lunes, 30 de julio de 2012

Un francotirador anda suelto. Jimmer Fredette



 En cientos (y miles) de ocasiones, hemos visto y/ o hablado de jugadores que tienen grandes cualidades para triunfar en la NBA... pero muy pocas han sido las veces en las que un jugador reúne TODAS las características necesarias para ser un grande sobre grandes: uno de esos escasos casos es el base de los Sacramento Kings, Jimmer Fredette.

 Pese a tener tan sólo 23 años y llevar 1 sola temporada en la NBA (no demasiado buena, por cierto), Jimmer es uno de esos jugadores que ENAMORA a todo el que le ha visto jugar o ha leído acerca de su vida: un chico disciplinado, genial estudiante, familiar, elegante... Sin duda, Fredette apunta alto.

 James Taft, "Jimmer" Fredette; ese es su nombre completo. "Jimmer", como su madre Kay le "bautizó", nació un 25 de Febrero de 1989 en Glens Falls, New York.

 La familia Fredette está compuesta por Al y Kay Fredette, sus padres; TJ Fredette (su hermano mayor y principal apoyo); y Lindsay Fredette, hermana mayor de Jimmer y "Miss Teen New York", en 1998. Jimmer es pues, el menor de 3 hermanos. En la foto inferior, Kay, Al y TJ en un evento que Brigham Young, su universidad, celebró en honor a Jimmer:


 Desde muy pequeño, Jimmer, según sus padres y hermano TJ, presentó unas cualidades y una dedicación casi exclusiva al deporte, y en particular al baloncesto. Su hermano TJ (mayor que Jimmer 7 años), dijo de él que "es el niño de 4 años con mayor espíritu competitivo que jamás he visto. Daba igual su altura, su peso o su edad: si quería hacer algo puedes estar seguro que lo haría".

 Kay, madre de Fredette, le "bautizó" como "Jimmer" ya que quería que tuviese un sólo nombre, que fuese más fácil de recordar, por lo que James Taft pasó a ser simplemente "Jimmer".

 Jimmer, por su pasión al baloncesto, jugaba con TJ, su hermano, y sus amigos en la parte de detrás de la casa, donde tenían una canasta; "Era increíble", decía Sean (un amigo de TJ): "Era un enano, un auténtico enano, y era más fuerte y tenía más corazón que todos nosotros juntos. Era como si cada balón representase parte de su vida: no dejaba escapar ni uno. Su altura y su edad le obligaron a tener que improvisar nuevos aspectos para poder superar al resto".

 Su padre, Al (mormón desde que cumplió los 18 años y profundamente religioso), fue parte activa importante en la educación deportiva de Jimmer; con tan sólo 8 años, Al metió a Jimmer en una competición de verano.. con adultos!. Su sorpresa fue ver como Jimmer, en el primer partido, y repetimos, con 8 años, anotó 14 puntos en el primer encuentro. Su madre Kay también fue una gran "profesora particular" de Jimmer, ya que montó en el sótano de casa una pequeña canasta, en la que entrenaba con el pequeño Jimmer durante 4 horas al día, tras terminar sus deberes.

 Jimmer, hijo de padre mormón y madre católica, se hizo mormón cuando pudo decidir por decisión propia su fe. La familia de Jimmer al completo es realmente religiosa.

 Cuando Jimmer tuvo que acudir al High School, evidentemente la educación religiosa fue un factor MUY importante, por lo que se decantó por Glens Falls High School:


 Con los Indians de Glens Falls, Jimmer consiguió, en su año senior, un récord de 25 victorias...y tan sólo 2 derrotas.

 Fue nombrado uno de los 50 mejores escoltas del país y recibió hasta 12 ofertas de universidades americanas para disputar allí el periodo universitario. Finalmente se decantaría por la universidad de Brigham Young, en Provo, Utah, debido a que era una universidad realmente religiosa (mormona, como él), y porque su hermana Lindsay era una de las líderes en el coro de la Iglesia.

 Con los Cougars de Brigham Young estaría desde 2007 hasta 2011, llevando el dorsal 32:


 El año freshman de Jimmer en BYU no fue del todo el esperado: jugaría 35 partidos, promediando 19 minutos, y haciendo unos promedios de 7 puntos, 1,7 asistencias y 1 rebote.


 Durante su año sophomore, la mejora de Jimmer se dejaría notar, pasando a, pese a jugar 33 partidos, hacer unos promedios de 16 puntos, 4 asistencias y 1,5 robos.


 El tercer año (su año junior), marcaría un antes y después en su posible futuro en la NBA. Jimmer era ya conocido por todos (incluso jugadores NBA hablaban de él en Twitter), pero algunas de sus actuaciones dieron la vuelta por todo el país y por todo el "mundo basket":

- El 28 de Diciembre de 2009 anotó 49 puntos ante Arizona Wildcats.

- El 11 de Marzo de 2010 anotó 45 puntos ante TCU.

 Tras finalizar esta temporada, Jimmer pudo presentarse al Draft de la NBA, pero todos los "prospects" le apuntaban como posible 25ª- 30ª elección en el Draft, por lo que decidió quedarse un año más en la universidad: "Mis padres siempre me dijeron que, fuese lo que fuese, me dedicase a lo que me dedicase, fuese el mejor; daba igual a lo que me dedicase, pero que lo que hiciese, que lo hiciese con amor, pasión, dedicación y sacrificio. Aquello no era lo mejor que yo podía dar de mí, por lo que sacrifiqué un año, y mejoré". Sin duda, todo un espíritu ganador.

 Su año senior (4º año en BYU), Fredette sería nombrado co- capitán del equipo, junto a sus compañeros Jason Emery y Logan Magnusson.

 Fue nombrado "Jugador del Año 2011" de manera UNÁNIME por Associated Press, Basketball Times, CBSSports.com y Sporting News. Fue también nombrado "Atleta masculino de 2011" por ESPY Awards. Estaba claro que Jimmer era una estrella en ciernes, y que su futuro estaba ligado a la NBA:


 Todos sus compañeros y su entrenador destacaron de Jimmer su gran "work ethic", y el presidente de los EEUU, Barack Obama (gran amante del baloncesto), dijo de él: "Fredette es INCREÍBLE. Es el MEJOR anotador del país". Casi nada:


 A Fredette ahora SÍ que le había llegado su hora, y tras 4 temporadas en la NCAA (algo NADA usual en estos días), decide presentarse al Draft de la NBA.

 El 23 de Junio de 2011, Jimmer es escogido, en la 1ª RONDA, EN LA 10ª ELECCIÓN GLOBAL por Milwaukee Bucks. Pero Jimmer, mediante un traspaso esa misma noche a 3 bandas entre Milwaukee, Charlotte y Sacramento, termina firmando por los míticos Sacramento Kings:


 La llegada de Jimmer a Sacramento desata la llamada "Jimmermania". Su "único" problema era su altura: Jimmer es un base (puede también actuar de escolta, pero es un base), y su altura y peso es de 1,88 metros y 88 kilos. Es un cuerpo realmente compensado, pero es muy bajo, y algunos expertos hablaban que su tiro y la electricidad de su juego podían verse afectados, lógicamente, por este aspecto. Jimmer salió al paso de las posibles críticas rápidamente, diciendo que "siempre he jugado contra tipos más altos que yo. Realmente, es difícil encontrar a tipos más bajos (entre risas), por lo que tranquilos, que mi juego no se verá afectado. Siempre he luchado por lo que he perseguido, y ahora no voy a parar".

 La realidad es que Sacramento era feliz con la llegada de este "niño bueno", y su camiseta fue la más solicitada durante los 2 primeros meses tras su firma con los Kings. Las ventas de los Kings se incrementaron en un 54%:


 En el aspecto deportivo.. Jimmer pagó, en cierta medida, la CAÓTICA situación de su equipo, los Sacramento Kings: el puesto de escolta era realmente solicitado, sobretodo por dos estrellas como Tyreke Evans (jugador franquicia), el tirador Marcus Thorton (quién ha realizado una buena temporada), por lo que el puesto de escolta se veía complicado. En el puesto de base, la explosión del base Isaiah Thomas hizo que también todo se le pusiese "cuesta arriba" a Jimmer: entre estos 3 jugadores, añadiendo al fichaje de Terrence Williams y a John Salmons, prácticamente TODO el talento de Kings (a excepción del pívot DeMarcus Cousins) se concentraba en 2 posiciones (las dos en las que Fredette podía jugar), por lo que vio limitados, y mucho, sus minutos.


 Al final de la temporada regular, la actuación de Jimmer Fredette en su campaña rookie se resumió en 61 partidos jugados; 7,6 puntos, 1,8 asistencias, 1,2 rebotes y 0,5 robos de balón por partido.



 En Enero de 2011, Kelli Anderson, de Sports Illustrated, dijo de Fredette en un artículo que "Jimmer encara a sus rivales de una manera única. Es capaz de irse del mejor de ellos con un control del balón casi único; perfectamente puede irse por la izquierda o por la derecha. Tira a las mil maravillas después de driblar, apoyándose en el pie malo, en suspensión cayéndose hacía atrás, a tabla... Realmente tiene infinidad de recursos".

 Los comentarios acerca de Jimmer no cesaron, e incluso el GENIAL Kevin Durant dijo de él a través de Twitter: "Jimmer Fredette es el MEJOR ANOTADOR del mundo!":


 Steve Nash, base de Phoenix Suns y recientemente fichado por L. A. Lakers, también dijo de Fredette: "Fredette?. No falla. Tío, ese chico es increíble. Un diamante en bruto".

 Jared Sullinger, de Ohio State University, dijo de Fredette que "Jimmer se va a salir".

 Jay Wright, entrenador de Villanova, dijo que "Jimmer es perfectamente comparable con Pete Maravich por su agresividad".

 Jim Boyles, entrenador de Utah, dijo: "Es un chico seguro y muy disciplinado. Esas son sus armas principales, y son las más importantes. Normalmente, esto cuesta explicárselo a un chico entre 2 y 3 años, y él ya ha nacido con ello. Realmente no ves a muchos muchachos así".

 Sean Miller, entrenador de Arizona Wildcats, dijo, tras Fredette anotarles aquellos mencionados 49 puntos, que "ese chico es increíble; es fiero, agresivo y competitivo, pero siempre elegante. Pararle es casi imposible".

 Con todos estos comentarios, y viniendo de personalidades completamente dispares, pocas dudas quedan acerca del GRANDÍSIMO jugador que es Jimmer Fredette.

 Fredette ha dicho en más de una ocasión que su hermano TJ es su mayor fan y su mayor inspiración y apoyo. "Sin él, no sería ni la mitad de lo que soy. Por supuesto que toda mi familia ha hecho de mí el tipo de persona que soy ahora, pero él es quién me hace ser mejor":


 Marcus Morris, jugador de Kansas University, dijo en una entrevista a la revista Sports Illustrated: "No hay nadie como él en el work ethic. Realmente, tiene el corazón de un guerrero; vive el juego. Su físico no le importa en absoluto; tira desde cualquier sitio y anota sin problemas, hagas lo que hagas. O estás pendiente de él y te olvidas de todo lo demás...o date por muerto. En un David Vs. Goliat... él sería David y Goliat a la vez".

 El 26 de Agosto de 2011 y sin tan ni siquiera haber debutado en la NBA, Jimmer anunció su boba con Whitney Wonnacott, su novia de toda la vida. Whitney se encontraba en ese momento en su último año de universidad de Brigham Young (la misma universidad de Jimmer), y estaba en el equipo de animadoras.


 La relación de Jimmer y de Whitney nunca fue fácil. Jimmer es profundamente religioso, y la universidad de Brigham Young tiene un ESTRICTO código acerca de las relaciones sexuales (este código le hizo perderse una beca a su compañero de equipo Brandon Davies).

 Finalmente, Jimmer y Whitney se casaron el 1 de Junio de 2012 en Denver:


 Jimmer Fredette: sin duda, un jugador increíble que, pese a no haber tenido un buen año de debut en la NBA, apunta a gran jugador. Se trata de un jugador con la cabeza perfectamente amueblada y que cuenta con tan sólo 23 años, por lo que parece que un gran futuro está aún por llegar. Además, su buena prensa hacen de él un jugador digno a seguir.

 Veremos si el francotirador de Brigham Young "explota" esta campaña que viene. Mientras tanto, aquí os dejamos un vídeo con algunas de sus mejores actuaciones. Espero que lo disfrutéis:






viernes, 27 de julio de 2012

Reggie Miller. El pistolero de Indiana



 Su físico no era el más deseado, pero su carisma sí que lo era: es Reggie Miller, el MEJOR jugador que pasado por la franquicia de Indiana Pacers y uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos.

 Como decimos, Reggie nunca tuvo un físico imponente pero, pese a aquellos 2 metros de altura y 85 kilos, era uno de los jugadores más letales de toda la NBA.

 Reginald Wayne, "Reggie" Miller nació en Riverside, California, un 24 de Agosto de 1965.

 La infancia de Reggie estuvo, sin duda, marcada por una deformidad con la que nació en la cadera. Aquella deformidad no le permitía caminar correctamente, por lo que se vería obligado a llevar unos tirantes metálicos para poder así compensar la malformación. "Era horrible", decía Miller en TNT. "Recuerdo aquella como la peor y a la vez la mejor experiencia de mí vida; Aquello me enseñó a superarme a mí mismo, y pese a que todos se reían de mí, yo sabía que aquello desaparecería y sería el mejor. Si superaba aquello lo superaría todo".

 Reggie es uno de los 5 hermanos. Curiosamente, todos, salvo Saul Jr., que es músico, son o han sido deportistas: Saul Jr., como decimos, es músico; Darrell es "catcher" en la MLB (Mayor League Baseball); Tammy, una de sus hermanas, fue jugadora de voleibol en California State University; y Cheryl (la "hermana favorita" de Reggie), es "Hall of Fame" del baloncesto femenino, oro olímpico en 1984 y también es analista en Turner Sports. En la foto inferior, Reggie junto a su hermana Cheryl:


 Reggie acudió a Riverside Polytechnic High School durante su etapa de instituto, donde se destapó como un anotador terrible. Reggie contaba que se pasaba horas jugando con su hermana Cheryl en la canasta que estaba detrás de su casa: "No me dejaba irme hasta que, por lo menos, le pusiese un tapón. Era una tiradora increíble, y todo lo aprendí de ella".


 Cuando a Reggie le llegó la hora de irse a la universidad, muchas universidades le tentaron, debido a su buen expediente académico y a su educación, pero él era feliz en California, y se decantó por UCLA. Allí permaneció 4 años (desde 1983 hasta 1987), y se licenció en Historia.

 En UCLA, Reggie siguió haciendo lo mejor que sabía hacer: anotar. En la temporada '86/ '87, de sus 247 canastas, 69 de ellas fueron triples (el 30% de ellas).


 Una de las actuaciones más destacadas de Reggie tuvo lugar un 24 de Enero de 1987 (su último año), frente a Notre Dame Fighting Irish: en aquel encuentro, Reggie anotó el triple ganador desde casi 8 metros a falta de 10 segundos para el final. Su equipo venció 61- 59.

 El 28 de Febrero de 1987 (también en su último año), batió un récord HISTÓRICO, con 33 puntos en la 2ª parte ante Louisville Cardinals.


 Reggie, en 1987, abandonó la universidad de UCLA como el 2º máximo anotador de todos los tiempos en aquella universidad, tras Kareem Abdul Jabbar.

 Reggie se presentó al Draft de la NBA de 1987, donde los Indiana Pacers le escogerían en la 1ª RONDA, EN LA 11ª ELECCIÓN GLOBAL. Reggie permaneció la friolera de 18 temporadas en la NBA, TODAS ELLAS con los INDIANA PACERS.


 Pero la llegada de Reggie a la NBA NO fue fácil. En la misma noche del Draft, los aficionados de Indiana Pacers se enfadaron, y mucho, con Donnie Walsh (dueño de los Pacers), por escoger a Reggie Miller en lugar de Steve Alford. Steve era natural de Indiana, además de haber jugado para Indiana University, por lo que la elección de Reggie enfadó, a priori, a mucha gente allí. Steve Alford sería escogido en la 2ª ronda, en el puesto 26, por Dallas Mavericks.

 Reggie, hasta 1992, NO se hizo con el "puesto" de anotador principal en Indiana. Sería, como decimos, en 1992 y tras el traspaso de Chuck Person, cuando Reggie se establecería como "arma principal" de los Pacers:


 El 28 de Noviembre de 1992, Reggie haría HISTORIA con los Pacers: ante Charlotte Hornets (actuales New Orleans Hornets), Miller anotó 57 puntos. Este récord perdura a día de hoy como MÁXIMA ANOTACIÓN EN LA HISTORIA DE UN JUGADOR DE INDIANA.

 Reggie era una MÁQUINA de anotar. El 1 de Junio de 1994 los Pacers se enfrentaban a los los NY Knicks en las Finales de Conferencia. En el 5º partido, Reggie anotaría 39 puntos (de los cuales 25 serían en el último cuarto). La rivalidad entre Reggie Miller y Spike Lee, director de cine y fan incondicional de "sus" Knicks saltaría cuando, tras anotar Reggie un triple, se encaró con éste. Los Pacers se pusieron con un 3- 2 a favor, pero finalmente perderían los 2 siguientes partidos y NO llegarían a las Finales:


 La temporada siguiente se repitió escenario y situación. Sin duda, los aficionados de los NY Knicks recordarán de manera "especial" a Reggie, dadas sus actuaciones ante ellos. Aquel 7 de Mayo de 1995 es ya conocido por todos, cuando Reggie protagonizó aquellos MÁGICOS 8 segundos, con 8 puntos, en el 1º partido de las Semifinales de Conferencia. Aquí Reggie se ganó su apodo de "Knick Miller":


 Cuando "Sir Mike" se retiró, los Pacers de Reggie Miller fueron considerados los grandes favoritos en la Costa Este para la temporada '99 (aquella temporada tan corta debido al "lockout"). De nuevo, Reggie y "sus" Pacers, tras quedar segundos, se vuelven a enfrentar, en las Finales de Conferencia, a... NY Knicks!. Parecía que la carrera de Reggie estaba íntimamente ligada a los archi- conocidos Knicks. "Era divertido", decía Reggie; "siempre es divertido ir a NY y enfrentarse a un gran equipo, a una gran afición, ver a Spike...", decía Miller en un tono algo "jocoso":


 Pero dicen que quién ríe el último, ríe mejor... y los Knicks se rieron los últimos, definitivamente. De nuevo, Indiana volvía a perder ante su GRAN verdugo. Reggie, además, protagonizó, en el 6º y último partido, el PEOR MOMENTO de su carrera, anotando 3 de 18 en tiros de campo, y FALLANDO 7 de 8 triples.

 Para el año siguiente, Reggie prometió públicamente mejorar, y parece que aprendió la lección: en el año 2000, los Pacers llegan a las Finales de la NBA, para enfrentarse a los temibles L. A. Lakers de Shaquille O'Neal y Kobe Bryant. Los Pacers perdieron por 4- 2, pero aquella ha sido, hasta el momento, la mayor proeza en la historia de la franquicia. Reggie promedió en aquellas Finales 25 puntos.





 Tras aquellas Finales, Reggie contaba ya con 35 años. Siguió jugando a un gran nivel.


 En el ocaso de su carrera, el respeto por Reggie Miller fue tal que el 4 de Enero de 2005, en un partido que enfrentaba a los Indiana Pacers contra los Milwaukee Bucks, un joven Jermaine O'Neal se estaba, literalmente, SALIENDO. Jermaine, el indomable pívot, llevaba anotados, a falta de 1,43 minutos para el final del partido, 55 puntos. Con este tiempo pendiente para el final, Jermaine pidió voluntariamente el cambio para NO igualar o superar aquella HISTÓRICA anotación de Reggie de 57 puntos frente a Charlotte Hornets. Todo un detalle, desde luego.

 La noticia saltó un 10 de Febrero de 2005, cuando Reggie contaba ya con 40 años: su hermana Cheryl dijo públicamente que Reggie se estaba planteando muy seriamente la retirada tras esa campaña. Estaba claro que un día u otro, Reggie, con 40 años, tendría que decir adiós, pero parecía que los fans de Pacers, lógicamente, se resistían a aceptar la posible llegada de ese día.

 Miller jugó SU ÚLTIMO PARTIDO el 19 de Mayo de 2005, en unas Semifinales de Conferencia, ante los Detroit Pistons. En aquel encuentro, Reggie anotó 27 puntos.

 A 15 segundos para el final del partido, Reggie fue sustituido, y el público entero se puso en pie para aplaudir a su GRAN capitán; Reggie no pudo contener las lágrimas. Larry Brown, su técnico por aquel entonces, tuvo un GRANDÍSIMO detalle con él: pidió un tiempo muerto adicional para que TODO el pabellón aplaudiese al gran capitán que aquel día decía adiós. Aquel momento es aún recordado a día de hoy, y ganó el ESPY Award al "Mejor momento del año":


 Reggie, durante su etapa de jugador, amasó una fortuna de 105 millones de dólares, y se fue de la NBA con 2560 triples anotados y como máximo anotador de triples en la historia de la NBA (actualmente superado por Ray Allen). Llevó a sus Indiana Pacers 6 veces a las Finales de Conferencia y 1 vez a las Finales de la NBA, pero... nunca llegó a ganar el anillo.

 Como internacional, Reggie tiene 2 medallas de oro: la 1ª de ellas fue en el Campeonato del Mundo de 1994; allí fue el 2º máximo anotador del combinado americano tras Shaquille O'Neal. La 2ª medalla de oro llegaría en los JJOO de Atlanta '96, donde promediaría 11,5 puntos por encuentro:



 En el año 2005, Reggie se mete a comentarista para TNT, y el 30 de Marzo de 2006, los Indiana Pacers, equipo en el que permaneció 18 temporadas, decidieron retirar su famoso dorsal, el "31":


 A lo largo de su carrera, Reggie ha anotado 25279 puntos (una media de 18,2 puntos por partido).

 Actualmente, Reggie vive entre Malibú (California), y Fishers (Indiana), con su mujer y su hija, en sus labores como comentarista y analista para TNT:


 Reggie siempre fue un verdadero GENIO en el "clutch shot". Como decimos, cuando se retiró, se fue como el máximo triplista de todos los tiempos en la NBA, tras 18 temporadas en la NBA (todas ellas en Indiana). Sólo hay dos jugadores EN LA HISTORIA DE LA NBA que tengan más partidos jugados CON LA MISMA CAMISETA: se trata del "dúo dinámico" Karl Malone- Jock Stockton, de Utah Jazz:


 Ya ha sido anunciado que el próximo 7 de Septiembre de 2012, Reggie Miller será incluido en el prestigioso "Hall of Fame". Sin duda, será la guinda a una carrera IMPECABLE, en la que su único "pero" ha sido el no conseguir un campeonato.

 Reggie Miller. Todo un especialista en el "clutch shot" y un jugador modelo. Como el genial Andres Montes dijo: "Tiempo de Miller, tiempo de Killer".

 Nos despedimos con un vídeo para disfrutar de este GENIAL jugador. Sin duda alguna, un auténtico fuera de serie. Como Mark Jackson (compañero suyo en Indiana) dijo: "Sería feliz con que en algún momento volviese a encontrar a un jugador como él. No le pediría más a este deporte":








miércoles, 25 de julio de 2012

La pasarela NBA. Los mejores y peores vestidos



 Allá por el 17 de Octubre de 2005, el comisionado de la NBA, David Stern, "harto" de las travesuras de los jugadores de la Gran Liga, decidió implantar un código de vestimenta. Las instrucciones eran simples: nada de cadenas, pendientes, collares, ropas deportivas excesivamente grandes... vamos, en pocas palabras: que el look "gangster" se terminaba, y a partir de ahora lo chicos tendrían que empezar a vestir "algo mejor".

 Esto creó todo tipo de comentarios, controversias, discusiones y sanciones, ya que los había que se negaban a aceptar estas normas (el gran Allen Iverson el primero), alegando que "la forma de vestir no define a una persona".

 Con el tiempo, los jugadores han ido sabiendo llevar a la Liga a su terreno, y, aceptando estas coordenadas, han terminando convirtiendo la NBA en, además de un deporte inigualable, en una auténtica pasarela. Lógicamente, como en toda pasarela, hay ciertos "looks" que dañan a la vista, y otros que no tanto.

 Repasemos pues al Top 5 de jugadores NBA mejor vestidos y al Top 5 de jugadores NBA más horteras:

Jugadores mejor vestidos.

1. Chris Paul:

 El "niño bueno" de la NBA. Chris es un auténtico gentleman, y no es de los que suela cometer excesos con la ropa.

 Puede que el haberse criado en un buen hogar, con una educación muy religiosa y estricta por parte de sus padres, haya sido la que ha hecho que el jugador de L. A. Clippers y uno de los mejores bases de la Liga sea tan elegante. Su cara de niño bueno también ayuda.

 Es un jugador que no luce pendientes ni tatuajes en su cuerpo (desde luego, uno de los pocos), y vaya a donde vaya, una americana y una camisa van siempre en su maleta. Sin duda, el nº 1:




















2. Kobe Bryant:

 El dandy, sin duda. La elegancia de Kobe desde luego que tampoco ofrece demasiadas dudas.

 Kobe es un jugador que siempre le gusta ir arreglado (en sus primeros años era un desastre), y su clase, tanto dentro como fuera de la pista, es inconfundible.

 Ha sido varias veces portada de la revista GQ, y es otro de esos jugadores que no se complica demasiado la vida a la hora de vestir:
















3. Amar'e Stoudemire:

 El caso de STAT es uno de esos casos curiosos. Amar'e siempre se ha declarado un gran aficionado a la moda, pero la realidad es que durante su etapa en Phoenix tampoco es que fuese un jugador que se caracterizase por su elegancia, que digamos.

 De repente, Amar'e aterrizó en NY y todo cambió. Lógicamente, el vivir y pasear por las calles de Manhattan da un "glamour2 especial", pero lo de Amar'e ha ido más allá; ha pasado de aquellas anchas sudaderas grises a los trajes a medida y a ser un "frecuente" en todos los desfiles, pasarelas y demás eventos relacionados con la moda.

 Ha sido portada de varias revistas en EEUU, y la verdad que su transformación ha sido positiva, ya que tampoco es que se haya "pasado" de la raya. Además de esto, su físico, no excesivamente musculado y de tipo atlético, también le ayuda:



4. LeBron James:

 Llega el turno de "El Elegido". LeBron, como estrella de la NBA que es, también ha aprovechado el tirón para meterse en el mundillo de la moda.

 El jugador, en sus inicios en Cleveland, era un gran aficionado a las sudaderas, gorros, pantalones de deporte y demás, pero según ha ido creciendo, su pasión por la moda ha ido creciendo. 

 Al igual que Amar'e, es otro de esos jugadores a los que su físico les permite ponerse casi lo que quiera, y la verdad es que LeBron no lo hace mal. Hemos de reconocer aún así, que desde su llegada a Miami, su look ha cambiado, volviéndose algo más hortera en ciertas situaciones (suponemos que Wade y Bosh tendrán algo que ver), pero aún así, se mantiene en la lista. Recientemente ha abierto su propia tienda en Miami, llamada "Unknown":


5. Carmelo Anthony:

 Otro de los que se han transformado. Quién no recuerda al Carmelo "gangsta'", con su trenzas, sus camisetas de tirantes y esa cara de tipo buscando problemas?.

 Carmelo representaba a la perfección el prototipo de jugador "malo" de la NBA (muy parecido al look actual de Michael Beasley, recientemente fichado por Phoenix Suns), con aquella ropa ancha y su cara de buscar problemas.

 No sabemos si la mayor culpable de sus transformación es LaLa Vásquez, su mujer, y presentadora/ reportera, muy conocida en los EEUU, pero la realidad es que el cambio de look de "Melo" ha sido espectacular. 

 Lógicamente, y al igual que Amar'e, con quién comparte equipo, el irse a NY a vivir, para jugar con los Knicks, ha sido un gran detonante para el cambio de look del genial Carmelo Anthony. Su look ha pasado de ser totalmente "polémico" a ser todo un "gentleman" con cara de niño bueno. Está claro que las gafas de pasta, sin duda, son el complemento de moda:


 Otros jugadores que podrían entrar en este selecto club serían, por ejemplo, Rajon Rondo, de Boston Celtics, a quién parece que los trajes le quedan "planchados" y sabe elegir bien el momento para escoger vestuario, ó Derrick Rose, quién no suele complicarse demasiado a la hora de vestir.

Jugadores más horteras.

1. Russell Westbrook:

 Sin duda es el nº 1 en la lista... pero esque si hubiese un nº 0 se lo daríamos a él!. 

 No sabemos muy bien el motivo de los "atentados" de Russell a modo de vestuario, pero la realidad es que no deja indiferente a nadie. El genial base de los Thunder la ha cogido con las camisas y polos de colores y con motivos, y desde entonces no suelta estas prendas. Tampoco hace mucha falta hablar de sus ya famosas gafas!. El jugador, en más de una ocasión, se ha ATREVIDO a utilizar esas famosas gafas de pasta roja SIN LENTES, que ya le han hecho famoso en toda la NBA. 
 Sin duda, Russell Westbrook es el nº 1 de la lista. Juzgen ustedes mismos:


2. Dwayne Wade:

 No sabemos muy bien en qué momento Flash perdió el norte... pero más le vale encontrarlo pronto.

 Wade era un chico normal, al que le gustaba vestir bien y cómodo... hasta hace unas dos/ tres temporadas, en las que pareció perder el rumbo por completo. Ya apareció en un All- Star, en un partido de rookies/ sophomores, con una tirita con su nombre en la cara, y vestido de una manera cuanto menos "particular", pero desde el fichaje de LeBron y Bosh parece haber perdido todos los espejos de casa.

 Su cambio de look, al igual que el de LeBron, además, no ha sentado del todo bien en EEUU, ya que ciertos sectores se han tomado este cambio como un gesto de tipo prepotente tras el fichaje de las dos estrellas por los Heat.
 Aparte de estos aspectos, Wade compite seriamente con Russell por ser el jugador más hortera de la NBA:



3. Joakim Noah:

 El caso de Noah es otro de los "curiosos". Dicen que las mezclan siempre son buenas, y que mejoran lo que ya hay... por lo que Joakim debería de ser un jugador que llamase la atención. Su abuelo era camerunés, su padre, el conocido ex- tenista Yannick Noah, francés, y su madre, Cecile Rhode, fue Miss Suecia en 1978.

 Con todo esto dicho, Joakim Noah, nacido en New York, debería de combinar lo mejor de todos estos estilos... pero nada más lejos de la realidad. Es uno de los jugadores con aspecto más desaliñado de toda la NBA, y en ciertas ocasiones, parece más un cantante de rock que un deportista de élite:



4. James Harden:

 Su madre ya lo decía cuando él era tan sólo un niño: "James era aficionado a la lectura y a la ropa. Le encantaba la ropa. Se pasaba horas y horas mirándose al espejo antes de salir de casa".

 Que James es un tipo que le gusta vestir no cabe duda. Eso sí, que sepa combinar todo lo que tiene en el armario... eso ya es harina de otro costal.

 James siempre ha sido un tipo gracioso, de esos que caen bien con tan sólo verlo: no es un tipo que se meta en líos, pese a su aspecto gracioso es un tipo realmente competitivo y trabajador, parece llevarse bien con todos... pero a la hora de vestir es un desastre. A su favor juega que él ya era así en la universidad, y que ya llegó a la NBA siendo así de "especial", por lo que interpretaremos que su look es un sello de identidad propio, al igual que su archi- conocida barba:













5. Kevin Durant:

 Prometemos que no tenemos nada en contra de Oklahoma City Thunder. Pero esque estos chicos son tan buenos como especiales a la hora de vestir. Ahora le ha tocado el turno a Kevin, la gran estrella Thunder y una de las grandes estrellas de la Liga.

 La verdad ha de ser dicha, y es que Kevin puede que esté aquí más por su físico que por su estilo. Kevin es realmente alto y posee unas extremidades realmente largas, como ya hemos comentado en más de una ocasión. Todo esto hace que jugando sea un auténtico fuera de serie... pero vistiendo ya es otra cosa. Además de su ya mundialmente conocida mochila, de la que parece no despegarse, Kevin suele escoger prendas cómodas... pero que no suelen quedarle del todo bien.

 Sus americanas, camisas de tipo "leñador" y demás prendas no favorecen demasiado a la estrella Thunder, aunque es cierto que aquí su físico tampoco le ayuda demasiado. Menos mal que sigue siendo un fuera de serie, se ponga lo que se ponga.














 Estos son, por el contrario, algunos de los jugadores que más problemas parecen tener a la hora de combinar la ropa de, nos imaginamos, sus nada pequeños armarios. Por supuesto que hay otros jugadores como por ejemplo Adam Morrison, de BK Nets, ó Josh Howard, que también tienen ciertos "problemas" a la hora de escoger vestuario, pero estos, en definitiva, puede que sean los más destacados.

 La NBA: como todos sabemos, algo más que un deporte.

 El vídeo, sin ningún desperdicio: