viernes, 14 de septiembre de 2012

Karl Malone. No siempre el cartero llama dos veces



 Uno de los más "grandes" (en todos y cada uno de los sentidos). Cuando hablamos de ese puesto tan "incómodo" en la NBA, el de ala- pívot, sin duda tenemos que nombrarle a él como uno de los más grandes DE LA HISTORIA. Hablamos de Karl Malone.

 Con 19 temporadas en la NBA (18 con los Utah Jazz y 1 con L. A. Lakers), y siendo el 2º máximo anotador en la historia de la NBA, con 36.298 puntos, no podemos obviar que hablamos de "El Cartero" como uno de los mejores de siempre.

 Karl Anthony Malone nació en Summersfield, Louisiana, el 24 de Julio de 1963. Karl era el menor de... 9 hermanos, y su madre, Shirley, tuvo que criar a los "pequeños" (decir pequeños y hablar de Karl casi no guarda sentido), sola, en la granja en la que vivían; su padre, Shedrick Hay, abandonó a la familia y tuvo otra. Se suicidó cuando Karl tenía 14 años.

 Siendo el menor de los 9 hermanos, ya de muy pequeño, Karl destacó por su fuerza bruta y por un físico nada común: se dedicaba a talar árboles en los bosques próximos a la granja en la que vivía, a cazar y a pescar. "Era un niño", decía su madre, "pero parecía un coloso. En las peleas con sus hermanos, parecía que podía partirles un hueso".

 El joven Karl, un chico realmente familiar, acudió a Summersfield High School, donde llamó la atención por su increíble físico, además de por una depurada técnica y una agilidad nada común. En sus 3 años allí, llevó a su equipo a 3 campeonatos seguidos de Louisiana:



 Tanto llamó la atención el físico y el juego de Karl que Eddie Sutton, entrenador por aquel entonces de University of Arkansas, estuvo a punto de conseguir su fichaje, pero Karl quería estar cerca de casa, por lo que se decantaría por Louisiana Tech University:


 En Louisiana Tech University, Malone estuvo 3 años, pero sólo podría jugar 2 de ellos, ya que en su año "freshman" no pudo jugar debido a sus notas, realmente bajas.

 En Louisiana Tech, donde estuvo desde 1982 hasta 1985, Karl encontró en Andy Russo, su entrenador allí, a su "padre": "Él era, es y será siempre un padre para mí", decía orgulloso Karl. "Llegué a la universidad tras pasarme la vida en una granja. Todo era muy difícil; echaba de manos a todos, y él lo hizo todo más fácil", decía Karl emocionado. "Jamás olvidaré todo lo que él hizo por mí":


 Con 3 temporadas en Louisiana Tech, en 1985, Karl decide dar "el GRAN paso", presentándose al Draft de la NBA.

 En 1985, en el Draft, los Utah Jazz escogen a Karl Malone en la 1ª RONDA, EN LA 13ª ELECCIÓN. Su elección fue muy "cuestionada", ya que los Jazz sí que querían a un jugador de su perfil, pero él no era, quizás la primera opción. Además de esto, los agentes de Malone acusaban a Utah de ser "malos pagadores de contratos". Finalmente, Karl cumplía su sueño, y jugaría en la NBA, para los Utah Jazz:


 En su 1ª temporada con los Jazz, Malone coincidió, en 1º lugar, con Frank Layden, entrenador de los Jazz, con quién Karl conectará de manera "especial", promediando ese año 15 puntos y 9 rebotes, que le valdrían para terminar 3º en la carrera hacía el "Rookie of the Year":


 Pero... quién fue el verdadero SOCIO de esta gran fuerza de la naturaleza?. Cuando hablamos de Malone, directamente se nos viene a la cabeza otro nombre: el genial y casi perfecto John Stockton:


 John Stockton había llegado a la NBA tan sólo 1 año antes (en 1984), y no hizo falta demasiado (tan sólo unos pocos partidos), para que estos dos genios comenzasen a mostrar públicamente su gran entendimiento dentro de la pista; el llamado "1- 2 punch" funcionaba a la perfección, y parecía que, tan sólo mirándose, ya sabían que habían pensado para esa ocasión.

 En su 3ª temporada en la NBA, Malone pudo ya disputar su 1º All Star Game. Éste sería el primero de los 14 All Star que disputaría... de manera consecutiva!. En aquel All Star, "El Cartero" hizo 22 puntos:


 Tras 3 temporadas en los Jazz, Karl consideró que era Utah donde el quería estar, por lo que no dudó en renovar su contrato con los Jazz. "Sentía que era ahí donde debía estar", decía Malone. "Teníamos un gran equipo, y la química era buena, por lo que por qué cambiar?": Karl renovó por... 10 temporadas (algo ya extinto), a razón de un total de 18 millones de dólares. "El Cartero" parecía haber encontrado su sitio.

 Tras renovar su contrato con los Jazz, en Diciembre de 1988, Jerry Sloan (hasta hace bien poco aún entrenador de los Jazz), se hizo cargo de los Jazz, sustituyendo a Frank Layden, que se convertiría en presidente de la franquicia mormona. Ese mismo año, Karl haría unos increíbles promedios de 29 puntos y 10,7 rebotes, terminando 2º en anotación de la temporada regular, tras Michael Jordan.

 En su 2ª aparición en un All- Star Game, Malone, directamente, "se saldrá", anotando 28 puntos, capturando 9 rebotes y dando 3 asistencias, que le valdrán para hacerse con su 1º MVP en un All Star Game. Parecía que el "tiempo Malone" había llegado:


 La siguiente temporada (temporada 1989/ 1990), sería la temporada CLAVE en la carrera de Malone, ya que en ella promediaría la friolera de 31 puntos y 11 rebotes de media por partido, que le valdrán para entrar en el "1º quinteto de la temporada regular". Permanecerá en él de manera permanente hasta 1999.

 En esa temporada.... quién no recuerda aquellos 61 puntos que le "endosó" a Milwaukee Bucks?. Aquella noche del 27 de Enero de 1990, Karl estuvo, simplemente magistral en la victoria de los Jazz ante los Bucks, con unos promedios de 21/ 26 en tiros de campo y 19/ 23 en tiros libres.

 La temporada 1991/ 1992 seguiría un "patrón" más o menos parecido a la temporada 1988/ 1989: Karl quedaría en 2º puesto en anotación, con 28 puntos de media, pero... llegando por 1ª vez en la historia de la franquicia, a las Finales de la Conferencia Oeste.

 Pero... si hay algo de lo que también podamos calificar a "El Cartero"... es de polémico y visceral. Famosas fueron sus trifulcas con Rodman, Duncan, Robinson... e Isiah Thomas!. El "bueno" de Isiah Thomas pudo dar fe de la "mala uva" del GRAN Malone aquel 14 de Diciembre de 1991: en un partido ante los Pistons, Malone le clavó el codo en la ceja a Thomas, haciendo que éste necesitase, nada más y nada menos que 40 puntos de sutura en su ceja izquierda. Malone sería sancionado con 1 partido, además de con 10.000 dólares de multa. En la foto inferior puede verse perfectamente la cicatriz que Thomas "guarda" de aquel encontronazo:


 














 Sin duda, esto han sido "pequeñas" (siendo benévolos) redecillas del juego. Pero uno de los momentos más feos en la casi intachable carrera de este gladiador, tuvo lugar tras las Olimpiadas de 1992, celebradas en Barcelona. Karl Malone mostró públicamente su negativa a jugar al baloncesto con "Magic" Johnson, al publicar éste ser portador del virus del virus del SIDA. "Lo siento, pero no quiero jugar con alguien que puede contagiarme de algo tan grave. No quiero ser irrespetuoso, pero no quiero jugar con él. Soy padre de familia y una persona sana". Aquello levantó polvo y más en la NBA:


 Tras este incidente, Karl, en 1993, volverá a ser coronado como MVP en el All- Star Game, esta vez celebrado en "su" casa (Salt Laker City, hogar de los Jazz), junto con su compañero de equipo y amigo, John Stockton, en una de esas escasas veces en las que un MVP ha sido compartido:


 El 13 de Enero de 1996, Karl volvía a renovar su contrato con los Utah Jazz.

 Tras su 2ª medalla de oro en unos Juegos Olímpicos, parecía que la mejor versión de Karl llegaba al rescate de "sus" Jazz, llevándolos, en dos ocasiones seguidas, a las Finales de la NBA. Esa misma temporada, Karl Malone conseguirá el 1º de sus MVP en temporada regular:


 Pero la suerte parecía estar ya echada, y por desgracia para Malone y para los Jazz, les había tocado jugar en la misma época que el mejor jugador de todos los tiempos: Sir Michael Jordan

 En las Finales de 1997, "Sir Mike" y sus Bulls parecieron ser demasiado para unos relativamente inexpertos Jazz, pero en la temporada siguiente, y tras volver a quedar 2º en la carrera hacía el MVP en temporada regular, tras, como no, Michael Jordan, los Jazz volvían a vérselas con los Bulls en las Grandes Finales. No hay mucho que decir de aquella canasta de Jordan a falta de 5,2 segundos para el final del encuentro, que le daría el anillo a los Bulls y dejaría "hundidos" a los Jazz. Aquella canasta es aún recordada como la mejor canasta de todos los tiempos:


 Tras aquellas dos trepidantes Finales de la NBA, los Jazz NO volverán a unas Finales de la NBA. Malone parecía afectado, y ya podía estar comenzándose a cuestionar la continuidad de una de sus dos grandes figuras en el equipo de Utah. Stockton salió al paso de aquellos rumores diciendo que "somos una familia, y os aseguro que volveremos. Karl es feliz aquí".

 En 1999 (campaña marcada por el "lockout"), Malone volverá a hacerse con el MVP de temporada regular. Ya era su 2º MVP:


 Tras 4 temporadas más en Utah, el equipo no respondió demasiado bien a las expectativas de Karl, y éste parecía comenzar a perder la paciencia.

 En la temporada 2003/ 2004, Karl, harto de no tener un anillo de campeón en su dedo, fue víctima del nerviosismo, y abandonó Utah, con destino L. A. Lakers, en pro de poder conseguir EL ÚNICO título del que aún no disponía:


 Pese a ser presentado con "su" dorsal, el mítico "32", Karl tuvo que verse obligado, por primera vez en su carrera, a cambiar de número. El dorsal "32" estaba retirado, ya que el genial "Magic" Johnson había sido su anterior dueño, por lo que Karl llevaría el número "11":


 Aquel equipo, en el intento desesperado de Malone en conseguir "su" anillo, cayó en las Finales de la NBA ante unos compactos Detroit Pistons, perfectamente comandados por Chauncey Billups

 Tras aquella temporada, Karl salió al mercado de agentes libres, pero sus continuos problemas en la rodilla, su edad y sus también continuos enfrentamientos personales con el rebelde Kobe Bryant hicieron que Malone se diese por vencido. Parecía que New York Knicks o San Antonio Spurs podrían tener apalabrado un fichaje de Malone, pero el 13 de Febrero de 2005, en el Delta Center de Utah, la que había sido "su" casa, Karl anunciaba su definitiva retirada del baloncesto, tras 19 temporadas en la élite.

 Como jugador del Team USA, Karl Malone puede lucir 2 medallas de oro: 1 medalla de oro en los JJOO de Barcelona '92, y 1 medalla de oro en los JJOO de Atlanta '96:


 Karl siempre será recordado como "El Cartero", por su fuerza bruta, por su velocidad, nada común, y por su efectividad. Siempre será reconocido como uno de los mejores ala- pivots de la historia de la NBA.

 Como muestra de agradecimiento, los Utah Jazz retiraron su dorsal, el mítico "32", el 23 de Marzo de 2006.

 Al igual que su compañero y amigo John Stockton, con quién formó, probablemente el dúo más letal de la NBA, luce una estatua de bronce en la entrada del Energy Solutions Center. Su estatua está al lado de la su tándem:


 El 31 de Mayo de 2007, como muestra de cariño hacía la que fue su universidad, Louisiana Tech University, Malone se convirtió en director deportivo y asistente del equipo en la parcela física (los chicos estarían asustados, suponemos). Además, donó 350.000 dólares al departamento deportivo.

 En 2010, Karl Malone fue acogido como miembro del selecto "Hall of Fame". En su currículum consta como 2º máximo anotador de todos los tiempos, con 32.928 puntos, además de 14.968 rebotes y 5.238 asistencias. Casi nada:


 Pero quizás sea su vida personal de lo más "llamativo" de su historia. Karl, actualmente vive en Kenai River, Alaska, y es un amante de la pesca y la caza. Se pasa, dice, el día cazando, ya que es su máxima pasión, lo que le ha costado críticas desde sectores en favor de los animales:


 Además de esto, Karl se manifestó públicamente como "fiel seguidor" del ex- presidente de los EEUU, George W. Bush. En su re- elección de 2004, Malone hizo una donación de 4000 dólares.

 Pero todo esto, en parte, matices personales, no tienen prácticamente nada que hacer respecto a su vida "personal". Karl, actualmente, está casado con Kay Kinsey, quién fue Miss Idaho en 1988. La pareja contrajo matrimonio el 24 de Diciembre de 1990, y tienen 4 hijos: 3 hijas (Kandee, Kylee y Karlee), y 1 hijo (Karl Jr.):


 Hasta aquí todo correcto. Pero el PROBLEMA en la vida de los Malone, y concretamente en la de Karl, tuvo lugar en 1998, cuando salió publicado que Karl, además de su matrimonio... tenía otros 3 hijos, con 2 mujeres diferentes, en su Summersfield natal!.

 Los hijos en cuestión, eran, por un lado, Demetress Bell, y por otro lado, las gemelas Daryl Floyd y Cheryl Floyd. Malone había tenido a las gemelas fruto de una relación con Bonita Ford, cuando ambos tenían 17 años, y había tenido, por otro lado, a Demetress Bell cuando tenía 20 años.

 Al poco tiempo, y en rueda de prensa, Kay Malone, la esposa de Karl, y tras éste aceptar la paternidad de las gemelas, dijo que ellas "son como mis hijas. Las cuidaré y las querré como si yo les hubiera dado a luz". En la actualidad, Cheryl, una de ellas, juega para los Detroit Shock, de la WNBA:


 Por otro lado, para los más fanáticos del deporte, nos sonará el nombre de su hijo, Demetress Bell. En la actualidad, Demetress es linebacker de los Philadelphia Eagles, equipo de la NFL. Demetress llegó a decir que Karl no es su padre, ya que todo ha llegado "demasiado tarde. No me vale de nada que ahora diga que es mí padre. No estuvo ahí, por lo que ahora tampoco lo estará":


 Este es Karl Malone, antiguo jugador de los Utah Jazz durante 18 largos años, y de L. A. Lakers durante una temporada, en un desesperado intento por conseguir un anillo de campeón que siempre se le resistió.

 Pese a un intachable currículum, el anillo, única asignatura pendiente de "El Cartero", le convierten en miembro de ese SELECTO club de "grandes jugadores SIN anillo".

 Karl Malone siempre será considerado como uno de los mejores ala- pivots de la historia de la NBA. Su fuerza, casi hercúlea, su velocidad y su clase siempre serán recordadas por los amantes de este deporte.

 En la despedida, os dejo con un vídeo con sus mejores jugadas. Ver para disfrutar.

 No siempre el cartero llama dos veces. Karl Malone:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada