lunes, 10 de septiembre de 2012

Kyrie Irving. La esperanza de Cleveland?



 Cuando el gran LeBron James abandonó Cleveland, con destino Miami, le rompió el corazón a la ciudad, a los aficionados y a la franquicia; todos sentían que "su momento" se había terminado, y que tras la marcha de "El Elegido", años y años en las sombras pasarían hasta que un nuevo líder volviese a pasar por allí. Hasta que apareció Kyrie Irving (aunque las comparaciones, además de inexistentes, sean odiosas).

 Kyrie Irving, pese a su juventud (20 años), e inexperiencia (sólo un año en la NBA, y tan sólo 11 partidos jugados como universitario), parece la nueva esperanza de unos Cleveland Cavaliers que sueñan con volver a convertirse en un equipo a tener en cuenta:


 Pero... es este joven y talentoso base la nueva esperanza de los Cavs?. Logrará hacer olvidar a LeBron?.

 Kyrie Irving, por sorprendente que pueda parecer, NO es norteamericano (aunque posee las dos nacionalidades). Kyrie nació un 23 de Marzo de 1992 en Melbourne, Australia. Los motivos?: su padre, Drederick Irving, nacido en el Bronx, NY, era un jugador de baloncesto que tuvo que emigrar para ganarse la vida, y jugaba para los Bulleen Boomers de la Liga Australiana:


 Cuando Kyrie cumplió 2 años, toda su familia (él, su hermana, padre y madre), volvieron a los EEUU, y se instalaron en New Jersey. Pero la desgracia le llegaría a la familia Irving al poco de llegar a los EEUU, y cuando Kyrie tenía tan sólo 4 años, su madre fallece tras una larga enfermedad. La vida de Kyrie se desmoronaba.

 Su padre, que se ganaba la vida de la manera que podía, se veía frecuentemente obligado a dejar a Kyrie y a su hermana con sus tías, mientras él ganaba el pan que costosamente traía a casa: "Recuerdo esos días como un infierno", decía Irving. "No veía el final del túnel, y acostarse llorando noche tras noche es duro, te lo aseguro", comentaba Irving en una reciente entrevista:


 Lo único que le hacía feliz a Kyrie era el baloncesto. "Me refugiaba en el baloncesto para no pensar", decía Irving; "jugaba horas y horas sólo en la cancha que había cerca de casa hasta estar tan cansado que la cabeza ya no me daba ni para pensar en todo lo que tenía encima". Era un fan incondicional... de los New Jersey Nets!. Su padre decidió llevar a Kyrie y a su hermana, cuando éste tenía 11 años, al Continental Airlines Arena, para ver un partido de las Finales de la NBA, en 2003. "Kyrie estaba emocionado", decía Drederick, su padre. "Pero vi algo en sus ojos", decía. De repente, al acabar el partido, tras hacerle una foto, me dijo fijamente mirándome a los ojos: "Papá, te prometo que algún día yo estaré jugando un partido como este". Y el pequeño Kyrie, con 11 añitos, no mentía.

 Kyrie comenzaría dando sus primeros pasos en el baloncesto en Montclair Kimberley Academy, donde jugaría 2 años (sus años freshman y sophomore). Simplemente METÍA MIEDO: en dos años promedió 27 puntos; 10,3 asistencias; 5 rebotes y 4 robos de balón por partido!:


 Aquel chico parecía no ser normal, y todos parecían comenzar a verlo. Desde el puesto de base, Kyrie parecía manejar al equipo a sus anchas, literalmente, y no le costaba dirigir el partido cuando él lo decidía.

 Tras dos años en Montclair, es traspasado a St. Patrick's High School, donde jugaría con un jugador recién llegado a la NBA: Michael Kidd- Gilchrist, escogido en la 2ª ELECCIÓN GLOBAL por Charlotte Bobcats. Juntos, no tenían límite, y dispararon todo tipo de críticas y comparaciones:


 Tras las más que brillantes actuaciones de Irving con St. Patrick's, todas las universidades parecían lanzarse sobre él de manera clara, pero tras un show televisivo de ESPNU, Kyrie, el 22 de Octubre de 2009, se enrola con la prestigiosa universidad de Duke:


 Con Duke, Kyrie jugó tan sólo una temporada (y más bien corta). La temporada 2010/ 2011, fue dirigido por, probablemente, el mejor entrenador del país: el actual entrenador de la Selección Norteamericana Mike Krzyzewski, jugando tan sólo 11 partidos:


 Pero no todo serían flores para el joven Irving. En un gran equipo, como era Duke, comenzó realmente bien, haciendo gala de sus mejores armas: su endiablada velocidad (es uno de los jugadores más rápidos de la NBA con balón),y su dribbling... pero pronto se lesionaría. Irving jugó 8 partidos de Liga a un grandísimo nivel... hasta lesionarse; en aquellos 8 partidos, promedió 17,4 puntos; 5,1 asistencias; 3,6 rebotes y 1,6 robos.

 En su 9º partido con Duke, Irving sufrió una importante lesión en el ligamento del dedo gordo del pie. Lo que parecía una lesión menor casi echa por tierra el sueño de Kyrie de jugar en la NBA. Fue escayolado el 10 de Diciembre de 2010, y el 4 de Febrero de 2011 comenzaba su larga rehabilitación:


 Tras un largo periodo en la "reserva", recuperándose de su pie, Kyrie, el día antes del partido que enfrentaba a Duke contra Hampton, anunciaba su regreso para el día siguiente: "Me encuentro bien, muy bien. Creo que mañana estaré para ayudar los chicos". La noche siguiente, Irving jugaba contra Hampton. Hablamos de un 17 de Marzo.

 Tras ese partido, Kyrie tan sólo jugaría dos más con Duke. Su despedida tendría lugar en una derrota ante Arizona State, donde anotaría 28 puntos:


 Tras esta temporada, Irving se hacía con el trofeo "NCAA Freshman of the Year", al novato del año, y decidía abandonar la universidad, con destino NBA.

 La decisión de abandonar la universidad fue criticada por muchos: algunos decían que, viniendo el famoso "lockout", lo mejor que Kyrie podía hacer era quedarse un año más en la universidad, mejorando su juego; otros decían que en 11 partidos no se creaba una estrella, y que aún le quedaba mucho para ser un gran jugador, y otros decían que simplemente... era demasiado joven. Irving dijo que "este es mí momento, y tengo en cuenta lo que me dicen, pero este es mí sueño, y quiero vivirlo. Aún así, le he prometido a mí padre que terminaré el bachillerato. Lo juro". Kyrie lo tenía muy claro.

 Con la cabeza puesta en el Draft de 2011, Kyrie no dejaba de pensar en todo lo que había vivido. Ni él ni su padre eran realmente conscientes de las velocidades que la vida estaba cogiendo en la vida del pequeño de los Irving: "No os creeríais todo por lo que ha pasado el chico", decía Drederick, su padre; "ha sido un infierno".

 Llegó, poco a poco, la esperada noche en la vida de Kyrie. Y no pudo llegar de mejor manera: Kyrie Irving era escogido, en la 1ª RONDA, EN LA 1ª ELECCIÓN GLOBAL por los Cleveland Cavaliers:


 La juventud, la proyección, el estilo de juego y la fama que le precedían habían jugado MUY a su favor para los Cleveland Cavaliers "post- LeBron". Los Cavs habían perdido a su mayor estrella DE TODOS LOS TIEMPOS (LeBron James), una temporada antes, abandonando una nave a la deriva en pro de ser coronado algún día como campeón de la NBA, por lo que los Cavaliers se habían quedado absolutamente SIN NADA. Kyrie era la esperanza de unos Cavs que soñaban por volver a ser lo que algún día llegaron a ser, gracias a LeBron:


 Con Irving ya establecido como la gran estrella del equipo (sin haber aún debutado), en la misma noche del Draft las lágrimas reflejaban todo lo que Irving había sufrido para llegar a la Gran Liga. El abrazo con su padre en la mesa de invitados fue muy emotivo, a la vez que su padre le decía: "We made it":


 Pero Kyrie llegó a una Liga, en una temporada... algo extraña: el "lockout" retrasó el comienzo de la temporada hasta Diciembre, y los jugadores tuvieron que entrenarse por su cuenta donde podían. En ningún momento los jugadores podían estar en contacto con ningún miembro de la franquicia, por lo que las instrucciones ya le habían llegado a Kyrie justo al terminar el Draft: "Fue muy raro", decía Kyrie; "me entrené en las instalaciones de Duke, sin poder jugar con ellos y sin tampoco ser miembro de la NBA" (aún no tenía firmado su contrato). "De momento, soy un parado", bromeaba Irving.

 Una vez resuelto el "lockout", la NBA celebró una "mini- pretemporada", sobre todo enfocada a los "rookies", y ahí comenzamos a ver el verdadero talento de Kyrie Irving.

 Cuando la temporada comenzó, allá por Diciembre, Kyrie NO decepcionó: en 10 partidos llegó a anotar más de 20 puntos con el equipo, convirtiéndose en la esperanza de una liga marcada por aquel "cierre patronal" (los demás rookies no parecían funcionar como debían). Cabe recordar que entre esas actuaciones de las que hablamos, se encuentran aquellos GENIALES 32 puntos anotados ante New Jersey Nets, de los cuales 21 puntos fueron anotados... en el último cuarto!:


 Finalizando la temporada con 18,5 puntos y 5,4 asistencias en unos CAÓTICOS Cavs, Kyrie no tuvo NINGÚN problema en hacerse con el prestigioso trofeo "Rookie of the Year", ya que consiguió hacerse con 117 puntos de los 120 posibles para conseguir semejante galardón:


 Con la temporada ya finalizada, Kyrie comenzó de nuevo a trabajar duro para poder volver a estar "a tope" para el comienzo de esta temporada (que dará lugar en algo más de mes y medio)... hasta que su ansia le pudo: el 14 de Julio, entrenando para los Cavaliers en Las Vegas, Kyrie SE ROMPÍA LA MANO DERECHA tras golpearse contra el muro que estaba detrás de la canasta, tras cometer una pérdida de balón: "Estoy triste", decía Irving; "Tengo que ser más respetuoso con mi salud y con los Cavs; no puedo hacerles esto", decía en la entrevista, visiblemente afectado. "Me pagan, y no debería de hacer estas estupideces. Todo sucedió muy rápido y pido perdón a la franquicia, a mis compañeros y a los aficionados. Volveré pronto". Tras operarse el 18 de Julio, aseguró que estará perfectamente para el comienzo de la campaña 2012/ 2013:


 Al finalizar la campaña, Kyrie protagonizó aquel FAMOSÍSIMO anuncio de Pepsi Max, en el que hacía de "Uncle Drew" (Tío Drew), en una broma que constaba de él maquillado como un abuelo, dando verdaderas lecciones de juego en una cancha en NJ. El vídeo es genial, por lo que, para los que no lo hayáis visto aún, aquí os lo dejo íntegro:





 Por otro lado, previo a estas Olimpiadas ya terminadas, la Federación de Australia de Baloncesto intentó convencer a Kyrie para que se decidiese a jugar con ellos, pero Irving lo tenía ya claro: "Querría jugar para los EEUU algún día", decía. "Para mí es un honor que Australia me quiera, y la considero mi casa, pero mí sitio está aquí, en los EEUU". Seguro que algún día Kyrie jugará para el Team USA, dada su edad (20 años), y proyección. Si las lesiones le respetan y no se estanca, su juego promete mantenerse MUY VIVO para muchos años:


 Muchos piensan que jugadores como Kyrie Irving ó John Wall (ambos MUY amigos), siendo GENIALES bases y con un futuro ENORME, pueden estancarse en su progresión, dado el equipo en el que juegan (sin aspiraciones a demasiado en la NBA), pero Kyrie lo tiene claro: "Quiero llevar a Cleveland más allá de donde llegó con LeBron. Tengo muy claro que el equipo puede conseguirlo. Siempre he cumplido los sueños que he tenido, y ahora no dejo de soñar con esto". Veremos a ver que sucede.

 Este es Kyrie Irving, la nueva (y casi única) esperanza de los Cleveland Cavaliers.

 Os dejo con un vídeo con sus mejores actuaciones, para, los que aún no lo hayáis hecho, reparéis en este fantástico base:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada