miércoles, 20 de junio de 2012

Kevin Durant. El ciclón que se avecina



 Un verdadero fenómeno. Es la mejor manera de definir a Kevin Durant. Pese a ser tan joven (tan sólo 23 años), NADIE puede obviar el hecho que Durant es uno de los mejores de la NBA, y sin duda, junto con otra estrella, LeBron James, la GRAN FIGURA de la NBA.

 Kevin Durant es un jugador simplemente "letal", y sus actuaciones sólo pueden ser definidas como espectáculos, por cualquiera que esté viendo su partido; es un jugador capaz de anotar, rebotear, penetrar, pasar el balón, es un líder... con 23 años Durant ya es una estrella de la NBA, hasta el punto de, con todos lo respetos debidos, "desplazar" a Kobe Bryant (también es cierto, debido a su edad), de ese "gran duelo" por ver quién es el mejor.

 Kevin Wayne Durant; este es el nombre completo de la estrella de los emergentes Oklahoma City Thunder. Kevin nació un 29 de Septiembre de 1988 en Seat Pleasant, Maryland, a las afuera de la "capital de la nación". La infancia de Kevin no fue fácil, ya que su padre, Wayne Pratt, abandonó a la familia cuando KD tenía tan sólo 8 meses.

 Kevin fue criado, junto a su hermano mayor, Tony, por su madre, Wanda Pratt, el "cerebro de su vida", como él la define, y por su abuela, Barbara Davis. Más tarde, cuando Kevin tendría ya 13 años, su padre, Wayne, volverá a casa, y desde entonces viven todos juntos de nuevo.

 La relación de KD con el baloncesto comenzará desde muy pequeño, ya que él y su hermano Tony eran "unos niños hiperactivos y fanáticos de cualquier deporte", como dice Wanda, su madre, y con 10 años, Kevin ingresa en el colegio para jugar con los Prince George Jaguars de Maryland, con quienes conseguirá dos títulos nacionales, siendo el 1º de ellos a los 11 años:


 Allí, en PG Jaguars, cabe destacar que KD fue compañero de equipo de quién hoy es su GRAN amigo en la NBA: el terrible Michael Beasley (quién años más tarde acudirá a la universidad de Kansas State). Beasley también es hijo de madre soltera, y ella, en múltiples ocasiones, recogía a su hijo y al joven Kevin para llevarle a casa, además de desayunar juntos prácticamente todas la mañanas; "su madre es mi madre y mi madre es la suya", dijo Durant en una entrevista hablando de este tema.


 Tras 2 campeonatos con los Jaguars, Kevin Durant crecerá y acudirá a la prestigiosa Oak Hill Academy ("cuna" de tantos jugadores NBA), donde ganaría el campeonato de 2005:


 El talento de Kevin comenzó a "hacerse notar", y de Oak Hill fue rápidamente transferido a Montrose Christian School, en la temporada 2005/ 2006, que se encontraba en Rockville, Maryland, y bajo la petición expresa de Stu Vetter, director deportivo.

 Allí, en Rockville, Kevin desplegó un baloncesto exquisito y muy pocas veces visto con anterioridad, hasta el punto de convertirse en jugador masculino del año por el Washington Post. El baloncesto de Kevin era EXQUISITO, y nadie dudaba que estaba viendo a una futura estrella de la NBA.

 Tras graduarse al finalizar la secundaria, en 2006, Kevin Durant era considerado como el mejor jugador del país junto con otro chico que estaría disputándole el premio hasta el final: Greg Oden.




 A Kevin le llegó, poco a poco, la hora de ir a la universidad, y se decantaría por Texas, donde permanecerá tan sólo 1 año.

 Durante ese año con los Texas Longhorns, Kevin demostró que no era flor de un día, y durante la temporada promediaría unos abusivos 26 puntos por partido, acompañados de 11 rebotes. Sus partidos con Texas eran un espectáculo, y en Marzo de 2007 será nombrado "Jugador del Año" en la División I, recibiendo el prestigioso Oscar Robertson Trophy y Adolph F. Rupp Trophy; Kevin Durant se convertía así en el primer "freshman" (jugador universitario de 1º año) en lograr semejante honor. El Trofeo Adolph F. Rupp (para quienes no lo sepan), es un trofeo de gran valor en la universidad que se le entrega al MEJOR JUGADOR DE LA DIVISIÓN I, y es entregado por la Commonwealth Athletic Club de Kentucky, en honor a su entrenador Adolph F. Rupp.

 Los éxitos en la corta carrera de Durant seguirían sucediéndose, y en Marzo de 2007 (de nuevo), será proclamado "Jugador Universitario del Año", siendo el 1º "freshman" y jugador de Texas Longhorns a la vez en conseguir semejante mención desde 1961.


 Cabe destacar que un mes antes de recibir todos estos trofeos, menciones y demás condecoraciones, KD fue invitado a entrenar con la selección de los EEUU, el USA Team, convirtiéndose así en el 2º freshman en conseguir tal invitación, tras, de nuevo, Greg Oden (de Ohio State).

 Pero KD no quiso esperar más, y se presentó al Draft de la NBA tras su primer año en Texas. El 28 de Junio de 2007, Kevin es seleccionado en la Draft de la NBA por los ya desaparecidos (y actuales Oklahoma City Thunder) Seattle Supersonics, en la 1ª RONDA, EN LA 2ª ELECCIÓN GLOBAL. Otro equipo, Portland Trail Blazers, había escogido en la 1ª elección global a Greg Oden, dado su potencial mostrado con Ohio State.


 El futuro obligaría a Portland a tirarse de los pelos años después, toda vez que Greg Oden, su 1ª elección, sería cortado por el equipo tras su extenso historial de lesiones sin apenas jugar con los Blazers, mientras que Durant se ha posicionado como superestrella de la Gran Liga. En la foto inferior, Durant y Oden en su presentación en la NBA:


 La 1ª temporada con los desaparecidos Sonics no sería un problema para Durant, que demostrando su calidad se hace con facilidad con el ROY ("Rookie of the Year"), por delante de otros jugadores como por ejemplo Al Horford, pívot de Atlanta Hawks.

 En su 1ª temporada en la NBA promediaría 20 puntos y 4 rebotes noche tras noche. Aún es recordado su debut, en la derrota ante Denver Nuggets (donde anotó "sólo" 18 puntos), pero más recordado aún será, semanas más tarde, su "1º gran clutch shot", con un triple impresionante y tras 2 prórrogas, en la victoria ante Atlanta Hawks; aún tengo en la cabeza al comentarista (creo recordar que era Mike Breen, aunque NO estoy seguro), gritando tras aquel triple: "This is why Kevin is here!. KD for the rescue!"


 Pero Kevin sorprendía a propios y extraños noche tras noche, y en Febrero de 2008, en su partido All- Star entre rookies y sophomores (Kevin lógicamente acudía como rookie), anota 23 puntos y captura 8 rebotes.

 En la temporada 2008/ 2009 (la 2ª de Kevin en la NBA), Seattle Supersonics desaparece, y la franquicia se moverá a Oklahoma City, pasando a ser Oklahoma City Thunder. Con los nuevos Thunder, Kevin pareció estabilizarse (aún más si cabía), como gran figura en la NBA, mejorando sus números y llevándolos hasta los 25 puntos por partido, acompañados de 6,5 rebotes, mostrando una mejoría abismal en su juego, mucho más rápido y agresivo a la vez.

 Kevin volverá a disputar al partido All- Star de ese año entre rookies y sophomores (esta vez como sophomore), y romperá todos los moldes, anotando esta vez 46 increíbles puntos que le valdrían para proclamarse MVP del partido. Pocas dudas quedaban ya acerca del nivel que Durant estaba alcanzando:


 Su 3º temporada en la NBA, la temporada 2009/ 2010, será la que le "catapulte" directamente a la cima de jugadores top de la NBA. En ella, Kevin da un salto de calidad impresionante, pasando a promediar, de "sus" antiguos" 25 puntos de la temporada anterior, a 30,1 puntos por partido, acompañados de 7,5 rebotes. Durant haría durante esta temporada grandes progresos en su manejo de balón (uno de sus pequeños problemas en la NBA), y mejorará su defensa de una manera sobresaliente, mostrándose como un jugador mucho más fiero.

 Tras esta gran temporada, Kevin se establece, junto con el sensacional Kobe Bryant y el "todoterreno" LeBron James, como jugador estrella de la NBA, y terminará 2º en la votación del MVP, tras LeBron James. Jugadores como el propio LeBron ha manifestado en un sinfín de ocasiones su devoción por Kevin Durant, llegando a decir de él que "es increíble; es el jugador contra el que más me cuesta jugar. Kev' es una estrella, y no se puede parar a Durant; sólo puedes tratar de ponérselo lo más difícil posible. El chico no tiene techo":


 La temporada 2011/ 2012, recién finalizada, ha servido para que Durant, como hemos dicho antes, haya "desplazado" a Kobe (debido a su edad, en parte), junto a jugadores como Carmelo Anthony e incluso el genial Dwayne Wade, a un "2º plano" en su lucha por ser el mejor de la NBA, limitando la lucha a él y LeBron James. Además de todo esto, le ha valido para jugar su 2º partido All- Star y proclamarse, de paso, MVP del mismo, tras anotar 36 puntos y quedarse a sólo 6 de la histórica cifra conseguida por Wilt Chamberlain (casi nada). La prensa americana tituló su actuación como: "Kevin Durant le arrebató el galardón a LeBron James como mejor actor con un partidazo en el que finalizó con 36 puntos".


 Kevin Durant, sin embargo, es una estrella "atípica", y está lleno de particularidades poco propias de una superestrella. Comparte (junto con otros muchos jugadores de la NBA, entre los que se destaca al GENIAL Ray Allen, y al también veterano Kenyon Martin, de Clippers), el "ritual" (por así llamarlo), de ir a buscar a su madre y besarla antes y tras cada partido que juega, siendo ella, además, su particular animadora; Kevin siempre busca a Wanda, su madre, tras cada partido, buscando su alegría y siempre la besa antes de cada encuentro:


 Por otro lado, Kevin y su mejor amiga (sí, nos referimos a su famosa mochila), rara vez se separan. Como ya comentamos en otro artículo dedicado expresamente a este tema, Kevin suele acudir a las ruedas de prensa acompañado de su inseparable mochila (la cual Nike llegó a comercializar, haciendo grandes números, dicho sea de paso), provocando, en más de una ocasión, la risa de compañeros como Russell Westbrook, James Harden ó, por increíble que parezca, del "malhumorado" Kendrick Perkins. Él dijo que en ella lleva todo lo que necesita "en caso de emergencia", como cargadores de móvil, tres teléfonos móviles, una Biblia, un ordenador... vamos, que KD no sólo se prepara ser una estrella dentro de la pista, sino también por si sucede una desgracia mayor:


 Otra de las grandes "manías" de Durant viene antes de cada partido. Antes de cada partido, Kevin se va a rezar durante dos minutos, y ha llegado a asegurar en público que su pasaje más leído es Filipenses 4:13: "Todo lo puedo en Cristo, quién me fortalece...". Esta curiosidad va unida en cierta manera con sus tatuajes. En un principio, en su llegada a la NBA, muchos eran los que decían que se trataba de un chico, tranquilo, sin tatuajes, sin manías extrañas... hasta que se los vimos. Kevin lleva todo su pecho y espalda tatuados, pero ninguno en sitios visibles. No sabemos muy bien por qué, pero está claro que su cuerpo tiene todo tipo de mensajes bíblicos y demás dedicatorias:


 Otro de los sellos de Kevin es su particular número 35. Durante su etapa escolar pudimos verle con el dorsal 32 en Prince George, con el 3 en Montrose, o con el 33 en Oak Hill, pero desde su llegada a Texas, algo cambió. Su antiguo entrenador en el High School, Charles "Big Chucky" Craig, que además hizo de "2º padre" de Kevin durante la ausencia de Wayne, fue tiroteado en la calle y por la espalda, por confusión, en una pelea, y falleció a la edad de 35 años. "Big Chucky", como era conocido en el barrio, había sido un mentor para Kevin: "era el típico entrenador de barrio que ponía dinero de su bolsillo para comprarnos equipaciones", decía Kevin emocionado; "incluso cuando perdíamos nos íbamos a casa contentos porque Chuck nos animaba", decía Kev'. Desde su fallecimiento, como decimos, a la edad de 35 años, Kevin lleva siempre consigo el dorsal 35 en honor a él.

 Kevin Durant, por otro lado, parece empeñado en mostrarnos su lado "más cómico", sobre todo cuando se trata de vestir. Conocemos ya la tendencia de los jugadores NBA por vestir de forma extravagante (después de que Stern decretase el "código de vestimenta"), pero lo de Kevin ya va más allá. Junto con Westbrook y ya conocidas "gafas sin lentes", compite por ser uno de los jugadores más curiosos en cuanto a vestimenta se refiere. Sus ruedas de prensa son todo un espectáculo en cuanto a la ropa, e incluso cuando James Harden, su compañero, recibió el trofeo a 6º hombre del año, no dudó en aparecer en la sala con un "look" tipo: "pasaba por aquí y entré a ver qué sucedía...":




 Pero no nos dejemos tampoco engañar su su "aparentemente" débil físico. Pese a sus 2,06 metros de altura y tan sólo 96 kilos de peso, Kevin Durant es una verdadera bestia de la NBA: es realmente LETAL atacando (lo demuestra en cada jugada, con múltiples recursos), y es un excelente tirador desde todos los ángulos del parqué. Quizás uno de sus puntos débiles (o menos fuertes), es el manejo de balón, algo precipitado en ciertas ocasiones, aunque es algo que desde su debut en la NBA ha mejorado de manera notable. 

 Kevin es, como decimos, físicamente, una verdadera BESTIA; con su altura, 2,06 metros, es capaz de jugar tanto de alero como de escolta, y su envergadura total es de 2,29 metros, dados sus largos brazos, lo que, como dijeron LeBron James y Carmelo Anthony en más de una ocasión, "le hace indefendible". "Es muy alto, y con los brazos extendidos parece el Muro de Berlín!", dijo LeBron James tras el 2º partido de las Finales, jugado hace tan sólo 2 días.

 Con 23 años, Kevin Durant ya se ha hecho un nombre en la NBA, y sólo se escribe con mayúsculas. La colección de títulos y trofeos de KD es realmente extensa, pese a contar sólo con 23 años:

- Trofeo Oscar Robertson.
- Trofeo Adolph F. Rupp.
- Trofeo John Wooden (mítico entrenador de la universidad de UCLA), en 2007.
- Rookie of the Year, en 2008.
- MVP partido "Rookies Vs. Sophomores", en 2009.
- 3 veces en el mejor quinteto NBA.
- 3 veces máximo anotador de la NBA.
- 3 veces All- Star.
- 1 medalla de oro olímpica, en el Mundial de Turquía, en 2010.
- 1 MVP en el Mundial de Turquía, en 2010.
- 1 MVP All- Star.

 Con todo esto, no dudamos que Durant puede ser (y seguramente será), la próxima gran estrella de la NBA). Actualmente compite con LeBron James, ya en solitario, por ser el mejor sobre los mejores (aunque la experiencia y los títulos de LeBron le dan un plus de confianza). Actualmente ambos se están enfrentando en las Finales de la NBA, finales que la prensa americana no duda en calificar de duelo histórico de jugadores, refiriéndose a KD y a "Bron". Lo que está claro es que quién se lleve el ansiado anillo se convertirá en el nuevo "jefe" de la Gran Liga.

 Kevin Durant. El alumno aventajado.





2 comentarios: