martes, 5 de marzo de 2013

L. A. Lakers- Boston Celtics. El fin de una era?



 Son los reyes de la NBA, pese a sus problemas, cada año más grandes.

 Equipos como Chicago Bulls (aquellos Bulls de Michael Jordan y Scottie Pippen), Philadelphia 76ers (los famosos Sixers del Dr. J, Julius Erving) ó San Antonio Spurs (los incombustibles Spurs, de hace años David Robinson, y ahora con el incansable Tim Duncan y Tony Parker), han estado, están y siempre estarán en la historia de la NBA, pero... no nos engañemos: Boston Celtics y L. A. Lakers son, de largo, lo mejor que ha existido en la historia de la NBA.

 Hace años, estos equipos representaban el todo, el summum de la NBA. Aquello a lo que todos los equipos, prácticamente, aspiraban a conseguir. Jugadores como Magic Johnson, Wilt Chamberlain, Jerry West, Kareem Abdul Jabbar, Larry Bird, Bill Russell, Kevin McHale, John Havlicek... quién no recuerda estos nombres, por mencionar sólo algunos?. Eran lo máximo... pero eran otros años:


 Ahora estamos en 2013, y... las cosas han cambiado.

 Las nuevas normativas NBA, por un lado, y la mercadotecnia que engloba a estos dos gigantes de la NBA, han hecho, con los años, que cada haya sido más difícil para estos dos equipos, al contrario que en otros, confiar en la gente joven. Equipos como Lakers y Celtics han sido y son equipos campeones, y confiarle la camiseta dorada y púrpura, o la verde, a un joven inexperto... puede ser arriesgado.

 Los Lakers, cierto es, siempre han sido un equipo más... digamos, comercial. No han dudado demasiado a la hora de fichar jugadores explosivos, con tirón comercial desmesurado y, obviamente, de clase extrema. Claro, con el pedigrí de los Lakers... a ver quién se negaría a jugar para ellos!.

 Por otro lado, están los Boston Celtics, siempre elegantes y conservadores. La franquicia de Massachusetts siempre ha sido más reservada a la hora de lanzarse a la piscina en el mercado de fichajes, y últimamente, lo más destacado allí (que no es poco), ha sido, en 2007, los fichajes de Kevin Garnett y Ray Allen, en pro de unir fuerzas con el gran capitán, Paul Pierce, y al emergente y hoy mega estrella, Rajon Rondo.

 Pero como decimos, todo ha cambiado. Los años han ido pasando, y los que han sido grandes y explosivos jugadores... poco a poco se han ido convirtiendo en jugadores veteranos, a los que la presión no les pesa lo más mínimo... pero sí la edad.

 Gigantes venidos a menos, como podía también titularse esta artículo, pasaremos, a continuación, a hablar detalladamente de cada uno de estos dos equipos legendarios, explicando su situación, equipo y aspiraciones. Procedamos:

1. Los Ángeles Lakers:



 Todo está, como se suele decir, patas arriba, en la ciudad de Los Ángeles.

 De estos dos grandes, Lakers es el último en haber ganado un campeonato NBA (lo hizo en 2010, tras haber ganado también el de 2009).

 Los Lakers... día de hoy, son un desastre. Atrás quedan ya los años de Magic, Kareem, West, Chamberlain... o sin ir más lejos, aquellos años de Shaquille O' Neal y Kobe Bryant.

 Actualmente, esta es la plantilla del equipo de California:

Steve Blake- 32 años.
Kobe Bryant- 34 años.
Earl Clark- 25 años.
Chris Duhon- 30 años.
David Ebanks- 23 años.
Pau Gasol- 32 años.
Jordan Hill- 25 años.
Dwight Howard- 27 años.
Antawn Jamison- 37 años.
Jodie Meeks- 25 años.
Darius Morris- 22 años.
Steve Nash- 39 años.
Robert Sacre- 23 años.
Metta World Peace- 33 años.

 Estos 14 jugadores, que conforman la plantilla de Lakers, promedian poco más de 29 años (hasta aquí, no todo va tan mal).

 El problema es que su quinteto titular, compuesto por Steve Nash, Kobe Bryant, Metta World Peace, Pau Gasol (ya no, ya que ha caído lesionado), y Dwight Howard, tienen una media de... 33 años!.


 Que Kobe Bryant es un ganador nato, eso nadie en su sano juicio podría dudarlo jamás: 5 anillos de campeón, un juego vibrante, canastas decisivas para aburrir... pero no nos engañemos: ya no tiene 25 años. Sus 34 primaveras comienzan a notarse más de lo debido, y pese a seguir siendo un jugador del todo deslumbrante, comienza a quedarse corto en algunos tramos del partido... y sus compañeros no parecen ayudarle demasiado.

 Luego están los fichajes. Lakers es un equipo que siempre se ha movido más bien según las ventas/ ingresos, por encima, incluso, de sus necesidades deportivas, y aquí han llegado los problemas.

 Steve Nash fue un regalo, de acuerdo, y es un jugador increíble, también es cierto, pero... tiene 39 años!. Actualmente, de todas las estrellas de Lakers, él es quién tiene el contrato más largo de todos, y eso que es el mayor, no sólo de los titulares, sino... de toda la plantilla!. Aún así, Nash es un trabajador nato, y es cierto que su edad no se nota lo más mínimo.

 Dwight Howard. Caso aparte. Por encima de que Dwight es, posiblemente el jugador que más se ha regalado a todo tipo de equipos NBA (deseaba jugar con Rondo en Cletics; luego su sueño era jugar con Paul en Clippers... e incluso llegó a decir que no jugaría al lado de Kobe en Lakers)... ha llegado a California lesionado. Se operó en verano de su problema en la espalda, y desde entonces... desde entonces Superman ya no es Superman:


 Es cierto que jugar con Kobe es complicado, pero la realidad es que Howard, que quería ser jugador franquicia fuese como fuese, no ha demostrado en ningún momento estar preparado para asumir el mando de la nave púrpura/ oro. Para colmo de males... su hombro cada vez le está dando más problemas, y el famoso "hack a Howard" (hacerle falta que para que nos deleite a todos con sus tiros libres), es ya cada vez más frecuente.


 Pasamos al caso Pau Gasol. Poco hay que decir de Pau que no se sepa ya. Es un auténtico gladiador. Es un jugador que te puede gustar o no, pero que jamás se esconde, y si lo hace... es por algo.

 Pau llegó a Lakers desde Memphis Grizzlies, y sin duda, los angelinos tienen mucho que agradecerle. Pau fue el punto de partida a través del cual el equipo de Kobe Bryant se convirtió en un grande, de nuevo, en la NBA. Y de eso... de eso, un señor llamado Phil Jackson sabía muchísimo.

 Tras Jackson, llamado también el señor de los anillos, llegaron dos hombres. El primero fue Mike Brown. Un entrenador desastroso. Jamás pudo llevarse bien con Kobe, y nadie le escuchaba en el vestuario. Por qué es conocido?. Por haber "entrenado" a un tal LeBron James. No nos resulta extraño que un tipo que ha entrenado a LeBron James y a Kobe Bryant... haya acabado mal con los dos?. Qué no haya sabido comprenderles?. Mike, en un alarde de inteligencia... dijo que no quería a Pau.

 Tras él, que salió de L. A. vía express... llegó el rey del gun & run: Mike D' Antoni: Lakers quería volver a contar con Phil Jackson, pero los problemas de salud de este (supuestamente), supusieron un problema para él, por lo que el equipo se trajo al ex de New York Knicks, gran amigo de Steve Nash, por cierto, tras haberle entrenado en Phoenix Suns. Y Mike... destapó el tarro de las esencias: él mismo reconoció que si Pau no jugaba, no era ni por él, ni por su rendimiento, sino porque los dueños así lo recomiendan: "si queréis una explicación de por qué Pau no juega más... tenéis que subir un peldaño por encima de mí". Así de claro.


 Aún así, Pau, ganador donde los hay... calló, y siguió haciendo su juego, rechazando cualquier tipo de invitación de los dueños a pedir un trade, y callando siempre que le preguntaban por su futuro. Tras lidiar mil y una veces con su fascitis plantar, más la presión añadida de saber que en tú propia casa no te quieren... Pau terminó cediendo, agravando su lesión en la planta del pie. Por lo pronto, se perderá un mínimo de 7 semanas:


 Tras todo esto... Lakers, este año, es un verdadero desastre. Lo único que podríamos sacar positivo, a nivel puramente deportivo, sería la explosión (debido a las bajas, eso sí), de un sensacional y prometedor jugador como Earl Clark, de 25 años, y procedente de Orlando Magic, junto con Dwight Howard:


 L. A. Lakers es un equipo campeón. Sus 16 campeonatos NBA así lo atestiguan: 1949, 1950, 1952, 1953, 1954, 1972, 1980, 1982, 1985, 1987, 1988, 2000, 2001, 2002, 2009 y 2010.

 Pero un equipo como Lakers no puede vivir del pasado. Hace ya tres años, tres largos años, del último campeonato, y las cosas no pueden (o no deben), seguir así.

 Se trata, no obstante, de una plantilla con poco, muy poco, margen de mejora. Las estrellas tienen, más o menos, sus contratos garantizados (Kobe Bryant, Steve Nash, Metta World Peace y Pau Gasol), y su quinto elemento, Dwight Howard, finaliza contrato a final de esta campaña, y pese a que su futuro, a priori, pinta lejos de L. A... al menos tendrán que intentarlo. El único movimiento que podrían intentar, sería colocar a Pau Gasol y/ o Metta World Peace en otros equipos, pero... con el nuevo convenio colectivo... quién quiere esos salarios?.

 La realidad es que a día de hoy, Lakers navega en 9º lugar en la Conferencia Oeste, con 30 victorias y 30 derrotas, y no estando demasiado lejos de Playoffs, el miedo ante la posible catástrofe de no llegar a la post- temporada... ronda, seguro, por las cabezas de todos los aficionados.

 De todos estos partidos, el récord en el Staples Center, su casa, es de 20 victorias y 11 derrotas (mejorado en los últimos partidos), mientras que fuera, como visitante, es de... 10 victorias y 19 derrotas (demasiado pobre).

 La pregunta ahora es: que puede aliviar el dolor de este paciente?.


2. Boston Celtics:



 Los C's no están en la misma situación de Lakers, gracias, sobre todo, a un mejor del equipo a nivel deportivo, pero... tampoco están para celebrarlo!.

 El último anillo de este equipo, que es, por cierto, la franquicia con más títulos NBA (un respeto, pues), data de 2008, así que si nos metíamos con Lakers por llevar tiempo sin renovar joyería... pobres Celtics.

 Los años de Larry Bird, Kevin McHale, John Havlicek, Bill Russell, Robert Parish y demás estrellas han pasado, pero bien es cierto que jugadores como Paul Pierce, The Truth, Kevin Garnett, todo garra y pasión, y Ray Allen (en un pasado), ó Rajon Rondo... ayudan a llevarlos mejor.

 Esta es la plantilla, a día de hoy, de los Celtics:

Leandro Barbosa- 30 años.
Brandon Bass- 27 años.
Avery Bradley- 22 años.
Jason Collins- 34 años.
Kevin Garnett- 36 años.
Jeff Green- 26 años.
Courtney Lee- 27 años.
Fab Melo- 22 años.
Paul Pierce- 35 años.
Rajon Rondo- 26 años.
Jared Sullinger- 20 años.
Jason Terry- 35 años.
Chris Wilcox- 30 años.

 Estos 13 jugadores, que conforman la plantilla de los Celtics, promedian 28'46 años (casi un año más jóvenes, de media, que sus eternos rivales).

 Hasta aquí, la cosa, en ambos equipos, no iría mal, pero al igual que en Lakers, el quinteto de Celtics, que bien podría estar compuesto por Rajon Rondo (ya no, ya que ha caído gravemente lesionado), Jason Terry, Paul Pierce, Jeff Green y Kevin Garnett, tiene una media de... casi 32 años!.


 Pese a ello, el carácter de los Celtics, histórico en cuanto a garra, pelea, orgullo y defensa, les mantiene muy vivos (aunque con notables carencias).

 El año 2007 fue realmente productivo para los Celtics, pese a haber hecho una temporada anterior DESASTROSA. En 2006 había llegado a la franquicia un joven rebelde, llamado Rajon Rondo, que pese a no ser del todo del agrado del genial Glen, Doc Rivers, uniría sus fuerzas para jugar junto a Paul Pierce, capitán y ya leyenda de los de Massachusetts. Y en 2007, los C's obrarían su magia, llevándose al equipo a los sensacionales y ya leyendas, Kevin Garnett y Ray Allen. El problema?. Que estos dos sensacionales jugadores llegaban a la franquicia con más de 30 años, y muchos ya les daban por, digamos, acabados. Error. Y error de los gordos:


 Los Celtics demostraron al mundo entero su garra, haciéndose con el anillo de campeón, frente a los propios Lakers, en 2008, y así cumplían un sueño... y una promesa.

 Pero de aquello hace ya mucho. Muchísimo.

 No mucho ha cambiado desde aquel equipo... pero sí lo justo.

 El equipo perdió a Ray Allen este verano, tras no preocuparse demasiado en renovarle, y en su lugar, confiaron en dos piezas: una estaba en casa y la otra salieron a buscarla... hasta Dallas, Texas. La primera, la de casa, se llama Avery Bradley. Sensacional jugador defensivo, este joven tiene tan sólo 22 años, y ya lleva varias campañas en la NBA... pero es un jugador, sobre todo, defensivo. La segunda alternativa es Jason Terry. Jason ya ha sido campeón de la NBA, con Dallas Mavericks, hace ya dos campañas, cuando aplastaron a Miami Heat en el primer año de los Beach Boys juntos. Pero no nos engañemos: él no es Ray Allen.


 El equipo, con todo esto, ha ido sumiéndose en mar de problemas. Paul Pierce y Kevin Garnett son unos jugadores sensacionales, y sin duda entrarán en el Hall of Fame, pero... se han hecho mayores. Pelean como los que más, y nunca nadie podrá decir de ninguno de ellos que no se lo deja todo en la pista, pero hay que reconocer que ya no llegan donde antes lo hacían en 1ª posición.

 Con esto, la alternativa pasa a los jóvenes. Y ahí el líder es el pequeño, eléctrico y genial Rajon Rondo. Rajon llegó a Celtics en 2006, vía Phoenix Suns, y ha sido un negocio redondo para C's. Se entrega como el que más, y sin duda es el base con mayor margen de mejora entre los mejores de la NBA, pero... su cabeza, a veces, le juega malas (malísimas) pasadas. Por lo pronto, se ha roto los ligamentos de la rodilla, tras estar haciendo una temporada tan buena como "extraña"(por expulsiones, peleas y demás), y será baja para esta campaña... y puede que parte de la siguiente. Un verdadera lástima:


 El futuro sin Rondo, pues, queda en manos de jóvenes que, pese a ser realmente buenos, se duda que puedan llevar a los Celtics donde merecen estar. Jugadores como Avery Bradley, Jeff Green (operado el año pasado del corazón, y que está haciendo una temporada espectacular) ó Jared Sullinger, rookie ex de Ohio State University, y que promete muchísimo, son el futuro más inmediato de unos Celtics que dudan. Y cuando dudan, caen. Para colmo de males, Jared Sullinger ha caído también lesionado de gravedad, tras operarse de una hernia de disco (se perderá la campaña), por lo que... los Celtics, pese a decir Danny Ainge, GM del equipo, que no harán locuras en el mercado... están MUY tocados:


 Son el equipo, aún así, con más campeonatos NBA (un total de 17, es decir, uno más que Lakers), y tienen el honor de ser el 1º equipo en haber conseguido el trofeo Larry O' Brien de campeones NBA (en 1984, su primer año), por lo que merecen mucho respeto.

 Campeones en: 1957, 1959, 1960, 1961, 1962, 1963, 1964, 1965, 1966, 1968, 1969, 1974, 1976, 1981, 1984, 1986 y 2008. Casi nada.

 Su futuro?. Jugadores como Paul Pierce y Kevin Garnett, con contratos altísimos en la NBA, finalizarán, de nuevo, pronto (Garnett ha admitido que puede, incluso, que se retire, y Pierce ya ha admitido que su contrato nunca será un problema para Boston), y con Rondo renovado, parece que habrá dinero para reconstruir. Sólo queda saber como. El futuro, en cualquier caso, es algo más prometedor (siendo benévolos), que en L. A., donde la anarquía reina, y sólo Kobe Bryant parece tener sus noches garantizadas:


 En la Liga, Boston Celtics está en la 7ª posición en la Conferencia Este, con un total de 31 victorias y 27 derrotas, por lo que, de momento, tendrían "su" puesto en los Playoffs... algo que, como hemos comentado antes, Lakers no tendría. Cosas del trabajo bien hecho.

 En casa, Boston, los Celtics sí son fuertes, con 21 victorias conseguidas, por sólo 9 derrotas, mientras que como visitantes, sufren, con sólo 10 victorias y 18 derrotas.

 Cuál será el futuro de los verdes?.


 Bien, pues estos son L. A. Lakers y Boston Celtics, quienes años atrás han sido reyes en la NBA.

 Sus historiales, la cantidad de leyendas que por su pabellón, por sus vestuarios y que sus camisetas se han puesto, les convierten, sin duda, en las dos referencias en la NBA, pero sus políticas, tan diferentes como quizás conservadoras, poco a poco les han ido sumiendo, diferencias a parte, en problemas, y ahora, con jóvenes como Kevin Durant, LeBron James (ya no tan jóven), Derrick Rose ó Russell Westbrook... quizás es hora, o bien de dar paso, o bien de reforzarse, en pro de ser lo que siempre han sido: campeones.


 En la despedida, os dejo con un interesante debate que ESPN retransmitió, con dos grandes estrellas, como Magic Johnson, por parte de Lakers, y Bill Simmons, por parte de Celtics, acerca del futuro de las dos franquicias. El vídeo dura casa 3 minutos, pero es realmente interesante ver como estas dos estrellas, ex jugadores, hablan del futuro de sus equipos. Esperemos que el futuro sea, al menos, la mitad de exitoso de lo que fue el pasado. Con eso, los amantes de este deporte, nos conformamos.

 L. A. Lakers - Boston Celtics. Cumbres borrascosas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada