viernes, 5 de julio de 2013

Rudy Gay. La eterna lucha contra sí mismo



 Prácticamente, todos los equipos de la NBA tienen un jugador, al menos, al que "temer".

 Es ese jugador al que no puedes permitirle que toque el balón en esos segundos finales, porque simplemente... te manda a casa con la derrota encima. Él es uno de esos jugadores.

 Pero no todo es tan bonito como lo pintan, y él (y nosotros, por que no), lo sabemos. Es un jugador tan sensacional para lo bueno, como catastrófico para lo malo; uno de esos tíos que puede hacerte 41 puntos en un partido (como se los hizo a Miami en 2009), como hacerte un 8/ 30 en tiros de campo... y sin inmutarse lo mas mínimo.

 Es, sin duda, un grandísimo jugador, pero también es uno de esos jugadores poco generosos (siendo, nosotros, "generosos" con él).

 Hablamos de Rudy Gay, ahora estrella de Toronto Raptors (al menos, por el momento).

 Pero Gay no es solo un gran jugador. Es uno de esos chicos denominados como "precoces", en esto del baloncesto, y que incluso levantó cierta polémica, en su llegada a la universidad.

 Esta es su historia.

 Rudy Carlton Gay Jr. nació un 17 de Agosto de 1986, en Baltimore, Maryland.


 En su Baltimore natal, y siendo un niño, Rudy tuvo una de esas infancias tranquilas.

 Sus padres, Rudy Sr. y Rae Gay, siempre le calificaron como un chico muy tranquilo, y muy generoso con los demás: "Puede que ahora, sobre la pista, no lo parezca, pero Rud' (como Rae, su madre, le llama), es un niño muy bueno y generoso. Si tiene algo, prefiere darlo, antes que quedárselo él, y siempre que viene a Baltimore, a vernos, se preocupa por nosotros, sus amigos, y sobre todo, los niños. Es un chico con un gran corazón".

 No en vano, en 2012, a Rudy se le dio el premio Role Model of the Year, y es, además, uno de los jugadores mas activos del programa NBA Cares: "Es todo para ayudar", decía Rudy. "Yo tengo, gracias a Dios y a mí familia, todo lo que quiero. Tengo que ayudar a los demás a cumplir, sino su sueño, a que tengan un buen día. Es nuestra obligación":


 Además, Rudy tiene 4 hermanos. Un hermano, Eric, y 3 hermanas: Brett, Yozmin y Candance. En la foto inferior, con su mujer, Ecko Wray:


 Pero ciñéndonos a su vida... Dónde y cuando comenzó Rudy a jugar al baloncesto?

 Rudy Gay comenzó a jugar al baloncesto a los 11 años, pero no sería hasta los 12 años cuando Rudy, por primera vez, ingresaría en un equipo: "Mi madre no me dejaba", reía Rudy. "Quería que fuese un buen chico, que estudiase bien, que fuese a la universidad, y fue mi padre quien me ayudó a convencerla. Le dijo que todo era compatible. Era doloroso para mí ver como todos los niños jugaban, y yo les miraba por la ventana, porque tenía que estudiar".

 Comenzó, a las 12 años, jugando en Turner Station, una pequeña comunidad en el propio condado de Baltimore. Aquella liga, por cierto, estaba, por aquel entonces, considerada como una de las mas duras de la zona.

 Y pronto, Rudy, comenzó a mostrar ese descaro tan característico suyo: penetraciones, miradas desafiantes... a Rudy le encantaba todo, y él encantaba a la gente. "Se transformaba", decía Rudy Sr., su padre. "En casa y fuera, en la calle, era un niño adorable, pero jugando... era como un camorrista. Se pasaba los partidos desafiando a todo el mundo".

 Su talento fue tal, que a los 2 años (tenía por aquel entonces 14 añitos de nada), entró en un programa dirigido por Anthony Lewis, para jóvenes estrellas, llamado Cecil- Kirk AAU.

 Allí, coincidiría con otras estrellas futuras, como Josh Boone (UConn y New Jersey Nets, en la NBA. Hoy jugando en la D- League); Paris Carter (New Mexico State University. Se presentaría al Draft de 2009, aunque no sería seleccionado); o Chester Frazier (University of Illinois):



 Su nivel allí fue tan alto, que cuando alcanzó el 8º curso, él y su amigo y compañero, Scott Dozier, fueron, incluso, tentados por universidades privadas.

 Finalmente, Gay se decantaría por Eastern Technical High School, en Baltimore, y Dozier acudirá a St. Paul's School.

 Pero en Eastern, Rudy tan solo durará dos años. El motivo? Sus padres:


 Tras dos años en Eastern Technical, sus padres comenzaron a dudar de la educación de su hijo, y tras hablar con su entrenador, el señor Collins, éste les recomendará que Rudy acuda, los dos años que le quedan, a Archbishop Spalding High School, en la Baltimore Catholic League:


 En Bishop, por tanto, Gay jugará sus años junior y senior, entrenado por Jim Calhoun:


 Jugando para el entrenador Calhoun (curiosa historia será la que venga después), Rudy será una máquina prácticamente perfecta, promediando, en sus 2 años allí, la barbaridad de 22 puntos por partido, junto a 9'2 rebotes y 3'7 tapones.

 Fue nombrado, además, dos veces seguidas Jugador del Año:


 Pero tras sus dos años en el instituto... tocaba la primera gran decisión de su vida: a que universidad ir.

 Y todo se lió, con Rudy de por medio, claro.

 Rudy, en un principio, había prometido acudir a University of Maryland, a quien siempre le había "jurado" amor eterno. Él era natural de allí, y siempre había manifestado que su sueño sería jugar para ellos algún día.

 Hasta que... apareció su entrenador, Jim Calhoun.

 Jim, a su vez, era el entrenador de UConn (University of Connecticut), y claro, le quería allí, para jugar con los Huskies.

 Se levantó, con aquello, todo tipo de polémica.

 El jugador se había comprometido, casi socialmente, con los de Maryland, pero su entrenador, quien también entrenaba en la prestigiosa UConn, le quería con él. Realmente, no existía ninguna norma que prohibiese esto, pero era, cuanto menos, extraño (suponemos que Maryland, mas que de "extraño", tildará esto de "traición").

 El entrenador de University of Maryland por aquel entonces, Gary Williams, denunció este hecho, y finalmente, UConn sería sancionada con 25.000 dólares, por el hecho.

 Pero Rudy Gay, al final de todo, era jugador de los Huskies de UConn:


 Con los Huskies, Gay estuvo dos temporadas (de 2004 a 2006), y todas ellas, entrenado por su entrenador también en e instituto, Jim Calhoun.

 En su primer año allí, Rudy tendría la oportunidad de jugar con futuras estrellas de la NBA, como el dominicano Charlie Villanueva, llegado de Blair Academy, en New York; A. J. Price, de Amityville High School; Josh Boone, de Nottingham Academy, y con quien había entrado, años atrás, en el programa Cecil- Kirk; o Marcus Williams, llegado de Oak Hill Academy, en Virginia, y con quien incluso llegará a coincidir en la NBA:


 En ese primer año, Rudy demostró lo que ya todos sabían: que era un jugador total.

 Poco amigo de mover el balón, Rudy fue un jugador letal, y fue nombrado Freshman of the Year de la Big East Conference, en un premio compartido con Jeff Green, hoy jugador de Boston Celtics, y por aquel entonces jugador de los Hoyas de Georgetown:















 En su segundo año con los Huskies, algo cambió.

 Su mejor amigo en el equipo, Charlie Villanueva, abandonaba el equipo, rumbo a la NBA, y Rudy, como él mismo dijo, llegó a sentirse solo: "No soy de esos tipos que echen de menos a la gente, cierto, pero Charlie es un gran tío. Siempre está haciendo bromas, y es muy generoso. Le eché mucho de menos cuando se fue. Me sentí solo", dijo Gay.

 Pero poco duró la soledad. En jugadores como Rudy Gay... hay que rebuscar, y mucho, para encontrar este sentimiento.

 Rápidamente, Rudy se hizo (mas aún), con el mando del equipo.

 Seguía teniendo grandes defectos, como la falta de solidaridad con el balón, y Calhoun se lo decía, pero... el seguía a lo suyo. Ganando partidos.

 Junto a jugadores como J. J. Redick, Adam Morrison o Allan Ray, fue candidato al galardón Naismith College Player of the Year.



 Ese mismo año, Rudy llevó a sus Huskies a las 30 victorias y solo 3 derrotas, al NCAA Tournament.

 En la Final Regional, los de UConn caerán, por 84- 86, ante George Mason, en el Verizon Center de Washington DC, en lo que sería el último partido de Gay en la universidad:











 Tras aquello, el 17 de Abril de 2006, Gay anunciaba que se presentaba al Draft de la NBA.

 Su entrenador, Jim Calhoun, intentó convencerle para que se quedase una temporada mas en la universidad, pero con tipos como Gay, la insistencia es inútil: "Intenté convencerle para que se quedase", decía Calhoun. "No era por mí, sino por él. Muchos de los defectos que ahora podemos ver en su sensacional juego, son producto de no haber trabajado lo suficiente. Podíamos haber hecho algo mas, pero en general, he de decir que estoy satisfecho con su juego".

 Y en aquel Draft... Rudy Gay no decepcionó.

 En el Draft de 2006, grandes estrellas, como Andrea Bargnani (1ª elección global), LaMarcus Aldridge (2ª elección global), o Brandon Roy (recién retirado, y 6ª elección global), eran elegidos, por franquicias como Toronto Raptors, Chicago Bulls o Portland Trail  Blazers, y en la 1ª RONDA, EN LA 8ª POSICIÓN GLOBAL, Houston Rockets seleccionaba a Rudy Gay:


 De cualquier manera... aquello duró muy poco.

 Si LaMarcus Aldridge era rápidamente traspasado, a Portland, vía Chicago... Gay no sería menos.

 En Houston, por aquel entonces, había 2 grandes jugadores, que hacían que el equipo, y mas en aquella posición y con aquellas características tan sumamente marcadas, no necesitase para nada a Gay: eran, en primer lugar, la estrella del equipo, Tracy McGrady, y en segundo, y jugando de pivot, el gigante chino, Yao Ming.

 Con McGrady en el equipo, la circulación de balón ya era un problema, por lo que Rockets no dudó en traspasar a Rudy Gay, junto a Stromile Swift, a Memphis Grizzlies, a cambio del disciplinado Shane Battier:


 A su llegada a Memphis, Tennessee, Rudy firmará un contrato por 4 años, con Grizzlies.

 En su primer año con los Grizzlies (temporada 20067 2007), Rudy será entrenado, en primer lugar, por Mike Fratello.

 Con Fratello al cargo de la nave, los Grizzlies naufragaron, y mucho. A los 30 partidos, y tras solo 6 victorias, sería sustituido por Tony Barone, quien, en los 52 partidos restantes, solo será capaz de ganar 16 de ellos.

 Pero a la llegada de Rudy al equipo, se encontró con grandes jugadores.

 Jugadores como Pau Gasol (5 años de experiencia ya), Mike Miller (6 años ya en la NBA), Dahntay Jones (3 años de experiencia), Damon Stoudamire (11 años en la NBA) o su gran amigo, el rookie Kyle Lowry (con quien ahora juega, de momento, en Toronto, para los Raptors), estaban en aquel equipo, tan joven, como talentoso:


 Aquel año... fue un mal año para Grizzlies.

 Pau y Miller, con 22'5 puntos y 16'5 puntos por partido, respectivamente, fueron los líderes del equipo, y los Grizzlies no pasaron de las 22 victorias, en 82 partidos, siendo uno de los peores equipos de la Liga.

 Rudy, en su temporada rookie, disputó unos 27 minutos en pista por partido, con casi 11 puntos de media:















 Aquel año, terminaría 3º en la votación al Rookie of the Year, tras jugadores como Andrea Bargnani (2º puesto), o el campeón, el jugador de Blazers, Brandon Roy:


 Pero para su temporada sophomore (2º año), todo cambiaría.

 Al equipo llegaba, al banquillo, Marc Iavaroni, quien era un "enamorado" del juego de Rudy Gay, tan egoísta como espectacular.

 Con él, Gay hizo la temporada mas impresionante, a nivel personal, desde que está en la NBA, a día de hoy:


 Fue, también, una temporada de cambios.

 A mediados de campaña, la gran estrella del equipo, Pau Gasol, era traspasado a L. A. Lakers, por lo que ahora, él y Mike Miller... eran las armas principales:


 A aquel equipo acababan de llegar jugadores como el rookie, Michael Conley Jr., procedente de OSU, Javaris Crittenton, Kvarme Brown, Darko Milicic, desde Detroit Pistons, o el español Juan Carlos Navarro.

 Rudy, ese año, y como decimos, se salió, promediando 20'1 puntos por partido (su cifra anotadora mas alta en la NBA, hasta hoy), pero su equipo... no mejoró lo mas mínimo:


 Con otras 22 victorias y 60 derrotas, poco hubo ese año que remarcar en Tennessee, salvo el traspaso de Pau a L. A., el récord personal de Navarro en triples anotados en una temporada, por un rookie... y aquel Slam Dunk Contest, en el All- Star Weekend.

 Rudy Gay se presentó a aquel concurso de mates, pero ni con la ayuda de su amigo, Kyle Lowry, logró pasar de la 1ª Ronda:


 Tras aquel año, para la temporada 2008/ 2009, todo siguió siendo un completo desastre.

 Con Pau ya en Los Ángeles, y con Rudy en modo "estrella", Iavaroni duro, tan solo, 41 partidos de Temporada Regular, perdiendo 30 de ellos.

 Tras él llegó, en un muy breve periodo, Johny Davis, y finalmente aterrizaba en el equipo su "salvador", Lionel Hollins (recientemente despedido del equipo):


 Y aunque aquel año, como decimos, no fue un buen año... cosas interesantes se vislumbraban, para un futuro no tan lejano.

 El equipo se hizo, vía Draft, con jugadores como Darrell Arthur, Marc Gasol (llegaba en el trade de su hermano, a Lakers), el iraní Hammëd Haddadi, y O. J. Mayo. Además de estos jóvenes, jugadores, como Marko Jaric, Darius Miles o Quinton Ross, llegaban a Tennessee:











 Con tanto joven recién llegado, a Rudy no le costó lo mas mínimo volver a hacerse con el control absoluto del equipo, y volvió a ser el líder anotador.

 Con unos promedios de 18'5 puntos por partido, fue el gran líder, seguido del rookie, O. J. Mayo, pero el equipo, con solo 24 victorias (2 mas que el año anterior), y 58 derrotas, volvía a quedarse en la cola de la Liga:


 Temporada 2009/ 2010. Pese a no llegar a Playoffs... primera gran campaña de Grizzlies.

 Hollins, ya como entrenador, decidió que Rudy no podía ser su única arma. Era un jugador excepcional, cierto, pero su llamado IQ (esa llamada inteligencia de partido)... era de las mas bajas de la Liga.

 Vale que Gay anotaba casi desde donde quería, pero la circulación de balón era, simplemente, deplorable.

 El equipo se movió bien en el mercado, firmando a jugadores como Ronnie Brewer, el rookie DeMarre Carroll, Lester Hudson, el gran Allen Iverson (eso sí, con 34 años, y prácticamente acabado, mas como fichaje mediático que como estrella), el también rookie, Hasheem Thabeet, y, sobre todo, dos jugadores "especiales": uno, por motivos sentimentales, digamos, Marcus Williams, con quien había jugado en UConn, y otro, por ser una estrella que necesitaba ser "domada": Zach Randolph.


 El equipo tenía tantos motivos para soñar... como para tener pesadillas.

 Jugadores como Randolph o Iverson, venían al equipo con la vitola de estrellas, cierto, pero acompañados de un carácter... que hacía presagiar lo peor. Y esto, unido al juego de Gay, era, casi, como encender una cerilla en una gasolinera. Tenía que explotar.

 Pero no todo lo malo fue tan malo.

 Iverson, rápidamente se salió de la pelea, yéndose del equipo, y Gay y Z-Bo se quedaban como grandes estrellas.

 Zach le ganó la pelea a Rudy en este año, y con 21 puntos por noche, terminaría convirtiéndose en el mejor. Gay le siguió con 19'6 puntos:


 Además de ellos, O. J. Mayo y Marc Gasol hicieron un gran año, y eso se notó.

 Un total de 40 victorias y de 42 derrotas no fueron suficiente para llegar a la post temporada, pero ya existían, desde luego, motivos para soñar.

 Tras aquel año, Rudy firmó una importantísima extensión de contrato, a cambio de 5 años, por 82 millones de dólares, que le convertían, por contrato, en el mejor jugador de Grizzlies:


 Además, acudiría, con la selección norteamericana, al Mundial de Turquía, en 2010, donde ganaría la medalla de oro.

 La 5ª campaña de Gay en Memphis (temp. 2010/ 2011), fue el gran año de Memphis: su aparición en Playoffs. Aunque... con "particularidades".

 Al equipo llegaron jugadores como Tony Allen, desde Boston; Shane Battier, quien se había ido a Houston, por él, años antes, o el venezolano Geivis Vasquez, pero la disputa... seguía entre Zach y Rudy, y Rudy y Zach.

 Ambos jugadores eran, por caché, digamos, las grandes estrellas del equipo, pero no lo neguemos: Gay no podía ni ver por delante a Randolph:


 Randolph, díscolo y conflictivo como pocos en un pasado, encontró su karma con Marc Gasol, y comenzó a jugar como se le suponía... pero pocas veces había hecho.

 Y claro, este buen rollo... sin querer, salpicaba a Rudy Gay.

 En Marzo de 2011, Rudy anunciaba que se operaba de su hombro, tras una lesión producida atrás, en Febrero, en un partido ante Philadelphia 76ers. Era esta la caída de la gran estrella de Memphis?


 Aquel equipo, sólido, divertido y compacto, alcanzó los Playoffs, con un total de 46 victorias, y dando pocos (muy pocos) síntomas, de necesitar a Rudy Gay.

 El equipo llegó a Semifinales de Conferencia, dando la cara, y fue eliminado, por un reñido 4- 3, por los chicos de Kevin Durant, Oklahoma City Thunder.

 Eran los primeros PO de Gay... y se los perdía enteros. Lo peor, aún así, no era perdérselos, sino el ver que su equipo podía competir sin él. Él, a la prensa, le dijo que se alegraba, pero no seamos ciegos: los jugadores como Gay, si no son protagonistas... no pueden estar contentos.

 En su sexta campaña (temporada 2011/ 2012), sí que pudo ser el gran líder, al fin, que llevase a Grizzlies a los Playoffs... y pudiese jugarlos!

 Con un récord de 41 victorias y 25 derrotas, y promediando 19 puntos por partido, Rudy llevó a Memphis, por segunda vez consecutiva, a la post temporada, donde, en 1ª Ronda, se iban, cayendo por 4- 3, ante L. A. Clippers:
















 Había una cosa que quedaba clara: Memphis jugaba mejor sin Rudy, que con él.

 Y para la temporada ya recién terminada (2012/ 2013)... todo tenía que romper por algún sitio.

 El equipo, ya formado, había dejado de ser ese equipo débil y divertido, y ya eran una realidad. El juego de Memphis ya no era Rudy Gay, y éste se había convertido en "prescindible".

 El 30 de Enero de 2013, y tras algo mas de 6 temporadas en Tennessee, Rudy Gay era traspasado. Destino? Canada, para jugar para Toronto Raptors:


 El traspaso incluyó a 3 equipos (Memphis, Toronto y Detroit), por el que, además, José Calderón, tras toda una vida en Toronto, aterrizaba en MoTown, para jugar con los Pistons. Memphis, a cambio, recibía a Tayshaun Prince, de 33 años, y que también llevaba toda una vida en Detroit. Estas son todas las caras involucradas en aquel intercambio:


 A su llegada a Toronto, Gay ya se convirtió en el primer jugador en la historia de la franquicia en anotar 74 puntos, en los 3 primeros partidos con la camiseta de los canadienses.

 El resumen final de la campaña fue que, finalmente, Memphis logró entrar, y por la puerta grande, en los Playoffs, llegando a las Finales de Conferencia (donde cayeron ante San Antonio, por un estrepitoso 4- 0), mientras que Toronto, es cierto que con Gay dio un salto de calidad, pero... finalmente, se quedaron en el 10º puesto del Este, con 34 victorias:


 Nadie puede, en cualquier caso, dudar que Rudy Gay es un jugador total.

 Es un grandísimo jugador, que además tiene como gran virtud, la generosidad con su comunidad, y que se involucra mucho en los programas de NBA Cares (en Memphis, entre 2010 y 2012, fue embajador de dos hospitales, y donó 20.000 a la comunidad), pero en la pista... en la pista es otra cosa.

 Talentoso como pocos, su IQ es de los mas bajos de la Liga, en cuanto a grandes estrellas se refiere, y es un jugador que tiende a abusar de su técnica y calidad. Mete tiros imposibles, cierto, pero... cuantos tira? Cuánto pasa el balón?

 En un equipo en el que ya ha coincidido con jugadores como DeMar DeRozan y su amigo, Kyle Lowry, como es Toronto Raptors... cuanto mas se puede sobrevivir, sin que el balón circule?

 Por lo pronto, el equipo parece ya, haberle puesto en venta. Su contrato (casi 18 millones esta campaña, y algo mas de 19 millones de dólares, para la campaña que viene), es fruto del anterior convenio colectivo, y parece que Toronto ya no está seguro de querer asumir esa ficha. Equipos como por ejemplo, Detroit Pistons, parece que sí quieren al jugador.

 Habrá que estar atentos a próximos movimientos, pero no descartemos a Rudy en, por ejemplo, MoTown, jugando para Pistons.

 Bien, pues este es Rudy Gay.

 En la despedida, os dejo con un vídeo con algunas de las mejores jugadas de este impresionante, a la par que egoísta, jugador de 26 años. Si tiene el día... es casi imparable.

 Un tipo tan genial... como particular.

 Espero lo disfrutéis!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada