon (Jennings). Ambos son realmente parecidos, así que habrá que hacerles entender que esto es y será por el bien del equipo. Espero mucho de ellos".


8. Luigi Datome.  #13



 El italiano, de 26 años, llega procedente de Italia, donde jugó para el Virtus Roma la temporada pasada.

 Tras hacer un excelente Campeonato Europeo, Datome aterriza en Detroit, tras ser escogido fuera del Draft.


 Ha promediado casi 12 puntos y 4 rebotes en el Europeo, aunque en Detroit ya será otra cosa, y... lo tendrá algo mas complicado, para entrar en la rotación.

 Los puestos de gala, en la franquicia, parecen estar claros.


9. Tony Mitchell.  #9



 El alero, rookie procedente de North Texas, está impresionando, y tanto Mo' Cheeks como Joe Dumars se están quedando impresionados con él.

 El jugador está destacando tanto por su capacidad atlética, realmente impresionante, como por su buena integración en la plantilla y su capacidad de sacrificio, a cada jugada.

 Va a tenerlo, aún así, complicado para poder despuntar.


 El fichaje de Josh Smith, procedente de ATL, va a complicarle (si esque termina jugando de alero, algo que aún no llego a visualizar del todo), la titularidad a cualquier jugador de la plantilla. Además, Singler es un jugador, por estilo, que agrada a Cheeks, por lo que Mitchell, aunque está gustando, no podrá relajarse ni una sola décima de segundo. Si lo hace, puede que pierda el tren.


10. Jonas Jerebko.  #33



 El jugador sueco, que procede del Angelico Biella sueco, ha completado ya su 3ª temporada con los de Michigan.

 Jerebko viene de hace un año relativamente decente; casi 19 minutos en pista, con 8 puntos por partido, junto a 4 rebotes y casi 1 robo de balón por encuentro.

 Este año? De nuevo el mismo problema que Mitchell: Josh Smith.

 Smith ha sido la guinda del pastel, el fichaje estrella (junto a Jennings), y eso le da, a priori, la titularidad, sin tener apenas que ganársela.


 Jerebko puede actuar también como "4", por altura y juego, pero ahí la cosa vuelve a complicarse. Smith también puede jugar de "4", y si definitivamente se "instala" como alero, Drummond y/o Monroe estarán ahí, para cerrarle el paso.

 Sus números, esta temporada, deberían de ser sensiblemente inferiores a los del año pasado.


11. Charlie Villanueva.  #31



 Charlie, tras Billups y Smith, es el jugador de la plantilla con mas experiencia en la NBA, con ya 8 campañas cumplidas en la élite.

 El dominicano, de 29 años y procedente de Milwaukee Bucks, no ha jugado demasiado la temporada pasada (unos 16 minutos por partido), y no se espera que este año pueda jugar mucho mas. Además, su elevada ficha es un problema para los de Detroit, y mas, con Monroe entrando en su último año de contrato.


 Está en su última temporada de contrato, por lo que es de suponer que Detroit intente colocarlo en otro equipo... o que simplemente espere a que pasen los meses.


12. Josh Harrellson.  #55



 Harrellson, con 24 años y solo 2 campañas cumplidas como profesional, ya es un trotamundos de la NBA.

 El ex de University of Kentucky ha jugado ya para Miami Heat y New York Knicks, y ahora se embarca en la aventura Pistons.


 El año pasado? Una media de 5 minutos en pista. Esa fue toda su aportación.

 Este año? Sinceramente... no esperamos mas de él.


13. Josh Smith.  #6



 El fichaje estrella del equipo y, ahora, el jugador mejor pagado de la franquicia.

 Smith procede, como todos sabemos, de Atlanta Hawks, donde ha jugado los últimos 9 años. Casi nada.

 El jugador, procedente del High School (Oak Hill Academy), firmó este verano con los de Detroit, tras terminar su contrato en Georgia.

 Smith, emblema de los Hawks, comenzó a deteriorar su relación con los de Georgia ya en la última campaña de Joe Johnson como jugador Hawk, y con él como segundo al mando. Tener a dos estrellas así en el equipo era imposible, y casi llegan a las manos tras la eliminación de los Hawks en PO, hace ya 2 temporadas.


 Desde entonces... nada fue igual para él y la franquicia.

 Con su contrato expirado, y sin que Hawks pudiese hacer nada, firmó por los de Michigan.

 Ahora, tendrá que adaptarse a lo que hay. Qué significa eso? Que hay overbooking de tipos altos.


 Drummond y Monroe son los mas altos de la plantilla, y los pilares, a priori, de estos Pistons. Smith tiene relativa experiencia jugando de alero (pese a que de "4" es donde mejor rinde), por lo que, posiblemente, tenga que adaptarse a este rol.

 Se esperan grandes cosas de Smitty este año, y no debería bajar de los 17/ 18 puntos por noche, ni de los 35 minutos por encuentro.


14. Greg Monroe.  #10



 Moose, como es conocido, es una de las grandes estrellas del equipo, y este año, y mas entrando en su último año de contrato, debe dar un paso al frente.

 Aún así, no todo parece tan bueno para el jugador, ex de University of Georgetown.

 Monroe, que como hemos dicho, entra en su último año de contrato, tiene en contra que Detroit ha hecho, con Jennings y Smith, una fuerte inversión económica, y ahora, el dinero no es que sobre en la franquicia. Además, el equipo ya está pensando en Drummond y su contrato, pese a que aún le quede un año mas, además de este.

 Pero Monroe seguirá a lo suyo.


 Con 23 años y ya 3 años de experiencia NBA, el ex de Georgetown espera, con la ayuda de Smith y un Drummond mas maduro, poder alcanzar los PO con Detroit. Ese es su objetivo.

 El año pasado, 16 puntos y 10 rebotes (nada, pero que nada mal), fueron su carta de presentación, en 33 minutos de juego, aunque este año, con la presencia de Smith y con el mas que predecible salto de calidad de Drummond, además de con la presencia de Jennings, lo tendrá mas complicado.

 Sin duda de ningún tipo, será titular, y será una de las estrellas del equipo, aunque... sus números, por lógica, será complicado que se repitan.


15. Andre Drummond.  #0



 Drummond, de solo 20 años, llevará este año el número 0, pese a haber llevado, el año pasado, el dorsal 1.

 El motivo? La llegada de Chauncey Billups al equipo. Buen gesto de 'Dre, quien ha querido, desde el primer minuto, agradar a uno de los emblemas de la ciudad de Detroit.

 El ex de Connecticut, con solo 20 años y 1 año de experiencia como profesional, es, sin duda, uno de los favoritos de la franquicia, y posiblemente, el pilar sobre el que se cimienten estos nuevos Pistons.

 El año pasado? Puramente de transición, de la universidad a la NBA. Los Pistons, además, no pretendían otra cosa.


 Sus 8 puntos por encuentro, junto a los 7 rebotes, en unos 20 minutos en pista, fueron un aviso de lo que este sensacional pivot puede aportar, y pese a caer lesionado en la espalda, allá por el mes de Febrero, parece de está de vuelta.

 Para esta temporada se le espera como titular, junto a Monroe, y con la ayuda de Smith, se supone que estos Pistons tienen que ser capaces de jugar por encima del aro... como pocos.

 Gran temporada se espera de Drummond, si es capaz de mantenerse sano.


 Bien, pues estos son los 15 miembros de la plantilla de los Pistons, para la campaña 2013/ 2014.

 Jugadores como Brandon Knight o José Manuel Calderón se han ido; unos a Milwaukee, otros a Dallas, pero lo que es innegable es que estos Pistons, con dos o tres fichajes como los que han hecho, han dado un importante salto de calidad. No tienen a ninguna superestrella, como lo es Carmelo Anthony, Dwyane Wade, LeBron James o Kobe Bryant, pero sí tienen un equipo que puede hacer daño. Mucho daño.

 Solo habrá que ver como estrellas como Jennings o Smith pueden entenderse, y como estrellas como Monroe o Drummond pueden entenderse con sus nuevos compañeros (nunca mejor dicho). Será todo un experimento, pero, sin duda, el experimento promete.










 Detroit Pistons 2013/ 2014. Detroit Reloaded.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada