miércoles, 11 de diciembre de 2013

Robert Horry. Llamadle Mr. Clutch



 Sin duda, es una leyenda.

 Personalmente, creo que nadie puede decir que ha ganado tanto (tantísimo), habiendo estado una media de 23 minutos en pista, a lo largo de su carrera como jugador de baloncesto, como él. No en vano... tiene 7 anillos de campeón NBA (sí, uno mas que el mismísimo Michael Jordan).

 Podríamos hacer una introducción mucho mas larga, pero la abreviaré con dos palabras: Robert Horry.


 Horry ha sido uno de los jugadores con mejor muñeca de todos los tiempos en la NBA, promediando, a lo largo de su carrera, un brutal 37% en triples (en la temporada 1998/ 1999, llegó a promediar casi un 45% en tiros de larga distancia), y esto, sumado a que en los momentos no le temblaba ni lo mas mínimo el pulso... le convierten en toda una leyenda del baloncesto.

 Ahora, a sus solo 43 años, vive días mas tranquilos, aunque próximos al baloncesto, como siempre, siendo comentarista para Time Warner Cable SportsNet.

 Esta es la historia de Big Shot Rob, todo un ganador:

 Robert Keith Horry Jr. nació en Harford County, Alabama, un 25 de Agosto de 1970.

 Hijo del sargento Robert Horry Sr. y Leila Horry, el pequeño Robert vivió feliz en su amada Alabama (él siempre ha dicho que Alabama está en su corazón)... hasta que su padre, Robert Sr., decidió dejarles.


 La separación de sus padres, a sus solo 7 años, hizo que la vida del pequeño Robert diese un vuelco, ya que tendría que irse con su madre a vivir a Carolina del Sur, ya que su padre, por motivos de trabajo, no podría ocuparse de él: "No le guardo ningún rencor a mi padre, pero mentiría si dijese que he olvidado aquello. Es imposible de olvidar. Entendí, en aquel momento, que mi padre no me quería, y que me tiraba como a un juguete. Un niño nunca olvida eso".

 Al poco tiempo, regresaría a Alabama, ya que su madre, por medio de su hermana, encontraría trabajo. "Recuerdo que nos fuimos a Carolina del Sur, mi madre y yo solos. Georgia estaba justo al lado, y cuando mi padre fue destinado a Fort Benning, tuve la oportunidad de volver a verle. Estaba enfadado con él, pero un niño jamás olvida a su padre, por mucho que él diga. Era mi padre. Y es mi padre".

 Tras volver a Alabama... Robert comenzó a hacer lo que mejor se le daba, y aquello para lo que estaba destinado: para triunfar en el baloncesto.


 Robert y su madre vivían en una pequeña ciudad de apenas 9.000 habitantes, llamada Andalusia, y allí, el pequeño Horry empezaría a despuntar.

 Allá por 1984, con 14 años, Robert comenzaría a jugar para los Bulldogs de Andalusia High School, bajo las órdenes de Richard Robertson:


 Allí, como senior... Robert fue, de largo, lo mejor que se ha visto pasar por Alabama: ganó el Naismith Alabama High School Player of the Year, y la propia universidad de Alabama, tras "comerse" todo su último año... no tendría dudas: Robert Horry era su elegido, para ingresar tras el HS.


 En 1989, Horry se decantaba por University of Alabama, para estar mas cerca de su madre, y con los Crimson Tide estaría 3 años; desde 1989, hasta 1992, donde jugaría al lado de otra superestrella NBA: el genial y díscolo Latrell Sprewell:















 A las órdenes de Wimp Sanderson, Robert Horry haría que Alabama ganase 4 títulos nacionales de la Collegiate Athletic Association seguidos (él conseguiría 3, y previamente los Crimson Tide ya poseían uno), y aparecería 2 veces en la Sweet Sixteen, promediando 16 puntos por partido, como senior. "Recuerdo aquellos días", decía su antiguo compañero, Latrell Sprewell. "Robert era uno de entre un millón. Sabía hacer de todo, y siempre iba un paso por delante del resto. Parecía que no estaba, y si te despistabas un momento, aparecía en cualquier esquina de la pista, para meter un triple. Era muy bueno. Pero yo era mejor", reía.


 A día de hoy, Robert Horry aún tiene el récord, en University of Alabama, de ser el jugador con mas tapones puestos, en su etapa universitaria, con un total de 282:


 Tras aquellos años... en 1992 le esperaba la NBA.

 Robert Horry, tras 3 años en la universidad, se presentaba al Draft de la NBA, donde sería escogido, en la 1ª RONDA, EN LA 11ª ELECCIÓN GLOBAL, por Houston Rockets:


 Su amor por Houston fue tal, que actualmente vive allí, junto a su mujer, a quien conoció en la universidad: "Supongo que es porque Rockets fue quien me escogió para jugar en la NBA, pero me enamoré de Houston, como me enamoré de mi mujer en la universidad. Esta ciudad me ha dado amor, a mi y a mi familia, y es aquí donde quiero estar".

 En Houston jugaría 4 temporadas completas, a las órdenes de Rudy Tomjanovich:


 Con Rockets, Horry siempre jugaría los Playoffs, y... sí; fue aquí donde comenzaría su particular "relación de amor" con los títulos NBA.

 Al lado de gente como el grandísimo Hakeem Olajuwon, el venozalo Carl Herrera, Vernon Maxwell, Othis Thorpe, Mario Ellie, Scott Brooks o el sensacional Clyde, The Glide Drexler (éste solo ganaría 1 anillo), Robert Horry conseguiría los campeonatos back-to-back de la NBA, de 1994 y 1995, con Houston Rockets:


 Junto a estrellas como Hakeem Olajuwon y Kenny Smith, Robert Horry tuvo que aprender a ser un mejor aún role player, anotando en ocasiones, practicando una sensacional y férrea defensa, reboteando y haciendo que los tiros para Hakeem y Kenny fuesen mas fáciles: "No fue del todo difícil", decía Horry en una entrevista. "Llegué a un equipo donde había muchísimo nivel, por lo que tuve que adaptarme. Jugar al lado de tipos como Hakeem, Clyde, Kenny o Vernon es fácil, pero has de estar atentos; son como un tren, y no esperan. Has de tener todos los sentidos en marcha, porque si te despistas, estás fuera".


 Y aquello le funcionó a Robert.

 En 4 años en Texas, y promediando, en 33 minutos en pista, 10'8 puntos, 3'8 asistencias, 5'2 rebotes, 1'4 robos y 1'2 tapones, Horry jugó los 4 años la post temporada, ganando 2 anillos de campeón NBA, con solo 25 años:


 Pero tras aquellos años... se avecinaba tormenta.

 El 19 de Agosto de 1996, la NBA era sacudida con un mega traspaso.

 Robert Horry, junto a Sam Cassell, Chucky Brown y Mark Bryant, era traspasado a Phoenix Suns, a cambio del actual MVP, que no era otro que el mismísimo Charles Barkley:















 Pero aquello duró poco; muy poco.

 Horry, poco amigo de las trifulcas y los líos, venía algo enfadado, del traspaso de Rockets, y estaba... como para que alguien le dijese algo!

 Robert nunca llegó a cuajar bien en la afición de Suns, y tras una dura pelea con su entrenador, Danny Ainge (actual General Manager de Boston Celtics), en solo 32 partidos, Horry salía disparado de Arizona:


 Destino? Los Ángeles, California, para jugar con L. A. Lakers:


 El 10 de Enero de 1997, Lakers y Suns oficializaban el traspaso de Robert Horry, para jugar con los púrpura y oro, a cambio de Cedrick Ceballos, y Big Shot Rob, como es conocido, jugaría con Lakers durante 6 temporadas y media.

 Pero el primer cambio llegaría según entrase por el vestuario.

 Acostumbrado a lucir el dorsal 25, desde siempre, Robert tendría que cambiarlo al dorsal 5, ya que el 25 estaba retirado, en honor al ex jugador y leyenda Gail Goodrich. Primer cambio... que no impediría que Horry se hiciese con 3 anillos de campeón, bajo la disciplina Laker:


 En aquel equipo, y por aquel entonces, las cosas estaban claras: mandaba un coloso, llamado Shaquille O' Neal, y éste tendría un súbdito, tan leal en pista como rebelde fuera, llamado Kobe Bryant. A ellos, en 1999 se uniría Master Zen, Phil Jackson, para entrenar al equipo:











 Jackson llegaría a Lakers en 1999, vía Chicago, y desde que llegó , los angelinos comenzarían su marcha triunfal, hacia el éxito.

 Tres anillos seguidos (en 2000, 2001 y 2002), conseguiría Lakers, y, sin duda, el 3º de ellos no hubiese sido posible sin el gran Robert Horry.

 Personalmente, y como seguidor de Sacramento Kings, lo recuerdo a la perfección, con aquel magistral Robert Horry, en las Finales de Conferencia, ante SacTown:


 Pongámonos en situación:

 Cuarto partido de esas Finales de Conferencia, con Sacramento... 24 puntos arriba! Robert anotó 18 puntos mágicos, igualando el partido, y mandándolo al tiempo extra.

 Tiempo extra que... valdría para que, en el último segundo, enchufase un triple que fundiese los plomos, dándole el partido a Lakers, por 100- 99, que igualaba las series... y que posteriormente clasificaría a Lakers para las Finales de la NBA:


 Con eso... todo dicho.

 Seis temporadas y media en Los Ángeles, y Robert Horry promedió 24 minutos en pista, con 6'5 puntos, 5'6 rebotes, 2 asistencias y 1'4 robos de balón... pero estando cuando y donde tenía que estar, y ganando 3 anillos mas, de campeón NBA.











 Y ya iban... 5 anillos de campeón!

 Tras la temporada 2002/ 2003, Robert era agente libre, y con 33 años, decidió salir al mercado.

 Con 5 anillos de campeón, y con todo demostrado ya, decidió buscar tierras mas tranquilas, yéndose a San Antonio Spurs:


 Pese a que su sueño era volver a Houston, y que él mismo lo reconoció, Houston no estuvo preparado para hacerle una oferta, y éste se decanto por Texas... pero con destino San Antonio. Era lo mas cerca que podía estar "de casa": "Yo quería volver a Texas. Era mi sueño, pero hablé con Rockets, por medio de mi agente, y me dijeron que no podían hacerme una oferta competente; al menos por el momento. Y me decanté por San Antonio, quienes fueron realmente atentos conmigo y con mi familia"

 Robert llegaba a San Antonio en 2003, a un equipo... especial; tan especial como hoy.

 Allí mandaban... quienes casi 11 años mas tarde siguen mandando: el sargento de hierro, Gregg Popovich, y sus mejores soldados, Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginobili:








 "Es increíble", decía Horry hace bien poco, comentando un partido. "Yo he jugado con esos tíos. Y ahí siguen! Disputándoles unas Finales a Miami Heat, con LeBron James a la cabeza". Recordar que Horry (y Spurs)... ya le ganó un anillo a LeBron, en 2007, junto para Cleveland Cavaliers.

 Horry ganaría 2 anillos mas NBA, con San Antonio Spurs.

 El primero llegaría en 2005, tras ganar 4- 3 a Detroit Pistons; aquellos Pistons de Larry Brown. Y el siguiente llegaría solo 2 años mas tarde, en 2007, tras San Antonio aplastar sin piedad a los Cleveland Cavaliers de un jovencísimo LeBron James, por un colosal 4- 0:













 En en 2008, y con 38 años, el genial Robert Horry decidía retirarse como jugador, con... 7 anillos de campeón NBA:


 Sus números? 7 anillos de campeón, conseguidos en 17 temporadas en NBA. Es, actualmente, el 7º jugador, por ranking, con mas anillos en la historia de la NBA, tras Bill Russell (11 campeonatos), Sam Jones (10 campeonatos), John Havliceck (10 campeonatos), Tom Heinhson (10 anillos), K. C. Jones (8 campeonatos) y Tom Sanders (8 campeonatos). Todos ellos, son ex jugadores de Boston Celtics, en su época mas gloriosa. Horry es el primero en aparecer, tras ellos.


 En la actualidad, Robert Horry vive en Houston (su amada ciudad), junto a su esposa, Keva Develle, a quien conoció en Alabama, en la universidad, y trabajando cerca, muy cerca, del baloncesto, para Time Warner Cable SportsNet.









 Pero... no todo en la vida ha sido genial para Horry y su familia.

 En 1994, Keva y Robert tuvieron una maravillosa hija, Ashley, quien nació con un extraño y poco frecuente síndrome: el "llamado" Ip36 Deletion Syndrome (así designado, por no tener un nombre asignado).















 Este síndrome es realmente extraño, y en la actualidad, solo 96 personas se sabe que lo tienen en el mundo. Una de ellas, era la hija del matrimonio Horry.

 La niña no podía viajar, y ese fue uno de los motivos que hizo que Robert terminase cada vez jugando menos, ya que su mujer e hija no podían ir a verle a los partidos... y finalmente, en 2011, y a los 17 años de edad, su hija, Ashley, fallecía.


 Desde entonces, Robert y Keva tienen una fundación, llamada Ashley Horry Foundation, que ayuda a niños con síndromes marcados como "poco frecuentes", en los EEUU:


 Bien, pues este ha sido y es Robert Horry; o mas bien, Big Shot Rob.

 Tras 17 temporadas como profesional, Robert puede presumir de tener la barbaridad (porque son una barbaridad), de 7 anillos de campeón NBA, teniendo incluso, mas que el mismísimo Michael Jordan o Kareem Abdul- Jabbar.


 No ha sido el mejor jugador de la historia de la NBA, pero ha sabido, sin duda, estar donde tenía que estar, y en los momentos en los que tenía que estar.

 Y sobretodo... ha sabido ganar partidos.


 Mr. Big Shot Rob. Nacido para triunfar.

 En la despedida... que mejor vídeo, que uno que reúna sus mejores momentos decisivos, en la NBA? Espero que lo disfrutéis.

 Dedicado a los nostálgicos:



miércoles, 4 de diciembre de 2013

Los galones perdidos. Algunos jugadores importantes...que están siendo olvidados


 Es algo que no es fácil, desde luego.

 Es difícil (muy difícil), acertar, cuando decimos que un jugador u otro van a tener una temporada brutalmente buena, así es que... imaginaos predecir cuando jugadores considerados "importantes", van a ser olvidados (o simplemente, movidos de un equipo a otro, pese a su buen nivel)!

 Pero al fin y al cabo, es ley de vida. Así ha sido, así es y así será siempre.

 Nuevas promesas, cada vez mas y mas despampanantes, van dejando de lado a antiguos jugadores que, hasta hace bien poco, y como solemos decir, partían la pana en sus franquicias (incluso con contratos que meten miedo).


 A continuación, haremos una lista de los jugadores, llamados "importantes", que, por diversas circunstancias, han ido perdiendo protagonismo en la Gran Liga. Algunos de ellos, como es el caso de Deng, no han sido olvidados, pero la aparición (o recuperación), de otros jugadores, han ido relegándoles a otro papel, que en algunos casos... no están dispuestos a aceptar.


 Hay algunos casos... dolorosos:


1. Marcin Gortat (Phoenix Suns):



 Situación contractual: último año de contrato, a razón de 7.7 millones de dólares.

 Es una decepción... a medias. Para no serla por completo, Washington Wizards, su nuevo equipo, ha tenido mucho que ver.

 El martillo polaco, como es conocido, tuvo un final de campaña simplemente impresionante, cuando compartía vestuario con Dwight Howard, en Orlando Magic, y eso le valió para ser contratado por Phoenix Suns, a cambio de una importante suma de dinero.

 Apuntaba a ser una estrella en Arizona, aunque... no pudo ser así.

 Aquellos maravillosos años, con Steve Nash (hoy en L. A. Lakers), han llegado a su fin, y ahora el equipo está en plena fase de remodelación, con una grandísima promesa como Alex Len (Maryland), cogiendo su puesto (es de suponer que lo hará poco a poco, y que no tendrá un impacto inmediato).


 Con todo esto... no había puesto para Marcin. Len, pese a estar lesionado y ser u proyecto a largo plazo, es demasiado importante para ser "eclipsado, y jugadores como Channing Frye, Markieff Morris o, sobretodo, Miles Plumlee (vaya inicio de temporada que tuvo), le cerraban el puesto.

 Hasta que llegó Washington.

 Wizards absorbió el contrato del pivot polaco, y ahora, junto a jugadores como el gran John Wall o Bradley Beal, Gortat se siente mas... protegido.

 En cualquier caso, termina contrato este verano, y sus 8 millones/ año serán difíciles de volver a ser igualados.

 Washington le quiere... pero no a cualquier precio.


2. Luol Deng (Chicago Bulls):



 Situación contractual: último año de contrato, a razón de 14.25 millones de dólares.

 Deng, sudanés de nacimiento, pero que juega para Inglaterra, es un jugador de suma importancia para los de Illinois, como Thibodeau dijo hace bien poco (el año pasado, con 39 minutos de media, por encuentro, fue el NBA que mas tiempo estuvo en pista, en toda la Liga), pero él... ya no se siente valorado en Chi- City.

 Deng y su contrato terminan este año, y Chicago, pese a negarse a perderle, cada vez asume con mas firmeza que el jugador, vía su representante, abandonará Chicago.

 Deng es un jugador defensivo impresionante. Deng es un jugador ofensivo realmente inteligente. Y finalmente, Deng es un jugador que entiende perfectamente lo que el equipo necesita de él.

 Con todo esto... por qué no es valorado como él cree que ha de serlo?


 Bien, tiempos "nuevos" llegan a Chicago, Deng!

 Bulls "tan solo" estaban dispuesto a renovar a Luol Deng por 9 millones anuales, algo que Deng se niega a aceptar (lógicamente).

 Pero las noticias, a modo de huracán, volvieron a azotar la Ciudad del Viento.

 Derrick Rose ha vuelto a romperse, y ya no estará para lo que queda de temporada. Y esto deja a Bulls en cuadro. Ahora, se deben a Deng, único jugador de la plantilla con calidad suficiente como para decidir un partido, y éste lo sabe.

 Deng ya ha dicho que cualquier oferta que le llegue de Chicago, por menos de lo que actualmente cobra, será rechazada sin tan ni siquiera explorarla, y eso no ha sentado bien en Bulls.

 Thibodeau ya ha dicho que "es imposible ganar algo sin un tío como Luol. Es inteligente, es listo, se adapta al juego y sabe hacer de todo, y hacerlo bien. Perderle sería fatal para nosotros".

 Ya sabemos, de todos modos, que Thibs no es muy escuchado, pese a ser uno de los mejores entrenadores de la Liga, en Chicago, y parece que Luol ya tiene preparadas las maletas.


3. Danny Granger (Indiana Pacers):



 Situación contractual: último año de contrato, a razón de 14 millones de dólares anuales.

 Hubo una época en la que Danny Granger era titular. Hubo una época en la que Danny fue All- Star. Y hubo una época en la que se le calificó, incluso, como uno de los mejores jugadores de la Liga.

 Esa época se ha terminado, y ahora, Granger, cual púgil noqueado, da tumbos en Indiana, no sabiendo muy bien que dirección tomar.

 El culpable? Mas bien... culpables.

 El culpable ha sido, principalmente, él mismo. Se estableció como un líder absoluto, sin querer ver que había jugadores que, poco a poco, llegaban por detrás. Ese exceso de confianza le mató, sin que se diese cuenta.

 El "otro" culpable? Demasiada lesión, no excesivamente grave, pero sí importante, en demasiado poco tiempo.


 El último culpable? Un sensacional (mas que sensacional), joven jugador, llamado Paul George.

 Deng y Granger, mantienen sus similitudes, aunque no queramos verlo, pero también sostienen grandes diferencias.

 Mientras que Deng sigue siendo un jugador terriblemente efectivo y útil, en cualquier equipo, Danny se ha visto obligado, por sus rodillas (malditas rodillas), a mantenerse fuera de la pista. Y eso mata.

 Es muy (pero que muy) difícil, imaginarse un panorama, este año, en el que Granger esté completamente recuperado, y sea terriblemente letal, como era antes, y parece que Indiana, con él, buscará dos cosas: o mover su lujoso contrato a otra parte, tras la renovación de George, o dejarle ir, en el mercado del próximo verano. Pero lo que parece claro es que Granger y sus días en Indianápolis... se han acabado.

 Salvo que Granger quiera "perdonarle" mucho dinero a Indiana, en verano, y renovar a la baja (hablamos de 7- 8 millones anuales, lo que parece muy difícil), sus días están contados.


4. Andre Miller (Denver Nuggets):



 Situación contractual: Dos años de contrato, a un total de 9.6 millones de dólares, entre los dos.

 'Dre Miller es un jugadorazo. Pero nada dura eternamente.

 El jugador, natural de Los Ángeles, y de ya 37 años (quien lo diría), sigue demostrando, pese a su larga edad, que aún es capaz de enseñarle a los mas jóvenes como se juega a esto, pero su mecha, cada vez... va acortándose mas.


 Tanto Nate Robinson como Randy Foye, esta temporada, le cortarán muchos minutos, y eso, en un jugador de su edad... es fatal. Y además, está Ty Lawson, base y ahora, sin Iguodala, estrella del equipo.

 Lo mas seguro es que los de Colorado busquen algo, para mover ese contrato de casi 5 millones anuales. Tanto por él... como por ellos.


5. Pau Gasol (L. A. Lakers):



 Situación contractual: último año de contrato, a razón de 19.2 millones de dólares anuales.

 El caso de Pau podríamos titularlo, perfectamente, La historia interminable.

 A Gasol, Lakers lleva tocándole la moral algo así como 2 años, y ahora, es él quien merecidamente, tiene la sartén por el mango.

 Llegó Howard.. y Pau era totalmente prescindible. Se fue Howard... y Pau es un jugador totalmente imprescindible. Son negocios, pero duele.

 Pero seguro que Pau es mas duro que una roca.

 Ahora, con Kobe lacrado por las lesiones, realmente es Pau el capitán al mando, y es él quien, en su último año, decidirá si quiere seguir en California o no.


 Lo que sí tiene claro... es que no va a perdonar dinero. No tiene por que (le ha dado a Lakers dos anillos), y, aunque sea por lo que ha tenido que aguantar... se los merece.

 Y Lakers, mientras tanto, no sabe que hacer, y terminará quedándose sin el coche, sin el autobús, sin el metro y sin el tren.

 Gasol es y será, pese a su edad, lo mejor que Lakers podrá alcanzar, pese a que en verano, jugadores como LeBron James, Carmelo Anthony, Dwyane Wade, Chris Bosh, Luol Deng o LaMarcus Aldridge queden libres.

 Debería Lakers pagarle a Pau lo que éste les pida? Opinión personal... sí.


6. Jameer Nelson (Orlando Magic):



 situación contractual: dos años de contrato, a un total de 16.6 millones de dólares. La última temporada SOLO está garantizada en 2 millones de dólares.

 Bien; Jameer tiene ya 31 años, y por su historial de lesiones... olvidémonos ya de aquel base corpulento que tanto prometía.

 Realmente, Jameer tiene un contrato aún por dos temporadas, pero con el último año solo garantizado en dos millones de dólares... podemos estar hablando de este como su último año de contrato.


 Victor Oladipo le pelea el puesto a cada partido, y eso que es rookie, y la idea de Magic es confiar en gente joven para su reconstrucción, así es que... Nelson, estás fuera.

 A pesar que parece improbable que Orlando pesque algo en el mercado, el próximo verano (hablamos de caras importantes), lo que sí parece probable es que, al menos, quieran tener el dinero en la hucha.


7. Rudy Gay (Toronto Raptors):



 Situación contractual: dos años de contrato, a un total de 37 millones de dólares, con opción unilateral de jugador el último año.

 Que Rudy Gay es un jugador increíble... no hay ninguna duda. Pero que su GM, Masari Ujiri, es mas listo que el hambre... tampoco hemos de dudarlo.

 Gay es un jugador capaz de decidir un partido desde donde él quiera, pero su IQ (la llamada inteligencia de partido), es, sin duda, de las mas bajas, cuando a estrellas nos referimos. Cuando se empeña en decidir un partido él solo... o lo decide, o lo hunde.

 Recordáis como Ujiri negoció por Carmelo Anthony, en su traspaso a Knicks, en su última temporada en Denver? Bien, pues podemos imaginarnos un escenario similar, ahora, con Gay, en Toronto.


 Pero haya o no haya trade inminente... es difícil imaginarse a Toronto reteniendo a medio/ largo plazo a Gay.

 Jugadores importantes, como el lituano Jonas Valanciunas, DeMar DeRozan, Terrence Ross o mismamente Kyle Lowry (pese a sus continuas lesiones), demandan muchos minutos, y Gay es un jugador, digamos, difícil de acoplar.

 Todo esto; el ying y el yang... en un solo jugador.


8. Emeka Okafor (Phoenix Suns):



 Situación contractual: último año de contrato, a razón de 14.4 millones de dólares anuales.

 Una lesión cervical acaba de dejarle, a sus 31 años, fuera para toda la temporada, casi con total seguridad, así es que es difícil imaginarse a Phoenix pagándole esa BARBARIDAD de dinero.

 Además, Suns ya tiene un equipo que está en completa remodelación. Y eso excluye a Okafor de toda ecuación.

 El contrato de Okafor termina esta temporada, y es mas que seguro que Phoenix no hará lo mas mínimo para retenerle, pese a haberle firmado, a cambio de Gortat, y mas teniendo en cuenta su amplio historial de lesiones.


 La retirada de Okafor, pese a esta lesión, no se contempla, ya que "solo" tiene 31 años. Eso, además del déficit de hombres altos en la Liga, le da un plus, y le permitirá, seguro, ganarse un contrato "medio".

 Pero las lesiones cervicales, y mas a la edad de Emeka, son un problema, y aterran a los equipos.

 Veremos a ver que pueden hacer tanto Okafor como su representante en verano, pero lo que sí está mas que claro es que el tiempo de Okafor en Suns... se ha terminado, sin tan siquiera comenzar.


9. Glen Davis (Orlando Magic):



 Situación contractual: último año de contrato, a razón de 6.4 millones de dólares.

 Hubo un tiempo en el que Big Baby prometía. Pero esos tiempos se han acabado.

 Tras unas buenas temporadas en Massachusetts, con Boston Celtics, Davis fue traspasado a Orlando, para jugar con los Magic, donde este año, si juega... será su tercer año.

 Pero nada es como era para Davis.

 Continuas lesiones han ido lacrándole su estancia al norte de Florida, y ahora, a su 27 años, es un vago recuerdo.


 Además, Orlando, como mencionamos en el caso de Nelson, planea una reconstrucción (ya está en marcha), a lo bestia, contando con chicos jóvenes, así es que... por qué querer a Davis?

 Pese a ser un jugador veterano en la NBA, con solo 27 años, Davis ya no aporta en Orlando (pese a unos buenos partidos que está teniendo), y es de intuir que Orlando no le volverá a pagar 6.4 millones... ni un año mas de lo estrictamente necesario (si es que no pueden deshacerse de él antes).


10. Amar'e Stoudemire (N. Y. Knicks):



 Situación contractual: dos años de contrato, a razón de un total de 36.44 millones de dólares.

 Amar'e ya no da para mas.

 Pese a llegar a New York allá por 2010 como El Mesías, Amar'e se ha ido diluyendo.

 Y ese a Amar'e le ha pasado de todo.

 Primero, por desgracia, fue el fallecimiento de su hermano pequeño, Hazell, tras ser arrollado por un coche, a la entrada de una autopista.

 Luego fue el fichaje de Carmelo, que, pese a prometerse interesante, obviamente le robó protagonismo.

 Y finalmente... fueron sus peores enemigos los que decidieron hacerle una visita: las odiosas lesiones, que le han acompañado a lo largo de toda su carrera, y que le han impedido ser un jugador interior dominante al 100%.


 Pero esto, al final, son excusas, excusas y mas excusas, y la verdad es que el contrato de Stoudemire... sangra a Knicks.

 Carmelo será agente libre este verano, y ya ha dicho que, pese a querer seguir en NY, saldrá a mercado para ver "que se siente" (traducido a nuestro idioma: cobrar mas dinero). Esto termina de machacar a Stoudemire.

 Es de esperar que Knicks, pese a Woodson, su entrenador, decir que lo quiere, lo quiere y lo quiere, busque algo para él, ya que además, con el fichaje del italiano Andrea Bargnani, desde Toronto, los minutos de Amar'e parecen cada vez mas testimoniales.

 Una bonita historia que podía tener un final feliz, pero... difícil.


 Bien, pues estos son, a opinión personal, algunos de los jugadores que, poco a poco, han ido perdiendo sus galones en sus actuales equipos.

 Unos? Han sido víctimas de lesiones. Otros? Han sido víctimas (y lo son), de la irrupción de otras estrellas en sus equipos. Y otros son víctimas de su propio ego.


 Pero lo que está claro es que, al final, lo que cuenta es el equipo, y o estás con él... o estás contra él.

 Como siempre, las opiniones serán de todo tipo.

 NBA. Where Amazing Happens.