miércoles, 31 de julio de 2013

Derrick Favors. Un futuro prometedor



 En una Liga en la que cada vez escasean mas los tipos altos... jugadores como él, llenos de talento, son la gran esperanza.

 Cierto es que, por ejemplo, este año, han llegado mas jugadores altos de lo habitual, pero... no nos engañemos; es difícil encontrarlos buenos de verdad.

 Este chico, aunque lejos (muy lejos), aún, ha sido ya comparado con un jugador casi único, como Tim Duncan. Su talento es exquisito, y además, tiene una disciplina espectacular.

 Hablamos de Derrick Favors, actual jugador de Utah Jazz.

 Pero Derrick es, sin duda, un chico, digamos... raro.

 Con una dura infancia, marcada por el abandono de su padre, una antigua estrella del baloncesto universitario, Derrick supo mantenerse fuerte, siempre al lado de su madre, y nunca perdiendo la ilusión por hacer las cosas bien.

 Esta es su curiosa historia:

 Derrick Bernard Favors nació en Atlanta, Georgia, un 15 de Julio de 1991 (tiene en la actualidad 21 años).


 Como niño, Derrick se crió, en su Atlanta natal, con su madre, Deandra Favors, y sus dos hermanos; su hermana mayor, Tiffany, y su hermano menor, Brandon.

 Pero a Derrick y su familia... siempre les faltó su padre.

 El padre de Derrick, Johnie Parker, fue una antigua estrella del baloncesto de instituto y universitario, y al poco de nacer Derrick, éste les abandonó. "Fue duro", decía Derrick. "Criarse sin padre es duro, pero gracias a Dios, ahí estaba mamá. Siempre cuidó de nosotros, y siempre ha sido fuerte. Le debo mi vida". En la foto inferior, Deandra, junto a su hijo, el día en el que iba a la universidad:


 Pero con el tiempo, Johnie, su padre, se arrepintió.

 Johnie tenía una familia nueva, con nueva esposa y nuevos hijos, pero no pudo evitar interesarse por su antigua familia: "Quise saber mas de ellos", dijo. "Me metí en Internet, e indagué todo lo que pude sobre ellos: donde vivían, a que escuela iban... Quise, sino recuperar a aquellos chicos, al menos que supiesen quien era su padre. Les quiero".

 El propio Derrick, años mas tarde, dijo que "había olvidado su nombre, la verdad. Ya no me acordaba de quien era. Yo me crié sin padre, junto a mi madre y hermanos, así es que ahora no se si era demasiado tarde o no, pero era tarde. De hecho, hasta hacer un par de años no recordaba su nombre". Tras toda su etapa escolar perdida, Johnie quiso recuperar a sus hijos, en pleno proceso universitario. En la foto inferior, Derrick, junto a su padre, en una antigua foto:


 Pero para todo... ahí estaba Deandra, su madre.

 Ahora, con 46 años, Deandra admite que no fue una infancia sencilla. "Los chicos estaban solos", decía Deandra. "Estaban solos y yo era su único apoyo, como ellos el mío. Eran muy fuertes y buenos chicos, pero Derrick siempre fue mi ángel: cuidaba de sus hermanos, era buen estudiante, no se metía en líos... era mi angelito", decía orgullosa.

 Y Derrick, muy disciplinado y responsable, comenzó jugando al baloncesto en Atlanta, en South Atlanta High School, a cargo del entrenador Willy Prather:


 Allí, a cargo de Prather, Derrick fue un estupendo jugador: "Derrick era fantástico", decía Willy. "Era un chico como le veis ahora, muy disciplinado, fácil de entrenar, y siempre con ganas de aprender. Quizás, su único defecto es que era demasiado buen chico", decía Prather, orgulloso de su ex pupilo.

 En el año 2009, Favors fue considerado el mejor jugador de todo el país, en cuanto a Hih School se refería. La prestigiosa web, Scout.com, llegó a posicionarle como número 1 de todo el país:


 En Marzo de 2009, incluso, Derrick llevó a su equipo, al título del campeonato estatal.

 En el mismo 2009, Favors decidirá presentarse al famoso Nike Hoop Summit, en Oregon, pero por razones personales... no acudiría a la cita, donde muchos jugadores, futuras estrellas de la NBA, son, de alguna manera, descubiertos:


 Pero tras años siendo la estrella de su instituto, a Derrick le tocaba elegir. Y no fue fácil.

 Derrick, muy tranquilo e increíblemente unido a su madre y hermanos, no quería irse, de ninguna manera, lejos de casa.

 Prestigiosas universidades le tentaron, pero al final, terminó decidiéndose por Georgia Institute University, mas conocida como Georgia Tech. Cerca estuvo de decidirse por University of Memphis o North Carolina State, por la buena oferta de baloncesto, pero al final, Derrick decidía quedarse en casa:


 Pero el periplo universitario de Derrick sería corto. Tan solo una temporada (temporada 2009/ 2010), con los famosos Yellow Jackets de Georgia Tech, siendo entrenado por Paul Hewitt:


 Y Hewitt, maravillado por las exquisitas condiciones de Favors, le alineó tanto de ala- pivot como de pívot (la talla oficial de Derrick es de 2'08 metros y 112 kilos).

 Cuando Derrick llegó al equipo, coincidió, por ejemplo, con jugadores como el actual jugador de New York Knicks, Iman Shumpert, con quien tiene una buena amistad. Además de él, también coincidió con jugadores como Glen Rice Jr., recién llegado a la NBA en este Draft, Zachery Peacock o Gani Lawal. En la foto inferior, Derrick, con Shump:


 Y los Yellow Jackets, con Favors y Shumpert a la cabeza... no hicieron una mala temporada.

 Encasillados en la Atlantic Coast Conference, los Yellows Jackets lograron vencer en 23 de sus 36 partidos, perdiendo un total de 13, y quedando en el 7º puesto de su Conferencia.













 Derrick, a nivel personal, haría un buen curso, promediando 12 puntos, 9 rebotes y 2 tapones por partido, colocándose como uno de los mejores jugadores interiores del país.

 Además, fue el jugador universitario, a nivel nacional, con mejor % de tiros de campo, con un 62'5%. Nada mal, desde luego, para un jugador interior!

 Tras ser nombrado Rookie of the Year, en la ACC, los chicos de Georgia Tech avanzaban al NCAA Tournament.

 Tras vencer a Oklahoma State, caían en la 2ª Ronda, ante Ohio State University, un 22 de Marzo de 2010, por 75- 66, en el Bradley Center de Milwaukee:


 Con la temporada ya finalizada, el 9 de Abril de 2010, Favors renunciaba a seguir en la universidad, para presentarse al Draft de la NBA.

 "Fue una decisión difícil", decía Favors. "Habíamos creado un buen equipo, un buen ambiente, y la decisión no fue para nada sencilla. Hablé con el entrenador, y le expliqué cuales eran mis deseos. Él fue honesto conmigo, y me dijo que me veía preparado; que él, si la decisión fuese únicamente suya, esperaría un año mas, pero que lo entendía y me apoyaba. Le estaré eternamente agradecido por todo lo que hizo por mí".

 Y en aquel Draft (Draft de 2010)... había mucho talento.

 Jugadores de todo tipo estaban en aquel Draft: dos superclases, como Wall y Turner, apuntaban a llevarse el oro y la plata, y otros jugadores muy interesantes, pelearían, sin duda, por su trozo del pastel.

 Los primeros en escoger fueron Washington Wizards. Escogieron, por supuesto, a la estrella de Kentucky, el explosivo John Wall.

 Los segundos, fueron Philadelphia 76ers, que escogían a Evan Turner, escolta de Ohio State University.

 Y a partir de ahí... cualquier cosa podía pasar.

 Pero le llegaba el turno a New Jersey Nets (actuales Brooklyn Nets). En la 1ª RONDA, EN LA 3ª ELECCIÓN GLOBAL, New Jersey Nets escogía a Derrick Favors, por delante de jugadores como Wesley Johnson o el talentoso pívot de Sacramento Kings, DeMarcus Cousins:


 Lo primero que Favos hizo, siendo ya jugador NBA? Firmar su primer contrato. Fue con Adidas, la marca deportiva que llevaba vistiendo desde los 15 años: "No ha habido mucho problema", reía Favors. "Me hicieron una oferta y la acepté a la primera. Que te paguen por jugar al baloncesto es genial, pero que encima te paguen por llevar tu marca favorita de ropa... no tiene precio", reía:


 Y a su llegada a los Nets... Derrick fue, la verdad, bien acogido.

 Derrick siempre ha sido un chico tímido, poco amigo de hacer excesivo ruido, y ahora llegaba a los desastrosos Nets... en pleno proceso de reconstrucción.

 Su temprana edad (19 años por aquel entonces), y su timidez, le causaron problemas, al principio. "Todo era muy raro. Había un gran ambiente, pero a mí me costaba comunicarme con mis compañeros. La gran mayoría eran mayores que yo, y no era fácil acercarte a ellos para reírles sus bromas", decía.

 Pero gracias a Dios, Derrick tuvo un gran amigo y tutor allí. El entrenador, Avery Johnson:


 El pequeño General, como Avery es conocido, rápidamente se encargó de hacer que Derrick estuviese lo mas cómodo posible.

 "Era muy joven, y era muy tímido", aseguraba Avery. "Fue un poco difícil hacerle comprender que aquí somos todos iguales, pero al final, logramos, entre todos, hacerle comprender que él no era menos que nadie", reía. "Derrick, además, tiene una característica poco común", dijo Johnson: "le encanta aprender. Te escucha, entiende perfectamente lo que dices, y lo aplica a la perfección. Con su cuerpo, disciplina y talento, podemos asegurar, sin duda, que podemos tener en el equipo a un jugador de la talla, por que no, de Tim Duncan; solo tenemos que hacerle comprender que es perfectamente capaz de todo cuanto se proponga":


 Pero en New Jersey... Favors duró poco. Muy poco.

 Inmersos en un brutal proceso de reconstrucción, que llevaría la franquicia de New Jersey a Brooklyn, los Nets estaban desesperados por dar un golpe de efecto.

 Jugadores como Troy Murphy, Kris Humphries, Joe Smith, Brandan Wright o Brook Lopez, tapaban las opciones de Derrick, a bordo de la nave de los Nets, y en Febrero, tras solo 56 partidos con ellos, la vida daba un giro:















 Y ese giro, tenía dos nombres propios: Utah Jazz y Deron Williams.

 Los Nets, como decimos, estaban empeñados en dar un golpe de efecto en la Liga, aprovechando el tirón mediático que el traslado a Brooklyn suponía, y con la relación Deron Williams- Jerry Sloan completamente rota, Nets se lanzó, cual ave de rapiña, por el base, natural de Parkersburg.

 El 23 de Febrero de 2011, Derrick Favors era traspasado, junto con Devin Harris y dos futuras primeras rondas del Draft, a Utah Jazz, a cambio de Deron Williams.

 Favors era nuevo jugador de los Jazz:


 Y a su llegada a Utah, le esperaba otro fan suyo: Tyrone Corbin.

 Poco antes, Jerry Sloan había salido del equipo, dejando a Corbin como entrenador principal, quien no dudó un instante en calificar a Favors como "una incorporación de lujo". Corbin dijo que "que llegue a tu equipo un jugador como Derrick, con solo 19 años, es una oportunidad única. Aquí hay jugadores muy jóvenes, y poco a poco, sin prisa, iremos dándoles la importancia que merecen":


 Y tras algo mas de dos temporadas en Utah... Derrick ha ido de menos a mas. Y eso es muy bueno.

 A su llegada al equipo, ha coincidido con un bloque perfectamente dividido en gente joven y prometedora, como Gordon Hayward, Alex Burks o Enes Kanter, por nombrar solo a algunos, y gente no tan mayor, pero sí perfectamente experimentada, como Al Jefferson o Paul Millsap (hasta hace bien poco, líderes del grupo). En la foto inferior, junto a Jefferson (recientemente firmado por Charlotte Bobcats), y Millsap (recientemente, fichado por Atlanta Hawks):


 Y sobretodo, han sido Millsap y Jefferson de quienes mas ha aprendido.

 Jugadores como por ejemplo Jefferson, gran pivot, han sabido llegar a Derrick, poco a poco, y han instruyéndole en el "arte" de jugar en la pintura. "Derrick es un gran tío", decía Al. "Es un chico joven, con ganas de dar guerra. No me va a gustar nada jugar contra él, dentro de unos años", reía.

 "Va a ser un jugador temible", decía Millsap. "Es rápido, es inteligente, tiene disciplina y sobre todo, tiene muchas ganas de aprender. Está ansioso por comerse a sus rivales, y lo hará; seguro que lo hará".















 Y esta última campaña... ha sido su mejor campaña.

 La idea de Corbin, de introducirles, tanto a él como al joven turco, Enes Kanter, en el equipo, ha funcionado a la perfección, y este año, con los contratos de Jefferson y Millsap en el alambre, Favors y Kanter han sido mas importantes que nunca, hasta ahora.

 Favors, como decimos, ha ido de menos a mas, y este último año, jugando mas que los anteriores, ha sido un jugador, digamos, ya importante en el grupo, promediando casi 10 puntos, 8 rebotes y 1'7 tapones por partido:


 Y para esta siguiente temporada... puede que sea su GRAN temporada.

 Con Al Jefferson ya en Charlotte Bobcats y Paul Millsap en Atlanta Hawks, estos Utah Jazz se ha convertido en uno de esos equipos, digamos, nostálgicos en la NBA; de los que todos echamos de menos: buena filosofía de baloncesto, y un equipo que aprovecha a la gente joven, con interesantes fichajes, vía Draft o vía traspaso.

 Jugadores como el propio Derrick Favors, el turco Enes Kanter, el sensacional Gordon Hayward o Alex Burks, unidos al recién llegado vía Draft, Trey Burke, encarnan a este nuevo equipo de los Jazz, llenos de juventud, calidad de sobra y ganas de triunfar, con mucha disciplina, capacidad de sacrificio y perfectamente bien dirigidos:


 Veremos en que se quedan estos Utah Jazz.

 El año pasado, por lo pronto, a punto estuvieron de dar la sorpresa, clasificándose para los Playoffs, de los que, finalmente, se quedaron fuera, pese a un buen récord positivo durante la Temporada Regular, en detrimento de L. A. Lakers.

 El próximo año... puede ser su año. Puede ser el año de Derrick Favors.


 Bien, pues este es Derrick Favors, actual jugador de Utah Jazz.

 A sus 21 años, no cabe duda alguna de que estamos hablando de uno de los jugadores mas prometedores de toda la NBA. Un chico lleno de talento y buenas intenciones, y al que solo le falta un poco de confianza. Confianza que no dudamos que tendrá, y de sobra, para la campaña que está por comenzar.

 En la despedida, os dejo con un vídeo con algunas jugadas suyas, realmente interesantes. Su potencia, su rapidez y su agilidad, pese a sus dimensiones, le hacen un jugador, actualmente, casi imparable. Imaginémonos lo que puede suceder con él dentro de unos años.

 Derrick Favors. El tesoro oculto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada