martes, 29 de mayo de 2012

Brandon Roy: la estrella que se apagó



 Sin duda, hablamos de uno de los mejores jugadores de la NBA, pero al que la desgracia persiguió hasta obligarle a abandonar aquello que más amaba: el baloncesto.

 Hablamos de Brandon Roy, uno de los mejores jugadores de la franquicia de los Portland Trail Blazers, pese a su corta carrera como profesional.

 Brandon Dawayne Roy; ese es su nombre completo. Brandon nació un 23 de Julio de 1984, en Seattle (Oregon).

 La infancia de Brandon no fue la "típica" historia de un jugador NBA, ya que, por suerte, nació en el seno de una familia trabajadora (como la mayoría), pero unida.

 Brandon demostró desde muy pequeño su grandísima capacidad de liderazgo en prácticamente todo lo que hacía, como sus padres y profesores en el colegio decían de él: "era un líder", decía su madre; "su padre y yo íbamos al parque a verle jugar al baloncesto con el resto de los chicos, y siendo de los más pequeños, no le costaba gritarle a los mayores y darles instrucciones; era un líder de grupo".

 Su talento NO pasó desapercibido, y la universidad de Washington le recluta; allí permanecerá durante 4 largos años, para jugar al baloncesto y además terminar sus estudios universitarios:


 Ya en Washington y desde muy joven, Roy tuvo problemas con sus rodillas, pero no parecía algo demasiado serio; "problemas típicos del crecimiento", decían algunos; "típico de tantos minutos jugados", decían otros... pero aquello crecía, y nadie parecía darse cuenta de aquello.

 Tras esos 4 años en Washington, estudiando y jugando al baloncesto, Brandon "decide" dar el paso a la NBA, y en 2006 se presenta al Draft de la NBA, siendo escogido en la 1ª RONDA, EN LA 6 ELECCIÓN GLOBAL, por Minnesota Timberwolves, que rápidamente traspasará sus derechos a Portland Trail Blazers, donde Roy jugará toda su carrera:


 Desde su debut en la NBA, Brandon Roy se convirtió en una de las grandes sensaciones de la Liga, ya que era un jugador CAPAZ DE TODO: era disciplinado, atento, cumplía y acataba perfectamente las órdenes y necesidades del equipo, ejercía como líder... por lo que rápidamente se convierte en el líder los Blazers. La misma temporada de su debut, Brandon consigue hacerse con el famoso ROY ("Rookie of the Year"), promediando unos sensacionales 17 puntos y 5 asistencias de media por partido:


 En su 2ª temporada como líder de los Blazers, el joven y talentoso escolta protagonizará el mejor momento de su carrera en la Liga, anotando 52 puntos ante los Phoenix Suns; será el 18 de Diciembre de 2008.

 Durante la temporada 2008/ 2009, Roy se convertirá en uno de las mayores estrellas de la Liga, y junto a otros 2 "conocidos" de la Liga (LeBron James y Kobe Bryant), se convierte en el jugador favorito de la NBA en anotación en el último cuarto, y y en el mejor "clutch- player" de la NBA, dando verdaderas exhibiciones de liderazgo, talento y anotación:


 Poco a poco sus maltrechas rodillas iban pasándole factura, haciéndole perderse algunos partidos, aunque nadie (ni probablemente él mismo), imaginaba que su final estaba muy cerca. Consiguió hacerse All- Star, y también se convertirá en EL 2º MEJOR ANOTADOR EN LA HISTORIA DE LA FRANQUICIA, LOS PORTLAND TRAIL BLAZERS.



 Poco a poco, Roy iba incrementando sus números, siendo 22,6 puntos de media en su 3ª temporada al frente del equipo, y de 21,5 en su 4ª, convirtiéndose en uno de los jugadores más "letales" de la Liga... pero la desgracia decidió "cebarse" con él: tras muchas lesiones aparentemente "leves" en poco tiempo (y tras una millonaria renovación, dicho sea de paso), los médicos descubren en el joven Brandon Roy, UN PROBLEMA DEGENERATIVO EN LAS RODILLAS; Brandon se había quedado sin cartílago, producto de algunas operaciones, y sus rodillas ya NO podían más.

 Aún así, Brandon decidió seguir jugando, dado su amor por el deporte que se lo había dado todo... pero ya NO era el mismo: ya no podía decidir partidos (aunque alguno sí que decidió), y ya no tenía esa explosividad.

 El 20 de Abril de 2011, ante los Dallas Mavericks, Brandon Roy protagoniza uno de esos momentos "trágicos" en la historia de la NBA: el momento en el que un jugador "se rinde": "Sentí pena de mí mismo", admitía Roy al diario "The Oregonian"; "Sentí verdadera lástima de mí mismo, y me dije: más te vale no ponerte a llorar delante de toda esta gente, Brandon", admitía un Brandon Roy abatido. Roy ya no era el mismo, y por más que lo intentaba, sus rodillas ya no respondían. La imagen lo dice todo:


 Brandon intentó seguir una vez más, pensando que todo esto podría ser una pesadilla, o que podría tener solución. Tras algún partido "decente" (que no brillante), Brandon era positivo, y pensaba que podría intentarlo una vez más, pero los médicos fueron muy claros: Brandon no podía seguir.

 Se fue a Alemania, a Hamburgo, donde reside uno de los mejores médicos especialistas del mundo (ha operado a Kobe, a Carmelo y puede que en breves "Superman" Howard pase por sus manos), pero el médico también fue muy claro: "si sigues jugando, corres el riesgo de quedarte en silla de ruedas", le dijo; "Puedes elegir entre jugar hasta que rompas y pasarte el resto de tú vida en silla de ruedas, o retirarte ahora y, siendo joven como eres, poder llevar una vida más o menos normal, con algunos cuidados". La noticia era una verdadera "maza" para un chico de 26 años; tenía que decidir si quería seguir arriesgando su propia salud en "pro" de su gran pasión, el baloncesto, o retirarse, para poder llevar una vida "normal".

 Brandon NO fue estúpido, y el 9 de Diciembre de 2011 se retira del baloncesto, tras sólo 5 años en la NBA, y siendo uno de los mejores. "Tengo familia", decía Roy, "y quiero cuidar de ella. He hablado con mi mujer, y quiero llevar una vida digna; no quiero arrastrarme por la pista ni quedarme inválido dentro de uno o dos años, por lo que esta es mi única salida", decía un Brandon Roy emocionado:


 Con la retirada de Brandon Roy, los Blazers se quedaban sin su gran estrella, pero la decisión seguro que NO fue fácil para Roy.

 Ha sido la estrella que decidió apagarse antes de tiempo, con tan sólo 26 años.

 Brandon Roy: la estrella que más brilló en Portland.

 La banda sonora?. Para la ocasión:


2 comentarios:

  1. un verdadero jugón!!una pena cuando le pasa esto a alguien y sobre todo cuando estamos hablando de para mí uno de los 10 mejores jugadores en aquellos momentos

    ResponderEliminar
  2. pues... la verdad que sí. Era un verdadero jugón, y además de esos líderes de equipo que gusta verles ordenar y jugar. Para mí también era uno de los mejores, pero tanta operación express terminó por hundirle... se quedó sin cartílago y no le quedó otra que rendirse. La verdad que una VERDADERA lástima...

    ResponderEliminar