martes, 14 de agosto de 2012

La potencia sin control. Shawn Kemp



 "Cuando saltaba parecía que podía tocar el techo del pabellón, y cuando machacaba el aro, lo hacía con tal fuerza que parecía que toda la canasta iba a venirse abajo". Esas eran las palabras del genial Gary Payton, antiguo base de los ya desaparecidos Seattle Supersonics cuando fue preguntado en una entrevista por su compañero y estrella en aquellos Seattle Supersonics: Shawn Kemp, alias "Reign Man".

 Shawn Kemp ha sido uno de esos GENIALES jugadores que la NBA nos ha regalado con los años, pero con el que siempre nos quedará la duda de "que hubiese pasado si hubiese tenido la cabeza mejor amueblada?". Sin duda, podría haber marcado una época, y convertirse en un "Hall of Fame" (no sabemos si lo conseguirá o no, pero todo habría sido más fácil de otra manera).

 Shawn T. Kemp nació en Elkhart, Indiana, un 26 de Noviembre de 1969. Desde ya muy pequeño, Shawn mostró unas condiciones innatas para la práctica de cualquier deporte. "Shawn era un chico muy inquieto", decía su madre. "Le encantaba correr, jugar al baloncesto... le gustaban todos los deportes. Era un gran niño, pero su problema eran las amistades; parecía que atraía a los chicos que no debía".

 Shawn comenzó a practicar baloncesto de manera más regular al acudir a Concord High School, en Elkhart. La primera intención de su familia, como su madre dijo, fue enviarlo a otro sitio, para intentar centrarle y alejarle de las amistades que allí tenía, ya que no le convenían, pero los problemas económicos de la familia Kemp hicieron aquello imposible. Kemp, al llegar a Concord, ya era considerado un jugador "Top 5" en todo el país. Su talento, agresividad y cualidades eran tales que la prestigiosa Kentucky se lanzó sobre él: en su 3º año de instituto, firma una "carta de intenciones" para jugar con Kentucky al año siguiente, que acudiría a la universidad.

 Kemp acudió a University of Kentucky, pero un "extraño y oscuro" suceso hizo que tuviese que abandonar el equipo (y la ciudad) en Noviembre de 1988: Shawn fue ACUSADO de ROBAR y EMPEÑAR 2 colgantes que pertenecían a su compañero de equipo, Sean Sutton:


 El problema se volvió aún más grande (si cabe), ya que Sean era hijo de Eddie Sutton, el entrenador de Kentucky en ese momento, con lo que la situación se volvió completamente insostenible, y debido a las presiones y denuncia, Shawn se vio obligado a abandonar la universidad. En la foto inferior, el entrenador Eddie Sutton, y padre de Sean:


 Sean Sutton, tras Kemp admitir que era culpable de aquello, decidió NO PRESENTAR CARGOS, pero Kemp fue expulsado, y acudiría a Trinity Valley Community College, en Texas. Tras un semestre entero sin jugar, pero con un potencial increíble, Sean, con 19 años, decide presentarse al Draft de la NBA:


 Llega la noche del Draft de la NBA en 1989. Todos sabían que Shawn Kemp podría ser el "tapado" de aquel Draft, pero preocupaba, y mucho, su actitud; un jugador con aquellos problemas, las amistades que tenía y su falta de compromiso y disciplina le convertían en una incógnita, y en un jugador que podía salir bien o ser un desastre. Finalmente los ya desaparecidos Seattle Supersonics, y actuales Oklahoma City Thunder escogen a Shawn Kemp en la 1ª RONDA, EN LA 17ª ELECCIÓN GLOBAL:


 La llegada de Shawn Kemp a la NBA se convirtió en un "Boom", ya que se convirtió en ese momento en el jugador más joven en llegar a la NBA.

 Shawn era un jugador EXTREMADAMENTE atlético, y al principio le costó encontrar su sitio. Se trataba de un jugador totalmente explosivo, pero al que parecía faltarle madurez:


 En su primer año en la NBA fue "tutelado" por el mítico Xabier McDaniel. Era un jugador que, repetimos, asombraba por su físico y por ser extremadamente atlético, pero preocupaba, y mucho, su estabilidad mental y su forma de comportarse tanto dentro como fuera de la pista.


 Shawn encontró su rol de estrella en su 2º año de la NBA, donde promediaría 15 puntos, 8,4 asistencias y 1,5 tapones por partido. Aquel equipo de los Sonics, con Shawn Kemp, Gary Payton, el alemán Detlef Schrempf, Sam Perkins y el ya conocido y ex- entrenador de Blazers Nate McMillan era un auténtico equipazo:


 Tras su 2º año, Shawn sería apodado "Reign Man" (algo así como "el hombre que reinará"). El apodo se lo puso el speaker de los Sonics, Kevin Calabro, tras ver un póster con este nombre. Pensó que el apodo quedaría bien para sus presentaciones de jugadores, y bautizó a Kemp de esta manera.

 Kemp siguió progresando durante los siguientes años, pasando a promediar casi 19 puntos por partidos, además de casi 11 rebotes y 2 tapones de media. No cabía duda de que Kemp era una verdadera bestia de la naturaleza, y obtuvo su recompensa: en el verano de 1994 participó en el Campeonato del Mundo que tuvo lugar en Canadá, y obtuvo su medalla de oro:


 Ese mismo verano, como anécdota, diremos que Shawn participó en el famoso programa de la MTV "Rock 'N Jock", en el que saltó e hizo un mate por encima de un jovencísimo Leonardo DiCaprio.

 Tras su medalla de oro en aquel Mundial de 1994, el siguiente (y último) éxito de Shawn llegaría en la temporada 1995/ 1996, en la que él y Gary Payton llevaron a sus Seattle Supersonics a las Finales de la NBA, en las que se enfrentarían a los Chicago Bulls del todopoderoso Michael Jordan. Aquellos Chicago Bulls venían de hacer LA MEJOR TEMPORADA DE LA HISTORIA, tras vencer en 72 de los 82 partidos de temporada regular. Los Sonics plantaron cara, pero perdieron aquellas Finales en el 6º encuentro. Shawn hizo en aquellas Finales unos promedios de 23,3 puntos, 10 rebotes y 2 tapones:


 Tras aquella temporada, Shawn terminaba contrato, y los Sonics no dejaría escapar a su estrella tan fácilmente. Shawn era feliz en Seattle, pero tras firmar su contrato, se produjo aquella famosa subida de sueldos en la NBA. Shawn cobraba bastante menos dinero que la mayoría de los jugadores de su nivel (se dice que todo aquello fue culpa de su agente, ya que "tuvo miedo" y se lanzó a firmar el 1º contrato que vio, sin pensar más). Shawn se enfadó mucho tras todo aquello y pidió un incremento (que no se llevó a cabo). Hubo muchísima tensión entre dueños y jugador, que se saldó con un traspaso a 3 bandas  que enviaría a Kemp a Cleveland Cavaliers para la temporada 1997/ 1998.

 Shawn estuvo en Cleveland 3 temporadas, y allí empezó su declive (pese a que su 2ª temporada allí sería, a nivel de números, la MEJOR de su carrera profesional). Los problemas de peso fueron una constante; Shawn, con 29 años y, a priori en el mejor momento de su carrera, pareció perder el interés y el amor por el baloncesto, y en Cleveland fue más conocido por frecuentar bares y restaurantes que por ser "un modelo a seguir".


 Durante el "lockout" de la temporada '98/ '99, se dice que Shawn se presentó en el vestuario Cavalier con un peso de 130 kilos (él, originalmente, estaba en 105 kilos), aunque según Wayne Embry, GM de Cavs en aquella época, Kemp estaba no en 130 kilos, como se decía, sino en más de 140 kilos!.


 Los Cavs, hartos del comportamiento de Kemp, deciden traspasarlo tras su 3ª temporada en Ohio. Su destino?: Portland, para jugar con los Trail Blazers.

 Kemp jugaría para los Blazers durante 2 temporadas (la temporada 2000/ 2001 y la temporada 2001/ 2002). Aquí, definitivamente, comenzará su fin.


 Kemp, como decimos, jugó para los Blazers durante dos campañas, y en ninguna de ellas llegaría tan siquiera a los 7 puntos de media por partido, ni a los 4 rebotes. Kemp estaba prácticamente acabado y tenía tan sólo 31 años.

 Pero el gran problema de Kemp ya no serían ni el peso, ni las lesiones, ni su apatía, sino las drogas y el alcohol. Se dice que Kemp, que volvía a estar cerca de su casa (él consideraba a Seattle su casa), reunió a su séquito de amigos, y la cocaína y el alcohol comenzaron a ser compañeros inseparables de Shawn. Los Blazers se dieron cuenta del problema e intentaron reconducir a Kemp "ya no por el baloncesto, sino por su vida", como dijo su entrenador: Kemp fue inscrito en un programa para rehabilitar a drogadictos, pero los Blazers, hartos de que él pasase del programa, le cortarían el contrato para la temporada 2002/ 2003.


 Para la temporada 2002/ 2003 Shawn, como decimos, había sido cortado por los Blazers, por lo que firmó como agente libre por los Orlando Magic, donde jugará durante una temporada.

 Con los Magic, Kemp jugó 79 partidos, y sus números, pese a ser malos, fueron mejores que en Portland. Llevó a los Magic a Playoffs, pero serían eliminados en 1ª ronda.


 Tras la temporada 2002/ 2003, Kemp se retiró de la práctica del baloncesto, tras 14 años en la NBA. Para la temporada 2005/ 2006, y con 3 años ya en el retiro, Kemp se planteó una posible vuelta a las canchas: Los Dallas Mavericks, dirigidos por aquel entonces por su GRAN amigo Avery Johnson, decidieron hacerle una prueba, para ver en qué estado se encontraba Shawn. "Tío, estás j.....", le dijo Avery Johnson a Kemp; "pero a ver si aún te acuerdas de algunas cosas". Esta fue la conversación que tuvieron él y Shawn Kemp en una cancha de Houston (allí fue donde se realizó la prueba). Lamentablemente, Shawn NO superó la prueba. Lo probó un mes más tarde con los Denver Nuggets, pero tampoco la superaría. El tren de la NBA ya se había ido para Shawn:


 En Junio de 2006 cumpliría 3 meses de arresto domiciliario por posesión de drogas.

 Kemp, con sus continuos problemas de drogas y con ya 5 años retirado, decidió volver a intentarlo. Pero esta vez NO sería en los EEUU: el 18 de Agosto de 2008 firma un contrato por una temporada con el conjunto italiano Premiata Montegranaro. Con 39 años, Kemp parecía estar en relativa buena forma (mejor que la de sus últimos años en Portland y Orlando):


 Parecía que las intenciones de Kemp eran buenas, y que realmente tenía ganas de poder hacer las cosas bien, de poder marcar "un punto y aparte" en su vida... pero tras 3 partidos de pretemporada con el Premiata, abandonó el equipo para volver a su casa, en Houston, para ayudar a su familia tras el famoso huracán Ike. Parecía que por una cosa u otra, la vida de Kemp estaba íntimamente relacionada con la polémica y la desgracia:


 A nivel personal, Kemp admitió, en 1998, ser padre de 7 HIJOS, CON 7 MUJERES DISTINTAS (aunque en la actualidad se cree que el número puede ascender a 10 hijos, con 10 mujeres diferentes). Su hijo "más conocido" es Shawn Kemp Jr.. Kemp Jr. juega de pívot en University of Washington:


 En 2005, Kemp fue arrestado en Washington, junto a otro hombre, por posesión y posible tráfico de drogas. Shawn fue encontrado con 60 gramos de cocaína y dos pistolas. El Sheriff sólo le acusó de posesión y no tuvo demasiados problemas.

 En Julio de 2006, sería arrestado en Houston por posesión y tráfico de marihuana.

 En la actualidad posee un restaurante llamado "Oskar's", en Seattle. Dicen que sus hamburguesas son realmente famosas...



 Shawn Kemp. Sin duda, un jugador que nos hizo vibrar. Su forma de jugar, su agresividad, su forma de volar... eran simplemente alucinantes. Su GRAN problema fue, desde su infancia, su falta de estabilidad y sus malas compañías. Sin duda fue, es y siempre será recordado como un grandísimo jugador... pero quién sabe si un poco más de estabilidad le hubiesen hecho más grande?.

 Shawn Kemp: "The Reign Man"

 Nos despedimos con un vídeo con las mejores actuaciones de Kemp. Poco hace falta decir de semejante ATLETA:





















No hay comentarios:

Publicar un comentario