miércoles, 24 de julio de 2013

Rucker Park. Donde los sueños se hacen realidad



 Un servidor, es de los que piensa que, de lo mejor, de lo mas bonito de este deporte (como seguro, de cualquier otro), es la diversidad de opiniones.

 Si unos nos preguntamos a otros quien ha sido el mejor, quien es el mejor, quien es el que mas nos gusta... seguro que pocos coincidiremos en el jugador. Al fin y al cabo... es lo bueno, verdad?

 Pero en lo que seguro que no diferimos es decir que ese lugar, ESE sagrado lugar, es la cuna del baloncesto. De ese baloncesto que vemos en las películas, en vídeos, y que es el bueno de verdad.

 Ese lugar se llama Rucker Park; sin lugar a dudas, la cancha de baloncesto urbano, el playground, mas conocido (y seguramente exigente), del planeta:


 Pero todos conocemos, de manera directa o indirecta, Rucker Park. Algunos, hemos tenido el privilegio de estar en persona en él, tocando esas verjas, pisando ese suelo, en el que algunas de las mayores bestias de la historia de este deporte, han jugado, casi, hasta no poder mas.

 Ahora, lo bonito, lo interesante, es saber el por qué de Ruckers. Por qué se ha convertido en el playground mas famoso del mundo?


 Lo primero de todo... ubiquémonos.

 Rucker Park está ubicado entre la calle 155th y la 8ª Avenida, en el mítico barrio del Harlem. Concretamente, este playground está ubicado entre la mencionada calle 155th y la Avenida Frederick Douglas Boulevard.

 Para llegar a Ruckers... no es tan complicado.

 El amante, el verdadero amante de este deporte, una vez en el New York, "solo" ha de coger el tren B (es la manera mas rápida y menos complicada), que le dejará en la parte norte del Harlem. El precioso Harlem.

 La estación, la verdad, nunca está demasiado concurrida, y tras subir unos pocos escalones, y a nivel de calle... el paraíso está ahí mismo; a tan solo un bloque.

 Bajo el puente de la calle 155th... está, finalmente, Rucker Park, ese paraíso tan ansiado. La cancha de baloncesto callejero mas famosa del mundo:


 La cancha (y el parque en sí), está localizado en lo que antes eran las famosas Polo Ground Towers, un bloque de 30 viviendas, alrededor de lo que era un viejo estadio de béisbol:


 Pero toda leyenda, como rezan las películas, tiene un fundador; un pionero que inició, en este caso, lo que hoy es el paraíso, el cielo, para cualquier amante y/o jugador de baloncesto.

 El fundador de Ruckers fue Holcombe Rucker (en todos los carteles del parque y de la zona se lee "Holcombe Rucker", en honor a él).

 Holcombe, que nació en Manhattan (New York), en 1926, y falleció en 1965, se mudó, de pequeño, con su familia al barrio del Harlem, donde estudió en Benjamin Franklin High School:


 Tras graduarse, decidió trabajar por los derechos de su barrio y de su gente, y su misión en la vida no fue otra que ayudara niños (y no tan niños), a mantenerse alejados del terror que asolaba las calles de aquellos barrios: las drogas.

 Comenzó, en 1946, organizando torneos de baloncesto, entre las calles 128th y 129th (ubicadas, ya, en el Harlem).

 En 1946, y tras años celebrándose el torneo entre estas dos calles, finalmente, Holcombe decidió localizar el torneo en aquella ubicación, para incluir así a mas barrios. Era la calle 155th:


 Pero... esto no es tan fácil.

 No es tan fácil como llegar a Rucker Park y decir: "Quiero ver un partido".

 Las Ligas comienzan en primavera, y se extienden hasta finales de verano. Durante ese periodo... comienza el espectáculo: los famosos MC's se pasan los partidos retransmitiendo, riéndose a carcajadas de cada jugada mala de cada uno de los jugadores, y volviendo loco al público a cada espectacular acción de algunas de las bestias de esta Liga.

 En la Liga (la EBC), por ejemplo, participan equipos como la conocida Terror Squad, liderada por el conocido rapero Fat Joe, e incluso han llegado a ganarla varias veces (la última vez, en 2004, tras haberlo hecho también en 2003 y 2002):


 Y aquí, el ambiente, la atmósfera... es distinta.

 El tiempo, en Ruckers, se para, y solo son los jugones los que se atreven a desafiar las leyes de la gravedad.

 Jugadores míticos de la NBA, como por ejemplo el gran Magic Johnson, o Kareem Abdul- Jabbar (ahí es nada), han llegado a temblar en estas pistas: "Todo es diferente", decía Magic. "Para ellos, para los jugadores de esta Liga, nada existe, mas que el baloncesto. Muchos duermen en las calles, se levantan y vienen a jugar. Su vida es esto. Su bebida es esto. Su comida es esto. Y no te van a dejar que se la quites".

 Kareem Abdul- Jabbar también tuvo "sus momentos" aquí: "Estos tíos juegan a matar. Si te pones gracioso, de allí no sales. Al menos, no caminando".

 Pero... por qué estos tíos no llegan a la NBA? Siendo como son... podrían dominar la Liga!

 Sí y no.

 Normalmente, muchos de estos jugadores hacen mas dinero con apuestas, dentro de la cancha, o incluso con las drogas. No les interesa, por así decirlo, que nadie les fiscalice, y su única ley, su único instinto, es el día a día.

 El lema de Ruckers es: "Each one, teach one":


 A continuación, repasaremos a algunas de las mayores leyendas que han jugado en esta pista:

1. Pee Wee Kirkland:



 Pee Wee fue, sin duda, uno de los mejores jugadores de esta Liga.

 Nacido en New York, de joven se mudó al Harlem, donde se dio a conocer por ser, literalmente, un animal, en estas pistas.

 Llegó, incluso, a la NBA.

 En 1969, Chicago Bulls le escogía en el Draft de la NBA, en la 3ª Ronda.

 Él nunca llegó a jugar en la NBA, aún así, y se rumoreó que si no llegó a hacerlo fue porque, como antes se dijo, ganaba mas dinero traficando con drogas y con las apuestas del parque, que en la propia NBA. Increíble... pero cierto.



 Su leyenda, por así decirlo, aumentó, aún mas, cuando, en 1971, fue internado en la prisión de Pensilvania, por tráfico de drogas.

 Allí, en tan solo 8 partidos, llegó a anotar, dicen, 465 puntos.

 Una leyenda.


2. Earl, "The G.O.A.T." Manigault:



 El mejor jugador de la historia de Rucker Park, sin lugar a dudas.

 Earl, conocido como "The GOAT" (La Cabra), fue una verdadera bestia; un animal, literalmente, encerrado en el cuerpo de una persona de... 1'85 metros!

 La Cabra, o The Greatest of all Time, como se le conocía, falleció en 1998, y es la historia, la leyenda y el Dios de Ruckers.

 Nació en Carolina del Sur, pero de muy joven, él y su familia, asolados por las deudas, se trasladaron al Harlem, en busca de una oportunidad.

 Tras acudir a la universidad a Johnson C. University, Manigault volvió a Rucker Park, donde, dicen, se volvió loco. Earl, decían, no dormía, y cuando lo hacía, decían que era frecuente verle dormir en el suelo o en un banco, y con la cabeza apoyada en el balón, al mas puro estilo Oeste.

 "Era un loco", dijo de él, nada mas y nada menos, que Kareem Abdul- Jabbar, leyenda de la NBA y del deporte en general: "Earl no dormía; no bebía y apenas comía. Solo jugaba al baloncesto. Había días que jugaba 13 y 14 horas".

 Earl se hizo famoso por sus mates (con solo 1'85 metros), y su obra de arte fue el famoso (su famoso), double dunk: Earl saltaba, y machacaba el aro con la mano izquierda. Antes de que el balón cayese, lo cogía... y machacaba con la derecha! Nadie ha sabido hacerlo jamás como él: "Lo he intentado", decía Vince Carter, estrella en este aspecto, "pero es casi imposible. Él era Dios".


 Decían que, incluso, saltando, llegaba a tocar la parte superior del tablero.

 Earl terminó convirtiéndose en heroinómano, y falleció, en 1998, de un ataque al corazón.

 Kareem Abdul- Jabbar, quien también jugó en Ruckers, jugó un partido con L. A. Lakers, a modo de homenaje. Tras terminar, fue preguntado por quién había sido el jugador que mas le había impresionado en la vida; el mejor que había visto. Kareem no dijo Magic, Jordan o Bird; dijo: "The GOAT Manigault".


3. Herman, Helicopter Knowings:

 Un tipo particular como pocos.

 Herman tenía un aspecto gracioso, con su orondo aspecto, pero eso no le impedía ser una bestia en las canchas.

 Le encantaba saltar por encima de rivales (literalmente), y gritaba, cuando lo hacía, como un poseído.

 Es uno de los grandes de estas pistas.


4. Joe, The Destroyer Hammond:



 Allá por los 70, Hammond llegó a notar, nada mas y nada menos, que 74 puntos en un partido, en unas Finales de la Liga.

 Jugadores como Kobe Bryant dicen que son "su espejo". "Lo que Hammond hizo jamás podrá ser olvidado", decía Kobe. "Ese tío era capaz de destrozar las rodillas de cualquiera, y para él, perder no era una posibilidad. Era letal":



5. Corey, Homicide Williams:



 "Ruckers no es un parque", decía Williams. "Ruckers es mucho mas que el Madison Square Garden; es mas que el Staples Center. Ruckers es una cultura. Te levantas por la mañana, te pones tus zapatillas y sales a ganarte el pan. No hay mas".

 Williams siempre ha sido conocido, en Rucker Park, como uno de esos tíos duros (mas aún).

 Competitivo como pocos, odia perder, y dicen que en mas de una ocasión, ha habido mas que palabras (echemos la imaginación a andar), en las derrotas, en los partidos.


6. Wilt Chamberlain:



 Sí; Wilt Chamberlain. El de la NBA.

 Chamberlain, conocido como La Osa Mayor... era un hombre adelantado a su tiempo.

 En aquella época, su época, era complicado encontrar a jugadores (y a hombres), de su envergadura y fuerza, y eso, unido a su boca, grande como un buzón... era una mezcla explosiva.

 Wilt odiaba perder. Odiaba perder mas que nadie. Y en cuanto se enteró que en Ruckers se cocían partidos de nivel... para allá que fue.

 Chamberlain ha sido de los pocos jugadores de la NBA que se han atrevido a jugar en Rucker Park.


7. Julius, Dr J Ervin:



 El famoso Dr J ha sido el jugador de la NBA que mayor impacto ha causado en Rucker Park.

 Julius, natural de Roosevelt, New York, fue de los pocos jugadores (y el primero), en rechazar jugar en la NBA, para jugar en la ABA.

 El ex jugador de University of Massachusetts y Philadelphia 76ers, entre otros, era sinónimo de espectáculo, allá donde fuese, y en Rucker Park no iba a ser menos.

 Cuando él pisaba la pista, la gente se aglomeraba (foto superior), y él, confiado como pocos, obraba su magia.

 De Julius se han dicho muchas cosas: desde que hacía mates desde el tiro libre (sí, el famoso mate de Jordan, en el concurso de mates, ante Dominique Wilkins) con suma facilidad, hasta que metía triples, literalmente, con los ojos cerrados:


 Julius, uno de los mejores matadores de todos los tiempos, es el jugador NBA que mayor impacto, como hemos dicho, ha causado en Rucker Park.

 Espectáculo, sin duda, allá donde fuese.


8. Earl Monroe:



 El ex jugador de New York Knicks, y natural de Philadelphia, Pensilvania, es otra de las grandes estrellas de Rucker Park.

 The Pearl llegó a la NBA de la mano de Baltimore Bullets, pero para la campaña 1971/ 1972 fue traspasado a New York Knicks.

 Con ellos, junto  a Walt Frazier, formó uno de los mejores backcourt de la historia de la NBA, y consiguieron el campeonato de la NBA de 1973, con Knicks.

 Earl siempre fue muy respetado en Rcukers por aquello. Él, al fin y al cabo, junto con Frazier, levantaron aquel campeonato con Knicks, y cuando pisaba Rucker Park, era como si un ser divino hiciese acto de presencia en el parque.


 Bien, pues esta es la historia (breve), de Rucker Park, la cancha de baloncesto urbano mas famosa del mundo.

 No todos los jugadores de la NBA, aún así, se atreven a jugar en ella.

 Partidos benéficos, clinics o actos de presencia son comunes entre los jugadores de la NBA, en esta pista, pero cuando el partido se pone serio, cuando son invitados a jugar partidos de verdad... son muy pocos los que se atreven a jugar.

 Jugadores como Steve Francis, J. R. Smith, Sebatian Telfair o Rafer, Skip to my Lou Alston, han jugado allí, y su estilo... se nota.

 Llama la atención como tipos como medallas olímpicas, con anillos de campeón y con MVP's, no se atreven a jugar a jugar aquí. "Esto es la vida real", decía Hammond. "Aquí no puedes llorar, aquí no puedes esconderte. Aquí vienes a jugar":


 En la despedida, os dejo con un video con algunas jugadas, espectaculares, de la Liga EBC. En el video, vemos a jugadores como Sam Young, Michael Beasley o Kemba Walker, hoy en la NBA.

 Desde luego, nada que ver con la NBA.

 Espero lo difrutéis! Basketball Never Stops.













2 comentarios:

  1. Gran entrada! Todo el mundo del streetball me fascina y jamás me habían contado tanto sobre este gran mito. Enorme contenido!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! La verdad es que es un mundo muy interesante, y por desgracia, no se le da toda la importancia que se debería. Al fin y al cabo es historia, y muchas grandes estrellas, como hemos visto, han salido de allí.
    Me alegra que te haya gustado.
    Un saludo!

    ResponderEliminar