martes, 6 de noviembre de 2012

James Harden. Cuánto ha habido de verdad en su traspaso?



 Era algo que tenía que suceder. Así podemos encabezar la noticia.

 James Harden, ya antigua estrella, e ídolo de la afición Thunder, fue "fulminantemente" traspasado, sin éste tan ni siquiera saberlo. Atrás quedan ya la ilusión de los aficionados de Oklahoma, su amistad con Kevin Durant ó con Russell Westbrook (esta, como ellos han dicho, jamás desaparecerá), y su característica forma de celebrar sus jugadas y "calentar" al público, en el Chesapeake Arena de Oklahoma.

 El motivo?. Pues... como casi siempre en la NBA: un "puñado" de millones de dólares (casi nada).

 Pero... qué hay de realidad en toda la historia, en toda la trama, de este traspaso?. Quién gana aquí?: James?. OKC?. Rockets?. Sam Presti?. Todos?. Pasemos a comentar punto por punto; paso a paso:

 El día 28 de Octubre de 2012 (es decir, a dos días de comenzar el curso 2012/ 2013), una noticia sacudía de manera fulminante la NBA: James Harden era traspasado. Ya no era un Thunder.

 Esta noticia, aunque extraña de por sí, no tenía por qué dejarnos con la boca abierta. Los Thunder tenían entre 5 y 6 días para llegar a un acuerdo con James, ya que de lo contrario, éste sería agente libre a finales de temporada (algo "de locos" tratándose del jugador que es, y la edad que tiene).

 Tras la renovación de Serge Ibaka, a cambio de 44 millones de dólares por 4 años, James era la única pieza que los Thunder necesitaban para mantener su "bloque" intacto, pero... el dinero siempre suele ser un problema, y en este caso no iba a ser menos: tras las renovaciones de Durant, Westbrook e Ibaka, sumado a las nóminas del resto de jugadores, hacían, literalmente, imposible, la renovación de Harden. Y aquí salió la figura de Sam Presti, GM de los de Oklahoma:


 James Harden, siempre tranquilo y divertido, tanto en actuaciones como en juego, es representado por el gran tiburón, Rob Pelinka (uno de los tres mejores agentes deportivos en la NBA), y éste lo tenía muy claro: los 52 millones de dólares por 4 años eran insuficientes. Él buscaba el "max- contract", los 60 millones en 4 años que la NBA permite como máximo. Podemos pensar: son "sólo" 8 millones; 2 millones por año. Es eso tanto, hablando de estas cantidades tan abusivas?. No todo queda ahí.

 Según Sam Presti, GM de los Thunder, "queríamos a James. Le queríamos muchísimo, pero no podíamos arriesgarnos a perderle en la FA en verano, por lo que los inversores de los Thunder, que son quienes mandan, ordenaron traspasarle, y la oferta de Houston era la mejor". De esta manera, Sam pasaba de ser un tipo "cabal" y "cuerdo", a estar en el punto de mira de todos (quizás injusto, pero así es).

 El "montante" total del traspaso?. Los Thunder enviaban a Houston Rockets, a: James Harden, Cole Aldrich, Lazar Hayward y DeQuan Cook. A cambio, Houston enviaba a Oklahoma a: Kevin Martin (ocupa la misma posición que Harden), Jeremy Lamb (un rookie MUY del agrado de Scott Brooks, entrenador de OKC, y que ha jugado la temporada pasada en University of Conneticut), y tres rondas del Draft: dos primeras rondas (una de ellas será procedente de Toronto Raptors, por lo que habrá que estar muy atentos a la temporada de los canadienses), y una segunda ronda del Draft.


 Como amaneció el día en la NBA?. Pues... revuelto. En Twitter, las noticias no dejaban de sucederse por todo el mundo, entre los amantes y seguidores NBA, acerca de lo sucedido: jugadores como LeBron James ó Carmelo Anthony, compañeros el pasado verano de Harden en la selección, en la consecución del oro olímpico, decían: "Increíble. Sabía que algo no iba bien, pero no me lo esperaba todo tan rápido. Suerte para mí amigo/ hermano James". Compañeros como Durant, simplemente decían: "Wow. Increíble. Creo que estoy aún soñando".

 Pero el más emotivo era el propio James. Fueron sólo 2 mensajes en Twitter, pero fueron muy claros: el primero rezaba: "Quiero agradecer a toda la ciudad, afición y compañeros mis tres años aquí. Han sido un sueño. Os quiero y os querré siempre". El segundo decía: "Dios tiene un plan para nosotros!. @DC4Three (ese es Cook), @colea45 (cuenta de Aldrich), y Lazar (en referencia a Hayward, el último de los involucrados en el traspaso). De esta manera, se rompía un trío casi inigualable, compuesto por Russell Westbrook, Kevin Durant y James Harden:


 En su presentación con los Rockets, Harden fue muy claro: "intentamos sacar un poco más de dinero. Al final del día no es lo más importante, pero todos creímos que lo merecía, y que podríamos llegar a un acuerdo. Tras las conversaciones, que no habían sido ni buenas ni malas, yo pedí 3 días para pensar, y seguir negociando. Al cabo de una hora, yo estaba cenando con parte de mí familia, y me enteraba por la televisión. Me quedé en shock, y mí madre no podía ni creérselo. Yo no pedí ese traspaso". Más claro imposible:


 Por su parte, Sam Presti (no el único culpable, pero sí la cabeza visible de los Thunder, como GM que es), seguía siendo también claro: "no podíamos permitirnos el lujo de perderle a cambio de nada. A cambio de James y otros jugadores importantes, obtenemos a Kevin Martin, un grandísimo anotador; a Jeremy Lamb, un joven con muchísimas ganas de aprender y con un gran juego, y rondas del Draft, que pueden ayudarnos a reconstruir la franquicia. Creo que todos hemos salido ganando. Le deseamos a James, DeQuan, Cole y Lazar la mejor de las suertes, y esta franquicia les da las gracias por su trabajo y esfuerzo. Nunca serán olvidados".

 Pero... y las aficiones?. Los Thunder, por su parte, pierden, quizás, a su jugador más carismático: su barba, curiosa donde las haya, su juego, eléctrico, versátil e imprevisible, su actitud, siempre impecable, y su edad (23 años), le hacían, pese a no ser titular, un jugador por el que bien valía la pena pagar una entrada. La afición Thunder se lo agradecía con sus famosas camisetas "Oklahoma Pride", ó "We got James", amén de la famosa camiseta, y casi Best Seller: "Fear the beard":


 Bien; pues todo esto ya es historia, y James aterriza en Houston, para jugar con los Rockets. Allí, Harden se va a encontrar con muchas y muy interesantes cosas: la primera es Kevin McHale, entrenador del equipo. Todos sabemos que McHale está considerado el mejor sexto hombre de todos los tiempos, por lo que no deja de ser llamativa la relación que pueden tener el mejor sexto hombre de todos los tiempos de la NBA, con el mejor sexto hombre de la campaña pasada, sabiendo además que James se encuentra muy cómodo en esa situación, y con ese rol. La segunda?. Tiene nombre propio: se llama Jeremy Lin, el fenómeno de masas en la Gran Liga. Atrás queda ya Russell Westbrook ó Kevin Durant, y ahora, su a priori mejor "socio" será el jugador de origen chino.


 Cuando James fue preguntado por la posibilidad, ya real, de jugar con Lin, ex- jugador de Knicks, éste fue claro: "Tío, no es Jeremy Lin; es The Linsanity". James parecía emocionado:


 Respecto a Rockets... todo cambia. Pasan, con el fichaje de Harden, de ser una franquicia "pobre", y en reconstrucción, a ser un equipo que, sin duda, aspira a los Playoffs. Es cierto que el equipo no es un elenco de estrellas, pero sí es un equipo joven (muy joven), y que puede presentar varias y diversas armas: Carlos Delfino será "el abuelo" del equipo, con tan sólo 30 años, y a partir de ahí... todos serán promesas; jugadores como Royce White, recién llegado de Iowa State University, Patrick Patterson, Marcus Morris, Patrick Patterson, Donatas Motiejunas, Scott Machado u Omer Asik, serán los "seguidores" del nuevo dúo de moda en la NBA: James Harden y Jeremy Lin. Es de suponer que James "abandonará" su rol de "jugador microondas", con el tiempo, y se convertirá en la gran arma de los Rockets. Así, al menos, debería de ser. Démosle tiempo.

 Mucho morbo habrá allá por la segunda quincena de Noviembre, cuando Harden visite por primera vez el Chesapeake Arena de Oklahoma. Todo hace suponer que será recibido como un héroe, pero... en la NBA nunca se sabe. Será capaz de celebrar sus escandalosas jugadas con sus famosos gestos, tocando el parqué con las yemas de las manos, o gritando a los cuatro vientos, buscando la complicidad de sus compañeros, en la cancha de los Thunder en particular, y en la NBA en general?. Esperamos (y rezamos), por que sí. Es la esencia de James; lo que le hace "diferente":


 Definitivamente, Oklahoma City Thunder pierde mucho: pierde a un jugador joven, capaz de enamorar con tan sólo pisar una pista, a un jugador "de casa", feliz por ser quien es y por estar donde estaba, y a un chico aparentemente divertido y "especial". A cambio, gana a un jugador ya con ciertos galones (Kevin Martin), pero con exceso de individualismo (es cierto que en los equipos en los que ha estado no aspiraba a otra cosa), y a un jugador muy interesante, como es Jeremy Lamb. Veremos a ver que pasa, pero siempre nos preguntaremos: no podrían los Thunder haber cortado el contrato de Kendrick Perkins?. Aún tenían "esa opción" disponible. Además de esto, se rompe, repetimos, ese genial trío de jugadores, en el, sorprendentemente, Kevin Durant era el "abuelo" de todos, con su juventud. Sólo el tiempo será juez, y dirá si OKC se equivocó, o acertó en el traspaso de "Calamity" James.

 El trío Harden- Westbrook- Durant desaparece, y esto vuelve a "catapultar" a unos L. A. Lakers "heridos", y en plena reconstrucción, a lo más alto, y como favoritos en el Oeste.


 Con todo esto... llega el debut de Harden con los Rockets, ya en la pasada noche del 31 de Octubre de 2012. El resultado en su debut?. Esperable: en 44 minutos jugados (unos 12 minutos más que su media en OKC), James hizo unos promedios de 37 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes, 4 robos de balón, 1 tapón y 4 triples, para ser el líder indiscutible de su equipo (en este caso, con victoria ante Detroit Pistons). Su 2º partido con los de Houston tuvo lugar el 2 de Noviembre, ante los Hawks de Atlanta; James Harden anotó 45 puntos, convirtiendo estos en su top en su carrera profesional. Que sucederá a final de temporada?. Ninguno lo sabemos aún, pero parece que James ha encontrado su sitio:


 NBA. Where Amazing Happens.

 En la despedida, os dejo con un vídeo con algunas de las jugadas de James como nuevo "Rocket". Un jugador fantástico para una ciudad, una franquicia, que merece volver a meterse de nuevo en los más alto:





2 comentarios: