martes, 1 de mayo de 2012

Cleveland Cavaliers "post- LeBron": sin rumbo?



 LeBron James; si hace 9 años llegamos a pronunciar ese nombre en el estado de Ohio, nadie dudaría que estábamos refiriéndonos el nuevo "Mesías" de los Cleveland Cavaliers; un jugador que incluso antes de llegar a la NBA, ya apuntaba a mega- estrella.

 La realidad de todo esto es que LeBron apuntaba a leyenda antes incluso de debutar, ya que, además de sus cualidades como deportista, era natural de Ohio (concretamente de Akron, una localidad del estado de Ohio); para los americanos, la importancia de tener un nativo de la ciudad en el equipo es máximo, y más aún hablando de una estrella.

 LeBron llega a la NBA en el Draft de 2003, en la 1ª POSICIÓN, y nadie dudaba que es aquí donde comenzaría una nueva era: la "era LeBron":


 Desde la llegada de LeBron a la NBA y los Cavs, Cleveland parece vivir un "sueño": un equipo de corte "baja", sin nada de mercado y sin ninguna estrella, se hace con los derechos de un jugador que, según las notas de expertos, apunta nada más y nada menos que a sucesor de Michael Jordan (mucho decir; demasiado).

 En su 2ª temporada en Cavs, rompe relaciones con la estrella que en ese momento estaba en el equipo (Carlos Boozer), y forma "sociedad" con Zydrunas Illgauskas (fornido pívot lituano y gran amigo personal de LeBron), y Drew Gooden (que poco más tarde sería traspasado). LeBron dejaba claro que él sería la estrella del equipo, y los Cavs, un equipo que nunca apuntaba a nada, empieza a hacerse notar:


 Al siguiente año (3º de LeBron en la NBA), los Cavs consiguen por primera vez desde nada más y nada menos que 1998, la clasificación para los Playoffs de la NBA, por supuesto de la mano de LeBron, que había formado una especie de "familia feliz" en Cavs, con jugadores como Varejao ó Zydrunas Illgauskas. LeBron "colocaba" los cimientos de una "familia" que poco a poco iría creciendo.

 Nos plantamos en la temporada 2006/ 2007, donde los Cavs HARÁN HISTORIA: se clasificarán para las Finales de la NBA POR 1ª VEZ EN SU HISTORIA; LeBron había llevado SÓLO a los Cavs a las Finales, haciendo de cada partido un espectáculo, y convirtiendo a los Cavaliers en una franquicia ganadora. La realidad era esa: una franquicia como Cavaliers, que nunca había destacado prácticamente en nada, de repente se había convertido en la referencia del "showtime" en la NBA; era un equipo capaz de ganarle a cualquiera. Pero LeBron sufrirá su 1º "revés", cayendo en las Finales ante los todopoderosos San Antonio Spurs; algo era algo, y LeBron (él solito), había llevado a los Cavs a, casi, lo más alto:


 Tras esta temporada, la siguiente, estadísticamente, sería aún mejor, ya que los Cavs harían la mejor temporada regular de la historia de la franquicia en la NBA, con un récord de 66 victorias y 16 derrotas, y sólo superados en la historia de la NBA por los Boston Celtics de 1986. La realidad era que LeBron parecía imparable, y la "familia Cavalier" seguía creciendo, con jugadores como Mo Williams ó Danny Gibson, además de los ya mencionados Zydrunas Illgauskas y también JJ Hickson; LeBron había convertido (le pese a quién le pese) a los Cleveland Cavaliers en los reyes del "Showtime", con "jueguecitos" antes de cada partido, fotos "imaginarias", rituales con Mo Williams ó Danny Gibson... Los Cavs habían pasado, repetimos, de ser "nada" a ser un equipo que todo el mundo quería ver jugar:


 Pero la realidad de todo esto era que LeBron empezaba a cansarse; había ganado MVP's, había llegado a las Finales, había convertido a los Cavs en el 2º equipo con más ventas de la NBA durante una temporada, famosos como Jay Z, Jay Lenno ó incluso Tom Cruise de dejaban ver por el pabellón de los Cavs sólo por ver a "King James", pero... LeBron QUERÍA un anillo; lo NECESITABA. Empezaba a cansarse ya de los juegos y la fama "sin más" y quería ganar.

 Esa temporada, a su finalización, LeBron terminaría contrato con los Cavs, lo que le convertía, lógicamente, en el AGENTE LIBRE deseado por TODOS: los Knicks ya vendían camisetas (eso sí, de manera no oficial) con su nombre, los Lakers incluso sonaban como posibles candidatos para unir un mágico tándem Kobe- LeBron, los Bulls de Jordan parecía que le tenían cerca... pero quién partía con más ventaja, a priori, eran los Nets de su amigo Jay Z. Jay y LeBron eran y son grandes amigos (Jay Z incluso le ha dedicado temas y "Bron Bron" aparece en algunos de sus vídeos), y todo el mundo temía que LeBron pudiese "abandonar el nido" a finales de temporada. Pero LeBron prometió quedarse con los Cavs a cambio de un grupo sólido, capaz de luchar por lo más grande: EL ANILLO DE CAMPEÓN.

 Esa temporada, el fichaje "estrella" de Cavs sería, nada más y nada menos que... Shaquille O'Neal!. Pero Shaq ya no era el Shaq de antaño, y su fichaje era más un fichaje "comercial" que deportivo.

 Con Mo Williams, Delonte West, Antawn Jamison, JJ Hickson, Danny Gibson, Shaquille O'Neal y cía., los Cavs NO lograron nada (se dice incluso que Shaq y LeBron acabaron mal; realmente mal), y el equipo caerá en Semifinales de Conferencia por 2- 4 ante Boston Celtics. A partir de aquí, se especularía con la marcha de LeBron de Cavs, sobre todo viendo cuando al finalizar el partido se quita la camiseta camino a los vestuarios y la tira. LeBron dice que pensará en qué es lo mejor para él; los Cavs empezaban a darlo por perdido:


 Todo el mundo especulaba con la marcha de LeBron, pero lo que nadie sabía es que LeBron "podría" haberse echado una nueva "novia": en el "show" que montó por televisión desde un gimnasio de Akron (su localidad natal, y eso sí, como la cadena norteamericana admitió, fue idea de la cadena y no de LeBron), LeBron anuncia, con sorpresa, que se va a los Miami Heat, alejándose de la que sería su casa, Cleveland. La noticia (además de un show televisivo), cae como una bomba en Cleveland:


 LeBron se iba de Cavs para formar un Big Three en Miami, junto a D- Wade y Chris Bosh, grandes amigos suyos (se dice que incluso negociaron durante todo un año de manera clandestina, en casa de unos y otros, la "huida" de la estrella de los Cavs y la de Bosh a South Beach).

 LeBron, con esta decisión, hundirá por completo a Cleveland Cavaliers, "devolviéndolos" a la realidad (la cruda realidad): un equipo sin ningún líder y sin ningún esquema. Jugadores de tipo "estrella", como Mo Williams, llegaron a decir públicamente: "esta es la peor noticia de tipo deportiva que me han dado en mi vida; nos ha hundido; nos hemos quedado solos. He de pensar si quiero seguir jugando al baloncesto". Anderson Varejao, el brasileño de Cavs (y actual estrella del equipo), dijo que "LeBron ha tomado su decisión, y la respeto, pero debería de haber esperado; nos hemos quedado sin nada". Otros como JJ Hickson o Zydrunas Illgauskas (que también se iría con LeBron a Miami por petición expresa de la estrella) apoyaron la decisión de LeBron, diciendo que era lógico que un jugador de su caché quisiese "algo más". En Cleveland se tomaron muy a la tremenda la decisión de LeBron, nombrándole como persona "non grata" en el estado de Ohio:


 CUÁL ES AHORA, ENTONCES, EL FUTURO DE CLEVELAND CAVALIERS?


 Pues la verdad que es un poco triste decirlo, pero creemos que NINGUNO; la marcha de LeBron (incluso la de Illgauskas), hundió al equipo en lo más profundo, haciendo que jugadores como Mo Williams o JJ Hickson, que se postulaban como las posibles alternativas a estrellas, abandonasen el equipo, dejando claro que Cavs ya no era un "equipo referencia" en la NBA; sólo Anderson Varejao, el incombustible brasileño, decidió quedarse en Cleveland para ser el referente; otros como Antawn Jamison prefirieron mantenerse "al margen", simplemente "dejándose llevar".

 La primera temporada de los Cavs post- LeBron fue desastrosa, con un "récord" de 26 derrotas CONSECUTIVAS (mucho cambiaron las cosas, pues), y con la mayor "paliza" de la historia de la NBA: la sufrida ante L. A. Lakers por un contundente (por no decir humillante) 112- 57!. Aquellos Cavs estaban muertos.

 Para esta temporada, los Cavs intentan (o más bien han intentado) cambiar el rumbo, fichando al número 1 del Draft, Kyrie Irving, para intentar crear un producto tipo LeBron (casi imposible, por decir algo), y a Tristan Thompson, flamante número 4 del Draft. Ambos jugadores están llamados a dirigir un proyecto que, para muchos, no tiene rumbo; hay que sumarle jugadores como Varejao, el veterano Jamison, el israelí Omri Casspi ó incluso Danny Gibson... pero Cavs no da la talla. Los tiempos de LeBron fueron buenos tiempos, como dice la canción, pero... todo en la vida tiene un final, y la marcha de LeBron de los Cavs suena a final para un equipo que a día de hoy "navega sin rumbo" por la NBA, además de ser una ciudad sin "mercado":


 No sabemos si la decisión de LeBron de abandonar Cleveland por Miami fue la correcta o no... pero lo que está claro es que la marcha de LeBron convirtió a Cleveland en un equipo hundido y sin nada a lo que mirar; Kyrie Irving es un jugador que puede ser importante en un futuro, pero reconozcámoslo: la sombra de LeBron es MUY MUY alargada.


 En mi opinión, la decisión de LeBron fue la correcta; según muchos fue un gesto de cobardía el abandonar una franquicia "menor" decicada a él, pero para otros tantos, sería una lástima que un jugador de su calidad se quedase "estancado" en un equipo que poco más podía hacer por él; jugadores como Iguodala o Chris Bosh (en su momento), rechazaron irse a Cleveland, ya que allí no había nada... excepto LeBron; "Cleveland? Que hay en Cleveland?", dijo Bosh en una entrevista ante un posible traspaso suyo a Cavs en la última temporada de LeBron allí.  Sólo el tiempo (y los anillos?), podrán clasificar la decisión de LeBron como equivocada o acertada. Michael Jordan dijo que él quería jugar "contra los mejores"; LeBron dijo que él quería jugar "con los mejores":


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada