viernes, 16 de noviembre de 2012

Aquellos maravillosos años. Sacramento Kings



 Sacramento Kings, y Rick Adelman: el matrimonio perfecto.

 Así podríamos definir la relación que tanto el entrenador, natural de Lynwood (California), y la franquicia del norte de California, mantuvieron durante 8 largos años, sin duda, considerados como los mejores años en la historia de la franquicia.

 En 1985, los Kansas City Kings, originalmente Rochester Royals, se mudaban a Sacramento, California, y, tras el paso de entrenadores como Dick Motta, Rex Hughes, Garry St. Jean ó Eddie Jordan, llegaría el GRAN entrenador King: Rick Adelman:


 La llegada de Rick Adelman al equipo tuvo lugar en la temporada 1998/ 1999, tras fracasos y fracasos en años anteriores del resto de entrenadores ya mencionados, en su intento por llevar al equipo a la post- temporada (los famosos Playoffs). El año "más productivo" del equipo, previo a la llegada de Rick a la franquicia, habían sido las temporadas 1994/ 1995, y la 1995/ 1996, con idéntico resultado: 39 victorias y 43 derrotas. Simplemente horrible.

 A finales de la temporada 1996/ 1997, el entrenador Garry St. Jean sería despedido del equipo, llegando en su lugar el ex- jugador Eddie Jordan, en pro de poder mejorar al equipo. Tras 9 partidos con el equipo, su rendimiento había sido casi imperceptible, por lo que continuaría una temporada más.


 Con el inicio de la temporada 1997/ 1998, los Kings de Eddie Jordan, con jugadores de la talla del grandísimo Mitch Ritchmond, Corliss Williamson, Billy Owens u Otis Thorpe, por nombrar algunos, llegaban a la Gran Liga para dar un cambio al equipo, un "nuevo nombre", por así decirlo, pero... nada más lejos de la realidad: un balance horrible de 27 victorias y 55 derrotas terminó por hundir al equipo, y en particular a su entrenador.

 Y entonces... llegó el milagro, y con nombre propio: Rick Adelman. Rick, que ya en su etapa de jugador había jugado para Kansas City- Omaha Kings, en 1975, se hizo cargo del equipo, procedente de Golden State Warriors, y todo cambió.

 Con la llegada de Rick al equipo californiano, habían llegado al equipo órdenes muy claras de reestructuración TOTAL de la plantilla, dándole a ésta sabia nueva, y prescindiendo de todo lo prescindible: atrás quedaban ya viejos nombres, como Lionel Simmons, Brian Grant, Tyrus Edney, Mahmoud Abdul- Rauf... En resumen, viejos "pesos pesados", y en pro de sabia nueva. Tan sólo unos pocos, como Corliss Williamson, por nombrar alguno, se mantendrían,, y será más bien por poco tiempo.

 Analicemos pues cada una de las temporadas, muy por encima, del gran Rick Adelman en estos renovadísimos Sacramento Kings:

1ª temporada: 1998/ 1999:

 Aquella temporada finalizó con un récord de 27 victorias y 23 derrotas (la primera vez en 10 años que los Kings terminaban con un bagaje positivo.

 Aquellos Kings tomaron la difícil decisión de deshacerse de su GRAN estrella, Mitch Ritchmond, junto con Otis Thorpe, enviándolos a Golden State Warriors (ex- equipo de Adelman), a cambio de Billy Owens y un joven Chris Webber, que renegó y renegó de irse a Sacramento, pero que terminaría, como él mismo admitió, enamorándose de la ciudad.


 Con Chris, que permanecerá en el equipo hasta 2005, llegarían otras figuras determinantes, como Peja Stojakovic (procedente del Draft, desde Grecia), Vlade Divac (procedente de los desaparecidos Charlotte Hornets), ó un jovencísimo e increíble talento, vía Draft, como el conocido Jason, "Chocolate Blanco" Williams.

 La llegada de estos 4 fenómenos, unida a la ya presencia de Corliss Williamson, sería determinante en el cambio de imagen de los Kings.

