viernes, 17 de mayo de 2013

Stephon Marbury. La nave no tripulada



 No era el niño más bueno de la clase. No era el más cariñoso. No era el que tenía la mirada más angelical, sin duda, pero... le echamos de menos.

 A sus 36 años de edad, hace ya 4 temporadas (y parece que han pasado dos días), que abandonó la Gran Liga, con destino al Lejano Oriente, para jugar en Beijing Ducks, de la Liga china, y sólo hacemos que preguntarnos que hubiese sido de esta delicia de jugador... si la cabeza hubiese estado en su sitio.

 Su juego?. Daba miedo. Su control?. Impresionante. Su estilo?. De impresión. Pero para calificar su cabeza y sus decisiones... sólo necesitamos unir todos los adjetivos mencionados anteriormente.

 Decisiones equivocadas en determinados momentos, problemas innecesarios, falta de disciplina... Estas fueron algunas de las cosas que han hecho que la NBA haya decidido dejar de fijarse en él, pero aún así, nosotros, ese grupo de "nostálgicos", seguimos acordándonos de él: él es Stephon Marbury.

 Pero para entender a este tan genial como volátil jugador... hablemos de él con tranquilidad:

 Stephon Xavier Marbury nació un 20 de Febrero de 1977, en Brooklyn, New York.

 Hijo de Mabel y Don Marbury, Starsbury, como es conocido a nivel mundial, tiene 6 hermanos, todos mayores, salvo el último, Moses: Eric, Donnie y Norman, además de las gemelas Marcia y Stephanie. Además de estos seis hijos, la familia Marbury adoptó al primo de Stephon, Jamel Thomas, quien tiene la edad de Stephon.


 Actualmente conocemos Brooklyn como ese barrio en auge al otro lado del puente, pero... no siempre ha sido así.

 Mabel, la madre del pequeño Stephon, tenía que ganarse la vida limpiando las casas de otros, mientras que Don era un reconocido manitas en Brooklyn, y hacía todo tipo de trabajos y chapuzas en el barrio.

 Y Stephon... se llama así gracias a una de sus hermanas: Stephanie.

 Cuando Starsbury nació, Stephanie tenía ya 12 añitos, y dado que su madre y padre apenas estaban en casa y sus hermanos se ganaban la vida como malamente podían... ella decidió encargarse de él, desde su nacimiento "hasta el día en el que tenga que irme", como ella misma dijo, y sus padres aceptaron, a cambio, llamarle como ella desease. Curioso, cuanto menos.

 De hecho, mucha gente en el barrio... pensaban que la pobre Stephanie era... su madre!. "Jamás podré pagarle lo que ha hecho por mí", decía Marbury. "12 años, tío, y me cuidó como a un hijo. Le debo mí vida".

 La familia Marbury vivía en Coney Island, en los llamados proyects, y para llegar a Brooklyn... tenían que hacer nada más y nada menos que 4 transbordos en metro.

 En un barrio en el que el espectro de vida y el futuro de los jóvenes era... dudoso, el baloncesto era la única salida. No en vano, tres de los hermanos de Starsbury se ganaban la vida con el baloncesto, en partidos esporádicos, en las canchas de Coney Island y Brooklyn:


 Eric, uno de sus hermanos, era conocido como Sky Dog. Era un alero fuerte, y llegó a jugar en Georgia... con el mismísimo Dominique Wilkins!. Tras NO graduarse, probó con L. A. Clippers, pero... aquello no funcionó.

 Donnie, otro de sus hermanos, era conocido como Sky Pup, y era un base que impresionaba en todo Coney Island. En 1986 fue el líder de Texas A&M, en la universidad, pero nunca llegó a la NBA.

 Y finalmente está Norman, conocido como Jou- Jou. Era el más rebelde de todos. Según los expertos en la zona, ha sido uno de los mejores bases que se han llegado a ver jugar... EN TODA LA HISTORIA DE BROOKLYN!. Al cabo de un tiempo, desapareció, para irse a Tennessee, y cuando volvió... su baloncesto había muerto.

 Con todo esto, fueron sus hermanos quienes le enseñaron el arte del baloncesto.

 Stephon era un niño inquieto donde los hubiese, y sus padres, cada mañana al salir de casa, sólo les decían una cosa: "por favor, no le dejéis sólo. Que no le pase nada".

 Y todos le defendían y protegían como si del mismísimo Buda se tratase. Jugaban al baloncesto en canchas de mala muerte, llegaban tarde a casa, no iban a clase... y Stephon siempre de la mano. "No teníamos nada", decía Stephon, "pero amor nos sobraba. He tenido la mejor familia del mundo. Lo prometo".

 Y por allí cerca... se jugaba en la conocida The Garden.


 The Garden era la cancha de baloncesto más conocida de todo Coney Island, y en cuanto Starsbury pudo caminar y votar por sí sólo el maravilloso balón de baloncesto... allí estaba; listo a dar caña.

 A sus 9 añitos, Starsbury ya daba recitales cerca de Abraham Lincoln High School, donde... superó a todos, y con creces. Hablamos de niños de tan sólo 9 años, pero... aquel chico estaba todo el día con sus hermanos, jugando al baloncesto!. Así que... algo aprendería.

 Pero Stephon tenía un problema, y gordo: su chulería.

 Caminaba por el mundo como si éste le debiese algo, y eran muchos los que decían que... costaba llegar a él.

 A los 11 años, era relativamente común, según sus hermanos, verle gritar a los entrenadores de equipos rivales, e incluso negarle la mano a más de un rival al acabar el partido. No es algo, desde luego, propio de un niño!.

 Y ese carácter... comenzó a dejarse notar. Pronto todos se enteraron de que aquel niño que jugaba con sus hermanos en The Garden era "especial", y los traficantes de drogas, tipos que apostaban en partidos y rateros comenzaron a fijarse en él. "Teníamos un problema con él", decía su hermano Eric. "Cada año que cumplía, parecía que cumplía 3, y era difícil controlar su carácter. Los tipos indeseables comenzaron a fijarse en él, y llegamos a pasarlo mal. Era nuestro hermanito pequeño, y nos debíamos a él".

 Cuando Stephon cumplió los 13, cambió de colegio, y se decidió por Lincoln High School:


 Todos sus hermanos habían lucido el número "3", así que... ese número era suyo.

 Pero el talento de Stephon iba más allá. Tras un año más que sensacional con Lincoln, todos los equipos de la ciudad se fijaban en él, boquiabiertos. Pero a Marbury le gustaba eso. Le gustaban los problemas.

 Don, su padre, quiso, previo a la universidad, meter al chico en cursos de verano para futuros deportistas universitarios, con el fin de eliminar (ó al menos intentarlo, extraños hábitos).

 En Lincoln, Stephon fue entrenado por Bobby Hartstein, quién llegó a decir de Starsbury que "es lo mejor que he visto jugando al baloncesto, a su edad, en toda mí vida".

 Y en 1995, tras su salida del Hih School... Don, su padre, se entrevistó con Bobby Cremins:


 Cremins era el entrenador de la prestigiosa universidad de Georgia Tech, y le prometió a Don que si su hijo se comprometía con ellos... haría de él un hombre: "El entrenador fue muy sincero conmigo y con Mabel", dijo Don. "Nos prometió que haría de él un hombre, y que cambiaría todo lo malo que tenía por energía positiva. Nos dijo de Stephon sólo estaba perdido, pero que tenía un don, y que sólo había que hacérselo ver".

 Y con Stephon rumbo a Georgia Tech, se iniciaba una nueva etapa. Una nueva etapa que tan sólo duraría un año (temporada 1995/ 1996):

 Pero la tragedia tocó de cerca, muy de cerca, al joven Stephon, nada más llegar a Atlanta, Georgia.

 Casi en su llegada, cuando apenas conocía a nadie allí, se enteró que uno de sus mejores amigos, Jason Sowell (con quién había además jugado en el instituto), había fallecido, a causa de un tiroteo. "Aquello me marcó de cerca. Muy de cerca. Jason y yo éramos uña y carne, y cuando me enteré de aquello, quise hacer una locura".


 Pero en lo meramente deportivo... la temporada comenzaba.

 Ya a su llegada, Stephon se hizo con el puesto de base titular, con Drew Barry (sí, el hijo del mítico Rick Barry), como escolta. Matt Harpring y Michael Maddox eran los aleros del equipo.

 Con los Yellow Jackets, Starsbury llegó a vencer a universidades como Duke, Maryland ó North Carolina, haciendo gala, sobre todo, de su velocidad y bote:

 Tras promediar 19 puntos y 5 asistencias en la temporada, los Yellow Jackets avanzaban al NCAA Tournament, y era, además, nombrado Freshman of the Year.

 Pero no todo sería un camino de rosas para Starsbury.

 Llegaba a la Final del Torneo ACC, donde se enfrentaría a Wake Forest, donde mandaba... un tal Tim Duncan. Nos suena?.


 El año de Stephon con los Yellow Jackets terminó tras la derrota ante Cincinnati, en la conocida Sweet Sixteen:

 Y tras el Torneo... Marbury, impetuoso como pocos, decidió que allí ya no tenía más que aprender, y se declaraba elegible para la NBA.

 Era, sin duda, el mejor base puro de su promoción, pero necesitaba tiempo. Es cierto que Ray Allen y Allen Iverson estaban en ese mix, pero lo cierto es que Marbury era el único base "puro" que había. Otros, como Marcus Camby, de Massachusetts, ó Shareef Abdul- Rahim, impresionaban, pero lo de Marbury... era increíble.

 Y llegaba la noche del Draft.

 Era obvio que Allen Iverson sería el indiscutible nº1, por parte de Philadelphia 76ers, pero... todos tenían ganas de ver donde saldría escogido Marbury. Hablamos de un Draft en el que estaba... Ray Allen!. Pero Starsbury levantaba pasiones.

 Tras ser escogido Iverson en la 1ª elección global... todas las miradas estaban en Marbury.

 El año antes, Minnesota Timberwolves había firmado, directamente desde el instituto, a Kevin Garnett, y creyeron que Stephon Marbury sería el complemento perfecto.

 Por aquel entonces, el GM de Minnesota era Kevin McHale (hoy entrenador de Houston Rockets). McHale había visto, como él mismo admitió, miles y miles de vídeos y de partidos de la pareja Stockton- Malone... y sólo hacía que soñar con algo así. El problema?. Que Minny escogía en 5ª posición... y no parecía que Marbury fuese a durar tanto.

 Los Wolves hicieron una jugada que consideraron maestra (el tiempo ha dicho que se equivocaron): Stephon Marbury era escogido en la 1ª RONDA, EN LA 4ª ELECCIÓN GLOBAL... por Milwaukee Bucks, pero en la 5ª elección, Minnesota escogía a Ray Allen:


 Acto seguido, Minnesota y Milwaukee hicieron un cambio de cromos: Allen, más una futura 1ª ronda, se iban a Milwaukee, a cambio de Marbury. De esta manera, Starsbury era nuevo jugador de Minnesota Timberwolves:


 Y así... Stephon aterrizaba en Minnesota. La fría Minnesota.

 Pero Marbury no era un rookie cualquiera. Precedido por su carácter, siempre al límite de lo "soportable" y de lo "inaguantable", Marbury llegaba a un equipo en el que mandaban dos tipos: Kevin Garnett, y... Tom Gugliotta:


 Y ya en su primera campaña, la mano de Marbury se dejó ver. el trío Gugliotta- Garnett- Marbury consiguió 40 victorias y 42 derrotas, y de milagro, pero... entraban en los Playoffs, por primera vez en su historia.

 En 1ª Ronda, se midieron a Houston Rockets, y ahí... se terminaba la campaña para Wolves.

 En su primer año, Stephon promedió 16 puntos y casi 8 asistencias, pero llegó a perderse, por diferentes lesiones, un total de 12 partidos, lo que hizo que, dolorosamente para él (él mismo lo dijo), Allen Iverson fuese nombrado Rookie of the Year, con Marbury... en 2º lugar:


 Y... más problemas en Minnesota, y con nombre propio.

 En el verano, Kevin Garnett firmaba su lujoso primer gran contrato con los Wolves, y eso... no gustó nada a Marbury. Él, de alguna manera, sentía que tenía que ser el líder, y no podía soportar que todas las mirada, noche tras noche, se centrasen en KG.

 Se pasó todo el verano diciendo que él perseguiría el mismo contrato, cuando pudiese, y que si no lo conseguía... se iría a otro sitio.

 Y se puso a ello.

 Comenzaba la temporada 1997/ 1998, y en ella... Marbury dio un salto: todos sus números mejoraron, y por fin jugaba los 82 partidos completos de temporada regular.


 Por primera vez en la historia (lógicamente), Minnesota Timberwolves finalizaba la temporada regular con un récord positivo (45 victorias y 37 derrotas), y volvían a los PO.

 Pero de nuevo... batacazo. Esta vez el verdugo eran Seattle Supersonics. Aquello sacó de quicio a Starsbury.

 Y comenzaba la temporada 1998/ 1999 (su última en Minnesota).

 Tras pasarse todo el verano incomunicado, en Brooklyn, con su familia y amigos, Marbury regresaba al equipo, con las ideas muy claras: quería volver a casa, a New York... y jugar para los Knicks.

 Aquella temporada, Stephon volvió a mejorar en todos sus números, pero... no se le veía feliz. Llegó a decir que Minnesota no era "lo suficientemente grande para él y para Garnett", y que uno de los dos "tenía que irse":


 Tras terminar la campaña, su agente, David Falk, fue capaz de conseguirle 71 millones de dólares!, para seguir en Minnesota (el mismo contrato que Iverson ó Allen), pero... Starsbury lo rechazó. Dijo que Garnett le cortaba "su" mercado, y que allí no quería seguir.

 Al final, Stephon se salía con la suya, y en un trade a 3 bandas, entre New Jersey, Milwaukee y Minnesota, Stephon Marbury terminaba en New Jersey Nets, a cambio de Sam Cassell y Terrell Brandon. Starsbury no conseguía volver a casa... pero casi:


 Dos temporadas y media aguantó Stephon Marbury en New Jersey (desde la '98/ '99, desde mitad de temporada que fue traspasado, hasta la '01/ '02, que se fue a Phoenix).

 Marbury estaba obsesionado con el dinero... y por eso escogió New Jersey. No eran un equipo ganador, pero eso le gustaba (extrañamente): dinero?. El que había querido?. Ciudad?. Más/ menos... la deseada (no era NY, pero estaba cerca). Y lo más importante: era el líder.

 El entrenador, Don Casey, rápidamente le dio las llaves y mandos del equipo, y ahí Marbury se sintió el rey.


 Con Jayson Williams y Kerry Kittles prácticamente todo el día lesionados, Starsbury era el líder del equipo sin discusión, y Keith Van Horn era su mejor aliado.

 Pero... casi 24 puntos por noche, durante TODA la temporada... y "sus" Nets sólo conseguían... 16 victorias!.

 Con una temporada extraña, en la que había llegado a medias... Stephon Marbury comenzaba su 1ª campaña completa en New Jersey Nets (temporada 1999/ 2000).

 El inicio?. De suicidio.

 Los Nets comenzaron con 2 victorias... y 15 derrotas, en los 17 primeros partidos, y tras esto fue, quizás, la primera (y única), vez que vimos a Starsbury involucrar a sus compañeros.

 Marbury era un tipo vanidoso, cierto, pero... odiaba perder. Y la gente comenzaba ya, incluso por la calle, a echárselo en cara: "Odiaba que la gente me criticase", decía. "Odiaba ir al supermercado y que la gente me dijese: cuántos tiros vas a hacer esta noche?. 100?. Tenían razón. Puede. Pero aquello me molestaba".

 Tras aquel inicio, los Nets sólo pudieron cosechar 22 victorias más, para acabar la temporada con 24 victorias... y 51 derrotas!. Era la 2ª peor campaña... en la historia de la franquicia:

 Pero parece que los Nets vieron, en aquel verano, la luz.

 La mala temporada del equipo les había dado el nº1 del Draft, y en aquella ronda escogían, desde Cincinnati, a Kenyon Martin:


 Kenyon había sido universitario del año, y era una bestia. Su fuerza, su potencia y su ferocidad habilitaban así a Keith Van Horn a poder jugar como alero. Además de él, los Nets escogían también a Aaron Williams, para ayudar a Martin. Byron Scott llegaba al banquillo de los Nets, como entrenador, y Stephon sentía como todo cambiaba.

 Pero una vez más, las cosas se torcían para los Nets.

 Al poco de comenzar la temporada, Van Horn se rompía la pierna, forzando a jugadores secundarios como Williams ó Johnny Newman a jugar más minutos de los que debían.

 Pero era un secreto que Van Horn y Marbury no se aguantaban. El mismo Starsbury, ante la lesión de Van Horn, inició una campaña de críticas en todo East Rutherford, contra él, y se hizo con el mando del equipo.


 Y de esta manera... conseguía su primer All- Star:

 A nivel individual, a finales de campaña, bien: Stephon había sido All- Star por primera vez, era el líder del equipo, había promediado 24 puntos por partido... pero sólo eso. A nivel colectivo, sus Nets, con él como líder, sólo lograron 26 victorias.

 Pero al final de la campaña... Stephon probó de su medicina.

 Un tipo como él, acostumbrado a levantar miradas por donde pasaba, se vio en.. apuros. Keith Van Horn era imposible de traspasar, debido a su contrato, y en cuanto, para la temporada '00/ '01, agentes libres, como Jason Kidd, estaban disponibles... Stephon Marbury comenzó a ser... prescindible.


 Con sólo 24 años, Stephon volvía a cambiar de equipo, y esta vez su destino era Phoenix Suns, en la calurosa Arizona:


 Con los Suns?. Como si estuviese de nuevo medido rigurosamente... Marbury volvió a durar, tan sólo, 2 temporadas y media.

 Rápidamente, Stephon tuvo que aprender a compartir liderato de equipo con la estrella allí, Shawn Marion (hoy en Dallas Mavericks), y a compartir minutos con veteranos como Penny Hardaway ó Tony Delk:


 Con un récord de 36 victorias y 46 derrotas... los Suns no disputaban Playoffs, por primera vez en 13 años. Coincidencia?.

 Pero las cosas parecieron ir a mejor en la campaña 2002/ 2003.

 Stephon comenzó jugando más tranquilo, como si tuviese más confianza, y además al equipo llegaba un tipo, vía Draft, con el que él parecía entenderse bien: ese chico era Amar'e Stoudemire.

 Con Marion, Stoudemire y Marbury, los Suns formaron un trío realmente interesante, que era capaz de promediar 60 puntos y 20 rebotes noche a noche, y Marbury promedió, aquel año, 22 puntos y 8 asistencias. Además de esto, fue All- Star por 2ª vez en su carrera.













  Los Suns, esta vez, sí habían realizado un buen año... y llegaban a los Playoffs. Enfrente?. San Antonio Spurs.

 Los Spurs terminaron aniquilando a Phoenix, pero Marbury, a un nivel excelente, se ganaba su nuevo contrato, que le blindaba hasta 2009 (año en el que se fue a China).

 Frank Johnson abandonaba el banquillo de los Suns... y llegaba Mike D'Antoni.

 Tras 34 partidos con los Suns, Isiah Thomas, GM de New York Knicks, caía profundamente "enamorado" de Stephon Marbury, y el 5 de Enero de 2004, Marbury regresaba a su casa, New York, a cambio de Howard Eisley, Charlie Ward, Antonio McDyess y Maciej Lampe, además de los derechos de Milos Vujanic:


 Y con Starsbury ya en la Gran Manzana... los Knicks avanzaban firmes a Playoffs.

 Entraron a la post temporada como séptimo equipo en el Este, y enfrente... estaban los Nets, curiosamente, con Jason Kidd como líder.

 Tras eliminar a Nets, Knicks avanzó hasta la siguiente Ronda, donde serían eliminados en 4 partidos... pero aún así, Stephon conseguía su billete a las Olimpiadas, como miembro de la selección norteamericana:


 Con él y Iverson como bases, Larry Brown, en los JJOO, se desesperaba.

 Antes del partido ante España, puede que Stephon Marbury estuviese jugando los peores JJOO posibles.

 Pero como todo genio, sacó su varita mágica, y con 31 puntos increíbles, terminó, en el momento más delicado posible, eliminado a España, por 102- 94.

 Pero al final... EEUU, en uno de los combinados más desastrosos que hay tenido, a nivel de "cabeza", tuvo que conformarse con el bronce:














 En su regreso a la NBA, tras aquello, Stephon estuvo 4 años más con los Knicks.

 La primera gran adquisición de Knicks, en pro de subir a la cima, fue Jamal Crawford, procedente de Chicago Bulls. En un principio, la idea era que Crawford saliese desde el banquillo, pero la lesión de Houston en la rodilla forzaría a éste a jugar como titular.

 Finalmente, los Knicks terminaron la campaña con 33 victorias y 49 derrotas, fuera de los Playoffs.


 Tras problemas con todos los que dirigieron el banquillo de NY, además de con incontables compañeros, el ritmo de Marbury iba bajando, temporada a temporada.

 Bajando hasta el punto que el 1 de Diciembre de 2008, Stephon Marbury era, finalmente, apartado del equipo, en partidos y entrenamientos, hasta nueva orden:











 Pero la situación era insostenible. Con un Marbury "recluido" en casa, los Knicks no podían vivir eternamente, y finalmente, el 24 de Febrero de 2009, ambas partes llegaban a un acuerdo, para cortar su contrato:

 Tras dos días como agente libre, el 27 de Febrero de 2009, Stephon Marbury firmaba por Boston Celtics, a sus 32 años, por un año de contrato:


 En aquel año, Starsbury tendría que lucir el "8", ya que el "3" estaba retirado en Celtics, en honor a Dennis Johnson.

 En cualquier caso, tras la temporada, Celtics le ofreció a Stephon un contrato para la temporada 2009/ 2010... que Stephon NO aceptó. El contrato estaba basado en la oferta a un veterano, a cambio del mínimo: "Lo siento, pero no soy un jugador de mínimos, por lo que no voy a aceptar el mínimo. El hecho de levantarme de la cama por las mañanas ya vale más". Así de chulo se levantó aquel día el de Brooklyn!.

 Tras aquello, en Enero de 2010, Stephon anunció su fichaje por Shanxi Zhongyu Brave Dragons, de la liga China:


 Promedió 23 puntos, 10 asistencias y casi 3 robos en los 15 partidos que llegó a jugar con ellos, pero Shanxi no llegó a sus Playoffs... y abandonó el equipo.

 En Diciembre de 2010 firmó por Forshan Dralions, también en la liga China.

 Pero para la temporada 2011/ 2012, abandonaba Forshan, para firmar por Beijing Ducks, donde a día de hoy, a sus 36 años, aún sigue:


 Bien, pues este es Stephon Marbury.

 36 años. 15 temporadas en la NBA, como profesional. Unos promedios en su carrera de 19 puntos y casi 8 asistencias... y terminó saliendo de la Gran Liga por la puerta de detrás. Algo tan incomprensible... como doloroso.

 Su carácter siempre le ha jugado malas pasadas.

 A sus ya 36 años, como decimos, apura sus últimos días como jugador en la CBA (Liga china), donde ahí... sí que es un auténtico rey:


 Lástima de cabeza.

 En la despedida, os dejo con un vídeo con algunas de sus mejores actuaciones en la NBA. Llama, una vez más, la atención que un jugador tan impresionante no hubiese logrado sentar, aunque fuese un poco, su cabeza.

 Espero lo disfrutéis!.

 Stephon Marbury. Algo más que un gran jugador:






No hay comentarios:

Publicar un comentario