jueves, 14 de junio de 2012

Dwight Howard: llegado de Krypton?




 Uno de esos jugadores "que meten miedo", llegó a decir de él Glen Davis, por aquella en Boston Celtics, y actualmente compañero suyo en los Orlando Magic. Ese es Dwight Howard, también conocido como Superman.

 Dwight Howard está considerado el mejor pívot de la NBA en la actualidad sin ningún tipo de discusión, sobre todo debido a sus prácticamente inigualables facultades físicas; su físico, hercúleo, es su arma más poderosa ante sus rivales, a los cuales prácticamente desplaza metros con tan sólo "leves" (depende por donde lo miremos) cargas. "Es imposible moverle del sitio", decía de él Brook Lopez, pívot de New Jersey/ Brooklyn Nets; "da igual lo que le empujes o lo que intentes desplazarle; es igual que chocar contra un muro". Carlos Boozer, ala- pívot de Chicago Bulls, y compañero suyo en la selección norteamericana en los anteriores JJOO, dijo de él que "es el jugador más impresionante desde el punto de vista físico que he visto jamás; chocas contra él y no nota los impactos. No puedes pararlo por lo legal", decía "C- Buzz".

 La tremenda facilidad de Howard para "deshacerse" de sus rivales queda plasmada en cada jugada del partido, cuando los Magic deciden ponerse "duros" y darle los balones a su estrella; pese a su "algo limitada" técnica y rapidez de movimientos, su fuerza le convierte en un "tanque" prácticamente imposible de parar.

 Dwight Howard; nacido en Atlanta, Georgia, un 8 de Diciembre de 1985, es hijo de Dwight Howard Sr., un policía estatal de Georgia, y Sheryl Howard, una maestra de instituto.

 La infancia de Dwight siempre estuvo dirigida a una buena educación, como su madre siempre dijo: "para nosotros, sus padres, era importante que Dwight fuese un hombre de bien. No queríamos dinero, no queríamos lujos... sólo queríamos que nuestro hijo fuese una buena persona, un hombre capaz de dirigir a sus propia familia y un hombre honrado", decía Sheryl.

 Dwight, desde pequeño, siempre tuvo algunos "problemas" con su físico. En el colegio, ya desde pequeño, el resto de niños se reían de él por sus grandes dientes y por su cuerpo, ya que era muy alto y delgado (quién lo diría ahora), y él mismo cuenta lo que un día le dijo a su padre al llegar a casa: "un día llegué llorando a casa porque unos chicos me habían pegado, y mi padre se puso como loco; quiso salir a por aquellos chicos, y sentí vergüenza. Me prometí a mí mismo y a mí madre que eso jamás volvería a suceder, que me convertiría en el hombre más fuerte del mundo: Superman". Y así fue. Dwight empezó a hacer mucho deporte, y su cuerpo empezó a "agradecérselo", hasta el punto en el cual hoy nos encontramos (2,11 metros de altura y 121 kilos de peso, por supuesto, perfectamente LIMPIOS y esculpidos):


 Sus padres (y él mismo), han reconocido que Dwight siempre fue "realmente" cabezota; su madre cuenta que, desde pequeño, "Dwight escribe todas sus metas en pequeñas notas que pega en el cabezal de su cama, para tenerlas en cuenta para el día siguiente". El propio Dwight reconoció el año pasado que esta es una tradición que "aún continua. Me gusta tener controladas mis virtudes, pero también mis defectos. Soy humano, y probablemente tenga más defectos que nadie", decía Dwight a un periodista, "por lo que quiero tener esos defectos muy presentes para poder mejorarlos día a día", explicaba.

 Dwight comenzó a jugar al baloncesto en el instituto, donde jugará para Southwest Atlanta Christian Academy, un instituto con gran tradición religiosa (toda la familia de Dwight lo es), y que ofrecería, su vez, un gran programa de baloncesto para la gran estrella que estaba por venir.

 Jugando para Southwest, Dwight se convertirá en el verdadero "terror" de la liga, ya que todos hablaban de un chico con unas cualidades realmente "únicas"; entrenadores de otros institutos cuentan que se acercaban al instituto de Dwight sólo para ver si lo que contaban de él era cierto. "Nos decían que había un chico capaz de tirar abajo paredes", contaba uno de los entrenadores, "y queríamos saber si aquello era cierto". Y vaya si lo era: en el año 2004, Dwight Howard es galardonado con el Naismith Prep Player of the Year, trofeo que se entrega al mejor jugador de todo el país.


 Durante su etapa escolar, Dwight no decepcionará a aquellos que lo "pronosticaban" como futuro número 1 del Draft, y promediará unos fantásticos 17 puntos, 13,4 rebotes y 6,2 tapones en tan sólo 129 partidos, convirtiéndole en una verdadera "joya".

 Tras recibir el trofeo Naismith, Dwight decide dar el "gran paso", presentándose al Draft de la NBA sin tan ni siquiera ir a la universidad, su gran "tarea pendiente", como él mismo dijo.

 El listón en el Draft estaba muy alto, ya que el año anterior, jugadores como LeBron JamesDwayne WadeChris Bosh ó Carmelo Anthony habían salido elegidos, considerándose aquel Draft como uno de los mejores de todos los tiempos, por lo que existía una gran presión. Orlando  Magic, que escogía en la 1ª posición, NO duda, y escoge a Dwight Howard en la 1ª RONDA, EN LA 1ª ELECCIÓN GLOBAL del Draft de la NBA del año 2004:


 Un joven Dwight (como se ve en la foto), es elegido en 1ª ronda, y dado su antecesor en los Magic (Shaquille O'Neal), las comparaciones comienzan a "dispararse", no sabiendo nadie (o prácticamente nadie), si decidirse entre el joven Dwight ó el pasado Shaq. Un joven Dwight, que incluso llevaba ortodoncia (como vemos en la foto), promete convertirse en una estrella: "en la vida, he conseguido con trabajo, sacrificio y compromiso, todo aquello que me he propuesto; y ahora me he propuesto ser el mejor. Lo seré, y gracias a Orlando por darme esta oportunidad", dijo en la rueda de prensa post- Draft un joven Dwight Howard.

 Su 1º año en la NBA no decepcionó a nadie, ya que consiguió promediar un doble- doble durante toda la temporada (algo que SÓLO 8 jugadores en la NBA han conseguido en la historia), y se convirtió en el 1º jugador rookie en jugar los 82 partidos de la temporada regular en la NBA como titular.


 Durante su temporada rookie, Dwight se mostró como un jugador realmente fuerte, dando una sensación de superioridad "excesiva" respecto a sus rivales; jugadores como Chris Kaman, que había llegado a la NBA el año anterior, dijo de él que "nunca había visto algo así; Dwight había llegado a la NBA hacía días y su osadía era superior a la de muchos jugadores de 5º ó 6º año; su fuerza le hacía ser un jugador seguro, y cuando jugué contra él recuerdo que impacté contra su hombro en una jugada y me quedé completamente desorientado", decía el jugador de New Orleans Hornets en la actualidad (por aquel entonces en Clippers).

 En su 2ª temporada como jugador "Magic", Dwight siguió progresando, y sus números pasaron a ser 16 puntos y 12,5 rebotes por partido, convirtiéndole en un jugador realmente temible.

 Uno de los grandes momentos en la carrera de "Superman", llegaría en el 2007, con tan sólo 3 años en la NBA: el 16 de Noviembre de 2007, en un partido entre Orlando Magic New Jersey Nets, Howard se convierte en el jugador más joven en la historia de la NBA en capturar 3000 rebotes, superando de esta manera a su "antecesor": Shaquille O'Neal. Ya no quedaban dudas acerca de la explosividad de Howard, que en ese año, el 2007, consigue su 1ª nominación al All- Star.

 Sin duda, la principal característica de Dwight es su imponente físico, como ya hemos comentado anteriormente. En uno de los entrenamientos con los Magic, en la pruebas de salto, Dwight demostró sus imponentes cualidades, elevándose del suelo a 1,05 metros, según los medidores. Joe Rogowski, entrenador en la parcela de fuerza de los Magic, dejo que "jamás en mi vida he visto algo así. Dwight es capaz de elevarse, en estático, a más de 1 metro del suelo, algo que incluso la mayoría de saltadores profesionales no son capaces de conseguir. Es simplemente increíble; Dwight, literalmente, es capaz de besar el aro":


 En el año 2008, Dwight fue "bautizado" por toda la NBA como Superman, tras su actuación en el concurso de mates del All- Star Weekend de ese año, tras ganarlo... vestido de Superman!. Todos recordamos aquel concurso, y aquella excentricidad de Dwight, poniéndose una capa y una camiseta de Superman para su actuación; no dejó indiferente a nadie y Dwight se alzó con el título:


 Esa misma temporada, Dwight realizó una actuación que pasará a su recuerdo particular, cuando, el 12 de Noviembre, puso la cifra de 10 tapones contra los Oklahoma City Thunder, que actualmente son su cifra récord.

 Precisamente la defensa es otro de los puntos "más fuertes" de Dwight Howard: durante 3 años seguidos (2009, 2010 y 2011), "Superman" ha conseguido el prestigioso premio al "Mejor Defensa del Año", convirtiéndose en la referencia de la NBA en este aspecto. Su gran físico y su fuerza hacen que para los rivales sea prácticamente imposible imponerse en la pintura:


 Dwight es uno de los poquísimos jugadores de la historia de la NBA en, hasta el momento, haber promediado SIEMPRE un doble- doble en cada temporada regular y en todos los Playoffs que su equipo, los Orlando Magic, han jugado hasta el momento.


 Pero Dwight tiene otras "particularidades"; todos conocemos el lado más "gracioso" de Dwight, siempre gastando bromas, haciendo chistes, mostrándose ante la prensa y los fans como un "niño grande" (como Stan Van Gundy ha llegado a decir), lo que le ha hecho ganarse esa fama de "chico simpático" en la NBA; él mismo asegura, dando muestras de su aparente niñez, que sus películas favoritas son "Buscando a Nemo""El Rey León"; "son geniales; las mejores películas que jamás se han hecho", aseguraba Dwight.

 Dwight Howard tiene un hijo, fruto de una relación con Royce Lyndsay Reed, su antigua novia. Se llama Braylon y actualmente tiene 2 años. Dwight, en múltiples ocasiones, ha dicho que "es el motor de mí vida; él y mí madre son las dos principales razones por las cuales me levanto feliz cada día. Podría faltarme cualquier cosa en el mundo, pero sentir que les tengo a ellos dos me convierte en la persona más afortunada del planeta. Hay dos cosas que quiero ser en la vida: un buen hijo y un buen padre", decía un orgulloso "Superman":


Aún así, la relación de Dwight con Royce no terminó del todo bien, ya que ella intentó demandarle un par de veces, pero un inteligente Dwight llegó a firmar un contrato cuando nació Braylon a través del cual sería él quién podría demandarla a ella si a ésta se le ocurría hablar mal en algún momento del padre de su hijo. Maniobra inteligente de Howard, sobre todo teniendo en cuenta los tiempos que corren para los jugadores NBA:


 Con la selección norteamericana, Dwight ha conseguido 2 medallas de oro: una en el Campeonato FIBA de las Américas, en el año 2007, y otra en los JJOO de Pekín, en 2008, en aquella increíble final ante España. También ha conseguido una medalla de bronce, en el Mundial de Japón, en el año 2006.


 Hay una cosa que está clara, y es que Dwight nos puede gustar o no (sobre todo, debido a su "limitado" juego, basado en el físico y en la intimidación), pero lo que NO podemos ni debemos obviar es que hablamos de un tremendo pívot que cumple PERFECTAMENTE con su objetivo: anotar, rebotear, taponar, imponer con su presencia y ser un líder. Su único "pero" es el que tienen todos los equipos cuyo líder es un jugador interior: que limitan TODO su juego a su presencia, por lo que cuando juegas ante rivales inteligentes y "completos", tienes un problema: es el caso de cuando, por ejemplo, los Magic se enfrentaron a los Lakers, ya que Pau Gasol, un jugador más débil pero a la vez más "inteligente", fue capaz de "secar" a Dwight con la ayuda de Andrew Bynum, permitiendo que otros jugadores exteriores puedan hacer su juego libremente.

 Desde el 2004 que "Superman" aterrizó en la NBA, ha coleccionado un sinfín de títulos, entre los que se incluyen:

- 2 medallas de oro con la selección norteamericana.
- 1 medalla de bronce con la selección norteamericana.
- 3 veces "Mejor Defensa del Año", en los años 2009, 2010 y 2011.
- 6 veces jugador All- Star (desde el año 2007 al presente).
- Jugador más joven en coger 3000 rebotes en la historia de la NBA, con 21 años y 343 días.
- Jugador más joven de la historia de la NBA en hacer 20 puntos y 20 rebotes en un partido en la NBA.
- Jugador más joven en promediar al menos 10 rebotes por temporada.
- Jugador más joven en promediar un doble- doble por temporada.
- Jugador más joven en capturar 20 rebotes en un partido.

 Lo que está claro es que Dwight ha roto TODOS los récords de precocidad hasta el momento, ya que, entre otras cosas, llegó a la NBA con tan sólo 19 años.


 Recientemente, los problemas se han ido "acomodando" en la vida de Dwight, ya que recientemente ha sido operado de la hernia que tenía en su espalda y que le tuvo apartado durante el último tramo de la liga regular, cuyo detonante estuvo en un fuerte golpe que el pivot de Dallas MavericksBrendan Haywood, le propinó en la espalda, y que le mantendrá todo el verano apartado de las pistas, perdiéndose de esta manera sus ansiados JJOO de Londres, en los que Dwight tenía "particular" ilusión: "era mi ilusión", decía Dwight; "quedarme sin ellos es muy duro, pero le deseo lo mejor a mí país, y ya les he dicho a los chicos que quiero una medalla de oro en ellos como regalo".

 Otro de los grandes "calvarios" de "Superman" será su futuro: toda la temporada pasada se estuvo rumoreando con su salida de Orlando, con LakersCeltics, y sobretodo New Jersey Nets (ahora Brooklyn Nets), como posibles destinos. Dwight ha dicho que su mayor deseo es jugar junto a Rajon Rondo, base de los Celtics, dadas sus características de juego, aunque también ha llegado a decirle a sus más íntimos que la opción de Brooklyn Nets, dado su ahora gran mercado y su "lanzamiento" como franquicia, es realmente "apetecible". Lo que sí parece descartado (al menos por el momento), es el "aterrizaje" de Superman en Los Ángeles; él ya a dicho que no querría irse a la Costa Oeste y ha sido el primero en criticar a Shaq cuando éste decidió abandonar Orlando rumbo a L. A., por lo que ahora parece algo "improbable" que él repita maniobra. Además, nadie se arriesgará (al igual que pasó con Carmelo Anthony), a fichar a un jugador de tal magnitud si no es con garantías de que se vaya a quedar por, al menos, una larga temporada.

 Lo que está claro es que Orlando Magic tiene muy difícil retener a su estrella, ahora que termina contrato de nuevo, debido a los múltiples problemas que últimamente ha tenido con la franquicia de Florida y a sus "particulares" problemas con Stan Van Gundy, su entrenador. Se ha llegado a decir, incluso, que Howard se ha negado a entrenar varios días por su presencia y que lanzó un ultimátum a Otis Smith (antiguo GM de Magic): "o él o yo", llegó a decirle Superman. Veremos que nos depara el futuro, pero el destino de Dwight parece lejos de Orlando.







 Dwight Howard: Superman llegado de Krypton.

 Este es un vídeo para que nos "deleitemos" con la fuerza de Dwight Howard, pivot de Orlando Magic (por el momento):





2 comentarios:

  1. Mi gran duda...llegará A.Davis a la altura de esta bestia de la naturaleza???

    ResponderEliminar
  2. Es una BUENÍSIMA pregunta!!. Ayer por la noche estuve vídeos de ambos, y la verdad que compartes facultades... físicas. La potencia de salto de Davis es brutal, y ahí comparte con Howard. Su capacidad de intimidación también es alta, y ahí también coincide.. Howard le "destroza" (de momento, ya sabes como van los training camps allí), en el físico, pero todo se puede ver... y en los movimientos. Howard, por lento o infradotado que parezca, se va manejando cada vez mejor en la pintura, y Davis, en lo que le he visto, es un "saltador", mezcla de Ibaka y Howard, pero en versión prematura, lógicamente. Esperemos que no decepcione, no? ;)

    ResponderEliminar