 Aquella temporada, Chris Webber sería el mejor del equipo, seguido de Vlade Divac y Corliss Williamson.

 Aquel año, por fin llegarían a los PlayOffs, aunque caerían en 1ª ronda ante Utah Jazz.

 Los Kings crecían, poco a poco.

2ª temporada: 1999/ 2000:

 Los Kings seguían mejorando a velocidades endiabladas.

 Ese mismo año, con prácticamente el mismo bloque, los Kings mejoraban el año anterior, con un total de 44 victorias y 38 derrotas, llegando de nuevo a los PlayOffs, por segundo año consecutivo. En la post- temporada, Utah Jazz, de nuevo en 1ª ronda, enviaba a los Kings de vuelta a la realidad.

 Ese año, las grandes estrellas serían Chris Webber, en 1º lugar, seguido de Vlade Divac, Jason Williams, que crecía a velocidad del rayo, y Peja Stojakovic, que también parecía cogerle "el punto" a la Gran Liga:


3ª temporada: 2000/ 2001:

 Arrancaba la campaña 2000/ 2001, la del "cambio de milenio", y cambios, grandes cambios, seguían sucediéndose para los Kings, siempre de la mano de Rick Adelman, con su carácter afable y conciliador.

 Jugadores como Corliss Williamson, con años en el equipo, se iban, pero en su lugar llegaban, como siempre, chicos jóvenes y con ganas de hacerlo bien: en este caso serían Doug Christie, procedente de Toronto Raptors, y el turco Hedo Turkoglu, vía Draft, en la 16ª elección global. Los Kings seguían en progresión (un jugador veterano se iba para dejar paso a los jóvenes). En las fotos inferiores, Corliss Williamson, a la izquierda, y Doug Christie, recién llegado, a la derecha:

 Aquel año, los de Sacramento harían una de sus mejores campañas, con un balance de 55 victorias y tan sólo 27 derrotas. Aquellos Kings ya no eran los Kings de principios de los '90, frágiles y fácilmente ganables: el cachorro se había convertido en perrazo, y los Kings iban a más.

 En la post- temporada (su 3ª consecutiva), L. A. Lakers les barrería del mapa por un contundente 4- 0, en Semifinales de Conferencia (la mayor proeza de los Kings hasta aquel momento).

 Ese año, de nuevo Chris Webber había sido el mejor, aunque esta vez su mejor escudero no sería Vlade Divac, fornido pívot, sino el francotirador Peja Stojakovic, que ya le había tomado, y a la perfección, la medida a la NBA. Doug ChristieVlade Divac, Bobby Jackson ó Jason Williams, no obstante, tendrían "mucho que ver" en el gran rendimiento de Sacramento Kings; los nuevos Sacramento Kings.

4ª temporada: 2001/ 2002:

 Sin duda alguna, la mejor temporada en la historia de Sacramento Kings.

 Aquella temporada, los Kings sí dieron ese paso definitivo, y con un balance, simplemente espectacular, de 61 victorias y tan sólo 21 derrotas (una de las mejores campañas en la NBA), los llegaban llegaban a su cima: Las Finales de Conferencia Oeste en la NBA.

 Sin duda, aquel año fue un año de cambios para los chicos de Sacramento. Jason, "Chocolate Blanco" Williams, tan genial como volátil, era uno de los "ojitos derechos" del entrenador Adelman, pero sus continuas idas y venidas, problemas con la ley, y juego imprevisible... terminaron dilapidándole: Adelman se cansó de él, y le traspasó a cambio de todo un genio por aquel entonces: Mike Bibby.


 El final de la "era Williams" había llegado, y ahora llegaba el Almirante Bibby para dirigir el timón del equipo.

 Bibby, base genial, formó un dúo letal en su primer año con Chris Webber, y acompañados de, como no, los incombustibles legionarios Doug Christie, Bobby Jackson, Vlade Divac, Peja Stojakovic y Hedo Turkoglu... los Kings llegaban a esas ansiadas Finales de Conferencia.
 Aquellos Kings, como todo amante del baloncesto recordará, enamoraban a todos, pero en las Finales... en las Finales todo cambiaría.

 Enfrente?: L. A. Lakers, viejo enemigo de los Kings (el año anterior les habían barrido). 

 A punto estuvieron los Kings de lograr su gran hazaña, pero, aún habiendo podido conseguirlo, los Lakers se terminaron imponiendo en la serie por 4- 3, y avanzarían a las Finales de la NBA, dejando con la miel en los labios a los Kings de Adelman.

5ª temporada: 2002/ 2003:

 Tras el mazazo de la temporada anterior, Sacramento Kings venía rabioso, y querían dar ese paso definitivo hacía las Finales de la NBA que a punto habían estado de conseguir el año anterior.

 El bloque?. Prácticamente el mismo (aunque por poco tiempo).

 Los jugadores, algo crecidos, comenzaron a "alimentar" sus egos, y ciertos problemas fueron surgiendo en la plantilla: se decía que Webber y Stojakovic no se llevaban bien, que Christie y Turkoglu ni se miraban en los entrenamientos... poco a poco, un equipo lleno de talento parecía ir, cuanto menos, fracturándose.


 Esa temporada, los Kings, con unos destacadísimos, en primer lugar, el de siempre, Chris Webber, y seguidamente Peja Stojakovic, Bobby Jackson, Mike Bibby, Vlade Divac y Doug Christie, volvían a los PlayOffs (siempre con Rick Adelman los habían conseguido), con un récord de 59 victorias y 23 derrotas.

 Esta vez no podría ser, y ni tan siquiera llegarían a las Finales de Conferencia; Dallas Mavericks, en Semifinales de Conferencia, por un total de 4- 3, dilapidaría el sueño de los californianos.

6ª temporada: 2003/ 2004:

 Temporada de ciertos cambios en los Kings de Adelman. Rick, poco amigo de la monotonía, empezaba a estar cansado de las guerras dentro del vestuario, y poco a poco, empezó a disolver al equipo.

 Hedo Turkoglu, firmado procedente del Draft años atrás, era traspasado a San Antonio Spurs. Se habló de continuos problemas entre él y su compañero Doug Christie, aunque ninguno de los dos quiso nunca hablar de ello, y simplemente dijeron que "son cosas que pasan":


 Con Turkoglu fuera del equipo, los Kings se reforzaban con un pívot, Brad Miller (en la actualidad sigue intentando mantenerse activo), que no había sido seleccionado en el Draft, y que posteriormente se convertiría en el primer jugador de la historia de la NBA que, tras no haber sido seleccionado en el Draft, se convertiría en All- Star.


 Esa temporada, los Kings seguirían fuertes, muy fuertes, y su balance de 55 victorias y 27 derrotas así lo atestiguaría.

 Con un imparable Peja Stojakovic, que haría un temporada increíble, seguido esta vez (por primera vez), de Chris Webber, y secundados por Mike Bibby, Brad Miller, Bobby Jackson, Doug Christie y Vlade Divac (vamos, los de siempre), los Kings avanzaban de nuevo con paso firme a los PlayOffs.

 De nuevo, volverían a tropezar en las Semifinales de Conferencia, por idéntico resultado al año anterior (4- 3), aunque esta vez el rival sería otro: Minnesota Timberwolves, del gran Kevin Garnett.

7ª temporada: 2004/ 2005:

 Podríamos titularla como el comienzo del éxodo.

 Todo en la vida tiene un final, y parece que esta campaña comenzó a marcar el final de estos increíbles Sacramento Kings.

 Adelman afrontaba, como decimos, su 7ª temporada al mando del equipo, y muchos (muchísimos) cambios, se sucederán en ella.

 Antes del comienzo de la misma, Vlade Divac, llegado en 1998, junto con Webber, Stojakovic ó Williams, terminaba contrato, y decidía volver a Los Ángeles, para jugar de nuevo con los Lakers. El final de los Kings parecía llegar poco a poco.

 Esa temporada, un gran Bibby sería el indiscutible líder, secundado por Peja Stojakovic, Chris Webber y Brad Miller. Doug Christie comenzaba a caer en picado, y su aportación durante la temporada (escasos 7 puntos), dejaba claro que él sería el siguiente en salir. Al equipo llegaba un joven Kevin Martin.


 Con un balance de 50 victorias y 32 derrotas (poco a poco, las victorias menguaban y las derrotas crecían), los Kings llegaban a sus ya conocidos PlayOffs, y el golpe volvería a ser también ya conocido: caían en 1ª ronda de Conferencia ante Seattle Supersonics (actuales Oklahoma City Thunder).

8ª temporada: 2005/ 2006: (última campaña de Rick Adelman con el equipo).

 El fin estaba cerca. Rick afrontaba su última temporada con los Kings, y el equipo optaba por deshacerse de sus figuras más importantes (y algunas de ellas emblemáticas): Chris Webber, llegado en 1998, abandonaba el equipo, siendo traspasado a Philadelphia 76ers, y también lo hacía Doug Christie, siendo éste traspasado a Orlando Magic a cambio de Cutino Mobley.

 Este será el último año de los Kings en PlayOffs, cayendo en 1ª ronda (de nuevo), ante San Antonio Spurs. Esta vez, Mike Bibby (de nuevo), secundado por Brad Miller, Shareef Abdul- Rahim ó Kevin Martin, serán las estrellas del equipo.


 A finales del año 2006, Rick Adelman anunciaba su marcha del equipo, tomándose un año sabático antes de volver a entrenar (los elegidos en 2007 serían Houston Rockets). Acto seguido, el gran Peja Stojakovic (último integrante, junto con Bibby, de aquel equipazo), era traspasado a Indiana Pacers a cambio de Ron Artest (actualmente Metta World Peace), y el equipo pasaría a ser entrenado por Eric Musselman, que terminaría con un récord de 33 victorias y 49 derrotas (de vuelta a la realidad).

 En 2008, su última estrella, Mike Bibby, será traspasado a Atlanta Hawks, muriendo así un bloque que enamoró y enamoró durante años a todo aficionado de la NBA.

 La realidad de los Sacramento Kings en la realidad es bien diferente: un bloque formando por jóvenes jugadores (de los equipos más jóvenes de la Liga), como DeMarcus Cousins, Tyreke Evans, Isiah Thomas, Thomas Robinson... y entrenados por Keith Smart, tienen la difícil misión de intentar recuperar años pasados, y devolverles la gloria que tanto se merecen a los aficionados del Sleep Train Arena (más conocido como Arco Arena ó Power Balance Pavilion):

 8 años. Durante 8 temporadas, los ciudadanos de Sacramento en general, y los fans de los Kings en particular (entre los cuales me incluyo), soñaron con un equipo capaz de batir y medirse prácticamente a cualquiera. Un equipo con grandes nombres, comenzando por el de su entrenador, y perfectamente secundado por el de los integrantes de aquellas plantillas, que hicieron que todos creyésemos en que era posible batir a L. A. Lakers ó San Antonio Spurs.

 Este es, de nuevo, el sueño de todos los aficionados de los Kings, envueltos ahora en una bola de incertidumbre, siempre en torno a la familia Maloof, actuales dueños del equipo, quienes no saben (aún), qué es lo que quieren hacer con el equipo:


 El equipo necesita de nuevo a jugadores capaces de hacernos creer que el sueño de los PlayOffs es de nuevo posible. La ciudad y sus aficionados (en general la NBA), lo necesita.

 Sacramento Kings. Aquellos maravillosos años.

 En el vídeo de despedida, como aficionado a Sacramento Kings que me considero, os dejo con un vídeo de aquellas fantásticas Finales de Conferencia, con las que algunos aún soñamos.

 Quién sabe si será, de nuevo, posible volver a vivir momentos tan grandes como los ya pasados. 

 NBA. Where Amazing Happens:










No hay comentarios:

Publicar un comentario