martes, 25 de diciembre de 2012

Qué ha sido del Draft 2012?. Las grandes sorpresas



 Hace ya casi 6 meses de aquel 28 de Junio de 2012.

 Esa noche, en el Prudential Center de New Jersey (sí, antiguo hogar de los Nets, ya en Brooklyn), se celebraba el Draft de la NBA 2012. El Draft apuntaba como, posiblemente, el más talentoso desde el del año 2003, donde jugadores como LeBron James, Carmelo Anthony, Dwayne Wade o Chris Bosh (preferimos no nombrar al nº2 de aquel año, Darko Milicic, para Detroit Pistons, por aquello de no herir sensibilidades ni hacer comparativas), llegaban a la NBA para marcar un antes y un después.

 Nueve años después, jugadores como Davis, Kidd- Gilchrist, Beal, Waiters y un largo etcétera, llegaban a la NBA para intentar hacerse un hueco y, de paso, intentar agrandar aún más ese debate interno en la NBA en cuanto a cuál de los dos Draft ha sido mejor.

 Bien, 9 meses después, aunque algo prematuro, podemos hacernos más o menos una idea de lo que podemos ir esperando de algunos jugadores (con muchísimo margen de mejora, por supuesto).

 Repasemos pues las 10 primeras elecciones del Draft, y parémonos en algunas gratas y tristes sorpresas:

Nº1 del Draft: Anthony Davis (University of Kentucky- New Orleans Hornets):



 Anthony Davis; la estrella de Kentucky que llegaba a la NBA para revolucionar el puesto de ala- pívot.

 De Davis se ha hablado largo y tendido no sólo desde su llegada a la NBA, o desde sus últimos días en Kentucky, donde ya apuntaba a superestrella, sino desde mucho antes. Un jugador con una capacidad de salto increíble, con una defensa brutal, grandes movimientos... Se ha dicho de todo.

 Tras casi dos meses de competición... Anthony está cumpliendo con las expectativas: sin duda que se trata de un gran jugador, y lo está haciendo muy bien en New Orleans, aunque... quizás algunos esperaban "algo más". Su físico presenta,  en ciertas ocasiones, problemas respecto a otros jugadores más grandes o musculados que él, y por lo pronto ya se ha perdido 8 partidos por una lesión en el tobillo.

 Monty Williams, su entrenador, tiene fe ciega en él (y nosotros también), pero es cierto que, tras ganar su medalla de oro en los JJOO de Londres, este verano pasado, necesita, quizás, algo más de acondicionamiento físico.

 16 puntos, 8 rebotes y 2 tapones de media por encuentro, su presentación hasta el momento.

 Anthony ya es una superestrella, e irá a más, pero, al igual que el gran Kevin Garnett en su momento (éste era mucho más agresivo, desde un principio), necesitará trabajar su cuerpo si quiere ser un comandante en lugar de un teniente, en la NBA.

Nº2 del Draft: Michael Kidd- Gilchrist (University of Kentucky- Charlotte Bobcats):



 Un físico extraordinario al servicio de una gran cabeza, sin duda.

 Cuando Michael Kidd- Gilchrist fue escogido en la 2ª elección global del Draft de Junio, muchos se llevaron las manos a la cabeza. Habían pensado que Jordan se había vuelto completamente loco (poco le debe estar faltando, con respecto a sus movimientos en Bobcats), y que estaba regalando elecciones del Draft a modo de donativo.

 Con el tiempo, Kidd- Gilchrist, extremadamente introvertido (sus problemas de tartamudez le causaron grandes problemas en su infancia), ha demostrado ser un gran jugador.

 Sin ser excesivamente talentoso, ni tener un tiro extraordinario... Kidd- Gilchrist ha demostrado ser un gran jugador. No se ha perdido ni un sólo partido hasta el momento, y pese a comenzar la Liga Regular de una manera algo "pobre", no se deprimió lo más mínimo, se recompuso, y ya está demostrando ser un jugador más que interesante.

 Su presentación hasta ahora?: 11 puntos, 6 rebotes, 2 asistencias, 1 robo de balón y 1,5 tapones por partido.

 Qué sacamos de estas cifras?. Sacamos de ellas que Kidd- Gilchrist es un verdadero todoterreno; un jugador que, siendo alero, es capaz de rebotear, anotar, asistir... pero sobre todo, defender como el que más; su GRAN arma en la universidad.

 Un jugador interesante que no está decepcionando, sin duda.

Nº3 del Draft: Bradley Beal (University of Florida- Washington Wizards):



 La noche del 28 de Junio de 2012, Bradley Beal, ex- de los Gators de Florida, y uno de los jugadores más jóvenes en presentarse al Draft, recibía su mejor noticia. El jugador, que cumplía esa noche 19 añitos, era escogido en la 3ª elección global, por el equipo de la capital del país, Washington Wizards.

 El jugador, excelso tirador de tres, no podía esperar a jugar al lado de John Wall, base y líder de los Wizards sin discusión de ningún tipo, y los aficionados de Washington ya se relamían imaginándose un pareja exterior casi letal.

 Bien, pues... nada más lejos de la misma realidad. La realidad es que Beal es muy muy joven (sólo 19 años, como decimos), por lo que su margen de mejora es casi infinito, pero... es increíblemente inconsistente.

 Hasta ahora, se ha mostrado muy tímido en un equipo en el que, sin Wall, debido a su lesión, le necesitaban, ya que estaban faltos de un anotador. Jordan Crawford le ha, como se dice vulgarmente, comido la tostada, haciéndose con su puesto, aunque en los últimos partidos, y sobretodo debido a la lesión de A. J. Price, suplente de Wall, está teniendo más y mejores minutos.

 Hasta ahora?: 30 minutos de media, con 12,5 puntos, 3,5 rebotes 2,3 asistencias y 1,5 triples de media.

 De momento, su juego hasta ahora ha sido el "recibir: tirar", y eso los Wizards no lo necesitan. Necesitan a un chico que sepa decir "este soy yo y así juego", y que ponga orden en un equipo en el que nadie sabe (o parece saber), en qué dirección remar.

 Es joven, y su margen de mejora es altísimo, por lo que rendirse con él a estas alturas...sería un suicidio.

Nº4 del Draft: Dion Waiters (University of Syracuse- Cleveland Cavaliers):


 Una expresión para definir al nº4 del Draft, escolta procedente de Syracuse: "a ráfagas".

 Dion es un excelente escolta, pero es otro que, de momento, pertenece al "club Beal": según recibe el balón... se la tira.

 Es un jugador que según recibe la pelota, no tiene otra cosa en la cabeza que no sea anotar, y eso hace daño al equipo. Es perfectamente capaz de hacer un % de 12- 17 en una noche... como un 2- 15, y quedarse tan tranquilo.

 Lo bueno que se saca de él?. Que es un jugador con mucha iniciativa, y que sabe que en un equipo como el de Ohio, en plena reconstrucción, y con un líder claro como es Kyrie Irving, su misión es desbancar a Anderson Varejao como segunda opción al mando.

 Hasta ahora?. Se ha perdido algunos partidos, por una lesión, y tiene unas medias de 15 puntos por noche, con 1,6 triples por encuentro. A partir de ahí... poco más para Waiters, que nos recuerda a una versión desmejorada de Kobe en sus primeros años, aunque sin la explosividad del de Philadelphia (salvando las distancias, claro está).

Nº5 del Draft: Thomas Robinson (University of Kansas- Sacramento Kings):


 Sin querer hacer sangre (es uno de mis jugadores favoritos), pero... de momento, "T-Rob" está siendo todo un fracaso.

 El nº5 del Draft, y que incluso apuntaba como nº2 en un principio, está mostrándose como ansioso, tenso... y no consigue agradar a nadie.

 Comenzó jugando de ala- pívot, junto a DeMarcus Cousins, en la que podía ser la pareja interior más envidiada de toda la NBA, por su juventud, proyección y talento, pero... nada de nada. Rápidamente Jason Thompson le "robó" el puesto, y desde entonces Thomas no ha encontrado su sonrisa de nuevo.

 Una estupidez que puedo salirle muy cara sobre todo a Jonas Jerebko, de Detroit Pistons, le costó a "T-Rob" dos partidos de sanción, y desde entonces se le mira en la NBA de otra manera.

 Aún es joven para juzgar un chico que ha superado todo tipo de baches en su vida, y que, a sus 20 años, es el líder de una familia en la que su hermana Jayla es el único miembro, pero... ha de darse prisa.

 Thomas nunca ha tenido problema en demostrar que es capaz de madurar antes que los demás (por golpes del destino), pero ha de demostrarle a todo Sacramento, y ya, que no se equivocaron con él, y que todo lo que era en Kansas, con los Jayhawks, sigue siéndolo ahora.

 Hasta ahora son sólo 16 minutos, escasos, por encuentro, con tan sólo 4,5 puntos, 4 rebotes y 0,2 tapones, pero puede que la bestia esté tan sólo aletargada, y haya que despertarla. ahí, puede convertirse en letal.

Nº6 del Draft: Damien Lillard (Weber State University- Portland Trail Blazers):



 Hasta ahora... la ilusión, la alegría, la sorpresa, el robo... y todo, en el Draft de 2012. Ese es Damien Lillard, base ex de de Weber State, y ahora en Portland Trail Blazers.

 Por qué hemos dicho "robo"?. Bien, la palabra robo viene "de parte" de Brooklyn Nets, antiguamente New Jersey Nets. Geral Wallace llegó a finales del deadline trade del año pasado a New Jersey, procedente de Portland, a cambio de nada... salvo una primera ronda: bien, pues esa primera ronda, ahora, se llama Damien Lillard, y es una verdadera bomba.

 Damien llegó al Draft como el primer base elegido, en la 6º posición (algo realmente extraño, si miramos años atrás), pero hasta ahora... ha maravillado.

 Es ya oficial que desde la llegada de un "loco bajito", llamado Isiah Thomas, en 1981 a la NBA, para Detroit Pistons, nadie había hecho lo que Lillard está haciendo, pero... nos está encantando. Es cierto que ha tenido alguna pequeña "tontería" como el día que, ganado de 20 a Atlanta Hawks y con el partido con 2 segundos para finalizar, se lanzó un triple en la cara de Jeff Teague, base de ATL, metiéndolo, y que casi sale de allí a palos, pero... son cosas de la edad, y él es muy joven: "Pido perdón. He sido un estúpido, y de verdad que no quería enojar a nadie. Que me sancionen si quieren. Me lo merezco". Esas fueron sus palabras en rueda de prensa, y Al Horford, uno de los líderes en el vestuario de Atlanta, dijo de él que "hay que disculparle. En el encuentro molesta, pero luego hablas con él y te das cuenta que fue un error. Esto es un juego, y es de buena gente perdonar a quién se equivoca". Tema zanjado, pues.

 De Lillard... nos gusta todo. Rápidamente se ha hecho con el puesto de base, huérfano hasta el momento, y lo ha sabido moldear a su gusto. 18,5 puntos, 6,5 asistencias, 2,5 triples por encuentro, 3,2 rebotes y 1 robo de balón son sus números hasta ahora. Nada desdeñables.

 Sin duda, por el momento es el claro aspirante al premio Rookie of the Year, y sin duda, se lo merece.

 La competición es muy larga, pero hasta el momento nos está dejando con la boca semi abierta.

Nº7 del Draft: Harrison Barnes (University of North Carolina- Golden State Warriors):



 Los que le conocen dicen de él que es un gran chico, muy disciplinado y trabajador... y nos lo creemos.

 Barnes llegó a la NBA de la mano de North Carolina, la mítica universidad de la que salieron jugadores de la talla de Michael Jordan, James Worthy, Tracy McGrady o Vince Carter, por nombrar a algunos, y Golden State Warriors no quiso desperdiciar la oportunidad de llevarse a este sensacional alero.

 Barnes, increíblemente trabajador, acusó en exceso la llegada a la NBA, con un juego mucho más físico y rápido que el universitario, pero ha sabido anteponerse. Con unos inicios dubitativos, rápidamente se puso manos a la obra, y sus números subieron de manera estrepitosa.

 Por el momento lleva una media de 26 minutos en pista, habiéndose hecho ya con el puesto de alero titular (la lesión de Richard Jefferson ha ayudado un poco), y unos promedios de 8,8 puntos y 4 rebotes. Por el momento, ya lleva 3 dobles/ dobles, casi seguidos, y parece que comienza a carburar como se espera de él, aunque se muestra en ciertas ocasiones, quizás, algo "tímido".

 Sin duda, una gran promesa, que dará que hablar en los próximos años, sobre todo por su disciplina, buena cabeza y capacidad de sacrificio.

Nº8 del Draft: Terrence Ross (University of Washington- Toronto Raptors):



 Sin ningún tipo de duda, el caso más difícil de valorar.

 Ross llegaba desde Washington a Toronto, vía Draft, y sin duda apuntaba alto: un buen escolta que llegaba a un equipo sin, prácticamente,nadie que hacerle competencia, ya que era de suponer que DeMar DeRozan, estrella anotadora del equipo, jugaría de alero, dada su versatilidad, y que Landry Fields, reciente fichaje llegado desde New York Knicks vía agentes libres, sería 6º hombre... pero nada sucedió así.

 Hasta ahora, Terrence lleva una media de 16 minutos por encuentro (y eso que los ha aumentado en los últimos encuentros), con unas medias de 6 puntos y 2 rebotes por partido, habiéndose perdido dos encuentros ya.

 El entrenador Casey parece no confiar en él demasiado, y en un equipo en el que la defensa es la palabra prohibida (allí solo José Calderón parece saber que significa eso), prefieren confiar más en el dúo Lowry- Calderón (cuando el ex de Houston se recupere, claro), y jugar con dos bases, que en Terrence Ross, y ver qué es capaz de aportar.

Nº9 del Draft: Andre Drummond (University of Connecticut- Detroit Pistons):



 El gigantón, de origen jamaicano, es uno de los favoritos de Lawrence Frank , entrenador del equipo de Michigan, y quiere cuidarle como a un tesoro: "Es un chico muy joven y esperamos muchísimo de él. Puede ser nuestra gran estrella, junto a Greg Monroe, para los próximos años, y no hay ninguna necesidad de forzar al chico. Las cosas irán con calma, e irán surgiendo, ya lo veréis".

 Andre llegó a la NBA en la 9ª elección global, y con lágrimas en la cara. Se trata de un chico muy familiar, muy pasional y muy sentimental, como su madre dice de él, y "todo se lo toma muy en serio".

 Sus inicios?. Algo decepcionantes (aunque eran lo esperado). El señor Frank ya avisó que con Andre no tendría prisa, y que quería hacer de él una bestia ofensiva... y no mintió lo más mínimo.

 Actualmente ha subido su "cotización" en el equipo, y está jugando unos 19 minutos por partido (van creciendo poco a poco), con unos promedios de 6,5 puntos, 6'5 rebotes y 1,5 tapones de media, por lo que la cosa no va mal.

 Poco a poco, Andre va creciendo, y quién sabe si, junto con Monroe, la gran estrella de los míticos Pistons, estaremos hablando de un dúo letal en los próximos años. Todo apunta a que sí.

Nº 10 del Draft: Austin Rivers (University of Duke- New Orleans Hornets):



 Comenzamos el resumen por New Orleans... y lo cerramos en New Orleans, con Austin Rivers, hijo de Glen, "Doc" Rivers, entrenador de Boston Celtics.

 De momento, otro jugador que nos está dando poco, aunque... tiene sus rachas (repetimos, aún así, que aún es muy temprano para dar un veredicto fiable).

 Rivers, que puede jugar de base y de escolta, se está mostrando excesivamente ansioso cuando sale a pista, y eso le está pasando factura. Pese a estar jugando más minutos que el titular, Roger Mason Jr., Austin no está consiguiendo encajar en el sistema de los Hornets, y Monty Williams, su entrenador, está loco buscando la manera de hacer que su juego encaje en la franquicia de Louisiana.

 Está jugando una media de 28 minutos, con unos promedios de 8 puntos, 2,5 rebotes, 2,7 asistencias, 0,5 robos y 0,5 triples por encuentro (esta debería de ser su gran arma). No está consiguiendo hacerse notar, y él mismo está entrando en una rueda peligrosa, la cual ya avisábamos el día de su presentación en el artículo del Draft. Allá por Junio.

 Esperamos más de él, pero veremos las pasadas que su cabeza, siempre pensante, le llega a jugar en el equipo. Recordemos que dentro de muy poco, Eric Gordon, a priori, la estrella anotadora del equipo, volverá a las pistas, y ahí puede "robarle" el puesto al hijo del entrenador de Boston Celtics, Glen, Doc Rivers.


 Tras haber comentado los diez casos del Top 10 del Draft, a continuación pasaremos a hablar de grandes decepciones y/ o alegrías de este Draft.

 Alegrías y sorpresa:

1) Meyers Leonard (University of Illinois- Portland Trail Blazers):



 Escogido por Portland Trail Blazers en la 1ª ronda, en la 11ª elección global, el espigado Meyers Leonard ha sido, junto con su compañero de equipo, Damian Lillard (ya hemos hablado acerca de el, y también lo consideramos una más que grata sorpresa), una excelente incorporación.

 Años atrás, Meyers tuvo problemas, ya que creció demasiado en muy poco tiempo, y su madre padece una enfermedad que le condiciona por completo. A esto, hemos de añadir que su padre, James, golfista profesional, falleció cuando el joven Meyers tenía tan sólo 6 años, a causa de un accidente.

 Con todo esto... Meyers está forjado en acero: no le importa lo que hablen de él, que le empujen, que le llamen lo que le llamen... él sólo se preocupa por dar la talla, y lo consigue.

 Saliendo desde el banquillo, por la estrella del equipo, LaMarcus Aldridge, o por JJ Hickson, está promediando 17 minutos por encuentro (ha bajado un poco sus minutos), con unos números muy decentes. Brooklyn Nets y Phoenix Suns son dos equipos que puedan dar buena fe del potencial de Meyers.

 Gran jugador, y parece que poco a poco, el equipo de Oregon va lavando su imagen.

2) Jared Sullinger (Ohio State University- Boston Celtics):



 El ala- pívot de Boston Celtics es otro de los que está gustando en este inicio de temporada.

 Jared Sullinger, procedente de Ohio State University, y escogido en la 1ª ronda, en la 21ª elección global por los de Massachusetts, está "dado el callo" en una franquicia siempre exigente como es la de los eternos Celtics.

 Jugando como suplente, nada más y nada menos, que de Kevin Garnett, "Sully" (como se le conoce), está promediando 17 minutos por encuentro, con unos promedios de 5 puntos y 5 rebotes. En cualquier otra franquicia puede que estos números fuesen más altos, sin duda, pero en un equipo como Celtics, con roles ya perfectamente definidos, y con sólo la variante de Jeff Green como baza mejorable, los números de Jared son un regalo para el equipo.

 "Sólo quiero demostrar que valgo para estar aquí. He sudado para conseguir llegar aquí,y no me voy a ir. Los rookies somos carne fresca, y quiero demostrar que puedo ser un gran filete. Si me quieren tendrán que cogerme". Palabra de Sullinger.

3) Jeffery Taylor (Vandebilt University- Charlotte Bobcats):



 Hablar de "chollos" puede ser prematuro aún, pero Jeffery, hasta ahora, tiene pinta de serlo.

 Jeffery Taylor, de mezcla sueca y norteamericana, ha llegado a los Bobcats de Michael Jordan desde Vanderbilt University, en Tennessee, en la 2ª ronda, en la 31ª elección global, y parece un gran descubrimiento.

 Se trata de un alero increíblemente fuerte, casi un titán, que está jugando 24,5 minutos de media por partido (tuvo un gran "golpe" de minutos cuando Gerald Henderson estuvo lesionado), y está teniendo grandes actuaciones; hasta ahora sólo se ha perdido un partido, y está promediando casi 7 puntos y 2,5 rebotes. Ante Toronto, Atlanta y Washington realizó sus primeros tres grandes partidos, y ha demostrado ser un gran jugador, repetimos.

 Una gran pieza para los Bobcats, que han pasado de ser el peor equipo en la historia de la NBA en temporada regular (la pasada campaña), a ser un equipo predecible, sí, pero respetable. Buen trabajo.

4) Perry Jones III (Baylor University- Oklahoma City Thunder):



 Perry está en este grupo casi más por lo que ha hecho en la pretemporada, que por lo que ha mostrado en la Regular Season.

 Jones, procedente de Baylor University, en Texas, es un jugador increíblemente atlético que despuntó con los Thunder en la pretemporada, pero que en temporada no está teniendo demasiadas oportunidades.

 Con los Thunder, hasta ahora, ha promediado 7,5 minutos por encuentro, con unos promedios de 1 punto y 1,2 rebotes. Números muy pobres para el jugador escogido en la 1ª ronda, en la 28ª elección global, pero que, a juzgar por su historial y por su pretemporada, pueden cambiar en cualquier momento. Jugar de suplente de Kevin Durant es duro, complicado, frustrante, aburrido y difícil, lo sabemos. Por eso le damos margen. Recientemente ha estado con Tulsa 66ers, equipo de los Thunder en la D- League.


 Decepciones:

1) Thomas Robinson (University of Kansas- Sacramento Kings):



 Nos centramos en "T-Rob" como mayor decepción, sobre todo, por haber sido la 5ª elección del Draft en este año.

 Hasta el momento, Thomas Robinson ha sido una víctima de la presión que supone la NBA, y se ha mostrado más como un pandillero que como lo que es: un gran jugador y un gran atleta.

 La jugada ante Detroit Pistons, en la que, literalmente, casi manda al hospital a Jonas Jerebko, alero sueco de los de Michigan, lo dice casi todo de un jugador al que le está costando adaptarse, y que, como él mismo reconoce, sólo ha encontrado a DeMArcus Cousins como apoyo (no sabemos aún si eso es bueno o es malo).

 Esperamos mucho de él, pero Derrick Williams, nº2 del Draft el año, sufrió algo parecido (que no igual), a Thomas el año pasado, y ha terminado estancándose en otro jugador más del que tirar en determinados momentos.

2) Jeremy Lamb (University of Connecticut- Houston Rockets- Oklahoma City Thunder):



 No sabemos si su cara de pena ya adelantaba lo que le sucedería en la NBA, pero no era esperado.

 Compañero de Andre Drummond en Connecticut, Jeremy Lamb es un muy buen jugador, y que además destacó en la pretemporada, incluso llegando a ser una jornada el jugador más destacado (la única en la que NO lo fue Damian Lillard), pero... fue comenzar la temporada y todo irse al traste.

 El chico, escogido por Houston en la 1ª ronda, en la 12ª elección global, no tuvo demasiadas oportunidades, y se convirtió en el 1º rookie en ser traspasado (a Oklahoma City Thunder, junto con Kevin Martin, a cambio de James Harden). A partir de ahí... sólo de mal en peor:


 Allí, en Oklahoma, ha tenido que ser suplente, nada más y nada menos, que de Russell Westbrook, uno de los mejores, y del propio Kevin Martin, con quien llegó del equipo tejano. Con todo esto, poco ya le quedaba por ver al joven Lamb, de que momento se ha perdido un total de 12 partidos, todos ellos por decisión técnica.

 Hasta el momento, su balance, cuando ha jugado, ha sido de 3 minutos jugados, con 1 punto por partido. Como anécdota, diremos que su MEJOR actuación fue ante Toronto Raptors, donde jugó 6 minutos y anotó 3 puntos.

 Muy poco nos ha dado hasta el momento Jeremy Lamb. Es una pena, ya que es un gran jugador, pero no suponemos que su suerte, al menos en Oklahoma, vaya a cambiar demasiado. Recientemente, ha estado, al igual que Jones III, en Tulsa 66ers, en la D- League.

Terrence Ross (University of Washington- Toronto Raptors):



 Caso similar al de Thomas Robinson, y ya comentado previamente.

 Ross, de momento, está siendo un 0 a la izquierda para el equipo de Dwayne Casey, los Raptors, y no parece que su suerte vaya a cambiar demasiado, incluso en un equipo en el que, a priori, todo pintaba bien para él.

 Una lástima, pero apunta a traspaso, más bien inminente.

4) Royce White (Iowa State University- Houston Rockets):



 Doloroso caso donde los haya, sin duda ( y no sólo porque se trate de uno de mis jugadores preferidos).

 Royce, ala- pívot procedente de Iowa State y seleccionado por Houston Rockets en la 1ª ronda, en la 16ª elección global, aún no ha jugado ni un sólo segundo con los de Texas. El motivo?. Diversos.

 El primero de los motivos de la ausencia de Royce fueron unos dolores en el gemelo. Aparentemente, no fue nada grave, y se esperaba que pudiese estar con el equipo para principios de temporada, hasta que, como dicen los mayores, las redes sociales hicieron el resto: White comenzó a recibir vía Twitter mensajes con amenazas de todo tipo, además de insultos. Entre las amenazas, incluso se llegó a mencionar a su familia, y entre los insultos aparecían "cariños" del tipo "desgraciado", "inútil", o "sobrevalorado". Hablamos de un chico de 21 años, y que además en un pasado ya tuvo problemas de racismo y otros tipos, por lo que causó mella en él y, tras hablar con Kevin McHale, entrenador de los de Houston, éste determinó que Royce no estaba para jugar: "Le queremos; le necesitamos; y le echamos de menos, pero necesitamos que esté bien. No quiero sacar a un chico a los leones sabiendo que pueden lloverle palos desde todos los sitios. Quiero que esté bien, que descanse, que se vea capaz de afrontar este desafío y que lo supere. No tenemos prisa con él, porque sabemos que va a dar la talla, pero le queremos al 100%). Tweets como estos han sido escritos por él para agradecer a todos el apoyo recibido:


 Royce siempre ha sido un jugador fuerte de carácter (no sólo en el apartado físico lo es), y seguro saldrá del percance, pero hasta ahora, sus problemas nos han impedido disfrutar de él como se debe.


 Bien, pues esto ha sido, hasta ahora, el Draft de la NBA 2012. Como siempre, todo está abierto a debate, y muchos pensaremos que un jugador no está brillando tanto y que otro sí que lo está haciendo, pero en cualquier caso, esto es aún muy largo, y, con poco más de un mes de competición todo puede cambiar en cuestión de uno o dos partidos.

 Esta es la magia de la NBA. Where Amazing Happens.

 A continuación, os dejo con un vídeo con algunas de las mejores jugadas de los rookies de este año hasta ahora, con actuaciones en la NCAA, en la Summer League, y en la ya propia NBA, con una banda sonora de fondo de lo más animada. Espero lo disfrutéis:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada