martes, 22 de enero de 2013

New York Knicks. Algo grande sucede en New York



 New York: la cima del mundo. Todos (o al menos la gran mayoría), hemos soñado, como amantes del baloncesto, qué significaría jugar allí; que significa, para un jugador, ser parte de esta franquicia, ya histórica.

 New York es la ciudad donde las cosas pasan, donde, en cualquier momento, el hecho más inesperado puede suceder, y eso parece que al fin le está sucediendo a esta franquicia: New York Knicks.

 El nacimiento de los Knicks se remonta ya a 1946, y son, junto a Boston Celtics, la única franquicia que jamás ha cambiado de nombre.

 En este artículo repasaremos todos y cada uno de los puntos clave que hace que los Knicks sean, cuanto menos, una franquicia "especial y única":

Pabellón

Madison Square Garden:


 Si los Knicks son, probablemente, la franquicia más famosa de todos los Estados Unidos... también ha de tener el pabellón más famoso de todos los Estados Unidos, evidentemente.

 El Madison Square Garden: la cima, la estrella más alta para un deportista.

 El Madison Square Garden abrió sus puertas el 11de Febrero de 1968, y su arquitecto fue Charles Luckman, y desde entonces... ha sido, es y será algo más que un pabellón.

 Su aforo total, sólo para los partidos de los Knicks, es de algo más de 19000 personas, aunque en él, la gran mayoría de los equipos de NY comparten "territorio": en hockey sobre hielo, los New York Rangers tienen un aforo de 18200 espectadores; en una velada de boxeo, el aforo es de casi 21000 espectadores, y en un concierto, como el de Jay Z u otra estrella, podrían llegar a albergarse a 20000 personas. Con todo esto... el Madison Square Garden es algo más que un pabellón.

 Su precio?. En el momento de su construcción, costó algo más de 1 billón de dólares, y su ubicación es prácticamente inmejorable: se encuentra entre la 7ª y la 8ª Avenida, desde la calle 31 a la 33.

 El Madison, como es vulgarmente conocido, es, posiblemente, el recinto de espectáculos más famoso e importante... del mundo. Y es ahí donde estos Knicks están dando "su" espectáculo este año.

Máximo representante

Spike Lee:


 Si el Madison Square Garden es conocido... él no lo es menos. Hablamos de Spike Lee, el alma de los Knicks.

 El excéntrico director de cine, de 55 años, es el seguidor de los Knicks más conocido y más fiel que puede haber.

 Aunque nació en Atlanta, Georgia, se trasladó joven a NY, y desde entonces... no se pierde, ni a tiros, un sólo partido de los Knicks, "aderezado" con todo tipo de camisetas, cazadoras, gorros y otros complementos, en honor al equipo de la Gran Manzana.

 De joven, como decimos, se trasladó a NY, para estudiar en Tisch School of the Arts, y desde entonces, sorprendentemente, vive en... Brooklyn (curioso, teniendo en cuenta la rivalidad con los ahora Brooklyn Nets).

 Algunas de sus obras maestras, en cuanto a películas, son Malcolm X, de 1992, Mo' Better Blues, de 1991, Crooklyn, de 1994, He Got Game (en ella actúan Denzel Washington, Rick Fox y Ray Allen, ahora en Miami Heat), de 1998, o Inside Men.

 Su look?. Siempre con una camiseta de los Knicks, y a ser posible, Harwood. El año pasado, Landry Fields (ahora en Toronto Raptors), se convirtió en "su favorito", y siempre llevaba su camiseta.

 Es un amante de jugadores tipo Iman Shumpert, Latrell Sprewell ó Tyson Chandler; es decir, jugadores de barrio que, poco a poco, se ganaron el respeto y el corazón de los exigentes aficionados de los Knicks.


 Con todo esto... pasemos a la franquicia en sí. Hablemos de cada una de las figuras:

Propietario

- James Dolan:


 El señor Dolan es el propietario de esta franquicia, considerada como la más rentable del deporte norteamericano.

 James Dolan, nacido en 1956, es además Presidente de Cablevision Systems Corporation.

 Actualmente está casado, y vive en Long Island. Antes de todo esto... la vida del señor Dolan era algo "caótica", a nivel personal. Se dedicó durante mucho tiempo a la música, y tuvo muchos problemas con el alcohol y las drogas. Incluso en 1993, llegó a entrar en Center City, centro de rehabilitación para gente con problemas con las drogas, en Minnesota.

 Ahora, con sus flamantes nuevos Knicks, todo parece haber quedado atrás, y es un hombre nuevo.

Cuerpo Técnico

- Entrenador principal: Mike Woodson.


 El entrenador Woodson está haciendo un excelente trabajo.

 Mike Woodson procede de Indiana College, y antes de entrenar a New York Knicks, entrenó a Atlanta Hawks, hasta el 2010.

 El señor Woodson ha llegado a ser jugador de los Knicks, durante una temporada (temporada 1980/ 1981), y sabe perfectamente que es lo que supone jugar en el Madison Square Garden.

 Es un entrenador serio, reflexivo, y paciente, y todos le respetan. En Atlanta, dicen que fue el bálsamo para un irascible Josh Smith, en sus continuas peleas con Joe Johnson, ahora en Brooklyn Nets, y ahora, en New York... ha sabido ganarse el respeto de todos.

 Ha sabido perfectamente encontrarle un puesto al siempre genial Carmelo Anthony, y eso nunca es fácil: encontrarle el rol a tú estrella, a tú jugador clave... puede resultar complicado, y si hablamos de 'Melo... puede que aún más.

 Él mismo ha reconocido que el jugador que más le ha costado encontrarle su punto ha sido J. R. Smith, siempre incorregible, pero aún así... se lo ha encontrado, y perfectamente.

 Es un grandísimo entrenador, y seguramente sea el principal "culpable" de que estos Knicks sean ahora tan temible.

- Entrenador ayudante: Herb Williams.


 Herb es, sin duda, un superviviente.

 Procedente de Ohio State University, el señor Williams también ha sido, en sus años jóvenes, jugador de los Knicks (de 1996 a 1999).

 Lleva en la Gran Manzana desde la temporada 2004/ 2005, como ayudante de Larry Brown, más tarde de Mike D' Antoni (ahora en L. A. Lakers), y ahora de Mike Woodson.

 Es un tipo serio y cuya cara ya mete miedo. Los jugadores le respetan, y se dice que su amistad con Tyson Chandler, pívot de los Knicks, ha sido clave para la adaptación de Big Ty allí.

- Ayudante: Jim Todd.


 Jim Todd es un ayudante novato, aunque lo está haciendo bien (en lo que se le está notando, claro).

 El señor Todd procede, en la NBA, de Sacramento Kings, y llegó el 17 de Marzo de 2012 a New York Knicks, con el cambio que ello conlleva.

 Procede de Fitchburg State, donde fue entrenador principal.

- Ayudante: Darrell Walker.


 El entrenador Darrell Walker es otra de las eminencias en el cuerpo técnico de New York Knicks.

 Procedente, en college, de Arkansas, el entrenador Walker también jugó para los Knicks, desde 1983 hasta 1986, y sabe, por tanto, que es lo que conlleva estar ahí.

 Tras ser expulsado de Washington Wizards, fue ayudante también en New Orleans Hornets, y ahora pertenece a New York Knicks.

- Jefe de la parcela física: Roger Hinds.


 Roger Hinds es un celebridad en los Knicks.

 En college estuvo en Brooklyn College, por lo que ya sabe, y de muy largo, como hay que gastárselas en New York.

 Lleva en los Knicks desde el 12 de Julio de 2005, y en la NBA... un total de 20 años!: lleva 7 años en New York Knicks, ha estado 8 años en Dallas Mavericks y también estuvo 5 años en Atlanta Hawks.

 Todos los jugadores acuden a él cuando tienen problemas, y dicen que incluso actúa, en determinadas ocasiones, como cicerone de los jugadores.


 Y tras haber hablado de su dueño y cuerpo técnico... pasaremos a lo verdaderamente importante:  a hablar de cada uno de los gladiadores de esta sensacional franquicia:

 Raymond Felton. nº 2:


 Es, sin duda, una de las grandes estrellas de estos nuevos Knicks.

 Felton, que lleva ya 7 temporadas en la NBA, procede de Charlotte Bobcats, y parece haber encajado a la perfección en el sistema de Mike Woodson.

 El ex jugador de University of North Carolina, ha contraído recientemente matrimonio, y los que le conocen bien dicen que le ha sentado de maravilla. "Ray ha perdido peso, y ahora parece realmente feliz", decía el gran líder de la franquicia, Carmelo Anthony.

 El jugador siempre ha sido acusado de tener un juego algo "anárquico", y de bloquearse en ciertas ocasiones... pero ahora es un hombre nuevo.

 En estos Knicks todo funciona a la perfección, pero Raymond es un perfecto ejemplo de superación. Llevaba mucho tiempo jugando con una lesión en el dedo de su mano derecha, y el día de Navidad...ese dedo dijo "baste". Desde entonces está de baja, pero su retorno (un  mes de baja), parece inminente, y se espera que el sábado 26 de Enero vuelva a jugar (él ya ha dicho que intentará jugar el miércoles).

 Es el base titular de los Knicks, y sus números meten miedo: casi 34 minutos de juego, con unos promedios de 16 puntos, 6 asistencias, 3 rebotes y casi 1,5 robos por partido.

 Jason Kidd. nº 5:


 Ningún miedo a decir que Jason Kidd es uno de los jugadores más rentables de la historia de la NBA.

 Jason Kidd lleva ya la barbaridad de 18 temporadas en la NBA, tras jugar en Dallas Mavericks, New Jersey Nets y Phoenix Suns, para terminar ahora en los Knicks.

 Kidd, pese a su edad, es uno de los jugadores claves de estos Knicks (todos los entrenadores de la NBA se deshacen con él), y es, pese a llevar tan sólo unos meses allí, uno de los líderes, sino el líder el vestuario.

 Su edad, su experiencia, su disciplina y su carácter hacen que todos le escuchen sin replicarle, y es un Hall of Fame evidente ya, en cuanto decida decir adiós (parece que aún le queda cuerda, pese a tener casi 39 años).

 Su números este año?. Bien, esto es lo interesante. Kidd siempre ha sido un claro base... pero con el tiempo, y sobre todo con su edad, ha sabido ir adaptándose a la circunstancias. Ahora, aunque a veces juega de base, suele hacerlo de falso escolta, ayudando en la conducción de balón y abriendo la pista.

 Con casi 30 minutos en pista, promedia unos más que dignos 8 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 2 robos de balón por noche, lo que le convierten en casi imprescindible para la franquicia.

 Pablo Prigioni. nº 9:


 El argentino, pese a sus 35 años... es un rookie en la NBA.

 Procede del Caja Laboral, de España, y tras varios años en España, ha decidido dar el gran salto a la NBA.

 No éramos muchos los que apostaban por él... pero nos hemos equivocado. Pablo está rindiendo a un gran nivel, y pese a tener los minutos verdaderamente limitados, no está decepcionando lo más mínimo.

 Hasta ahora, el base de Córdoba promedia 13 minutos en pista, acompañado de casi 4 puntos, casi 4 asistencias y 2 rebotes.

 Se trata, sobre todo, de un jugador que da minutos de descanso al dúo Felton- Kidd.

 Iman Shumpert. nº 21:


 Un jugador muy necesitado, y muy esperado. Este es Iman Shumpert, sin duda.

 Iman entra ya en su 2ª campaña como jugador de la NBA, procedente de University of Georgia Tech, y es uno de los jugadores más queridos por la afición de los Knicks.

 El año pasado ya sufrió una importantísima lesión que le hizo perderse varios partidos... y este verano le volvió a suceder, lesionándose la rodilla de gravedad.

 El eléctrico jugador es una pieza clave en los Knicks, pudiendo jugar tanto de base como de escolta, y los más expertos le comparan ya con el díscolo ex jugador Latrell Sprewell.

 Su vuelta a las canchas tuvo lugar en el partido que los Knicks jugaron en Londres, ante los Pistons, donde anotó 8 puntos. Parece que Shumpert vuelve a estar en liza.

 J. R. Smith. nº 8:


 He aquí un claro ejemplo de trabajo bien hecho, sobretodo por parte de Mike Woodson, su entrenador.

 Pese a su juventud, Earl (su nombre real), lleva ya 8 temporadas en la NBA (procede de Denver Nuggets, y fue escogido en el Draft por New Orleans Hornets), e incluso estuvo la temporada pasada jugando en la Liga de China, durante el "lockout".

 Smith siempre ha sido un jugador fiero, conflictivo y algo volátil, cuanto menos. Pero todo eso, poco a poco, parece estar desapareciendo.

 Es un jugador amante de lo peligroso, de la polémica, pero parece que entre todos han podido encauzar a Smith (o al menos lo están intentando).

 Enclaustrado casi siempre en su rol de 6º hombre, parece que se ha hecho con un puesto en el equipo titular de los Knicks (sobretodo ante la ausencia de Amar'e Stoudemire, ya que Carmelo Anthony está jugando de ala- pívot), y lo está haciendo bien. Habrá que ver como reacciona durante los primeros partidos, sobre todo, de STAT, en su vuelta al equipo tras la lesión.

 Sus estadísticas hasta ahora?: en casi 33 minutos en pista, está promediando 16 puntos, 5 rebotes y casi 4 asistencias. Sin duda, sus números e importancia han aumentado.

 James White. nº 4:


 El sophomore, ex de University of Cincinnati, es un jugador realmente versátil, que puede jugar tanto de escolta como de alero... aunque no está teniendo demasiadas oportunidades (por ser benévolos con su situación).

 Está promediando, hasta ahora, unos 5 minutos en pista, con unos números de 1 punto y casi un rebote. No sería de extrañar que terminase en la D- League, o incluso siendo traspasado, pero la plantilla de los Knicks tampoco es que sea tan extensa como para deshacerse de un jugador de manera inminente.

 Ronnie Brewer. nº 11:


 Ronnie Brewer es otra de las piezas importantes de estos Knicks, pese a no ser un jugador titular.

 Brewer, que entra ya en su 7ª campaña en la NBA, proviene de Chicago Bulls, y es un jugador interesante para los Knicks.

 Llegó, en un principio, como jugador de tipo intercambiable para los Knicks, pero poco a poco se ha hecho importante.

 Tuvo sus partidos de titular, jugando como alero/ escolta, durante la lesión de Jason Kidd en la espalda, pero ya ha regresado a su rol de suplente.

 El ex de University of Arkansas está promediando 21 minutos en pista, con 5,5 puntos y 3 rebotes en su casillero.

 No se trata de un jugador clave, pero sí importante.

 Steve Novak. nº 16:


 Sin ningún tipo de dudas, uno de los jugadores más queridos por los aficionados de los Knicks... sin tan siquiera ser titular (ni de cerca).

 Steve, que lleva ya 6 temporadas en la NBA, llegó a los Knicks procedente de San Antonio Spurs, en 2011, y tras haber pasado por Reno Bighorns, de la D- League, previamente.

 En su llegada al equipo, el excelso tirador prometió algo, que moriría, literalmente, por esta franquicia, y así lo está haciendo. Nacido en Illinois, y ex de University of Marquette (al igual que Dwayne Wade), el jugador, de 29 años, se deja la piel en cada segundo de partido, y sus triples son ya una constante en su juego.

 Pese a, como decimos, no ser titular, disputa una gran cantidad de minutos, sobre todo teniendo en cuenta su tipo de juego (casi 26 minutos), y sus promedios son de 8 puntos y 2 rebotes, con casi 3 triples por noche.

 Carmelo Anthony. nº 7:


 Que jugadorazo!.

 Este equipo está funcionando a las mil maravillas... y desde luego que el tiene, al menos, un 70- 80% de la "culpa".

 Carmelo llegó a la NBA en 2003, en la 3ª elección global del Draft, tras LeBron James y... Darko Milicic (sí, suena a chiste malo), y por delante de jugadores como Dwayne Wade o Chris Bosh, y desde entonces... ha sido un anotador más que excelente. Pero nada más.

 Al ex de Syracuse, y natural de Brooklyn, siempre se le acusó de ser demasiado individualista, y de sólo saber anotar (ahí, sin duda, es el mejor de toda la NBA), pero este año... este año, 'Melo ha dado no uno, sino al menos tres pasos adelante.

 Todo comenzó con los JJOO de Londres, el pasado verano. El ayudante de Coach K, Jim Boeheim, fue su entrenador en la universidad, Syracuse, y ha sido, quizás, quién mejor ha sabido y sabe entenderle. Habló con él largo y tendido, y le logró convencer que él no es menos que nadie, que no era menos que LeBron James, Dwayne Wade, Kevin Durant o el mismísimo Kobe Bryant, y que lo único que estos jugadores tienen, y que él no (de momento), es defensa (y a nuestro juicio, puede que alguna cosa más, pero es algo subjetivo). y Anthony pareció comprenderlo a la perfección, con unos JJOO más que sobresalientes.

 Y luego llegaron los Knicks y... más de lo mismo. Positivamente hablando, claro. La importante lesión de Amar'e Stoudemire parecía arrastrar a los Knicks al abismo... hasta que su líder, su verdadero líder, Carmelo Anthony, salió al paso. Es un alero claro, pero su altura, su peso, su físico, y sobretodo su juego... le permiten jugar, literalmente, donde le de la gana.

 Tras una reunión importante con Mike Woodson, su entrenador, decidió jugar de ala- pívot, más por dentro de lo habitual, para poder así contrarrestar el "efecto Amar'e", y lo está haciendo de manera sensacional.

 Carmelo ya no sólo anota (que lo está haciendo de manera jamás vista hasta ahora), sino que... además está defendiendo!. Se ha comprometido al 100& con "sus" Knicks, y eso ya se nota. 

 En 36 minutos en pista, está promediando la barbaridad de casi 30 puntos por noche, junto a 6 rebotes, 2 asistencias y 1 robo, además de casi 3 triples por encuentro.

 Es un jugador genial, y este puede ser su gran año.

 Chris Copeland. nº 14:


 El jugador, natural de New Jersey, y ex jugador de Colorado, es otro de los grandes jugadores queridos de los aficionados, pese a no jugar demasiados minutos.

 Pese a ser casi un desconocido, Copeland no es, ni mucho menos, un rookie. Tras graduarse, firmó, en 2007, por Fort Woth Flyers, de la D- League, y tras su paso por estos, jugó en España, para CB L' Hospitalet, en Llobregat, para luego ganarse la vida en Holanda, Alemania o Bélgica. Y finalmente... le llegó su gran oportunidad, en la Gran Manzana.

 Con 28 años ya, Copeland, de 2,03 metros y 102 kilos, ha demostrado saber anotar, y está promediando 9 minutos en pista, con promedios de 6 puntos y 1 rebote.

 Es, quizás, un jugador al que New York Knicks le queda algo grande, pero ya el pasado 17 de Diciembre de 2012, ante Houston Rockets, tuvo su noche de gloria, con 29 puntos y 5 rebotes.

 Su futuro parece no estar claro del todo, aunque su caso es algo parecido al de su compañero James White, comentado anteriormente.

 Rasheed Wallace. nº 36:


 Definirlo en 4 palabras?: talento en estado puro. Así de fácil.

 El gran Sheed, de 38 años ya, y con un año ya retirado... decidió que no era feliz, y que tenía que volver a la NBA.

 El jugador, que ha jugado durante 15 campañas en la Gran Liga, ha pasado por equipos como Washington BulletsPortland Trail Blazers, Atlanta Hawks, Detroit Pistons, Boston Celtics... y ahora New York Knicks. Y siempre, pero siempre, y sin excepción... ha sido un puro espectáculo. Y no sólo por su juego.

 Es el jugador de la historia de la NBA con más técnicas pitadas en su contra, y su historial de peleas, líos y escándalos... es más amplio, casi, que el del mismísimo Kareem Abdul- Jabbar en cuanto a títulos!.

 Sheed ha sido, es y siempre será genial, y así lo está demostrando. En esta, su 1ª campaña con los Knicks, está promediando casi 15 minutos en pista, con 7 puntos, 4 rebotes, 1 asistencia y 1 tapón en su casillero. Además de esto... ha vuelto a su hábitat natural, con 3 faltas técnicas pitadas ya, con su famoso grito de ball don't lie!.

 Es un genio, y su regreso nos ha hecho, creo, felices a todos.

 Amar'e Stoudemire. nº 1:


 Amar'e... representa New York.

 El jugador, que lleva ya 10 años en la NBA, siempre ha jugado para Phoenix Suns... hasta que decidió dar el gran salto, a los Knicks, en el mismo verano en el que LeBron James se comprometía con Miami Heat.

 Amar'e firmó por aquel entonces el famoso 100x5 (20 millones al año, por 5 años), y se convirtió en el primer gran jugador, aquel verano, en irse a los Knicks; por eso, ya es y será querido en la Gran Manzana.

 Amar'e apuntaba a ser casi un relevo del gran Shaquille O' Neal, pero sus lesiones comprometieron su juego, casi siempre al límite. Ha sabido rehacerse, y su juego ya es más técnico (si puede llamarse así).

 Es un enamorado de NY, y es realmente frecuente verle corriendo por el puente de Brooklyn, cogiendo el metro, hablando con la gente por la calle... y eso gusta.

 Actualmente, el ex de Cypress Creek está reapareciendo, tras una lesión importante, y, pese a rumores de traspaso y demás, parece que Amar'e es un jugador nuevo, preocupándose menos por sus minutos en pista y más por ayudar en su juego. Ha sido ofrecido ya, dicen, a prácticamente todos los equipos de le Liga, en pro de que los Knicks sigan como hasta ahora, pero aún nada se ha confirmado de manera oficial.

 No todo pinta bien, desde luego, aunque Amar'e es un grandísimo jugador, y a priori, una de las grandes estrellas de los Knicks.

 Marcus Camby. nº 23:



 Samurai Camby.

 Marcus es uno de los jugadores más veteranos de la NBA (38 años), y pocos pueden decir que tienen más experiencia que él en la Gran Liga (no en vano, lleva la friolera de 16 temporadas en la NBA).

 Ha jugado para los propios Knicks, años atrás, además de para Portland Trail Blazers, o Houston Rockets, entre otros.

 El jugador, salido de University of Massachusetts, no aporta ni mucho menos todo lo que aportaba, pero su experiencia es un plus para los Knicks, que combinan a la perfección la veteranía con la juventud.

 Kurt Thomas. nº 40:



 El segundo pívot "puro" de los Knicks (aunque realmente es un ala- pívot, con 2,06 metros de altura).

 Kurt, natural de Dallas, Texas, tiene el honor de ser el jugador más veterano de la NBA, con 40 años (cumplidos en Octubre).

 Thomas lleva ya en la NBA 17 temporadas, repartidas entre casi la mitad de los equipos de la Liga: Miami Heat, Dallas Mavericks, Seattle Supersonics, New York Knicks (en un pasado), Phoenix Suns, San Antonio Spurs, Milwaukee Bucks, Chicago Bulls, Portland Trail Blazers, y ahora, de nuevo, New York Knicks.

 Este trotamundos de la NBA ya no es tampoco lo que era, fruto de su edad, pero de él dicen que sus años como profesional, y su excelente actitud, juegan un rol muy importante en el vestuario de los de New York.

 Esta siendo casi testimonial, pero aún así, de vez en cuando nos deja alguna perla.

 Tyson Chandler. nº 6:



 Big Ty, como ya se le conoce en la Gran Manzana, es ya uno de los jugadores más queridos  importantes de los Knicks, y miembro de su particular Big Three, junto con Amar'e Stoudemire y Carmelo Anthony.

 El jugador, natural de Hartford, California, y que llegó hace 11 temporadas ya a la NBA, procedente de Domínguez High School, llegó la temporada pasada a los Knicks, procedente de Dallas Mavericks, con quienes estuvo tan sólo un año (y consiguió su anillo de la NBA, ante Miami Heat), y desde entonces... su caché no ha hecho más que subir.

 No es un jugador particularmente talentoso (ni mucho menos), pero su sensacional defensa, unida a su atlético físico, le han convertido en uno de los mejores pívots de la NBA en la actualidad, y ya le ha sido reconocido con el galardón al Mejor jugador defensivo del año en la campaña pasada.

 Esta temporada, con la lesión de Amar'e Stoudemire, llegó a estar algo sólo en la pintura, ya que Carmelo Anthony, aunque ha jugado de ala- pívot, no ha sido demasiado "amigo" de pelear en la zona de riesgo de la pista, pero ha sabido defenderse a la perfección, demostrando que ya no es aquel jugador tímido de hace años.

 Sin duda, uno de los cerebros del equipo.


 Bien, pues estos son los New York Knicks.

 Los Knicks siempre han sido conocidos como los reyes de New York (lógicamente), aunque la reciente llegada de Brooklyn Nets a la Gran Liga, procedentes de New Jersey, hizo que todo el mundo se parase a pensar (aunque fuese por un segundo), si estos Knicks seguirían siendo los reyes, o pasarían, de la noche a la mañana, a ser "el segundo" equipo de la ciudad. Y nada más lejos de la realidad:


 De momento, el equipo marcha a las mil y un maravillas, con 25 victorias y tan sólo 14 derrotas, situándose como segundo mejor equipo de la Conferencia Este, tras los potentes y temibles Miami Heat.

 Quién sabe si este será el año New York Knicks, finalmente?. Sólo el tiempo nos lo dirá, pero de momento... el equipo dirigido por Mike Woodson tiene MUY buena pinta.

 En la despedida, os dejo con un vídeo con algunos de los mejores momentos de los Knicks durante esta temporada, unidos a pequeños momentos de la temporada pasada. La banda sonora?. cortesía de Swizz Beat, rapero fan de los Knicks donde los haya, y marido de Alicia Keys.

 Sin duda, son un equipo a tener muy en cuenta.

 New York Knicks. Donde todo es posible:









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada