martes, 11 de junio de 2013

Sacrificio? Mala suerte? Pasotismo? Grandes alegrías y decepciones de la Temporada 2012/ 2013



 Es ley de vida.

 Todos los años pasa lo mismo, allá donde miremos: jugadores que hacen una temporada impresionante, ayudando a su equipo a llegar a lo mas alto, jugadores que tienen mala suerte con las lesiones... o simplemente, tipos (por no decir jugadores, en algunos casos), que, directamente, pasan de todo.

 Así es la NBA.

 Pero este año, quizás, ha sido especial. Mucho joven con ganas de hacerlo bien, y dando el do de pecho en sus equipos, ha sido, quizás, de las notas mas agradables de la Temporada Regular.

 Por el contrario... siempre hay alguna oveja descarriada que, pase el tiempo que pase, parece que lo de hacer las cosas bien no va con él. Otros, por el contrario, pueden ser calificados de haber tenido, entre otras cosas, mala suerte.

 Pasemos, a continuación, a hablar de los jugadores que mas nos ha alegrado esta campaña, y luego, los que mas nos han decepcionado. Ya sabéis que, como siempre, esto siempre puede ser, cuanto menos, subjetivo.

 Procedamos:

ALEGRÍAS.

1ª) Paul George (Indiana Pacers)

 - 23 años. 37'5 minutos en pista. 17'4 puntos, 7'6 rebotes, 4 asistencias, 1'8 robos, 2'2 triples/ partido.


 La temporada de Paul George puede ser calificada, cuanto menos, de impresionante.

 El jugador, natural de Palmdale, California, se ha salido, y ante la ausencia de Granger (luego hablaremos de él), él ha sido quien ha llevado a Pacers, en parte, a donde han llegado.

 Jugador sensacional, versátil donde los allá y con un gran futuro por delante, ya ha demostrado lo que es capaz de darle a su equipo (no hay mas que ver sus números).

 LeBron James, de Miami Heat, no ha dudado un segundo en decir que "George es espectacular. Me recuerda a Dwyane Wade. Le espera un gran futuro".

 23 años, y ya ejerciendo de líder. No lo dudemos un instante.


2ª) James Harden (Houston Rockets)

 - 23 años. 38'6 minutos en pista. 26 puntos, 5'8 asistencias, 5 rebotes, 1'8 robos, 2'3 triples/ partido.


 Seguro que James le dedica estos números a todo aquel que, por un momento, dudase que podía convertirse en Jugador Franquicia, tras su mas que cuestionable salida de Oklahoma.

 James, con solo 23 años, pasó de promediar casi 16 puntos, siendo Sexto Hombre del Año, a promediar 26, en su primera campaña como líder de los de Texas, y nunca dudó ni por un instante de sus capacidades.

 Poco amigo de dar escándalos, y muy amigo de hacer las cosas bien, este jugadorazo, tan particular como sensacional, ha sido capaz de crear un ambiente perfecto en Houston, en un equipo joven, bien dirigido y con ganas para que, como dijo el gran Hakeem Olajuwon, "Houston vuelva a estar en el punto de mira de muchos".

 Houston llegó a los Playoffs  (aunque no duró demasiado), y nadie puede negar que Harden ha sido la clave.

 Su misión ahora? Reclutar a grandes jugadores, para un equipo que, poco a poco está creciendo. El primero? Dwight Howard, fiel amigo de marear la perdiz y venderse al mejor postor. Parece que Houston, en parte, le atrae, y seguro que James tiene algo que ver.


3ª) Nikola Vucevic (Orlando Magic)

 - 22 años. 33'2 minutos en pista. 13 puntos, 12 rebotes, 1 tapón/ partido.


 Seguro que en Philadelphia, mas de uno se ha quedado ya calvo, tirándose de los pelos, por haber, prácticamente regalado, a este fantástico pívot.

 Vucevic, ex jugador de Troyans, no dispuso de demasiadas oportunidades en Philadelphia 76ers, y el mega traspaso del verano pasado, llevando a Howard a L. A., y llevando a Bynum a Philly, hizo que Vucevic, casi de cualquier manera y sin que nadie se diese cuenta, aterrizase en Orlando, al norte de Florida.

 Y bueno, su temporada... habla por sí misma.

 Es cierto que los Magic ha sido el peor equipo de la NBA, pero Nikola Vucevic ha sido lo único que puede salvarse de ese equipo (respetando a los jóvenes, Harkless y Harris, claro).

 Vucevic no es el pívot mas rápido de la NBA. No es el pívot mas fuerte de la NBA. Y puede que tampoco (casi seguro), el mas técnico.

 Entonces... qué hace aquí?

 Vucevic es un pívot extremadamente inteligente, y sabe colocarse a la perfección. En muchos partidos de esta campaña, ya en el 1º cuarto, Nikola llevaba mas de 5 rebotes!

 Sus rebotes, además, se dividen a la perfección, casi quirúrgica, entre ofensivos y defensivos. Es un pívot trabajador, inteligente, como decimos, y con ganas de demostrarle a toda la NBA que el no tener un nombre hecho no significa nada.

 Él puede conseguirlo, y debería de ser uno de los pilares de los de Florida de cara al año que viene. Aunque... ver veremos.


4ª) Jrue Holiday (Philadelphia 76ers)

 - 22 años. 37'5 minutos en pista. 17'7 puntos, 8 asistencias, 4 rebotes, 1'6 robos de balón/ partido.


 Puede que, junto a Paul George, Holiday sea la mayor sensación de esta temporada.

 Como ya dijimos en el artículo que le dedicamos anteriormente... que esa cara de niño bueno no nos engañe, porque este chico es un demonio!

 Holiday se estableció, tras la marcha de Lou Williams a ATL, como el base titular, y líder, de los de Philadelphia.

 Y la verdad que a sociedad con Andrew Bynum parecía (y repetimos, PARECÍA) ser letal.

 Bynum, como siempre, faltó a su palabra, y Holiday, lejos de esconderse, sacó pecho, se cargó el equipo a las espaldas... y no obró el milagro de Playoffs, pero nos dejó un buen sabor de boca.

 El ex de UCLA ha jugado como los ángeles este año, y con solo 22 añitos, promete ser una de las referencias en la Gran Liga en los próximos años.

 Por lo pronto, con su inclusión en el All- Star, él, al igual que Paul George (parece que siguen caminos iguales), se han convertido en los jugadores mas jóvenes de sus respectivas franquicias en convertirse en All- Star.

 Casi nada.


5ª) Damian Lillard (Portland Trail Blazers)

 - 22 años. 38'6 minutos en pista. 19 puntos, 6'5 asistencias, 3 rebotes/ partido.


 Que manera mas dulce de engañarnos!

 Lillard, recientemente nombrado como Rookie of the Year era, este año, el primer base puro, digamos, en ser escogido en el Draft (6ª elección, por Portland).

 Prometía ser bueno, pero... es aún mejor!

 Lillard, este año, ha sido el líder absoluto de los de Oregon (con permiso de LaMarcus Aldridge), y por lo pronto, ya ha batido el récord del gran Isiah Thomas, ex de Detroit Pistons, en su año de rookie.

 Lillard es cierto que no es un base que deslumbre por su capacidad para asistir, pero en lo que sí que deslumbra... es en todo lo demás.

 El ser un jugador que finalizó ciclo universitario puede que le haya dado un plus a la hora de tomar decisiones, y como defecto, algunos le "sacan" su margen de mejora, aunque con lo que ha hecho este año... puede que esta idea haya desaparecido de las cabezas de muchos.

 Excelente tirador de tres, y excelente líder, los números de Lillard hablan solos.

 Portland, por primera vez en muchísimo tiempo, puede estar tranquila. Tiene base... para largo.


6ª) Chandler Parsons (Houston Rockets)

 - 24 años. 36'3 minutos en pista. 15'5 puntos, 5'3 rebotes, 2'5 asistencias/ partido.


 Excelente jugador, y que ha formado una sociedad letal con su compañero, James Harden.

 Parsons es, hasta ahora, el abuelo (con solo 24 años), de los jugadores que hemos nombrado, pero es, casi con total seguridad, el jugador que menos esperábamos aquí.

 Pero se lo merece.

 El ex de los Gators de Florida se estableció rápidamente como el alero del equipo, y es un verdadero todoterreno.

 Ha tenido algo de mala suerte este año con su codo, con molestias en él durante gran parte del año, pero, jugando así... muchos dirán que "ojalá que el dolor dure".

 Chandler es un jugador, al igual que todo Houston (gran trabajo de McHale, como entrenador) es poco amigo de hacer ruido... y muy amigo de hacer las cosas bien.

 Destaca en todo, y es, además, un gran tirador.

 Gran amigo personal de Harden, ahora en Houston, será otro de los encargados de atraer la atención de estrellas de la Liga, en el mercado de Agentes Libres.

 Kevin McHale, su entrenador, ha dicho de él que "no sabes bien lo que vale un chico así. No da un problema, y da mil alegrías. Además, es, de largo, el jugador mas optimista con el que he entrenado".


7ª) Brook Lopez (Brooklyn Nets)

 - 25 años. 30'4 minutos en pista. 19'4 puntos, 7 rebotes, 2'1 tapones/ partido.


 Vaya temporada del ex de Fresno!

 Los Nets han sido todo un desastre. Han llegado a la post temporada, cierto, pero... con ese equipo? Puede que las Finales de Conferencia (siendo algo benévolos), fuese el objetivo, viendo el roster, a principios de temporada!

 Todo ha sido un desastre al otro la del puente.

 Deron Williams no ha sabido, en ningún momento, entenderse con su escudero de lujo, fichado como estrella este verano, Joe Johnson, y pese a ambos haber anotado, se ha notado la falta de compromiso... de los dos.

 Wallace, quien debería de haber sido una fuerza este año, ha estado desaparecido, y para colmo de males, Avery Johnson, un entrenador excepcional, que además había sido entrenador del mes, era despedido, llegando en su lugar PJ Carlesimo.

 Con todo esto... no tiene mérito de lo Brook?

 El año pasado fue un mal año para él. Temporada corta... y encima lesión grave, perdiéndose prácticamente todo el año.

 Este año llegó mas fuerte que nunca, y se echó, él solo, el equipo a las espaldas.

 Muestra de ello, fue su inclusión en el All- Star de este año (eso sí, por la lesión de Rajon Rondo).

 Siempre ha sido un jugador en el punto de mira de todos, e incluso llegó a sonar como moneda de cambio, en pro de llevar a BK a Dwight Howard, pero a él le ha dado igual: "Mi sueño es no moverme de aquí. Estoy ilusionado, y quiero estar aquí para siempre", decía.

 Algún "osado" cambiaría ahora a Brook por Dwight?


8ª) Marc Gasol (Memphis Grizzlies)

 - 28 años. 35 minutos en pista. 14 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias, 1'7 tapones/ partido.


 Vaya pedazo de temporada!

 Big Marc, como es conocido, ha ganado el premio al Jugador Defensivo del Año en la NBA, y esa es la recompensa al trabajo duro, al sacrificio y al compromiso de, a día de hoy, el jugador mas importante de los Grizzlies.

 Marc, desde el puesto de pívot, tiene la sangre fría del mas temible de los asesinos, y el carácter del mas aguerrido de los líderes. Por eso es quien es.

 Sus números? 14 puntos. No está mal. 8 rebotes. Aceptable. Pero... 4 asistencias? Es, tras Joakim Noah, el pívot que mas ha asistido en esta temporada, en la NBA. Ahí es nada.

 Su mano se ha notado en los momentos claves, y, por números, ha sido el mejor clutch player de la NBA este año. Increíble, hablando de un pívot... pero cierto.

 Marc ha hecho, además, que Memphis Grizzlies, su equipo y su casa, se conviertan ya en una realidad. En un equipo temible, en el que todas las piezas encajan a la perfección, y su sociedad con Zach Randolph es total.

 Fue primero en las votaciones, por delante de un tal LeBron James, y eso... no es fácil.

 Sus Grizzlies llegaron a las Finales del Oeste (eso sí, fueron barridos, por un 4-0, ante S. A. Spurs).

 No es eso crecer?


9ª) Kawhi Leonard (San Antonio Spurs)

 - 21 años. 31'2 minutos en pista. 12 puntos, 6 rebotes, 1'7 robos de balón/ partido.


 Cuando Gregg Popovich le echa el ojo a alguien... rara vez se equivoca.

 Y decimos rara vez, por no decir nunca.

 Kawhi llegaba a la NBA el año pasado, procedente de San Diego State University, en el puesto nº15 del Draft, y Popovich sabía muy bien a quién escogía, y sabía muy muy bien lo que hacía.

 En su primer año? Acoplamiento.

 Promedió 8 puntos y 4 rebotes, en 24 minutos. Tenía 20 años. Ninguna prisa.

 Este año? 21 añitos (obviamente), y promedios de 12 puntos y 6 rebotes, además de casi 2 robos por partido. La mejora es evidente.

 Kawhi es un todoterreno casi indescriptible, al mas puro Latrell Sprewell... pero con cabeza.

 Hace de todo, y casi todo lo hace bien. Y eso es fácil... pero no lo es, jugando en San Antonio.

 Lo es porque jugar al lado de tíos como Tony Parker, Tim Duncan o Manu Ginobili lo hacen todo mas fácil, cierto, pero no lo es porque, al lado de tanto genio (y leyenda)... los fallos se notan mas.

 Y Kawhi no falla.

 Es un tipo que se adapta a la perfección al equipo y al partido, cual camaleón, y eso no es nada fácil.

 21 años, y un futuro prometedor por delante.

 Hace falta que recordemos como trata Popovich a sus elecciones tardías del Draft (Parker y Ginobili, sin ir mas lejos?).


10ª) Lance Stephenson (Indiana Pacers)

 - 22 años. 29'2 minutos en pista. 9 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 1 robo de balón/ partido.


 Con Lance, no sabemos si atribuirle el mérito a él o a Frank Vogel, su entrenador.

 El propio Vogel reconocía, en los Playoffs, y hablando de George, su compañero de equipo, que "Indiana es una franquicia a la que le cuesta atraer a jugadores, por lo que hemos de centrarnos en lo que tenemos, y no mirar a los lados. Eso no nos va a ayudar".

 Y vaya si lo ha hecho!

 La lesión de Danny Granger (y su posterior "pasotismo" en la recuperación), dejaba a Pacers en cuadro, con un equipo carente de aleros de nivel.

 Vogel se inventó su combo- guard, alineando a la par a George Hill y Lance Stephenson, para que Paul George pasase a ser el alero necesitado. El equipo perdía músculo y altura... pero ganaba velocidad, alegría y técnica.

 Y el gran beneficiado fue, por supuesto, Stephenson.

 Es joven, defiende bien, es agresivo y tiene ganas. Con eso, a Indiana le ha valido, y Lance ha ganado confianza.

 Sus números no impresionan demasiado, cierto, pero no son nada malos. Si a eso le añadimos que tiene tan solo 22 años, y que Larry Bird, quien le escogió en el Draft dijo de él que "es mucho mejor de lo que creéis. Ya lo veréis"... Sale un jugador mas que interesante.

 Granger volvió y vio que en este equipo, ciertas piezas se habían comido su parte del pastel.

 Esperemos que estos chicos tengan el mismo hambre durante mucho tiempo.


DECEPCIONES.

1ª) Andrew Bynum (Philadelphia 76ers)

 - 25 años. NO HA JUGADO EN TODA LA TEMPORADA.


 Si la NBA tuviese un diccionario propio, y buscásemos la definición de las palabras "fracaso", "decepción", o "pasotismo", seguro que al lado, saldría su foto.

 Bynum (sigue siendo jugador de baloncesto?), representa todo lo que un deportista jamás debería ser: indisciplina, soberbia, pasotismo, apatía, falta de ambición...

 Llegó a Philadelphia este pasado verano, vía Los Ángeles, en el mega traspaso que llevaba a Howard al Staples.

 Llegaba como gran referencia, y todos se frotaban las manos. Llegaba lesionado, pero aún así prometió que jugaría ya el primer partido del año. Y... mentira. Mentira, y de las grandes.

 No jugó en todo el año.

 Primero, se lesionó, jugando a los bolos con amigos, la rodilla.

 Tras ello, fue sometido a pruebas. Pruebas que desvelaban lo peor: Bynum padece osteocondritis disecante, por lo que jugar al baloncesto, para él... casi adiós.

 Pero el, todo chulo, dijo que se alegraba de que esto se hubiese descubierto jugando a los bolos, y no en pleno partido: "Me alegro que los médicos hayan detectado esto de esta manera. Imaginad si me pasa en un partido".

 Bynum: eres jugador de baloncesto. No de bolos.

 En verano, con su contrato ya finalizado, y como agente libre sin restricciones, en vez de comenzar a entrenar desde ya, con su equipo fuera de la post temporada, fue cazado en Madrid, España, a altas horas de la madrugada, en un tablao flamenco, mostrando dotes de showman, cuanto menos.

 Pese a esto, aún, seguro, habrá algún "incauto" que decida darle un buen contrato para la campaña que viene.

 Philadelphia parece que quiere darle casi el máximo, por un año. Les sobra el dinero.


2ª) Derrick Rose (Chicago Bulls)

 - 24 años. NO HA JUGADO EN TODA LA TEMPORADA.


 Su caso? Llamativo, cuanto menos.

 Primero, nos dio pena. Un chico joven, con talento, se lesionaba, y se le veía dolido y ansioso por volver.

 Luego? Comenzó a extrañarnos. En Enero, era dado de alta por los médicos de Chicago (algo sabrán de medicina, seguro), pero él aseguraba "no encontrarse bien, tener miedo de recaer, y falto de forma". Raro... pero puede ser.

 Finalmente? Ya, la vida de Rose, nos importa poco.

 El culpable de todo esto, probablemente, sea su hermano. Así de simple.

 Su hermano, su representante, rápidamente ha querido sacar tajada de la situación de su frágil hermano, tan débil de carácter como talentoso en la pista, y se ha forrado esta campaña.

 Pero se ha forrado... arruinando la reputación de Derrick, su hermano pequeño.

 "Puede que vuelva!. No vuelve. "Puede que vuelva". No vuelve. Y así se ha pasado desde Febrero, hasta que Chicago se quedó eliminado de PO, en el mes de Mayo, por Miami, cuando mas le necesitaba su equipo y compañeros.

 No sabemos si Rose volverá el año que viene, o si decidirá meterse a monje, pero lo que está claro es que el MVP mas joven en la historia de la NBA, ha perdido su galones. Y le va a costar volver a ganárselos.

 Lágrimas... de cocodrilo?


3ª) Kevin Love (Minnesota Timberwolves)

 - 24 años. 34'3 minutos en pista. 18'3 puntos, 14 rebotes/ partido.

 - 18 partidos jugados, de 82 posibles.


 Al igual que a Derrick Rose, a Kevin Love le va a costar volver a ganarse los galones perdidos.

 No decimos que no pueda volver a conseguirlos, pero sí que le va a costar volver a ganarse la confianza de los aficionados.

 Ya terminó la campaña pasada lesionado. Y en esta volvió a caer... y recaer.

 La relación Love- Wolves cada día parece mas tensa y estropeada, y David Kahn llegó a acusarle de "no ser tan bueno,y de no ser una estrella". "Si fuese tan buen jugador, nos habría llevado a Playoffs alguna vez, digo yo", llegó a decir Kahn.

 El metacarpiano de la mano de Love parece hecho de papel, y tras lesionarse haciendo planchas con los nudillos... volvía a caer de nuevo, perdiéndose un total de 64 partidos esta campaña.

 Casi nada.

 Love parece que cada vez tiene la casa mas recogida, en pro de ser traspasado a cualquier equipo este verano, pero, aunque sea la estrella y líder de Minnesota, sabe que su valor ha caído en picado, en la Bolsa de Fichajes.

 Él lo sabe... y Minnesota también.


4ª) Amar'e Stoudemire (New York Knicks)

 - 30 años. 23 minutos en pista. 14'2 puntos, 5 rebotes.

 - 29 partidos jugados, de 82 posibles.


 Amar'e estará dolido, suponemos.

 Pasa de ser la gran esperanza de NY, cuando firmó como agente libre el mismo verano que LeBron y Bosh lo hacían con Miami, a ser un jugador muy próximo a ser amnistiado.

 Pero así es la NBA, Amar'e!

 Decisiones mal tomadas, como romperse la mano contra un extintor de incendios, le han jugado a Amar'e una pala pasada, además de sus rodillas, las cuales ya no le permiten ser la bestia interior que un día apuntó a ser.

 Pese a esto, cuando ha jugado... no lo ha hecho mal.

 Pero Woodson, entrenador de Knicks, y amante de la estabilidad, no quiso darle demasiadas oportunidades.

 Su contrato, de 21 millones de dólares para este año, son un problema, y suponemos que Knicks le buscará salida. Vía trade... o vía amnestía.


5ª) Danny Granger (Indiana Pacers)

 - 30 años. 14'8 minutos en pista. 5'4 puntos, 1'8 rebotes.

 - Ha jugado un total de 5 partidos, de los 82 posibles.


 La expresión "nada es eterno" es perfectamente aplicable a su caso.

 Danny ha sido, años y años, la referencia de los Pacers. Un alero que, además, podía cumplir perfectamente como ala- pívot.

 Duro, aguerrido... y además All- Star. Qué mas se podía pedir?

 Pero, tras la campaña pasada, llegó la lesión de rodilla.

 Tuvo que pasarse mucho tiempo (demasiado), lesionado, y Vogel tuvo que reinvertar el equipo. Lo logró, y lo lo logró de manera brillante, quitándole a Granger el puesto, en favor del genial Paul George, pasando a jugar con Stephenson como falso escolta.

 Cuando Danny volvió... todo había cambiado.

 Como aquel que abandona su hogar y regresa al cabo de un largo periodo de tiempo, su equipo había cambiado, y Danny, lejos de volver a ser la referencia, se convirtió en uno mas... y uno mas... de los prescindibles.

 Volvió a caer lesionado, tras solo 5 partidos, y nunca volvió.

 Tiene 30 años, una alta ficha (11 millones/ año), y suponemos que Indiana le buscará salida. De la manera que sea.


6ª) Andrea Bargnani (Toronto Raptors)

 - 27 años. 28'7 minutos en pista. 12'7 puntos, 3'7 rebotes.

 - Ha jugado 35 partidos, de los 82 partidos posibles.


 El jugador romano, sin duda, ha ido a la mismas clases particulares de Bynum.

 Escogido en la 1ª Ronda, en la 1ª Elección Global del Draft de 2006, Andrea jamás ha llegado a disputar una temporada completa, de 82 partidos, y entre la temporada pasada y esta ha jugado un total de 66 partidos (31 partidos la temporada anterior y 35 partidos esta).

 Para colmo de males, jugando de pívot no ha llegado a promediar 4 rebotes! Por Dios, si hay muchos bases que promedian mas! De acuerdo que su juego se basa en tirar, y que tiene muy buena muñeca, pero eso, de ninguna manera, es excusa.

 Andrea, este año, ha tenido mil y un problemas con su codo; dolores de tipo tipo que por A o por B no le han dejado jugar.

 Tiene la ficha mas alta de la plantilla, con 11 millones/ año, pero nadie duda ya que su valor real, ni mucho menos, se aproxima a esas cifras.

 En todo el año? Nulo, para Raptors. Eso sí: ya se ha apresurado a decir que jugará con Italia el próximo torneo, y que a partir de ahora "se concentrará mas".

 Toronto ya no sabe ni a quien regalárselo... ni como. Un desastre de elección.


7ª) Derrick Williams (Minnesota Timberwolves)

 - 22 años. 24 minutos en pista. 12 puntos, 5 rebotes/ partido.


 No es una cuestión de lesiones (el chico es duro como la piedra), pero... Derrick se ha estancado.

 Escogido en el Draft de 2011 en la 2ª Elección Global, el ex de Arizona prometía ser una auténtica bestia en la NBA.

 Físico no le faltaba, y ganas parecía que tampoco, pero... no ha encontrado su sitio.

 Su caso no es, ni mucho menos, tan sangrante como el del resto, ya que, además de tener solo 22 años (puede mejorar, y mucho), solo cobra, como joven que aún es, 2'03 millones al año, pero... ha de darse prisa.

 En Minnesota, cierto, no ha encontrado toda la estabilidad que a él le gustaría, pero... esto es la NBA, así que hay que estar al 200% a todas horas.

 Lo tuvo TODO a favor este año, con las lesiones de Love, primero, y de Kirilenko, continuas este año, pero nunca pudo dominar como debería de haber hecho.

 Rick Adelman, entrenador de los Wolves, parece no haber perdido, al 100%, la esperanza en él, y confía que el que joven que un día dominó la NCAA, pueda hacerlo, y pronto, en la NBA.


8ª) Joe Johnson (Brooklyn Nets)

 - 30 años. 36'7 minutos en pista. 16 puntos, 3 asistencias, 3 rebotes/ partido.


 Llegó a Brooklyn como estrella... y acabó estrellado.

 Joe salió estrepitosamente de ATL, el pasado verano, y tras riñas con otros jugadores importantes del equipo, y aterrizaba en el nuevo proyecto de los Nets, en Brooklyn, desde New Jersey.

 Todo pintaba bien, y Joe llegaba como co- estrella, como ayudante de lujo de uno de los mejores bases de la NBA, Deron Williams.

 Bien, pues nunca se entendieron.

 Primero fue Avery Johnson (lográndolo a veces), y luego fue PJ Carlesimo (no lográndolo nunca), pero Joe y Deron nunca se han entendido.

 Es cierto que la labor no era fácil. Dos mega estrellas, con dos mega contratos, jugando juntos, en el back court. Pintaba bien... pero intrigaba.

 Bien, pues hemos salido de dudas, y hemos visto que nada de nada.

 Joe, a nivel individual (como siempre), no ha jugado mal (es mejor decir esto que decir que ha jugado bien), y Deron tampoco lo ha hecho mal, pero la realidad es que nunca ha dado la sensación de ser quien tenía que haber sido. O para lo que estaba llamado a ser, al menos.

 Además, le ha cortado la progresión a MarShon Brooks, quien, además de joven, es interesante.

 Algo tendrá que cambiar en Brooklyn el año que viene, sin duda.


9ª) Gerald Wallace (Brooklyn Nets)

 - 30 años. 30 minutos en pista. 7'7 puntos, 4'6 rebotes/ partido.

 - 69 partidos jugados, de los 82 posibles.


 Wallace ha tenido un mal año.

 Es un tipo que no está acostumbrado a hacer las cosas mal, pero este año, como él mismo reconoció "lo he pasado mal. Me ha faltado confianza, y no me he sentido arropado. Ya he pasado por momentos peores, pero uno nunca está acostumbrado a pasarlo mal", decía.

 Crash, como es conocido, es de esos tipos que se dejan la piel en la pista. No es particularmente talentoso, pero suple a la perfección esas carencias con un trabajo encomiable.

 Renovó, y muy a la baja, el pasado verano, enamorado del proyecto de los Nets, pero no ha gozado de estabilidad (como todo el equipo en general).

 Poco que reprocharle a un jugador que siempre lo da todo, pero esperemos que el año que viene tenga mas suerte.


10ª) O. J. Mayo (Dallas Mavericks)

 - 25 años. 35'5 minutos en pista. 15 puntos, 3'5 rebotes, 4 asistencias/ partido.


 Su promoción, en el Draft, nos dejó a un buen número 1 (cuando juega): Derrick Rose.

 Pero... que hay de la 2ª y de la 3ª elección? Son O. J. Mayo y Michael Beasley, respectivamente.

 A Beasley empezamos ya a darlo por perdido. Chico con grandes aptitudes para ser un jugador dominante... pero que al, simplemente, esto le da un poco igual.

 Y con Mayo, no pasa lo mismo, pero parecido.

 Mayo no fue renovado por Memphis Grizzlies, "su" equipo del Draft, y eso ya, como poco, sonó raro. Un chico joven, con, al igual que Beasley, buenas aptitudes, y que lo había hecho bien en Connecticut... no era renovado? Con 23 años los de Tennessee pasaban de él?

 Y aparecieron los tejanos, Dallas Mavericks.

 Mark Cuban, propietario de la franquicia, vio en Mayo, quizás, a ese jugador perfecto para un equipo que, poco a poco, se estaba viendo en la obligación de reconstruirse. Jugadores veteranos, como Nowitzki, Carter, Marion... Cuban pensó que era de renovarse.

 Y Mayo empezó muy bien. Con muchas ganas. Anotaciones brutales, signos de recuperación... pero se fue, poco a poco, diluyendo.

 Ha seguido siendo titular, cierto, disputando un montón de minutos (mas de los que en Memphis jamás hubiese tenido), pero la realidad es que hablamos de un Top 3 del Draft, y O. J. nunca ha dado la sensación de dominar este juego.

 Habrá que ver que sucede con él de cara a la próxima campaña, por Carlisle, entrenador de los Mavs', ha dejado ya claro que es un jugador que NO le gusta.



 Bien, pues estas son, a opinión personal, las mayores alegrías y decepciones de la temporada 2012/ 2013.

 Por supuesto que hay otras, como por ejemplo el juego de Joakim Noah, el cual ha crecido, estableciéndose como líder del grupo, ante la lesión de Rose; Carlos Boozer, quién, también en Chicago, ha realizado la mejor temporada de su ya dilatada carrera; Kenneth Faried, quien pese a su altura, ha demostrado ser una fuerza de la naturaleza en la pintura; Jarred Sullinger, quien, pese a su lesión, dejó grandes sensaciones en Boston, o Andre Drummond, quien, pese a su juventud y "excesivo" buen carácter, promete, pero estos, repetimos, parecen, a opinión personal, las alegrías y decepciones mas notables de la temporada regular 2012/ 2013.

 En el apartado de decepciones? Podríamos señalar, sin miedo a equivocarnos, a dos chicos: Thomas Robinson, escogido en el Draft por Sacramento Kings y ahora en Houston Rockets, y Royce White, escogido en el Draft por Houston Rockets, con los que... aún no ha llegado a debutar. Son jóvenes, y eso les da margen de maniobra, pero por lo pronto... nada:


 En la despedida, os dejo con un video con algo, para los que no lo conozcáis, muy curioso, de los chicos mágicos de Houston, que este año han llevado a su equipo a cotas altas, pese a no ser favoritos para ello en ningún momento: James Harden, Jeremy Lin y Chandler Parsons, de Houston Rockets. Su entendimiento es total, como su saludo Fu Manchu, en los partidos.

 Un equipo tapado este año... que ha sabido hacer las cosas muy bien. Veremos como funciona todo allí el año que viene, pero lo cierto es que Houston parece estar de nuevo en el mapa.

 Espero lo disfrutéis!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada