lunes, 30 de julio de 2012

Un francotirador anda suelto. Jimmer Fredette



 En cientos (y miles) de ocasiones, hemos visto y/ o hablado de jugadores que tienen grandes cualidades para triunfar en la NBA... pero muy pocas han sido las veces en las que un jugador reúne TODAS las características necesarias para ser un grande sobre grandes: uno de esos escasos casos es el base de los Sacramento Kings, Jimmer Fredette.

 Pese a tener tan sólo 23 años y llevar 1 sola temporada en la NBA (no demasiado buena, por cierto), Jimmer es uno de esos jugadores que ENAMORA a todo el que le ha visto jugar o ha leído acerca de su vida: un chico disciplinado, genial estudiante, familiar, elegante... Sin duda, Fredette apunta alto.

 James Taft, "Jimmer" Fredette; ese es su nombre completo. "Jimmer", como su madre Kay le "bautizó", nació un 25 de Febrero de 1989 en Glens Falls, New York.

 La familia Fredette está compuesta por Al y Kay Fredette, sus padres; TJ Fredette (su hermano mayor y principal apoyo); y Lindsay Fredette, hermana mayor de Jimmer y "Miss Teen New York", en 1998. Jimmer es pues, el menor de 3 hermanos. En la foto inferior, Kay, Al y TJ en un evento que Brigham Young, su universidad, celebró en honor a Jimmer:


 Desde muy pequeño, Jimmer, según sus padres y hermano TJ, presentó unas cualidades y una dedicación casi exclusiva al deporte, y en particular al baloncesto. Su hermano TJ (mayor que Jimmer 7 años), dijo de él que "es el niño de 4 años con mayor espíritu competitivo que jamás he visto. Daba igual su altura, su peso o su edad: si quería hacer algo puedes estar seguro que lo haría".

 Kay, madre de Fredette, le "bautizó" como "Jimmer" ya que quería que tuviese un sólo nombre, que fuese más fácil de recordar, por lo que James Taft pasó a ser simplemente "Jimmer".

 Jimmer, por su pasión al baloncesto, jugaba con TJ, su hermano, y sus amigos en la parte de detrás de la casa, donde tenían una canasta; "Era increíble", decía Sean (un amigo de TJ): "Era un enano, un auténtico enano, y era más fuerte y tenía más corazón que todos nosotros juntos. Era como si cada balón representase parte de su vida: no dejaba escapar ni uno. Su altura y su edad le obligaron a tener que improvisar nuevos aspectos para poder superar al resto".

 Su padre, Al (mormón desde que cumplió los 18 años y profundamente religioso), fue parte activa importante en la educación deportiva de Jimmer; con tan sólo 8 años, Al metió a Jimmer en una competición de verano.. con adultos!. Su sorpresa fue ver como Jimmer, en el primer partido, y repetimos, con 8 años, anotó 14 puntos en el primer encuentro. Su madre Kay también fue una gran "profesora particular" de Jimmer, ya que montó en el sótano de casa una pequeña canasta, en la que entrenaba con el pequeño Jimmer durante 4 horas al día, tras terminar sus deberes.

 Jimmer, hijo de padre mormón y madre católica, se hizo mormón cuando pudo decidir por decisión propia su fe. La familia de Jimmer al completo es realmente religiosa.

 Cuando Jimmer tuvo que acudir al High School, evidentemente la educación religiosa fue un factor MUY importante, por lo que se decantó por Glens Falls High School:


 Con los Indians de Glens Falls, Jimmer consiguió, en su año senior, un récord de 25 victorias...y tan sólo 2 derrotas.

 Fue nombrado uno de los 50 mejores escoltas del país y recibió hasta 12 ofertas de universidades americanas para disputar allí el periodo universitario. Finalmente se decantaría por la universidad de Brigham Young, en Provo, Utah, debido a que era una universidad realmente religiosa (mormona, como él), y porque su hermana Lindsay era una de las líderes en el coro de la Iglesia.

 Con los Cougars de Brigham Young estaría desde 2007 hasta 2011, llevando el dorsal 32:


 El año freshman de Jimmer en BYU no fue del todo el esperado: jugaría 35 partidos, promediando 19 minutos, y haciendo unos promedios de 7 puntos, 1,7 asistencias y 1 rebote.


 Durante su año sophomore, la mejora de Jimmer se dejaría notar, pasando a, pese a jugar 33 partidos, hacer unos promedios de 16 puntos, 4 asistencias y 1,5 robos.


 El tercer año (su año junior), marcaría un antes y después en su posible futuro en la NBA. Jimmer era ya conocido por todos (incluso jugadores NBA hablaban de él en Twitter), pero algunas de sus actuaciones dieron la vuelta por todo el país y por todo el "mundo basket":

- El 28 de Diciembre de 2009 anotó 49 puntos ante Arizona Wildcats.

- El 11 de Marzo de 2010 anotó 45 puntos ante TCU.

 Tras finalizar esta temporada, Jimmer pudo presentarse al Draft de la NBA, pero todos los "prospects" le apuntaban como posible 25ª- 30ª elección en el Draft, por lo que decidió quedarse un año más en la universidad: "Mis padres siempre me dijeron que, fuese lo que fuese, me dedicase a lo que me dedicase, fuese el mejor; daba igual a lo que me dedicase, pero que lo que hiciese, que lo hiciese con amor, pasión, dedicación y sacrificio. Aquello no era lo mejor que yo podía dar de mí, por lo que sacrifiqué un año, y mejoré". Sin duda, todo un espíritu ganador.

 Su año senior (4º año en BYU), Fredette sería nombrado co- capitán del equipo, junto a sus compañeros Jason Emery y Logan Magnusson.

 Fue nombrado "Jugador del Año 2011" de manera UNÁNIME por Associated Press, Basketball Times, CBSSports.com y Sporting News. Fue también nombrado "Atleta masculino de 2011" por ESPY Awards. Estaba claro que Jimmer era una estrella en ciernes, y que su futuro estaba ligado a la NBA:


 Todos sus compañeros y su entrenador destacaron de Jimmer su gran "work ethic", y el presidente de los EEUU, Barack Obama (gran amante del baloncesto), dijo de él: "Fredette es INCREÍBLE. Es el MEJOR anotador del país". Casi nada:


 A Fredette ahora SÍ que le había llegado su hora, y tras 4 temporadas en la NCAA (algo NADA usual en estos días), decide presentarse al Draft de la NBA.

 El 23 de Junio de 2011, Jimmer es escogido, en la 1ª RONDA, EN LA 10ª ELECCIÓN GLOBAL por Milwaukee Bucks. Pero Jimmer, mediante un traspaso esa misma noche a 3 bandas entre Milwaukee, Charlotte y Sacramento, termina firmando por los míticos Sacramento Kings:


 La llegada de Jimmer a Sacramento desata la llamada "Jimmermania". Su "único" problema era su altura: Jimmer es un base (puede también actuar de escolta, pero es un base), y su altura y peso es de 1,88 metros y 88 kilos. Es un cuerpo realmente compensado, pero es muy bajo, y algunos expertos hablaban que su tiro y la electricidad de su juego podían verse afectados, lógicamente, por este aspecto. Jimmer salió al paso de las posibles críticas rápidamente, diciendo que "siempre he jugado contra tipos más altos que yo. Realmente, es difícil encontrar a tipos más bajos (entre risas), por lo que tranquilos, que mi juego no se verá afectado. Siempre he luchado por lo que he perseguido, y ahora no voy a parar".

 La realidad es que Sacramento era feliz con la llegada de este "niño bueno", y su camiseta fue la más solicitada durante los 2 primeros meses tras su firma con los Kings. Las ventas de los Kings se incrementaron en un 54%:


 En el aspecto deportivo.. Jimmer pagó, en cierta medida, la CAÓTICA situación de su equipo, los Sacramento Kings: el puesto de escolta era realmente solicitado, sobretodo por dos estrellas como Tyreke Evans (jugador franquicia), el tirador Marcus Thorton (quién ha realizado una buena temporada), por lo que el puesto de escolta se veía complicado. En el puesto de base, la explosión del base Isaiah Thomas hizo que también todo se le pusiese "cuesta arriba" a Jimmer: entre estos 3 jugadores, añadiendo al fichaje de Terrence Williams y a John Salmons, prácticamente TODO el talento de Kings (a excepción del pívot DeMarcus Cousins) se concentraba en 2 posiciones (las dos en las que Fredette podía jugar), por lo que vio limitados, y mucho, sus minutos.


 Al final de la temporada regular, la actuación de Jimmer Fredette en su campaña rookie se resumió en 61 partidos jugados; 7,6 puntos, 1,8 asistencias, 1,2 rebotes y 0,5 robos de balón por partido.



 En Enero de 2011, Kelli Anderson, de Sports Illustrated, dijo de Fredette en un artículo que "Jimmer encara a sus rivales de una manera única. Es capaz de irse del mejor de ellos con un control del balón casi único; perfectamente puede irse por la izquierda o por la derecha. Tira a las mil maravillas después de driblar, apoyándose en el pie malo, en suspensión cayéndose hacía atrás, a tabla... Realmente tiene infinidad de recursos".

 Los comentarios acerca de Jimmer no cesaron, e incluso el GENIAL Kevin Durant dijo de él a través de Twitter: "Jimmer Fredette es el MEJOR ANOTADOR del mundo!":


 Steve Nash, base de Phoenix Suns y recientemente fichado por L. A. Lakers, también dijo de Fredette: "Fredette?. No falla. Tío, ese chico es increíble. Un diamante en bruto".

 Jared Sullinger, de Ohio State University, dijo de Fredette que "Jimmer se va a salir".

 Jay Wright, entrenador de Villanova, dijo que "Jimmer es perfectamente comparable con Pete Maravich por su agresividad".

 Jim Boyles, entrenador de Utah, dijo: "Es un chico seguro y muy disciplinado. Esas son sus armas principales, y son las más importantes. Normalmente, esto cuesta explicárselo a un chico entre 2 y 3 años, y él ya ha nacido con ello. Realmente no ves a muchos muchachos así".

 Sean Miller, entrenador de Arizona Wildcats, dijo, tras Fredette anotarles aquellos mencionados 49 puntos, que "ese chico es increíble; es fiero, agresivo y competitivo, pero siempre elegante. Pararle es casi imposible".

 Con todos estos comentarios, y viniendo de personalidades completamente dispares, pocas dudas quedan acerca del GRANDÍSIMO jugador que es Jimmer Fredette.

 Fredette ha dicho en más de una ocasión que su hermano TJ es su mayor fan y su mayor inspiración y apoyo. "Sin él, no sería ni la mitad de lo que soy. Por supuesto que toda mi familia ha hecho de mí el tipo de persona que soy ahora, pero él es quién me hace ser mejor":


 Marcus Morris, jugador de Kansas University, dijo en una entrevista a la revista Sports Illustrated: "No hay nadie como él en el work ethic. Realmente, tiene el corazón de un guerrero; vive el juego. Su físico no le importa en absoluto; tira desde cualquier sitio y anota sin problemas, hagas lo que hagas. O estás pendiente de él y te olvidas de todo lo demás...o date por muerto. En un David Vs. Goliat... él sería David y Goliat a la vez".

 El 26 de Agosto de 2011 y sin tan ni siquiera haber debutado en la NBA, Jimmer anunció su boba con Whitney Wonnacott, su novia de toda la vida. Whitney se encontraba en ese momento en su último año de universidad de Brigham Young (la misma universidad de Jimmer), y estaba en el equipo de animadoras.


 La relación de Jimmer y de Whitney nunca fue fácil. Jimmer es profundamente religioso, y la universidad de Brigham Young tiene un ESTRICTO código acerca de las relaciones sexuales (este código le hizo perderse una beca a su compañero de equipo Brandon Davies).

 Finalmente, Jimmer y Whitney se casaron el 1 de Junio de 2012 en Denver:


 Jimmer Fredette: sin duda, un jugador increíble que, pese a no haber tenido un buen año de debut en la NBA, apunta a gran jugador. Se trata de un jugador con la cabeza perfectamente amueblada y que cuenta con tan sólo 23 años, por lo que parece que un gran futuro está aún por llegar. Además, su buena prensa hacen de él un jugador digno a seguir.

 Veremos si el francotirador de Brigham Young "explota" esta campaña que viene. Mientras tanto, aquí os dejamos un vídeo con algunas de sus mejores actuaciones. Espero que lo disfrutéis:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada