martes, 8 de mayo de 2012

A- Train: el renacer de un guerrero



 Andrew Bynum; también conocido como "A- Train". Bynum ha sido esta campaña una de las grandes sensaciones de la NBA: exceptuando los partidos por sanción que tuvo que cumplir al principio de la misma, sorprendentemente... no se lesionó ni una sola vez (hubo un partido que tuvo que abandonar por un golpe en el tobillo, pero estaría disponible para el siguiente).

 Pero la relación de Bynum con las lesiones ya viene de lejos. Bynum, nacido en Plainsboro, New Jersey, acudió a 3 institutos para jugar durante su etapa High School:

- West Windsor- Plainsboro HS, en Plainsboro (NJ):



- Solebury HS, en Pennsylvania.

- St. Joseph, en Metuchin (NJ):


 En ellos, Bynum desarrolló un potencial increíble, y unos números que realmente quitaban el sueño a cualquier entrenador. Numerosos equipos NBA acudirían sobre todo al instituto de St. Joseph (su último instituto), para ver al jovencísimo Bynum "hacer de las suyas". Pero el gran problema de Bynum eran, sin duda, sus rodillas. Bynum, ya desde sus inicios en West Windsor- Plainsboro, había "negociado" continuamente con lesiones en ambas rodillas, y aunque no parecían realmente graves, siempre era algo que inquietó a ojeadores y entrenadores NBA; estaba claro que el talento de Bynum no era normal, pero no estaba claro cuanto tiempo aguantarían sus frágiles rodillas, acompañadas de su "falta de fortaleza mental", como llegó a definirla su ex- entrenador, el gran Phil Jackson, en más de una ocasión: "tenemos que hacer que el chico se lo crea; que se crea capaz de estar aquí y competir contra los mejores. Tiene un potencial fuera de lo común, pero necesita más seguridad en sí mismo".

 En cualquier caso, Bynum será de ese grupo de jugadores que llegarán a la NBA directamente desde el instituto; él, en un principio, tenía pensado ir a la universidad de Conneticut, para estudiar económicas, pero finalmente se presentará al Draft de la NBA en el año 2005.

 En ese Draft, L. A. Lakers, enamorado del joven jugador, se hace con sus derechos, siendo escogido en la 10º POSICIÓN DE LA 1ª RONDA. Con esta elección, Andrew Bynum se convertiría en el jugador más joven de la historia de la NBA, con tan sólo 17 años y 8 meses, superando a Jermaine O'Neal en años anteriores:


 Pero no todo sería un "chollo" para los Lakers, convencidos que habían cambiado la historia de la NBA con el fichaje del esperanzador Bynum: las lesiones "volverían" a hacerle compañía, convirtiéndose en compañeras de viaje del joven Bynum durante, pese a su edad (25 años), larga trayectoria en la NBA. Durante sus ya 7 temporadas en la NBA, Bynum se ha perdido algo más de 160 partidos debido a sus múltiples lesiones en ambas rodillas:


 Pese a todo esto, tenemos que decir, por otro lado, que el rendimiento de Bynum como jugador ha sido siempre bueno si no tenemos en cuenta sus lesiones, haciendo de él uno de LOS MEJORES PIVOTS DE LA NBA, con un talento y una calidad realmente asombrosa. Es increíble la facilidad de Bynum para "destrozar" a cualquier rival si se encuentra en buen estado físico (y mental) y su rapidez de movimientos, pese a su envergadura.


 La temporada 2005/ 2006 marcará el inicio de Bynum en la NBA. Durante ella, Bynum sólo disputará un total de 46 partidos (el resto se los pasará lesionado). Durante esa temporada, en la cual Bynum se convierte en el jugador más joven en debutar en la NBA, Bynum promediará 1,6 puntos, 1,7 rebotes y 0,4 tapones, en tan sólo 7,3 minutos de juego por partido.

 Su segunda temporada, la temporada 2006/ 2007, Bynum la disputará entera (sus 82 partidos), mejorando sensiblemente sus estadísticas personales, pasando a promediar 7,8 puntos, 5,9 rebotes y 1,5 tapones, en 22 minutos de juego de media. Famoso fue su "pique" con el gran Shaquille O'Neal, que terminó con una técnica para cada uno, tras una jugada simplemente genial de cada uno de los dos pivots de Lakers y Miami, respectivamente. Shaquille demostró que con él no van las "tonterías" y grandes "capos", como Kobe, Pat Riley o Dwayne Wade tuvieron que interponerse entre Shaq y la promesa de Lakers. Con apenas 18 añitos, el joven Bynum mostró su osadía con el temible Shaquille:



 Tercera temporada en la NBA; temporada 2007/ 2008. Bynum se pasará lesionado la mayor parte de la misma, disputando tan sólo 35 partidos, aunque dejando unos números realmente interesantes para tan poca actividad: 13,1 puntos, 10,2 rebotes y 2 tapones en 28 minutos de juego; Bynum demostraba su enorme talento, aunque también dejaba clara su falta de forma física y su fragilidad ante las lesiones:


 En la 4ª temporada de Bynum, que sería el curso 2008/ 2009, el joven y prometedor pívot disputará un total de 50 partidos, volviendo a mejorar sus números con respecto al año anterior: 14,3 puntos, 8 rebotes y 1,8 tapones en 29 minutos de juego de media. Bynum era un jugador de increíble talento, pero Lakers (con Jackson y Kobe al frente) se desesperaban con su fragilidad; sería esta la 1ª temporada en la que podría llegar a producirse un traspaso del joven y talentoso pívot angelino.

 Llega la 5ª temporada de Bynum con los Lakers, la 2009/ 2010, y las cosas parecen ir mejorando: Bynum ya no se lesiona con tanta facilidad, y los médicos dicen que sus rodillas empiezan a resistir los impactos y aguantar los movimientos mejor. Aún así, Phil Jackson pondrá en alerta a todos, advirtiendo que a Bynum se le está extrayendo semanalmente líquido sinovial de su rodilla izquierda (la peor de las dos). Pese a todo esto, Bynum vuelve a realizar un buena campaña, en lo estrictamente deportivo: 15 puntos, 8,7 rebotes y 1,4 tapones, en 30,4 minutos de partido. Los minutos de Bynum crecían, convirtiéndose, poco a poco, en un jugador VITAL para los de L. A. Durante el verano, Phil Jackson pareció romper relaciones con la joven estrella, ya que en el mes de agosto se esperaba que Bynum pudiese operarse de su rodilla izquierda (de nuevo)... pero el día de la operación simplemente no se presentó en la clínica de Chicago. Phil Jackson no supo que responder a los medios: "simplemente no sé donde está. Lo siento, chicos, pero no sé donde está Drew". Más tarde se enteró... QUE BYNUM ESTABA EN PARÍS DE COMPRAS CON LA CANTANTE RIHANNA!. La desesperación en Lakers fue máxima, y se dice que jugadores como Kobe estuvieron a punto de llegar a las manos con el prometedor pívot:



 Su 6ª temporada, la temporada 2010/ 2011 será algo más "floja", volviendo a perderse varios partidos y mostrando algo de "pasotismo" frente a sus lesiones. Bynum disputará un total de 54 partidos (perdiéndose otros 28 partidos), pero manteniendo unos números nada malos: 11,3 puntos, 9,6 rebotes y 1,9 tapones, en 28 minutos de juego. Su rendimiento era bueno, pero Phil Jackson, Pau Gasol (que reconoció en más de una ocasión lo muchísimo que necesitaba la ayuda de A- Train para poder jugar más cómodo), y el mismísimo Kobe Bryant, reconocían su desesperación con la joven estrella de Lakers, que parecía poco interesado en competir al más alto nivel:


 Al final de esta temporada, su 6ª en la NBA, parece que Andrew decidió "ponerse las pilas", dadas sus circunstancias y problemas con algunos miembros de la plantilla, y intentó aprovechar su potencial: se puso en manos del legendario Kareem Abdul- Jabbar de manera permanente, para mejorar sus movimientos y ganar resistencia; "Del resto ya me encargo yo", dijo Bynum a los medios cuando le preguntaron si sólo con la calidad sería suficiente. Kareem entrenó muy muy duro con Bynum (al igual que lo hizo con Pau), y los frutos fueron haciéndose visibles: "Con Pau era distinto", relataba una de las grandes leyendas angelinas; "Pau era, es y será siempre un guerrero. No necesita que le digas lo bueno que es para que él se sienta seguro. Es como salir con la chica guapa del instituto: ella ya sabe que es guapa", decía Kareem acerca de Pau. "Con Bynum es distinto. Drew es un chico algo inseguro, y cuando le veo moverse veo en él dos cosas: la primera es un potencial fuera de lo común; sus movimientos, su fuerza, su potencia... creo que sólo se la he visto a Shaquille O'Neal... pero lo segundo que veo es un miedo increíble al contacto. Da la sensación que tiene miedo a lesionarse en cada jugada, y eso tenemos que cambiarlo", decía Kareem acerca del juego de Bynum:


 Los resultaron fueron haciéndose visibles poco a poco, y el propio Phil Jackson decía que "Kareem está haciendo un gran trabajo con el chico, y parece que Drew está contento. Le necesitamos, le queremos y ansiamos ese juego, ese plus de calidad que nos puede dar".

 La temporada 2011/ 2012 (la 7ª temporada de Bynum en la NBA y en la cual nos encontramos), ha sido, sin duda, LA MEJOR TEMPORADA DE BYNUM COMO JUGADOR NBA: ha promediado unos fantásticos 18,7 puntos, 11,8 rebotes y 1,9 tapones, durante sus más de 31 minutos en pista. Respecto a sus lesiones, Bynum sólo se perdió en inicio de campaña debido a la sanción que tuvo que cumplir por la agresión a Barea, de Dallas Mavericks, en PO de la temporada anterior, durante la eliminación de Lakers, y tuvo que abandonar un partido durante su transcurso, aunque estuvo ya disponible para el siguiente. Respecto a su forma física, el propio Bynum reconoció que se había pasado el verano "intimando" con Kareem Abdul- Jabbar, mejorando su juego día a día y machacándose en el gimnasio. Su cambio físico, presentándose al principio de temporada mucho más musculado y menos graso, fue bien visible:


 Bynum es un verdadero adicto a los juegos de ordenador (Kobe dice haberle reñido en más de una ocasión por verle jugando con el portátil antes de los partidos), a la música hip- hop y... a la comida. Parece, aún así, que todo el mundo en Los Ángeles "respira" más tranquilo sabiendo que Bynum parece haber controlado ciertos "vicios" que le habían estado condicionando durante temporadas anteriores.



 Lo que está claro es que la mejor versión de este joven guerrero (recordemos que tiene tan sólo 25 años) parece haber llegado, y está claro que la franquicia angelina lo agradece. Veremos a ver si ha sido un espejismo o Andrew Bynum ha dado un paso al frente, con un claro objetivo: convertirse en el mejor pívot de la NBA. Por lo pronto este verano él mismo ha rechazado ir a la selección norteamericana, para disputar los JJOO de Londres, para tratarse tranquilamente la rodilla.

 Andrew Bynum: el joven guerrero.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada