sábado, 8 de diciembre de 2012

Clyde Drexler. La definición del talento



 Pocos, muy pocos jugadores a lo largo de la historia de la NBA, han tenido o tienen su clase. Su juego?. De vértigo. Así de simple. A lo largo de los años, hemos visto a muchos escoltas increíbles (Kobe Bryant,Dwayne Wade, Michael Jordan, Latrell Sprewell, Jerry West, Allen Iverson, Reggie Miller...), pero muy pocos con su clase, su determinación y su asombrosa capacidad para finalizar exitosamente una jugada, como si de ganar a niños de patio de colegio se tratara: hablamos del gran Clyde,"The Glide" Drexler.

 Con un palmarés simplemente de quitar el hipo, Clyde puede estar considerado como uno de los mejores escoltas de toda la historia de la NBA, y actualmente ocupa el 6º puesto histórico en esta posición.

 Hablemos de la vida de este genio del baloncesto, co- fundador, entre otros, del famosísimo Phi Slama Jama de Houston:

 Clyde Austin, "The Glide" Drexler nació un 22 de Junio de 1962 (actualmente cuenta con 50 años), en New Orleans, Louisiana, pero desde muy pequeño vivirá en Houston.

 Su madre, Eunice Scott, tuvo 4 hijos (James, Dennis y Virginia, que llevan un restaurante, y el pequeño Clyde). Su padre abandonó a la familia cuando Clyde contaba con tan sólo 3 años, y su madre no tenía trabajo, pero sí contaba con un primo viviendo en Houston, por lo que la familia se trasladó a la ciudad tejana en busca de un trabajo con el que Austin pudiese alimentar las bocas de sus jóvenes hijos.

 En la actualidad, sus hermanos James, Dennis y Virginia regentan un restaurante en Houston, Drexler's World Famous BBQ & Grill, y su madre sigue trabajando para la empresa de su primo:


 Como decimos, desde muy pequeño, la familia Drexler se trasladó a Houston, para vivir en el área de South Park, donde Clyde, como él mismo reconoce, se lo pasaba en grande jugando al baloncesto, pese a ser una zona algo marginal: "La verdad que aquello era el paraíso", reconocía Clyde. "No teníamos dinero, cierto, pero nos sobraba amor. No recuerdo una sola noche en la que no llegase a casa y la comida estuviese caliente en el plato. Al poco de llegar a Houston me enteré que mí padre había regresado a New Orleans, a vernos, pero ya llegaba tarde. No quería ni verle a él, ni ver a aquel lugar. Houston era, es y será siempre mi hogar".

 El joven Clyde Drexler acudirá, pues, a Ross Sterling High School, donde destacará como... jugador de béisbol!.

 Clyde amaba el béisbol sobre casi todas las cosas, y hasta su último año de colegio no tocará, literalmente, un balón de baloncesto. Allí se hizo muy amigo de una pieza clave en su vida: Michael Young, quién le incitaría a jugar al baloncesto. "Clyde tenía unas capacidades increíbles para la práctica del baloncesto, pero a él le gustaba más el béisbol. Le pedí que lo probase... y así hizo":


 Sólo jugó al baloncesto, como decimos, en su último año de instituto, pero, literalmente, se salió. Pese a no ser en su época un jugador muy alto (2,01 metros), de pequeño era un chico alto y atlético, por lo que jugó de pívot para Sterling, con unos números nada propios de un novato.

 Tras graduarse, en 1980, muchas universidades, dado su gran año, le tentaron. Entre ellas estaban, por ejemplo, New Mexico State (fue la que más cerca estuvo de hacerse con él), Texas Tech y su gran amor: University of Houston.

 Como decimos, su gran amigo, Michael Young (desde la infancia, inseparables), tuvo un papel clave en su decisión. Clyde, amante de Houston, no quería abandonar su casa y su hogar, pero muy cerca estuvo de firmar por New Mexico State... hasta que apareció Michael. Michael, que había firmado por University of Houston, habló con su entrenador, por aquel entonces Guy V. Lewis, y le dijo que Drexler era lo mejor que había visto en High School. "Teníamos que hacernos con ese chico", explicaba Guy. "Se nos escapaba rumbo a New Mexico, pero teníamos la baza de que Houston era su ciudad, su remanso de paz":













 Finalmente, y con la ayuda de su amigo Michael Young, los Cougars de University of Houston se hicieron con los servicios de Clyde Drexler, dado su profundo amor por Houston y por quedarse en casa, cerca de su madre y hermanos. En la foto inferior, su gran amigo Michael Young:


 Pero el paso del colegio a la universidad fue duro, muy duro para Clyde. En una familia sin dinero, y con su talento aún en el aire, dado que sólo había jugado un año al baloncesto, la universidad no quiso hacerse cargo de sus gastos, por lo que Clyde tuvo que trabajar en la cafetería de la universidad, limpiando pasillos, llevando archivos a la biblioteca... todo con el fin de poder pagarse los estudios allí: "Fue duro", decía Clyde, "pero sabes qué?. Que no cambiaría nada de lo que me sucedió. Soy fuerte gracias a dos cosas: al amor de mí familia, y a lo duro que he tenido que pelear por lo que me pertenecía. Tras el baloncesto... eso es todo lo que me queda".

 Su llegada al equipo?. Triunfal, con su llegada, Clyde Drexler se unió a genios que estaban allí en ese momento, como el propio Michael Young (recordemos, para los más amantes del baloncesto, que jugó durante año uy medio en Valladolid, España, y que las visitas de Clyde Drexler para ver a su gran amigo eran realmente frecuentes. Además de esto, los aficionados del Real Madrid de baloncesto le "conocerán" de su época en el Limoges, ya que les derrotó en la Final Four de Atenas '93), un jovencísimo recién llegado llamado Akeem Olajuwon (Hakeem pasaría a llamarse en su llegada a la NBA), o un joven llamado Larry Micheaux (los más expertos lo conocerán por haber llegado a la NBA en 1983, para jugar con Bulls, Bucks y Rockets, además de pasar por Italia o España, para jugar en Caja Álava, Pamesa Valencia o Argal Huesca):

 Juntos, estos 4 fenómenos formaron el llamado y conocido por todos Phi Slama Jama, una fraternidad conocida a nivel nacional,  y que consistía en un juego siempre por encima del aro (de ahí el famoso término, tan utilizado, above-the-rim), y fueron reconocidos por sus acrobacias y juego intenso. Muchos (muchísimos) jugadores "sufrieron" este juego tremendo, con un Clyde Drexler en plan trailer, corriendo la pista, para finalizar la jugada con su famoso mate Tomahawk, saltando por encima de más de uno:


 Con los Cougars, Clyde Drexler estuvo 3 años (desde 1980 hasta 1983). Allí, en Houston se ganó a pulso su famoso sobrenombre, The Glide, en honor a su velocidad, su complexión atlética y el silencio que con el que repente aparecía para finalizar una jugada, casi sin que los rivales y marcadores se diesen cuenta que por ahí aparecía. 

 En la universidad fue considerado un excelente ejecutor, pero, sobre todo, un genial tirador.


 Tras dos temporadas en la universidad haciéndose grandes, los Cougars llegaban, en 1982, a su primera Final Four, en la cual se enfrentarían a los chicos de la temida University of North Carolina, con James Worthy a la cabeza y Dean Smith en el banquillo. Clyde promedió 15 puntos y 11 rebotes, pero, pese a un récord de 25 victorias y tan sólo 8 derrotas, los Tar Heels de North Carolina se llevaban el título, tras eliminar a los chicos de Houston y vencer en la Final a University of Georgetown. Era la primera gran decepción de The Glide:


 Y tras el golpe sufrido en la Final Four ante North Carolina... llegaba el año Junior de Drexler (3ª campaña). Esa temporada, los chicos de Houston, literalmente, se salieron, volviendo a llegar a la Final Four como números 1.

 Tras destrozar a University of Louisville, que eran segundos, Clyde Drexler apareció en la famosa revista Sports Illustrated, haciendo un espectacular mate, en el que debajo rezaba: "Your basic play of the Century", en honor a una espectacular jugada que habría realizado ante los de Louisville:


 Aquella plantilla, impresionante, volvió a llegar, como decimos, a la Final Four, e incluso llegarían a la Final. Esta vez, el rival sería North Carolina State University, dirigida por aquel entonces por el sensacional y ya desaparecido Jim Valvano (falleció en 1993, tras haber entrenado a North Carolina State University de 1980 a 1990). Clyde llegaba con unas ganas inmensas de demostrar que lo del año pasado ya era historia, y que el equipo era mucho más maduro, pero... todo lo malo volvió a suceder, y aquella...aquella no sería la Final de The Glide, y Jim Valvano y sus chicos se llevaban el título de campeones NCAA. En la foto inferior, el ya desaparecido Jim Valvano, controvertido entrenador donde los hubiese:


 Pero aquella derrota supuso "algo más" para The Glide. Clyde Drexler se había prometido una y otra vez ganar aquel título, y parte de la derrota, en aquella Final, fue por su culpa. Clyde entró antes del descanso con 4 faltas personales, por lo que su ayuda al equipo se quedó muy limitada, y terminó anotando 4 irrisorios puntos. "Recuerdo aquel día como el peor de toda mí etapa como jugador", decía Clyde. "No sólo no pude ayudar, sino que además, perjudiqué a mis compañeros; algo imperdonable en un chico que quería ser un líder". Clyde se señaló a sí mismo con el dedo, quizás, de una manera algo "excesiva", pero lo cierto es que aquello aún lo recuerda con dolor. Los de Houston venían de una campaña ESPECTACULAR, con 31 victorias y tan sólo 3 derrotas, pero la actuación en la Final de Clyde Drexler y Michael Young, realmente pobres, ensombrecieron aquel sensacional partido de Akeem Olajuwon (20 puntos y 18 rebotes). 

 Guy V. Lewis, entrenador de los Cougars, dijo mil y una veces que "jamás podré perdonarme por aquello. Siempre me he sentido mal tras aquella derrota. Mike y Clyde habían estado espléndidos toda la campaña, y sería injusto echarles todo encima. Éramos un equipo, y todos fallamos". Esta era la plantilla de los Cougars aquella campaña:


 Tras aquella campaña, y con 3 ya cumplidas como universitario, en 1983 Clyde Drexler se declaró elegible para el Draft de la NBA, con unos promedios de 15 puntos, 3,3 asistencias y 10 rebotes en 3 años.

 Además, Clyde Drexler tiene el honor de ser el único jugador en la historia del baloncesto universitario en haber llegado a 1000 puntos, 900 rebotes y 300 asistencias.

 Es también el máximo ladrón de balones de la historia de los Cougars de Houston, con un total de 268.


 Y el día del Draft llegó para The Glide. En la noche del Draft de 1983, Portland Trail Blazers, completamente enamorados de Drexler, le escogían en la 1ª RONDA, EN LA 14ª ELECCIÓN GLOBAL (un robo del Draft, viendo su rendimiento), en un Draft en el que la 1ª elección sería Ralph Sampson, Byron Scott sería la 4ª global, Jeff Malone sería la 10ª o el actual entrenador de Boston Celtics, Glen, Doc Rivers, sería una 2ª ronda, en 31ª elección global:


 Con la llegada de Drexler a Oregon, los Blazers completaban una plantilla con muchísimo talento, y a la NBA llegaba un jugador que llegaría a medirse, mano a mano, con quién llegaría un año más tarde a la NBA: Michael Jordan (en 1984) En este Draft, recordaremos que los Blazers de Portland escogían en el nº1, y escogieron, por delante de Jordan, a...Sam Bowie; la confianza de los de Oregon en The Glide era tal que rechazaron al mismísimo Jordan para seguir con Drexler como estrella en auge.

 Pero los inicios casi nunca son fáciles, y pese a su increíble talento, The Glide no lo tendría fácil en su primer año en la NBA. En un equipo que contaba en su puesto con estrellas de la talla de Fat Lever o Jim Paxson (éste fue quién más "dinamitó" el tiempo de Drexler en pista), y que estaba entrenado por Jack Ramsay, Clyde no gozó de demasiados minutos (aunque sí de confianza), y promedió 17 minutos en pista, acompañados de tan sólo 8 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias, quedándose, sino el talento de Clyde, en el limbo, sí en esa duda de si los Blazers habrían hecho bien fichando a este asesino silencioso. En la foto inferior, Kenny Carr, el hombre que anuló prácticamente por completo el tiempo en pista del ya desaparecido Fernando Martín (en su única temporada con los de Oregon, la campaña 1986/ 1987):


 Pero la explosión de Drexler no tardó en llegar, y en su 2ª temporada con los de Oregon ya demostró quién era, y por qué había llegado allí. Disputó 80 partidos, y sus promedios ascendieron de manera geométrica, llegando a los 18 puntos, 5,5 asistencias, 6 rebotes y 1 tapón de media por encuentro. Clyde se había hecho con el puesto de titular, y ya no lo soltaría, en una campaña en la que un tal Michael Jordan (su gran rival), llegaba como rookie a la NBA, tras, como dijimos anteriormente, Sam Bowie:


 Fue en su 3º año con los Blazers cuando Clyde logró hacerse con su primera participación en el All- Star (de las 10 que llegaría a almacenar, en 15 años), y con unos promedios, de nuevo brutales (19 puntos, 8 asistencias, 6 rebotes y casi 3 robos de balón), Clyde ya se erigía como una de las mayores estrellas de la Gran Liga.


 Pero su GRAN año, su GRAN temporada, llegaría tras 7 años en la NBA (temporada 1989/ 1990). Ese año, muchos lo recordaremos de manera, quizás, negativa, ya que por aquel entonces llegaba a la NBA un chico joven, atrevido, talentoso y con muy mala leche, como era el gran Drazen Petrovic. Drazen, que en paz descanse, llegó a la NBA en 1989, y le tocó vivir el infierno que suponía ser suplente de Clyde Drexler. El Mago de Sibenik jugó poco en Blazers, pero tras su fallecimiento, uno de los más afectados fue The Glide, sin duda: "Yo estaba en mí mejor momento", reconocía Clyde. "Pero aquel chico... aquel chico era muy muy bueno. La de noches que lloré su pérdida, y la de noches que lamenté que no se hubiese quedado con nosotros... sólo él lo sabrá":


 Pero deportivamente hablando... aquel año fue, como decimos, su GRAN año. Aquella temporada, Clyde Drexler se salió del mapa, y promediando 27 puntos por encuentro durante tres campañas, en la temporada 1989/ 1990 llevaba a su equipo a las Finales de la NBA, para medirse a Detroit Pistons. Perdieron aquellas Finales, pero a Clyde siempre se le recordará, simplemente, como un jugador TOTAL:


 Pero la sed de triunfos era enorme en Drexler, y tras perder aquellas Finales, ni mucho menos se vino abajo. En su octava temporada en la NBA, sus Blazers hicieron un récord de 63 victorias y tan sólo 19 victorias (récord impresionante), y los de Oregon avanzaron sin sudar demasiado asta Finales de Conferencia Oeste... donde unos grandes L. A. Lakers les eliminaron.


 Dos años antes había llegado a la franquicia Rick Adelman, entrenador que debutaba en la NBA, y que años atrás ya había sido jugador de Blazers, y supo como entenderse con The Glide

 En la temporada 1991/ 1992, Clyde volvió a salirse de nuevo, con 25 puntos de media por partido, y terminó segundo en la carrera hacía el MVP, que caería, como no, en manos de su mayor rival: Michael Jordan. Los duelos entre MJ y The Glide eran increíbles, y un Chicago Bulls- Portland Trail Blazers era siempre sinónimo de espectáculo. 

 Ambos equipos llegaron a las Finales de la NBA en la temporada 1991/ 1992, pero finalmente los Chicago Bulls serían quienes las venciesen y se proclamasen campeones, dejando a los Blazers con la miel en los labios por segunda vez en 4 años. Clyde promedió 25 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias en aquellos duelos ante Michael Jordan:


 Cabe recordar que aquel equipo, además de contar con el gran Rick Adelman como entrenador, y con Clyde Drexler como figura destacada, contaba también con grandísimos nombres, como Terry Porter, Clifford Robinson, Jerome Kersey, Danny Ainge, Buck Williams... En la foto inferior, Terry Porter y Clyde Drexler, tras perder las Finales ante Chicago Bulls:


Tras aquellas Finales y aquella temporada... llegaba el verano de 992, y con él, los ansiados JJOO, en este caso, en Barcelona. Clyde Drexler, con 30 años, fue seleccionado, junto con otras mega estrellas de la talla de Michael Jordan, David Robinson, Karl Malone, Charles Barkley, Patrick Ewing, y un largo etcétera, para representar a su país, formando aquel mágico Dream Team, que conquistó el oro en Barcelona. 


 Pero el tiempo de The Glide en Portland iba llegando, poco a poco, a su fin. Rick Adelman se había ido en la temporada 1993/ 1994, y Clyde, tras 11 años y medio y dos Finales de la NBA perdidas... comenzaba a sentirse vacío: "Sentía que allí ya no tenía más que hacer", decía Clyde. "Allí lo habíamos hecho bien, pero éramos jóvenes y aquello ya no podía ser; nuestro tiempo ya había pasado, y creí que lo mejor sería cambiar de aires".

 Tras 11 años y medio en el frío Oregon, en Febrero de 1995, Clyde Drexler mantenía una reunión con la directiva de los Blazers para tratar su traspaso. Fuera de toda lucha por el título, el 14 de Febrero de 1995, Clyde, The Glide Drexler era traspasado, a cambio de Otis Thorpe, a... su casa: Houston Rockets.


 Clyde regresaba a Houston, su casa, en lo que él señalo como, posiblemente, el día más emotivo de toda su vida hasta ahora. "Volvía a casa. Hacía muchos años que me había ido de Houston, lejos de mí familia, y ahora volvía con ellos, y para quedarme. Creo que el día que aterricé en Houston fue, junto con el nacimiento de mis hijos, el día más emotivo de mí vida".

 Pero en Houston no estaría sólo?. Se acuerdan de su gran amigo en University of Houston?. Además de su amigo Michael Young, The Glide coincidió en la universidad con un joven y espigado jugador de origen nigeriano, llamado Hakeem, The Dream Olajuwon... y allí estaba; en Houston, esperándole. Tras algo más de 12 años separados, los dos genios, pívot y escolta, volvían a unir fuerzas en la conquista del anillo:


 Tras una sensacional temporada de los Rockets en general y de Clyde en particular, los de Houston llegaban a las Finales de la NBA, para medirse a Orlando Magic; aquellos Magic de Shaquille O' Neal (muy joven), y Anfernee, Penny Hardaway. Finalmente, y tras dos previas Finales cayendo derrotado, dicen que a la tercera va la vencida, y Clyde Drexler lograba su primer campeonato y su primer anillo en la NBA, a sus 33 años. En aquellas Finales promedió 22 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias:

 Tras la consecución del título, Clyde ya podía descansar más tranquilo, y tras 3 años más en Houston, promediando 16 puntos, 18 puntos y 15 puntos por partido respectivamente, en 1998, y a la edad de 36 años, con 15 temporadas en la NBA a un nivel extraordinario, The Glide decidía poner punto y final a su etapa como jugador:


 Como decimos, Clyde Drexler dejaba la NBA tras 15 años en la cima, con unos promedios de vértigo: 21 puntos, 6 asistencias, 7 rebotes y 2 robos por partido en sus 15 temporadas en la Gran Liga. Casi nada.

 Clyde puede presumir de haber sido, sin duda alguna, uno de los jugadores más versátiles que jamás han existido en la NBA, aportando puntos, asistencias, rebotes y robos de balón. 

 Es además, junto con el gran Oscar Robertson y John Havlicek, el único jugador en haber anotado 20000 puntos, capturar 6000 rebotes y dar 6000 asistencias:


 Desde 1996, The Glide pertenece al más que exclusivo grupo de los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA.

 Tras retirarse de la NBA como jugador, Clyde decidió seguir ligado al baloncesto, y durante dos temporadas (1998/ 1999 y 1999/ 2000), entrenó a University of Houston, su universidad de origen, pero en el año 2000 decidió dejarlo, para dedicarse a su familia:


 A lo largo de su trayectoria como jugador, Clyde ha jugado en tres equipos (Cougars de University of Houston, Portland Trail Blazers y Houston Rockets). Bien, pues estos tres equipos han retirado su camiseta en honor a él, con su número 22 a la espalda:

 Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, Clyde Drexler, desde el 10 de Septiembre de 2004, pertenece al selecto club del Hall of Fame:


 Actualmente, Clyde vive junto con su familia en River Oaks- Memorial (Houston), donde asegura "se feliz". "He nacido en Louisiana, pero toda mí vida he vivido aquí, en Houston. Soy feliz aquí. Me parece el lugar más hermoso de la Tierra, y si puedo escoger un sitio donde tener nietos, y donde descansar en paz, sin duda este es mí lugar, Houston. Amo esta ciudad, amo a su gente, y me gusta todo de aquí".

 A día de hoy, The Glide está casado con Gaynell Floyd. Ambos llevan juntos desde 1988, y tienen 4 hijos, aunque sólo 3 son de la pareja Gaynell- Clyde: Erica, Austin, Elisa yAdam.

 Clyde Drexler, a sus 50 años, sigue ligado al baloncesto, y en particular a sus Houston Rockets. Es comentarista de los Rockets en los partidos en los que estos juegan en casa, y se le ha visto, en alguna ocasión, hablar con los jugadores  darles consejo. Se declara un seguidor de James Harden: "Me encanta ese chico. Me recuerda a mí a su edad. Es feliz jugando al baloncesto y ama este deporte por encima de todas las cosas. Es genial":

 Bien, pues este es el genial y casi único Clyde Drexler

 A lo largo de los años, como comenzamos diciendo en el artículo, hemos visto a grandes (grandísimos) escoltas en la NBA: jugadores con una increíble habilidad para anotar, con habilidad para robar balones, con habilidad para rebotear... pero nunca (o muy pocas veces), nos hemos encontrado con un jugador capaz de hacerlo todo a la vez, y ese es The Glide.

 Por fin, tras dos Finales de la NBA perdidas, y otras dos Finales universitarias, fue capaz, en 1995, de conseguir aquello que se le resistía: el ansiado anillo de campeón. Clyde ya puede (aún más), descansar en paz.


 En la despedida, y a modo nostálgico, os dejo con un vídeo con algunas de sus mejores jugadas. Ver vídeos y vídeos de jugadores como Drexler nunca aburre, y podríamos pasarnos media vida delante del ordenador, atónitos, viendo la facilidad con la que Drexler jugaba a este deporte que tanto amamos. Él es parte de la historia de este deporte.

 The Glide. Realidad, o ficción?.

 El vídeo, con banda sonora de Nas, nos transporta a otra época, con espectaculares jugadas de Clyde desde su época universitaria hasta sus últimos años en Houston Rockets. Simplemente espectacular:





NB: Este artículo ha sido corregido, a día 8 de Diciembre de 2012, tras dos erratas. La ayuda de Antonio Rodríguez Jiménez, especialista en baloncesto, y con una amplia experiencia sobre todo en la parcela NCAA, tras haber estado más de 13 años como comentarista en Canal +. Su ayuda ha sido fundamental

No hay comentarios:

Publicar un comentario